Crianza

¿Cuándo empieza a andar y hablar un prematuro tardío?

¿Cuándo empieza a andar y hablar un prematuro tardío?

Ay, creo que hemos topado con el primer medio disgusto en las revisiones pediátricas de mi churumbelito. Después de la posible hipoacusia de mi criatura, y de la hernia umbilical favorablemente resuelta, digo medio porque o yo no le estoy dando la suficiente importancia, o a nuestro pediatra, tan tranquilo para otras cosas, me lo han cambiado de repente y le han entrado unas prisas tremendas porque mi mochuelo empiece a hacer cosas de bebé mayor. La semana pasada mi criatura cumplió un año y al día siguiente teníamos programada la revisión rutinaria para todos los niños de esta edad. Casi 11 kilos de bestia parda, 74 centímetros (mide 6 menos que su hermana por estas fechas), buen estado en general, se ha librado de todos los problemas respiratorios e infecciones que tienen tendencia a padecer los prematuros tardíos, sigue siendo lactante, come de todo, aunque normalmente en poca cantidad, duerme como puede (que ya es mucho, porque menos me deja dormir a mí) y entonces comienzan las preguntas en torno a su desarrollo psicomotor y del lenguaje. ¡Oh, sorpresa! Tanto el pediatra como la enfermera empiezan a hacerme comentarios sobre que debería estimularlo en este sentido, porque al menos tendría que echar unos cuantos pasos solo si lo cojo de las manos. Y el mío no echa ninguno. Él gatea a toda velocidad, trepa apoyándose en los muebles, se desplaza agarrado al sofá o al mueble de la tele, pero si le das la mano no da pasos normales. Recula y se vuelve a sentar. Tampoco dice mamá, ni papá, aunque balbucee otras cosas incomprensibles. Yo, como madre que lo ve tan bebé, no tenía en mente preocuparme por estas cosas. Pero claro, salí de allí con el run run de tener que investigar a qué edad empieza a andar y hablar un prematuro tardío.

1. ¿Cuándo lo hacen los niños normales? Y con lo de normales me refiero a los recién nacidos a término. Pues oiga, mi bichilla echó a andar cogida de la mano a los 12 meses y corría que se las pelaba a los 13 meses. Y nadie dijo que para haber nacido casi en la semana 42 fuera retrasada respecto a lo que se esperaba de ella. Si ajustamos cuentas, mi churumbelito tiene una edad corregida de 11 meses, o sea ¿que se supone que empieza a andar antes un prematuro tardío que un recién nacido a término? Mucho lo dudo. Es más, en el propio libro de salud del niño, en el que se anotan sus vacunas, su desarrollo, peso, medidas, y demás, hay un apartado al final con una tabla de habilidades y unas franjas de edades orientativas en las que todos los niños deberían saber hacer ciertas cosas como por ejemplo, ser capaces de coger un vaso y llevárselo a la boca, gatear, voltearse, identificar a su padre y a su madre. Y claro, ahí pone que entre los 12 y los 16 meses la mayoría de bebés deben dar 5 pasos solos. ¡5 pasos! Que no es que pidan que corran una maratón, con lo cual, si tenemos en cuenta que este tiene aún 11, incluso si lo lograra en los próximos 7 meses seguiría estando dentro de la normalidad. Y lo mismo respecto al habla. No sé qué cable se les debió cruzar aquella tarde para preocuparse tanto por este asunto, justo un día después de haber cumplido 1 año de edad natural, la verdad.

2. Hablar con sentido y pedir las cosas. Otras de las preguntas giraban en torno a si dice papá o mamá, que no lo dice, y además con sentido, o sea sabiendo que está llamando a papá o a mamá. No les voy a mentir: el niño dice cosas raras como ta-ta-ta-ta, ne-ne-ne-ne y yo no creo que asigne esos sonidos a cosa alguna. O sea que de sentido en lo que grita, nada de nada. O al menos yo no se lo veo. Querían saber si pide las cosas señalando cuando quiere algo. ¿Esto lo hacen muchos bebés de un año? Porque su hermana no señalaba nada hasta muuuucho después, y a aquellos pediatras no les asustó. Este tiene a mano casi todo lo que puede querer, con lo cual igual es que no ha experimentado muchas oportunidades de ir estirando el dedito para demandar y ahora resulta que esto juega en su contra. Normalmente si quiere algo, se abalanza directamente contra lo que sea e intenta cogerlo por sí mismo, pero no señala.

3. La visita extra. Al final, como hasta los 15 meses el niño no tiene otra de estas revisiones oficiales, me propusieron una visita pediátrica extra dentro de 15 días, a la que me negué. Sinceramente, no creo que el niño vaya a echar a correr en 15 días, ni que empiece a declamar en verso. Además, justo entonces tendremos la visita anual con el neonatólogo del hospital en el que nació, que le hace un seguimiento extra, precisamente para detectar posibles trastornos a causa de su prematuridad. Con esto me dejaron irme sin esa revisión, pero ya me tienen mosqueada con las prisas. No es que sea un gran drama, y si realmente el niño necesita un poco de estimulación pues la haremos y todos felices, faltaría más. Pero es que sólo comparándolo con su hermana, no te digo ya con otros recién nacidos antes de fecha, ella tampoco caminaba con esta edad ni decía papá y mamá con sentido ¡y aquí está! Caminó dentro de los plazos razonables y habló cuando tocaba.

No quiero yo saber más que el médico, pero si hoy en día tratamos de adaptarnos a los ritmos de cada niño ¿en qué cabeza cabe que justo estos que deben ser medidos según un rasero especial, conforme a las semanas de menos que vivieron en el vientre materno, vayamos a pretender que lo logren todo más deprisa que los demás? En la próxima visita seguro que haremos las paces (digo yo) pero oye, qué mal me han sentado estas velocidades para que me crezca el churumbelito de golpe, de la noche a la mañana y con 15 días exactos de plazo. ¿Vosotros habéis tenido algún encontronazo así con los plazos marcados por el pediatra para el desarrollo de algún aspecto de vuestras criaturas?

Foto slide vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

13 Comentarios

  • Responder
    Silvi_b.s
    30 enero, 2018 at 08:18

    Pues si ven al mío ¡ se echan las manos a la cabeza!. Mi pequeño acaba de hacer 15 meses, no gatea como estamos acostumbrados sino que él va a culazos con la ayuda de las piernecitas y brazos para su arrastre y lo hace súper rápido. Se recorre así la casa entera el solito, pero no hay forma de que gatee a cuatro patas hija. No se levanta solito, pero si lo dejas de pie apoyadito al sofa o pared se lo recorre todo de punta a punta. Camina un montón cogido de ambas manos e incluso de una y apenas se agarra, pero no tiene aún estabilidad para soltarse y echar a correr. Sí que consigo que eche unos pasos solitos (del sofá a mí) pero hay veces que su cabeza llega antes que sus pies…
    Mi hija se soltó con 15 meses y él con la misma edad está todavía muy verde pero es que cada niño tiene su ritmo.
    Nació el mismo día que cumplía 37 semanas porque me diagnosticaron Colestasis y era un riesgo para él.
    Y del habla, balbucea muchas cosas pero no creas que se le entiende mucho: tete (porque le llamamos así), Aba (como diciendo el nombre de su hermana) y luego papapa y algún mamana suelto… Ni señala, ni dice tal cual papá o mamá, pero se ríe un montón y es muy feliz…
    Y su pediatra no le da importancia y lo ve fenomenal… Así que al igual que cada niño es un mundo cada pediatra también.

  • Responder
    Mamá de un prematuro
    30 enero, 2018 at 09:11

    El pequeño se pasó 3 o 4 meses andando cogido de la mano, ya nos tenía los riñones hechos paté y a primeros de diciembre, con 17 meses (15 de edad corregida), se soltó y ahora no hay quien le pare. El mayor (nacido a término) en cambio echó a andar con 10 meses.
    El mayor nunca gateó y no le preocupó a nadie. El pequeño ha gateado a su manera hasta que empezó la guarde, que por fin aprendió a gatear a 4 apoyos, algo que nunca consiguieron en atención temprana.
    En cuando al habla, nos llama papá y mamá sin problemas, dice hola y cuando quiere más comida la pide a gritos y dice más, más, más. No habla mucho, pero entiende todo.
    A mi en cambio, me dejó mosqueada la enfermera en la última revisión cuando me preguntó si el niño ya sabía donde estaba su nariz, su boquita, etc… y le dije la verdad, que eso no lo habíamos trabajado… tampoco he investigado a ver cuando empiezan los niños a identificar las partes del cuerpo.

  • Responder
    Sara
    30 enero, 2018 at 09:41

    El mío tiene 18 meses recién cumplidos. Anduvo al año, a los 13 meses corría. Tema psicomotricisad, superado. Pero el habla poquito. Dos o tres palabras a lo sumo. Él señala, habla mucho en su idioma poniéndole entonación, hace juego simbólico, es simpático y se integra con los niños… En fin, a mí me parece de lo más normal. Ahora tiene la revisión del año y medio y estoy asustada. Sé que se está tendiendo a diagnosticar aceleradamente a los bebés, sin darles tiempo a madurar.
    Lucía, el tuyo es muy pequeño! Que les den!

    • Responder
      RAQUEL
      30 enero, 2018 at 14:29

      La mía tb tiene 18 meses recién cumplidos y ya hicimos la revisión. Tema psicomotricidad igual, caminar a los 12 meses,etc. Y tema lenguaje tb igual, mucha entonación, juego simbólico,alguna palabra etc. Y pregunté a su pediatra y me dijo que tranquila, que si ya quería que hablase! Que tenía un desarrollo de lo más normal! Que hablar contara sobre los dos años y tampoco me pensara que iba a recitar a Shakespeare con esa edad jajajaja. Me quedé muy tranquila. Hoy en día todo son prisas…menos mal que mi pediatra no es de esos!

      • Responder
        Sara
        30 enero, 2018 at 16:18

        Pues me quedas más tranquila, Raquel! El mío los hace el día 2.

  • Responder
    Sílvia
    30 enero, 2018 at 10:01

    Pero que cansinos con las prisas 🤦‍♀️🤦‍♀️ Olvídate, mi hija sin ser prematura ha andado con 16 meses, básicamente por 2 cosas, una ser bastante vaga jajajajja y otra porque no la ha dado la gana, fuerza ha tenido siempre una barbaridad.
    La primera pediatra que tuvo a los 12 meses ya me metió prisa y me dijo que había que forzarla, en su caso ni gateaba todavía ni tenía el mínimo interés por hacerlo. Se lo dije y la señora me soltó pues tienes que hacerlo así y mi hija la subió las piernas y me la soltó en la camilla con un cuánto pesa esta niña, conclusión salí de la consulta más cabreada que una mona y acto seguido solicite el cambio de pediatra. La nueva pediatra todoooo lo contrario tras descartar que se tratase de un problema ya me dijo que hasta los 18 meses la iba a dar de margen y ya entonces si empezar a preocuparse.
    Lo de señalar las cosas me parece subrealista también es muy pequeño todavía.

  • Responder
    miren | deLunaresyLunas
    30 enero, 2018 at 11:43

    no tiene mucho sentido que, por un lado, estemos fomentando el entender que cada uno lleva su ritmo de desarrollo (dentro de unos baremos, vale, pero con muchos márgenes), y por otro se esté ejerciendo este tipo de presión… una cosa es estimular y otra forzar… ¡tú despacito y buena letra! 🙂

  • Responder
    Mamá (contra) corriente
    30 enero, 2018 at 11:50

    No tengo experiencia en este tema como para valorarlo pero sí que creo que son un poco “exigentes” con esos hitos… En fin, supongo que siempre está bien prevenir, no me parece mal que controlen. Pero sin “agobiar”.

  • Responder
    Sandra
    30 enero, 2018 at 14:44

    Soy educadora infantil y tengo dos hijos una de 2,5 años y un prematuro de 8 meses. Como mamá y educadora te digo que cada uno tiene su ritmo. Y la edad corregida se debe aplicar y entonces valorar los avances. Tú niño está dentro de la normalidad total. Olvida lo que te dijo y sigue tu instinto.

  • Responder
    mamá puede
    30 enero, 2018 at 15:25

    No entiendo las prisas, porque es muy normal que los niños de un año no anden, y yo al tuyo le he visto muy suelto gateando y todo eso hace unos meses…

    Lo de prematuro, ya lo hemos hablado, no sé hasta qué punto afecta, dependerá de los niños como en todo, Gonzalo por ejemplo se soltó antes a andar que Leo, ósea que todo es relativo

  • Responder
    Elisa
    30 enero, 2018 at 21:58

    Ay como te entiendo! Mi hijo tambien es prematuro tardio (nacio en la semana 36) y tambien me agobie mucho en la revision del año porque no señalaba. Al final lo hizo a los 16 meses, justo una semana de empezar a caminar solito.
    De todos modos no se que criterios sigue tu pediatra , pero por lo que yo lei en su dia al año lo unico que se espera es que tengan algun tipo de gesto como echar los brazos o mostrarte objetos. Lo de señalar se empieza a considerar preocupante a partir de los 16 meses. Lo mismo con lo de caminar, hasta los 18 meses se considera completamente normal que no lo hagan solos .

  • Responder
    La mama fa el que pot
    31 enero, 2018 at 13:16

    Estoy flipando con que te hayan dicho que con 12 meses debería dar pasos con él cogido de la mano.
    Mi hijo a los 12 no lo hacía, de hecho empezó a andar a los 15 meses y nunca me dijeron nada al respecto.
    Me parece preocupante como enfocan algunas enfermeras/pediatras las revisiones alarmando y preocupando a madres por cosas que no tocan.
    así que hiciste genial en no querer hacer otra revisión en 15 días porque no tenia mucho sentido.
    Sobre lo de hablar yo lo que veo es que debe haber diferencia entre niño y niña. Mi enano va a hacer los 2 y casi no habla cuando mi hija a esa edad ya me tenía loca y lo mismo pasó con el andar que mi hija empezó con 12 meses, en fin que no le des muchas vueltas a la cabeza

  • Responder
    Jumore
    4 febrero, 2018 at 09:26

    Mi hija tanbtam es una prematura tardía, nació a las 35 semanas justas, con 2’340 kg y solo 43 cm
    A los 11 meses (10 meses de edad corregida) empezó a andar, eso si, nunca gateo.
    El niño de una amiga nacido a termiso (41 semanas) empezó a medio andar a los 13…

    Cada niño es como es y a no ser que haya algun problema más..pero vamos que totalmente normal!!

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.