Juguetes

Cuando ir a la juguetería es el regalo. SuperDrim Glòries

SuperDrim Glòries

Mi bichilla ya tiene su lista de regalos de navidad. Aunque en esta casa somos devotos de los Reyes Magos, vamos alternado con Papá Noel, dependiendo de los planes familiares de cada año. Este fin de semana llegarán sus primos y estarán para la llegada del señor del norte, pero no cuando pasen por aquí los que vienen de oriente, así es que hemos cambiado sobre la marcha. Curiosamente, después de pasar por jugueterías, mirar muchos catálogos en casa y dejarse embaucar por la publicidad de juguetes en los canales infantiles de la tele, la niña sólo dice que quiere que Papa Noel le traiga vestidos preciosos y ropa preciosa. Punto y final. Ya puedes preguntarle por cualquier otra cosa, o intentar meterle por el ojo un juguete que a ti te crea que le va a fascinar, que sólo quiere ropa. No sé si es que es rara, si existen más niños de 4 años de este modelo, o si es que está de vuelta de todo con el tema de los regalos, así es que no seré yo la que se niegue a darle el gusto de la ropa. Para evitar los posibles dramas infantiles bajo el árbol de navidad, seguro que otras personas le dejan algún juguete, pero nosotros sólo ropa. Preciosa, claro.

A todo esto, lo bueno de que mi criatura sea poco antojadiza en este terreno es que facilita mucho las cosas cuando salimos de casa. Hace unas semanas estuvimos en la inauguración de la nueva flagship SuperDrim Glòries. Sí, la mayor locura para unos padres ¡visitar una juguetería junto a los niños justo antes de navidad! Pues oye, resulta que la experiencia fue de lo más sorprendente en lo que a la niña se refiere, porque el pequeño aún no tiene ideas propias a este respecto.

SuperDrim Glòries noria

1. La noria de SuperDrim Glóries. A la salida del colegio, le planteé a mi mochuela la posibilidad de ir en tren a merendar a una juguetería de Barcelona. Aceptó el trato volando, porque todo lo que implique coger el cercanías y comer le viene de perlas. Para ella, ir en tren es una fiesta constante, y nada más llegar al centro comercial y vislumbrar la fachada de cristal de la tienda SuperDrim Glòries se volvió loca con el quiero subir, quiero subir, quiero subir. Habíamos quedado con más gente, y subiríamos, pero no en ese momento. Así es que se pasó un rato admirando la noria desde todos los ángulos de la tienda. Es bien vistosa, porque la fachada de cristal tiene 13 metros de altura y la noria11 metros de diámetro, así es que es hoy es la única tienda en el mundo que cuenta con una noria en su interior. En ella caben hasta 32 personas, niños y adultos, en las 8 góndolas. Se terminó subiendo con su padre, porque yo me quedé con el niño en el carrito. Últimamente me pierdo las mejores cosas. Cuestiones de la maternidad reciente.

SuperDrim Glòries helados llagurt

2. La merienda con Llagurt. Todo sin salir de la juguetería. A la niña se le antojó un helado (habiendo chocolate calentito y con estas temperaturas), así es que aprovechamos la coyuntura porque tienen un mini rincón de la cadena Llagurt de lo más mono. Con sus sillitas y mesitas para niños, todo en verde y rosa, y esa posibilidad de poder montarte el helado con los toppings que más te gusten. Una perdición claro. Al mochuelo sólo le dimos agua, que no está en edad de catar estas cosas, pero bien que se deleitaba con el entorno. A todo esto, estando rodeados de estanterías de juguetes desde el suelo hasta el techo y tampoco es que se la viera muy ansiosa. Había subido en tren y merendado. Ya podía dar gracias a la vida.

SuperDrim Glòries batalla robots

3. Juguetes expuestos para probar. Es de lo mejor del SuperDrim Glòries, porque podemos ver a los niños en acción y entender el funcionamiento de lo que desean. Curiosamente, mi niña, la de los disfraces, los maquillajes y las princesas, estuvo jugando con un sable láser de Star Wars, bailando con unos robots danzarines, persiguiendo a un minúsculo dron que uno de los empleados manejaba por la tienda, batallando con muñecos y paseándose en plan señorora en un mini coche eléctrico. Esto lo llevaba deseando desde este verano, así es que en cuanto se coló en el asiento no hubo forma de que se lo dejase a otros niños. Ya al final, cuando llevaba media hora gastándole la batería por toda la tienda, se dignó a compartirlo con otro niño que la llevaba persiguiendo con paciencia todo el rato. Pero en cuanto este se descuidó se lo volvió a quitar. Además de las secciones típicas de una juguetería han incluido un espacio‘Top Beauty’, dirigido a niñas preadolescentes. Artículos de belleza, de papelería, bisutería, bolsos y complementos. Que sí, que todos somos muy modernos y habrá niñas que pasen de estos temas, pero no es la mía precisamente: aquello tenía un tocador, una pasarela por la que desfilar y un photocall donde hacerse fotos. Organizaron un pintacaras pero ¡no participó! Ese día le dio fuerte por los robots, con las peleas que tengo yo en casa para sacarle tanta pintura incrustada cuando me viene maquillada del colegio.

juguetería drim espada láser star wars

Aprovechando la coyuntura, quisimos “encargar” algunos de los regalos de Papá Noel para este año, pero ella no eligió nada de nada. Ante la pregunta de qué quería de la tienda ¡sólo quería subir en la noria más veces! De verdad, no sé yo si este concepto de comercio molón ayudará a tener más o menos ventas de juguetes, porque como todos sean de tan fácil conformar como la mía…

¿Qué tal llevan los vuestros los paseos cerca de las jugueterías? ¿Vivís muchos momentos dramáticos porque no se puede comprar todo lo que quieren? ¿Tenéis alguna tienda tan chula como esta donde vivís?




Esto te puede interesar

4 Comentarios

  • Responder
    keromi
    21 diciembre, 2017 at 09:46

    Pues genial si solo quiere ropa!!! Aunque teniendo rebajas a 2 días un rollo jeje

    La noria de Glories es estupenda! Creo recordar que en Toysrus de Nueva York hay noria gigante dentro también!

    • Responder
      Lucía, Planeando ser padres
      21 diciembre, 2017 at 09:49

      ¡Había! Hace un tiempo que ya no existe esa juguetería allí (por lo visto, el alquiler del local en Times Square era millonario).

  • Responder
    Marta | La agenda de mamá
    21 diciembre, 2017 at 09:50

    Madre mía, menuda juguetería!! Te diría que qué pena no ser niño otra vez, pero por lo que veo vosotras lo pasasteis genial también 🙂

  • Responder
    cositaschulas
    23 diciembre, 2017 at 21:03

    Uff vaya juguetería, me encantará ir con los peques, gracias por el aporte porque no lo conocía. Gracias y saludos

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!