Embarazo semana a semana

Un positivo débil en el test de embarazo. ¿Estás embarazada o no? Yo lo estaba

Un positivo débil en el test de embarazo. ¿Estás embarazada o no? Yo lo estaba

El segundo embarazo de mi vida me devolvió a muchos momentos de madre primeriza ya desde el mismo momento en que vi un positivo débil en el test de embarazo. Con los desarreglos menstruales de la lactancia, lo cierto es que pese a usar las apps de fertilidad y llevar unos apuntes la mar de hermosos de nuestras junteras en busca del que sería mi churumbelito, cuando me decidí a comprar los test de embarazo on line para estar preparada cuando sospechase que podríamos haber acertado, no imaginé que experimentaría novedades hasta entonces desconocidas en mi anterior maternidad. El primer test de embarazo que desembocaría en mi bimaternidad, lo hice con mucha nocturnidad y alevosía, un sábado a las 5 de la mañana, con mi bichilla aún colechando con nosotros y en súper silencio, para que nadie más que yo se despertara en casa durante los 10 minutos que necesitaba para que se revelara el resultado del test. Hice mi pipí estándar en un vasito de esos para recoger muestras de orina (qué fina y qué bien preparada estoy para los inicios de mis maternidades, oye. Luego ya voy perdiendo facultades por el camino), sumergí el test de embarazo hasta el límite marcado por el fabricante y mientras esperaba…

1. ¿Qué es eso que se ve en el test? El resultado tardó mucho, mucho en hacer su aparición. Pensemos en que supuestamente yo lo estaba haciendo cuando llevaba casi 8 días de retraso en la menstruación, pero debido a la irregularidad, en realidad lo estaba haciendo 13 días después de la ovulación, o sea, que aún me faltarían casi 2 semanas para notar la primera falta del periodo. Era muy pronto, el nivel de hormona en sangre bajísimo, por lo que lo único que obtuve ya rozando el minuto final tras los 10 minutos de espera, fue una línea levemente rosada que indicaba el positivo. Pero era tan débil… En ese instante yo me emocioné, e incluso creo que esperaba ese resultado, pero al segundo siguiente ya estaba dándole vueltas a si eso sería fiable o no.

2. Un positivo débil en el test de embarazo ¿indica que hay embarazo? Claramente sí. Siempre dicen que se pueden producir falsos negativos pero no falsos positivos. Esto es lógico porque si no hay ningún tipo de presencia de hormona del embarazo en la orina, obviamente positivos no vamos a ver. Sin embargo, a poca concentración que haya, como los test de ahora son ultrasensibles ¡allí que se te pinta la segunda raya! Lo bueno de esta sensibilidad es que yo pude conocer el embarazo casi 2 semanas antes de que se produjera la falta real de la regla. Lo malo es que hay muchos embarazos que no llegan a cuajar en esas fases tan tempranas, y que de no haber hecho un test creeríamos haber tenido una menstruación normal sin haber empezado a hacernos planes e ilusiones. De hecho, cuando acudí por un leve sangrado de implantación una semana después, aún ni se veía nada en el ecógrafo porque no estaba embarazada ni de 4 semanas. Luego está la complicación de quienes confunden las líneas de evaporación de los test con un positivo. Esto no me ha pasado nunca. Entre uno y otro embarazo, al comprar test tan baratos, creo que me habré hecho unos 8 en total y ninguno dejó lugar a dudas: los negativos mostraban sólo la línea de control y los positivos las 2 líneas. Con mayor o menor intensidad, pero nunca dudé del resultado de cada uno. Sin embargo, con el niño el positivo era muy débil. Tanto, que a las 5 de la mañana y con la luz del baño costaba verlo, pero allí estaba. Nada de una línea rosa fluorescente y la mar de cinematográfica, no. Una línea escasísima y más blanquecina que otra cosa.

3. ¿Qué hacer tras obtener un positivo débil en el test de embarazo? Pues repetirlo, sólo faltaría. Aquí el margen de tiempo va a depender de la ansiedad que tengamos como futuras madres, de las prisas que tenga nuestra pareja, del tipo de test que estemos usando (si es de estos que cuestan un ojo de la cara yo me esperaría para volverlo a intentar). Por suerte, el tener test económicos te envalentona para andar orinando a lo loco hasta que te quedes tranquila. Aún así, yo hice la confesión a este hombre con el positivo débil, y me esperé otras 48 horas para repetirlo, porque se supone que en este plazo la hormona del embarazo se duplica y el nuevo positivo debería ser más vistoso. Y así fue; salió más deprisa y más intenso. Luego volví a repetirlo cada 24 horas antes de empezar a organizar la primera visita del embarazo con la matrona, ya que me la dieron súper deprisa y no quería plantarme allí con un embarazo falso. Hice 2 test más antes de ir al centro de salud, todos positivos, cada vez un poco más intensos pero sin que la línea fuera una feria de colorido. Bastante discreto aún. En el centro de salud nunca me han vuelto a repetir la prueba de embarazo, y siempre han dado por hecho que las mías eran correctas, pese a la debilidad del resultado.

En definitiva, que según mi experiencia, estos positivos débiles iniciales siempre han sido de embarazos reales. ¿Os ha pasado alguna vez? ¿Estabais de verdad embarazadas o fue una falsa alarma o una mala interpretación de los resultados?

Foto slide vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

6 Comentarios

  • Responder
    vaya que sí
    14 febrero, 2018 at 09:25

    A mi el primero me dió también un positivo clarísimo y contundente. Y con el segundo y debido también al desajuste hormonal de la lactancia (todavía exclusiva) fue un positivo muy flojito. Lo hice por la simple ilusión de ver la rayita xq el notición del segundo embarazo me lo dio el ginecólogo por sorpresa en una revisión rutinaria!!! Así que confirmo: las rayas flojas (test baraturri, q a mi ya me habían visto el saco amniótico y todo) son rayas como la copa de un pino!!

  • Responder
    Adriana
    14 febrero, 2018 at 11:41

    A mi siempre me ha dado positivo claro y al momento, sin esperar.
    Pero es cierto que yo los tests los hice ya pasada la fecha de la regla en varios días.

  • Responder
    Miriam
    14 febrero, 2018 at 12:00

    Yo me hice uno con raya débil y a los días lo perdí. El de mi hijo fue una rotunda raya, y me lo hice a los días por eso de nervios y una de las rayas desaparecieron, me cogi una llanto a porque me iba a pasar una segunda vez. Pero no, la raya desaparecida era la del control y el test estaba mal. Mi hijo nació. Con la segunda también fue una segunda raya contundente. Pero me lo chivó antes una verruga que me salió en el primer embarazo, desaparecio después, y empezó a crecer antes de ver el positivo de la segunda. Una que tiene sus propios test

  • Responder
    Luna
    14 febrero, 2018 at 12:10

    A mi me salió súper súper débil…porque me lo hice 6 días antes de que me faltase la regla…siempre he tenido las reglas muy irregulares y por eso no podía calcular bien las ovulaciones ni nada… empecé a notarme algo rara y me hice el test sin ninguna esperanza, la verdad. Pero ahí estaba, una segunda rayita casi imperceptible, pero estaba ahí. A los dos días fuimos al ginecólogo y en la eco aún no se apreciaba nada, así que me dijo que lo mejor era hacer un par de betas seriadas para asegurarnos de que aumentaba correctamente y descartar un embarazo ectópico. Pues ahí me llevé una irritación cuando fui a recoger los resultados de la analítica, porque la beta no estaba aumentado como debía, así que fuimos al ginecólogo con el convencimiento de que eran malas noticias….pero tachan…. allí estaba mi pequeñín, con el corazoncito latiendo fuerte y sano… así que habia sido un fallo del laboratorio. Un embarazo que empezó un poco accidentando, pero que luego continuó perfectamente y ya tenemos a nuestro bollito con casi 12 semanas. ❤️

  • Responder
    Chas
    15 febrero, 2018 at 00:18

    La verdad es que fue un descubrimiento los test baratos de internet. Los compré junto con los de ovulación pero no me dio tiempo a probar los de ovulación. Me parecía tan imposible otro embarazo a la primera q me hice 5 test en dos días. Y al final fui a la farmacia a comprar uno de “verdad” porque seguía sin creermelo. Así que estuvimos tres días entre la duda, la sorpresa y la alegría. (Y un poco el miedo también. Jejejeje)

  • Responder
    nosoyunadramamama
    15 febrero, 2018 at 14:41

    Como soy una impaciente, con el tercero y cuarto los hice antes de la fecha en la que me tenía que bajar la regla…y efectivamente, línea débil… Pero bueno, es que esto no es como los de ovulación, en lo del embarazo, da igual si es débil o no, si aparece, estás embarazada…

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!