Trabajo y familia

¿Cuántos años deben llevarse los hermanos?

cuántos años deben llevarse los hermanos

¡A saber! Lo práctico que sería que existiese un libro de paternidad en el que se diese respuesta a todos estos asuntos, en los que casi todos pensamos alguna vez en la vida. Porque ¿quién no ha pensado en cuántos años deben llevarse los hermanos para que la felicidad sea posible en nuestras vidas? ¡Todos! Y habrá defensores de todas las posturas: que lo mejor es que se lleven muy poca edad, o que te salgan gemelos; que lo mejor es que se lleven muchos años, para que el mayor no dé trabajo y te ayude a criar al segundo; que lo mejor es plantarse en un hijo único, que con eso tendremos de sobras. Nosotros hemos cambiado nuestra forma de pensar a raíz de nuestra primera paternidad. No es que el comportamiento y la crianza de mi bichilla nos quitase las ganas de vivir y las de volver a procrear, porque a la vista está que nadie nos ha obligado a repetir experiencia pariendo a mi churumbelito. Pero sí es cierto que cuando este hombre y yo éramos novios y nos queríamos, teníamos unos planes muy diferentes a la hora de formar familia. Y como somos una mijita cuadriculados y de pensarlo y planearlo todo mucho, estos son los principales argumentos a favor y en contra, que esgrimíamos cuando debatíamos acerca de cuántos años deben llevarse los hermanos para que la crianza sea más sencilla.

1. Lo ideal es que se lleven poco tiempo. Y con poco, la gente se refiere generalmente a menos de 2 años. Mi hermano y yo misma estamos en este grupo, con 20 meses de diferencia entre uno y otro. Dice mi madre que no fue nada traumático echarme a mí de la cuna y del carrito para que lo ocupara mi hermano (en esa época nadie pensaba en comprar un carrito gemelar para pasear a un recién nacido y a una niña de año y medio, ni en comprar 2 cunas, ni en duplicar nada de nada). Yo estaba convencida de que esta era la mejor opción: bebés que crecen juntos, hermanos que se desarrollan casi a la vez, con unas necesidades parecidas ¡hasta que parí! Y según crecía mi bichilla, más tiempo demandaba, y más atenciones, y menos capacitada me veía yo ocupándome de un recién nacido y de ella. Los 2 años de rigor se me hacían cortísimos. Me daba la sensación de que tendría que descuidarla mucho a ella para atender al nuevo bebé, que la obligaría a hacerse mayor de golpe y porrazo, y no disfrutaría esa primera parte de su primera infancia junto a ella, porque tendría que dividirme entre dos mochuelos. La ventaja de que mis hijos hubiesen nacido de forma más seguida sería que el periodo difícil de noches sin dormir, comidas especiales, trastos de un lado a otro con cada desplazamiento, incapacidad para hacer cosas de adultos y de pareja, etc. se abreviaría a un número menor de años. Pero para nosotros, los contras anteriores tenían más peso que los pros. Por eso decidimos esperar.

2. Hermanos que se llevan muchos años. ¿Cuántos son muchos? ¿Más de 2? ¿O más de 10? Un rango muy variable. No me visualizo pariendo criaturas con 10 años de diferencia entre ellos. Entre lo tarde que accedemos hoy en día a la maternidad y la revolución que supone la llegada de un hijo, cuando entre en la década de los 40 me gustaría estar medianamente tranquila y sin bebés. Pero esto es una opción muy personal. Por eso, nos pareció un buen plan esperar a que mi bichilla empezara a ir al cole para traer al mundo a nuestro segundo descendiente. Creo que ha sido todo un acierto en cuestiones prácticas como la organización del trabajo (no es lo mismos quedarme trabajando en casa con un bebé solo, que con un bebé y un terremoto súper activo de 3 años), a evitar los posibles celos (mi bichilla pasa muchas horas en el colegio, por lo que de cara a mi relación con ella no nota que me paso el santo día pegada al hermanito, que es lo que hago, y cuando vuelve a casa es bastante fácil disimular mis atenciones hacia él). Además, ella es mucho más independiente y autónoma con cosas como ir al baño, comer y hasta vestirse o entretenerse con actividades de ocio a solas. A veces, cuesta un poco darse cuenta de que sigue siendo muy pequeña, que solo tiene 4 años y nos necesita tanto como siempre, por lo que debemos estar alerta a posibles señales que nos indiquen que la estamos dejando de la mano de Dios. Sin embargo, creo que este riesgo sería aún mayor si ella fuese más grande: con niños de 6-7 años, seguro que los intentaríamos hacer adultos de golpe, abusaríamos para que cuidaran al bebé, confiaríamos más en sus capacidades y como padres, la crianza nos resultaría más fácil pero la infancia de nuestra primogénita se vería casi cortada de repente. ¡O no! Igual pondríamos especial cuidado para evitar este aspecto y lograríamos que se implicara voluntariamente sin traumas.

También está el tema de que la fertilidad es un terreno desconocido y los hijos no siempre llegan cuando uno quiere. Nosotros hemos tenido una suerte inmensa en este aspecto, y ambos han llegado deprisa, sin intervalos no esperados entre ellos. Pero igual que los 3 años de separación nos parecía un gran plan ¡imaginad que mi churumbelito se hubiese retrasado mucho más tiempo! Y frente a esto poco podríamos haber hecho, de ahí que no quisiésemos demorar más esta segunda paternidad.

¿Cuántos años se llevan vuestros hijo? ¿Creéis que acertasteis con el periodo de tiempo que interpusisteis entre un nacimiento y el siguiente? ¿O después de vuestra experiencia haríais las cosas de otra manera?

Foto slide vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

11 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    19 febrero, 2018 at 07:54

    Sobre este tema hay mil opiniones y cada uno pensará que su opción es la mejor, como en casi todo 😃

    Para mi la mejor opción es la que nosotros elegimos, dos años de diferencia ha sido perfecto. Un poco ca

  • Responder
    Clara
    19 febrero, 2018 at 08:00

    Pues verás, yo es algo que ahora me planteo mucho. Los mayores se llevan dos años, y el pequeñín se va a llevar 6 y 8 respectivamente con los mayores. En los megadramas de embarazada uno de ellos era, ayyy mi bebé cuanto se va a llevar con los hermanos, no va a poder jugar con ellos, y llorar, (ya sabes como si se acabará el mundo por eso). El caso es que ahora pienso en el tiempo que le he quitado a la segunda por atender al mayor. Ni he leído tantos cuentos, ni he jugado tanto, ni le he dedicado tiempo en exclusiva. Y pienso como el primero con dos años creció de golpe y porrazo. Con 6 años le exigía cosas que a la que tiene ahora 6 por supuesto no le exijo. A la de 6 la he dejado ser más bebita que al de 8. Ahora voy con experiencia. Sabiendo los fallos que he tenido con los mayores, sabiendo lo rápido que crecen, y sabiendo lo que nos necesitan. Cada uno de los tres tendrá una infancia diferente, unas cosas buenas y otras mejores. Pero lo más importante es que se tendrán entre ellos, que serán hermanos, y seguro que ellos no se plantean si hubiera sido mejor nacer antes o después. Eso sí, tengo super claro que no quiero que a los mayores les afecta la llegada del pequeño en cuanto a responsabilidades. Y tengo miedo de que cuando vengan a ver al bebé al hospital me parezcan adolescentes y no los chiquitines que había dejado en casa😉

  • Responder
    amordesmadre
    19 febrero, 2018 at 09:12

    yo me planteo la misma pregunta… soy hija unica y siempre he querido tener dos hijos y que no se llevasen tanto tiempo, pero ahora que tengo a mi niña me da pena no disfrutar al maximo cada momento con ella, asi que yo creo q esperaré a que lleve una temporada en el cole …ainssss q dificil….

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    19 febrero, 2018 at 09:18

    Mis hijos se llevan 4 años, pero no me gusta planificar estas cosas.
    Yo con mis hermanos me llevo 1’5, 3, 6, 8 y 11 años, y con cada uno tengo una relación distinta. Con los dos que me siguen he jugado mucho “de igual a igual”, con los pequeños he jugado como hermana mayor – un poco madre. Simplemente es distinto, pero igualmente bueno.

  • Responder
    Adriana
    19 febrero, 2018 at 09:26

    Mi opinion es que, para ellos, cuanto menos se lleven, mejor. Creo que la relación que tienen los hermanos que se llevan poco, al menos hasta que son adultos, no es la misma que la que tienen los que se llevan de cuatro años en adelante. Y creo que esa relación de hermanos que comparten edad compensa el privarles de ser hijos en excusiva un tiempo más.

    Sin embargo, para los padres obviamente tener varios bebés al mismo tiempo es mucho más cansado y sacrificado que tener hijos conforme el anterior está criado y es un niño hecho y derecho y no un bebé.

    La cosa es encontrar el equilibrio personal y familiar entre estos dos temas, creo yo.

  • Responder
    Miriam
    19 febrero, 2018 at 09:52

    Ya te contare los míos se van a llevar dos años justos. Y la decisión, pues aunque ahora estoy muerta de miedo y me centro en los contras, cuando tuve al primero, a parte que sabía que quería hermanos, es que no podía alargar mucho el periodo de noches de dormir, absoluta dependencia de mi, quería acortar ese periodo para disfrutar al máximo de los dos, pero ahora, ay madre que miedito, que el mayor no entienda que un periodo mamá va a estar centrada en el bebe

  • Responder
    alegría alegría
    19 febrero, 2018 at 11:34

    Muy buenas!
    Aquí una mami de 26 años con un baby de 1 añito (la semana q viene) y embarazada ya de 6’5 meses!!!
    Mi planteamiento: si hubiese tenido gemelos, los hubiera desatendido??? pues obviamente no. Pienso que para los q el esfuerzo es mayor es para nosotros, pero que mi hijo con 14 meses que tendrá cuando nazca su hermana, poco se va a enterar del destrone. Siempre recordará la vida con hermanita 😁. Seguramente pegará un acelerón en cuanto a entretenerse solo, pero poco más! ni se me va a vestir solo, ni se me va a hacer adulto, aunque lo quisiera, que no es el caso!!
    Estoy de acuerdo con la mami que ha diho que con cada hermano la relación va a ser distinta. Tanto en la familia de mi marido como en la mía hay diferencias de edades grandes y pequeñas, y todas maravillosas, con cada uno una relación única 😍

  • Responder
    Maria
    19 febrero, 2018 at 18:59

    La verdad es que es un tema complicado. Mi bebé tiene ahora 10 meses recién cumplidos y yo la verdad soy incapaz de verme ahora mismo con otro bebé. Creo que no llegaría a los dos. ¡Pero si casi no llego con una sola…! En mi mente está el aumentar la familia, pero creo que aun esperaré un año más mínimo para empezar a buscarlo. Porque eso es otra. Una cosa es lo que uno quiera y otra lo que la naturaleza haga, porque yo soy de las que me cuesta quedarme embarazada… Yo soy también de las que le gustan que los hermanos se lleven poco tiempo, pero… a ver qué me depara la vida.

  • Responder
    mamagnomo
    19 febrero, 2018 at 23:32

    Calla que yo hoy he pensado. Si me quedo ahora se llevarían un año y no sería tan horrible!! Jajajaja las mías se llevan 21, 25 y 30 meses.

  • Responder
    Wilson - Papá DivertidOOs
    20 febrero, 2018 at 01:24

    En definitiva, es más sencillo responder si fue primero el huevo o la gallina. Pero en fin, das bastantes pistas para todos los casos y las necesidades. Por nuestra parte, por el momento vamos con solo la niña. Saludos

  • Responder
    Dulce Maternidad
    20 febrero, 2018 at 16:00

    Creo que todo depende… depende como dice la canción, en mi caso vine de Perú y llegué con 29 años a comenzar de cero y a los pocos meses ya salía con mi marido pero creo que ambos dimos prioridad a viajar y esas cosas, pues yo venía de una familia de 4 hermanas y no quería ser madre aún, pero cuando pasas los treinta y pocos, ya te vas haciendo a la idea de que si quieres tener hijos es el momento, es por eso que creo que depende de cada una, tuve a mi titina a los días de cumplir 35 y al segundo con 38 años y me plantee. Porque yo no sé si es cierto o no, pero a más edad, más te agotas. Pero bueno lo dicho todo depende 🙂

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.