Lactancia

Mi lactancia (XXVI). Eczema en el pezón

Eczema en el pezón lactancia dermatitis pecho

Y batiendo récords en mi maternidad tras más de 4 años de teta ininterrumpidos, hace unas semanas que hizo aparición en mi vida otro de esos asuntillos que te hacen ver las estrellas y renegar de todas tus creencias: el eczema en el pezón. ¡Olé yo! No vaya a ser que dé por finalizada la lactancia con ambos mochuelos sin haber padecido gran parte de lo habido y por haber en mis tetas. De verdad, que cuando se proclama alegremente eso de que la lactancia no duele… ¡Ay, me pongo mala! Que sí, que lo normal es que no duela, y si duele es que algo raruno hay, pero cuando esa zona se ve perjudicada a mí me entran muy malos pensamientos en relación a destetes, amputaciones y lo que sea por tal de no sufrir más. La cosa empezó poco antes de que mi churumbelito cumpliera 1 año. Hasta entonces, ni siquiera me había mordido con esos 6 mini dientes que tenía. Otra diferencia más respecto a su hermana, que desde los 7 meses me había estado torturando con los mordiscos tetiles. Así, me hizo varias heridas por bocados a traición, más un par de grietas por cogerse a la teta en pésimas posturas, sobre todo de noche, pero por tal de que durmiera un poco más y me dejara descansar a mí, ya me daba igual cómo se adhiriese al pecho. Con estos dos estropicios causados por el mochuelo, pensé que el dolor que empezaba a sentir sobre todo en el pecho derecho tenían su causa ahí. Así es que una, que es burra a más no poder, se estuvo aguantando el dolor 3 semanas completas. Total, eran grietas simples y heridas de mordiscos, no podrían tardar tanto en irse. Hasta que un día…

1. Vamos a consultar a Google porque esto no puede ser ni medio normal. O sea, la cosa se estaba poniendo feísima, y no sólo por el dolor horroroso en todo el pezón, que además me recordaba sospechosamente a aquellos 3 primeros meses insufribles de la lactancia con mi bichilla, con una mastitis subaguda que nadie diagnosticó y que se acabó resolviendo por sí sola. Es que la teta, a ojo, también la tenía fea del todo. Si alguna vez tenéis una teta fea (me he pensado mucho si poner la foto horrible o no, pero ahí va) no os dejéis llevar por el primer diagnóstico que veáis en internet. Vamos, la cosa pasaba por hongos, un eczema en el pezón y un cáncer de mama. Todos muy dispar y lo último demasiado preocupante. Así es que mejor consultar a alguien que sepa de tetas, y como mi médico de cabecera, que de tetas no sabe nada pero es mi referente oficial para todo, no tenía cita en consulta hasta 10 días después, me fui a parlamentar con Maca, de Asesoras de lactancia on line, y a enseñarle mi retrato tetil con nocturnidad y más desesperación que alevosía. Me dolía al mamar el niño, incluso con el roce de la ropa, la areola se había puesto casi en carne viva, rojísima, y se había inflamado como si estuviera en una nueva dimensión. Sin contar con que se me estaba despellejando todo el pezón, tenía unas costras secas y amarillentas y si me extraía con el sacaleches para que el niño no chupase me salía sangre. Una fiesta… A ella le pareció un eczema del pezón, pero es asesora de lactancia, no médico titulado, por lo que me mandó a mi matrona, al dermatólogo o a la persona que pudiera recetarme algo. Y con esos plazos de tiempo ¿a quién iba a ir antes de que se me desintegrara la teta a pedazos? Pues a mi farmacéutica.

eczema en el pezón lactancia

2. El eczema en el pezón y el milagroso Betnovate. A la farmacéutica le daba bastante igual si el eczema estaba en el pezón o en el codo, así es que me recomendó una cremita monísima y mega barata (a 2,87 euros el tubo) que comprobé en e-lactancia y ¡yujuuuuu! Semáforo verde a la compatibilidad del Betnovate. La cosa fue bastante milagrosa, porque me la apliqué a las 9 de la mañana en la peor de las 2 tetas y oye, a las 11:30 que tuvo el niño una toma, aquello me seguía doliendo, pero infinitamente menos que el día anterior. ¡Ay! Que habíamos acertado con el diagnóstico. No obstante, Betnovate es una crema con corticoides, que debería venderse con receta médica y ya te pone el prospecto que por muy tópico que sea su uso, nada de andar con tu pomada eternamente sin supervisión. Se puede usar un máximo de 15 días, como mucho con 2 aplicaciones diarias y hay que ir reduciendo la dosis en cuanto se note mejoría. Al segundo día, en la teta mala seguía poniéndomela 2 veces cada 24 horas, pero en la que tenía mejor aspecto, sólo una. Y por un milagro conseguí cita con mi médico de cabecera a los 2 días.

3. Doctora me estoy automedicando. Así entré en la consulta mientras, sin sentarme ni nada, me sacaba la teta chunga para que mi doctora viera con sus ojos si eso podía ser un eczema en el pezón o cualquier otra cosa, mejor o peor, mientras le explicaba lo que había sufrido hasta que di con el Betnovate. A ella, escandalizada imaginándose el dolor, le pareció ideal que me automedicase, y que si me había ido bien continuase con el tratamiento que habíamos decidido entre la farmacéutica y yo 4 o 5 días más. Le enseñé la foto de la teta horrible 4 días antes y lo primero que me gritó es que cómo seguía con la lactancia, si el niño ya era grande y eso me tenía que doler una exageración. Anda, que estaba la señora como para dar ánimos. Claro que me dolía, pero como la cosa había avanzado bien, convinimos en que nada de destete y en que seguiría con mi Betnovate unos diítas más y fuera. Le dije que había leído que estas cosas a veces se repiten dentro de un par de semanas, o que incluso pudiera ser un síntoma de una mastitis. Pero ella no quería ni oír hablar de mastitis, ni de cultivos de leche materna, ni de nada. A seguir con la crema y a mejorar. Yo creo que hasta le pareció raro que fuera a consulta a contárselo todo, si total ya me había automedicado por mi cuenta y riesgo.

Me da la sensación de que como ya llegué con el diagnóstico hecho de casa, poco más se puso ella a pensar. Vamos que no vi ni que introdujera mi drama en el ordenador y se quedó expectante. Yo quería dejar constancia de lo que estaba haciendo por si me vuelve a pasar, por si al final resulta ser otra cosa y necesito otro tratamiento, pero no la vi muy por la labor de seguir indagando en el tema. De momento, no he tenido recaída y vivo de nuevo cómodamente instalada en mi lactancia indolora. ¿Habéis padecido alguna vez un eczema así? ¿Os resultó efectivo el tratamiento? ¿Os atendió el médico de cabecera u otro experto?

Fot slide vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

7 Comentarios

  • Responder
    Mamistarsblog
    15 febrero, 2018 at 07:14

    Madre mía pero si me has hecho sentir dolor leyéndote

  • Responder
    Anónimo
    15 febrero, 2018 at 23:31

    Madre de Dios, qué dolor. Yo soy bruta pero no sé si habría aguantado tanto.

  • Responder
    Irene
    15 abril, 2018 at 14:23

    He dado con tu post buscando en google por lo mismo. Yo lo tengo desde hace más de un año. Mi niña tenía 7 meses cuando apareció. Hoy tiene 2. Yo me recorrí urgencias, matronas, médicos de cabecera y, finalmente, dermatólogos. La misma respuesta: que la niña ya era mayor, que dejara la teta, que hasta que no dejase la lactancia no había nada que hacer. Así que, yo tb recurrí a una crema que la última dermatologa me dijo y uso de vez en cuando, pero últimamente nada. Y desde que me ha vuelto la regla a primcipio de año, parece que empeora con el ciclo. En fin, gracias por tu post, no me veo tan sola como al principio, pensaba que solo me ocurría a mi. Saudos!

    • Responder
      Gina
      13 agosto, 2018 at 09:03

      Irene como te ha ido? estoy igual, quisiera saber como te va, sentirme q no solo a mi me sucede

  • Responder
    Ana
    22 abril, 2018 at 16:58

    Pues me has solucionado el problema!!!! Igual que tu teta esta la mía:( y mirando….alguna solución por que el médico lo tengo la semana que viene, yo aproveché el viernes que tuve pediatra con la niña y no me dio solución, ni hablarme del destete puesto que mi hija es aplv y le sigo dándole pecho antes de darle ninguna leche hidrolizada estando mi leche. Mi niña tiene 13 meses por ahora de mis tres hijos la que más lactancia lleva mis dos niños estuvimos hasta los 6 meses, nunca me había ocurrido nada, pero con ella me había pasado esto, pensé a lo primero que era por la acidez de la saliva por que aún no tiene ni un dientecito, pero hemos ido a peor mucho peor, pero voy a intentarlo, con la pomada hasta que me vean la semana que viene.

    Mil gracias.

  • Responder
    Leonor
    23 abril, 2018 at 10:58

    Sufro lo mismo desde hace meses despues de 4 años de lactancia. Gracias

  • Responder
    rosauramedin@
    24 julio, 2018 at 16:06

    Hola por acá en la actualidad amamanto a mi niña de 3 años + 2 meses y desde hace 10 días me pasa lo del eczema, tengo 2 dias sin dormir de la preocupación ya que en la web lo que conseguía era que los cambios en la aureola y pezón eran de origen alarmante, gracias a dios vi tu post, aunque mi seno no se ve tan destruido el enrojecimiento es en la aureola alrededor del pezón y se pone como mas evidente luego de amamantar yo tengo cita en dos dias con mi ginecologo para que me revise.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.