Puericultura

Mis opiniones sobre el Bugaboo Fox tras un ratito de pruebas

bugaboo foz experiencia bebé barcelona

De mi enamoramiento por el Bugaboo Cameleon antes del nacimiento de mi bichilla ya lo he contado todo con anterioridad, pero resumiendo: me requete encantaba, en este pueblo parecía tenerlo todo el mundo y este hombre se negó a comprarlo por el precio. Punto y final. Así es que lo sigo viendo por las calles a puñados, porque menudo éxito de diseño ha tenido el cochecito en todos estos años. El 1 de marzo, se pondrá a la venta en España el nuevo Bugaboo Fox y allá que hemos ido mi churumbelito y yo a conocerlo en primicia gracias a Experiencia bebé. Sólo lo hemos probado una horas ¡pero muy intensamente! Abrir, cerrar, poner niños, sacar niños (éramos 3 probando, así es que hemos probado con niños de varios tamaños) y volteado el invento de un lado a otro). No, no va a venirse a casa con nosotros, porque por suerte seguimos criando felizmente con nuestro Bébécar, pero me ha parecido una oportunidad muy buena para usarlo un rato y poder contaros lo que he podido ver y catar con estas manitas, a fin de que si estáis interesados, podáis conocer opiniones sobre el Bugaboo Fox de primera mano, antes de que empiece a venderse. Aún así, mi recomendación siempre es la misma: ¡pasad por tiendas y ferias de bebés y hacer todas las prácticas posibles por vosotros mismos! No existe ningún carrito que sea absolutamente perfecto para todas las familias, porque cada cual tenemos distintas necesidades. Y ahora ¡miradnos en acción disfrutando del Bugaboo Fox!

1. Diseño moderno y ligero. Siempre digo lo mismo, que el diseño de los carritos de bebés es lo primero que nos entra por los ojos y a partir de ahí empezaremos a investigar el resto de características. Por muy confortable, fiable, duradero y seguro que sea un carrito, como no nos guste estéticamente no nos lo vamos a llevar a casa. Esto es así y el Bugaboo Fox tiene mucho terreno ganado en este sentido entre los fans de los carritos de diseño moderno, actual y urbano. De clásico no tiene nada, y desde el chasis, a la forma del asiento, las ruedas o la capota siempre están diseñados a la última. Si te gusta lo vintage, el Bugaboo Fox no es para ti. Pero si tienes un espíritu urbano (incluso aunque seas de pueblo) puede que ese modelo te convenza incluso más que los anteriores. Por ejemplo, a mí el Cameleon me parecía infinitamente más hermoso y cómodo que el Bee, pero hay gente que vive con muchas estrechuras de espacio y valoraban más el mínimo volumen de este último. El Bugaboo Fox es un término intermedio. Ni demasiado bruto como el Buffalo, ni diminuto como el Bee. Creo que con un tamaño muy razonable y acogedor. El chasis de aluminio hace que sólo pese 9 kilos, lo que lo convierte en un carrito muy ligero y actual a simple vista.

bugaboo fox reclinado 180

El plegado no es tipo paraguas, sino cuadrado, y con la silla incluida a mí me parece que muy, muy reducido no queda. No es compacto, ni ultracompacto, ni ningún milagro de la ingeniería en este sentido. Nosotros somos vagos y nada aficionados a separar la sillita del chasis, así es que aunque nuestro maletero es bastante grande ¡con los niños siempre falta espacio! Una vez plegado, el Bugaboo Fox se queda de pie, y tiene un asa para manejarlo cómodamente. Esto de que tenga estabilidad por sí mismo me gusta, porque hay ocasiones, como en los mini restaurantes del Pueblucho Infernal, en las que nos juntamos muchas parejas con muchos carritos y nos piden cerrar algunos para poder mantener la circulación de personas por el interior del local. Si tu carrito es un trasto ¡jamás te vas a ofrecer voluntario! Pero con un diseño como este es que no te cuesta ni trabajo hacerlo. El capazo tiene los laterales flexibles, un plegado compacto y se queda reducidísimo si quieres. Otra cosa es que estés motivado para montarlo y desmontarlo con frecuencia. Y lo mismo ocurre con la sillita, que se queda prácticamente plana y ultra fina si la separas del resto de la estructura, pero hay que estar por la labor de separarla. El chasis se queda en pie y el asiento sirve como una hamaca que puede depositarse en el suelo con el niño sentado encima. Para que lo veáis más claro, la buena gente de Bugaboo España subieron el otro día un vídeo a Facebook en el que se pueden ver todas las opciones. El plegado aparece en la parte final del vídeo. Aunque para realista este de Laboratorio de mamá, La nave del bebé y una servidora haciendo pruebas con nuestros mochuelos.

2. Mis favoritos para padres. El manillar regulable en altura es perfecto, por eso de que en esta casa somos altos y no dados a ir encorvados empujando el carrito. El Bugaboo Fox tiene un manillar extensible infinito, que en su posición máxima a mí hasta me resulta incómodo de llevar de lo alto que es. Así es que es apto para familias de todos los tamaños porque en su posición más baja podría llevarlo hasta mi bichilla de 4 años sin complicaciones, como si fuera un carrito de muñecas. Respecto a los modelos anteriores, el Bugaboo Fox gana en la altura del asiento. Algo que personalmente no me terminaba de cuadrar en modelos como el Bee era esa sensación de que los niños van sentados casi a ras de suelo cuando usan la sillita de paseo, y los padres mueren de dolor en la columna por lo bajo que queda el capazo para recién nacidos. En el Fox esto ha mejorado una barbaridad, y sin ser uno de los carritos con la posición más alta del mercado, ni para el capazo ni para la sillita ¡han subido muchos centímetros! Para familias medias ya irá estupendamente y las muy altas… ¡probadlo antes de comprar! Pero yo creo que también os será cómodo.

Como madre que desde que nace un nuevo hijo hasta que echa a andar pierdo mi bolso de mujer y mi carrito de la compra, que en la cesta inferior del Bugaboo Fox se puedan llevar hasta 10 kilos de peso ¡es un puntazo! Vamos, que en las mías de 3 kilos he llegado a llevar hasta 15 sin problemas ¡a poco que me descuide transporto un niño ahí debajo en caso de necesidad! Mi admiración eterna por esos 10 kilos y olé, además de por la facilidad para acceder al contenido por delante, por detrás y el detalle de tener un par de bolsillos ocultos en el interior de la cesta por si hay algo que no queramos llevar a la vista, o que necesite una mayor protección. La base de la cesta portaobjetos trae unos agujeros para que si se nos derrama algún líquido no la liemos mucho y vaya desaguando por sí mismo. ¡Está todo muy bien pensado! Porque un encharcamiento de esos lo he vivido yo.

bugaboo fox cesta portaobjetos 10 kilos

Rueda y se maneja con poquísimo esfuerzo. Incluso con mi ceporrito y sus 11 kilos a bordo. Con una mano esto gira divinamente y casi parece que flote sobre el suelo por las bandas de rodadura que ha heredado del Bee. El freno está en el pie y se acciona con facilidad pasmosa: lo pisas para activarlo y lo pisas para quitarlo. Nada de andar haciendo florituras con la puntera del zapato ni dejándote los deditos de los pies con las sandalias de verano. Es una divinidad. La silla se tumba y se endereza de forma súper fácil accionando un botón situado tras la capota. No se resiste nada y tiene 3 posiciones, quedando la más inclinada a 180 grados. La posición más vertical a mí me da impresión porque parece que el niño se me fuera a tirar en cualquier momento, pero esta sensación se pierde si usamos la barra delantera. Otra facilidad añadida es la de poder regular la altura de los arneses según va creciendo el bebé, sin tener que desmontar media sillita para conseguirlo. Tiene un sistema facilísimo de subida y bajada detrás de los hombros del niño que no da pereza ninguna utilizar.

3. Lo mejor para el bebé. Cuando compramos un carrito de bebé muchas veces nos dejamos llevar por nuestros gustos estéticos y nuestra comodidad como padres, dejando de lado si será lo mejor o no para el niño. A mí me pasó con la niña, cuando la sacaba a lo loco de paseo en el grupo 0 del coche (ya escarmenté) y me enmendé con el niño. Si lo importante es vuestro mochuelo, el Bugaboo Fox tienes aspectos buenísimos para su confort. El más relevante creo que es la amortiguación de infarto de sus ruedas, lo que hace que incluso en este modelo que no está expresamente diseñado para terrenos rurales, el niño no reciba las vibraciones producidas al rodar por el suelo. Sí, todos los niños se duermen con el traqueteo del carrito, pero una cosa es un paseíto con un poquito de vaivén y otra llevar a la criatura sufriendo como si fuéramos por el casco antiguo de una ciudad medieval. Las ruedas son muy grandes y las delanteras se bloquean en caso de muchos baches para reducir aún más las vibraciones. Incluso para meternos en toda la arena de la playa, el Bugaboo Fox se puede sostener simplemente sobre 2 ruedas para avanzar por ella sin dificultades y volverse a colocar sobre las 4 en un mini movimiento de la mano. ¡Esto es muy, muy impresionante!

opiniones sobre el bugaboo fox silla reversible

El capazo tiene un buen tamaño, sin ser exageradamente grande, con textiles que transpiran bien y una colchoneta que al tacto es cómoda y no una tabla rígida como una piedra. En su fase de sillita de paseo, el Bugaboo Fox es reversible, por lo que podemos llevar al niño mirando hacia nosotros o hacia la calle. Con la niña nunca le di importancia a este aspecto, porque ella siempre quiso ir mirando al tendido, pero con mi churuembelito lo he echado de menos, porque este me ha salido más amoroso, creo que sí le hubiera gustado pasearse manteniendo el contacto visual con nosotros, y su carrito no lo permite. El acolchado del asiento es muy mullido y cómodo, el respaldo más alto y el arnés de 5 puntos es de mis preferidos, porque odio profundamente los de 3 que hay que acoplar haciendo un puzzle imposible mientras el bebé no deja de moverse. La capota del Bugaboo Fox es mega gigante. ¿Conocéis las capotas extensibles de muchos carritos actuales? Pues esta, de serie, ya es más larga. Vamos, larga hasta los pies. Ahora que se acerca el buen tiempo es algo a valorar, porque a mí que me perdonen, pero las sombrillitas en plan parabólica por fuera del carrito creo que ya no deberían volver a estar de moda.

Mis opiniones sobre el Bugaboo Fox capota extensible hasta los pies

4. Si vas a comprar un Bugaboo Fox debes saber… Que el precio no es barato (entre 1.159-1.249 euros el 2 piezas con capazo y sillita de paseo) así es que si tenéis en mente usar un carrito de bebé los 6 primeros meses y después pasar a una sillita ligera, sencilla, de poquísimo peso y que no ocupe nada de espacio, sinceramente, no invirtáis en un Bugaboo Fox. Este es un carrito para usar desde el nacimiento hasta que el niño deje de usar carrito de por vida. Y para que lo hereden los hermanos, por supuesto. Estéticamente, a mí me parece que el manillar queda muy separado de la sillita de paseo cuando esta está colocada a favor de la marcha. Quizás lo veo un poco basto si lo comparo con el Cameleon pero más robusto y fuerte si lo comparo con el Bee. Y a mí me gustan las cosas fuertes y con pinta de aguantarlo todo. El reposapiés rígido, para que los niños apoyen los zapatos sin manchar el acolchado de la sillita de paseo, creo que podría mejorarse. Será que mis hijos tienen los pies grandes, pero lo veo muy estrecho para poder apoyarse con comodidad y no tiene posiciones regulables en inclinación ni en altura. Las ruedas son una maravilla a la hora de empujarlo sin hacer nada de esfuerzo, manejarlo con una mano y maniobrar, pero las traseras, más más grandes, hacen bastante bulto y para mí sobresalen bastante del chasis. Creo que no tendrá ningún tipo de problemas con la mayoría de ascensores y puertas, pero a la hora de plegarlo hacen que abulten mucho. Que sí, se pueden extraer por completo, pero si nos lo podemos evitar…

El plegado no es de lo más diminuto del mercado y para quienes tengáis problemas de espacio y maleteros pequeños, el Bugaboo Fox necesitará campar en el maletero completo si no lo desmontáis pieza a pieza. Ya sé que la ilusión todo lo puede, pero de verdad que estas cuestiones prácticas hay que valorarlas en profundidad, porque van a ser 3 años de uso intensivo y de suplicio para poder meter cosas en el coche si el vuestro es pequeño. Si no ¡pasad de esto! Y si dudáis, buscad tiendas como Experiencia Bebé, que os permitan probarlo e incluso simular las dimensiones de vuestros maleteros y ascensores para no llevaros sorpresas después de haber comprado. A mí el plegado no me suele quitar el sueño, porque vamos poquísimo en coche y me apañaría con el plegado de sillita y chasis a la vez y andando. Pero si me visualizo intentando meter el carrito, despiezado por completo, 3 o 4 veces al día, se me quitan hasta las ganas de procrear. Vaga que es una. Quizás el Cameleon tenía una línea más elegante, el Bee demasiado agresiva para mi gusto y este sea un término medio.

¿Os veis llevando a vuestros churumbeles en uno de los nuevos Bugaboo? ¿Qué os parece el invento?

Esto te puede interesar

8 Comentarios

  • Responder
    Marta
    18 febrero, 2018 at 13:00

    Hola!!!mi peque acaba de cumplir un año y cuando estaba embarazada, e incluso antes,no dejaba de ver bogaboos por la calle.Me gustaba,pero me negaba a pagar ese pastizal, asi que me hice con la versión low cost de amazon(que aun sigo usando en alguna ocasión)y para diario elegimos la silla babyhome emotion.Una pasada en cuanto a manejabilidad y peso.Hemos amortizado nuestro carrito de amazon, 300€ aprox,con la versión capazo y silla,y ahora en esta nueva etapa me quedo con la emotion.Uso el coche casi a diario y me parece un rollo plegar semejante”trasto”.Yo aconsejaría un capazo cómodo pero normalito e invertir mejor el dinero en una silla a partir de 6meses.

  • Responder
    Vicente
    19 febrero, 2018 at 08:20

    Hola Marta, puedes poner la referencia de la versión los costos de Amazon de la que hablas?

    Gracias

  • Responder
    Lola
    20 mayo, 2018 at 12:23

    Hola!

    Nosotros vamos a comprarnos este pero tenemos duda con respecto a la silla de paseo que no sé si nos puedes ayudar. Una es si el respaldo es reclinable como en el bugaboo bee o las diferentes posiciones de la silla implica moverla entera como en el camaleon (el niño se puede quedar tumbado pero con la posición de estar sentado). La otra es hasta cuando se puede usar la silla de paseo del bugaboo fox.

    Muchas gracias,

    Lola

    • Responder
      Lucía, Planeando ser padres
      20 mayo, 2018 at 23:09

      Hola! Es como el del Cameleon, con ese asiento en forma de 4. En principio, la silla puede usarse hasta los 3 años, pero dependerá del tamaño del niño y sobre todo ¡Del maletero! Porque el plegado es bastante armatoste.

  • Responder
    Lidia
    1 junio, 2018 at 09:16

    Hola!! Me gustaría saber cuanto pesa el chasis del fox sin la hamaca puesta, solo con cesta y ruedas. En la información técnica de la página web indican 9,9kg pero con la hamaca, y tampoco se especifica cuanto pesa la hamaca. En todos los lados dicen que es más ligero que el camaleón, sin embargo, veo que el chasis del camaleón pesa con silla 9 kilos y el del fox 10kg. Muchísimas gracias de antemano. Un saludo!!

    • Responder
      Lucía, Planeando ser padres
      1 junio, 2018 at 09:34

      Por separado no te puedo decir, aunque casi seguro que no más de 3 kilos. Es cierto que se vende como más ligero que el Cameleon, porque pesa 9,9 kilos y el otro 10,2, pero no creo que estos 300 gramos de diferencia vayan a convencer a nadie.

  • Responder
    Emilio
    4 junio, 2018 at 14:03

    El coche llegó con una pieza de menos y después de tres semanas no la han conseguido. El fabricante le echa la culpa al vendedor (como si la falta de dicha pieza no fuera responsabilidad suya) y el vendedor se la echa al fabricante. El caso es que el niño nacerá la próxima semana (si no se adelanta) y seguimos sin carrito. ¿Tendremos que llevarlo en brazos?

  • Responder
    Selune
    3 julio, 2018 at 13:46

    Hola! Me gustaria saber si el capazo y la.silla del.fox son iguales de tamaño a los del.camaleon? O a los del buffalo? O son diferentes? Lo pregunto por saber si valen los mismos sacos o vestiduras. Muchas gracias!!

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.