Crianza

Hermanos que comparten habitación ¿A favor o en contra?

Hermanos que comparten habitación ¿A favor o en contra?

Por lo visto, soy la única rara de mi entorno que teniendo habitaciones suficientes en casa para todos, me había planteado el que mis mochuelos durmieran juntos cuando el pequeño deje la teta nocturna, el colecho y el ciento y la madre de cosas que necesita a su alcance durante la noche siendo bebé. Parece ser que si los hermanos comparten habitación sólo se puede justificar porque la familia vive en una casa sin metros suficientes para que lo hagan por separado y punto y final. Yo me había hecho unas ideas preciosas de literas súper emocionantes a las que trepar, decoración infantil por todas partes (aunque ya tenemos a la sirena Mari Carmen, de la que mi bichilla no se querrá deshacer, pero ya buscaríamos un complemento molón para que mi churumbelito también se sintiera en su salsa), compañía para jugar, para dormir, y más espacio para juguetes ahorrando los metros que ocuparía otra cama puesta en el suelo de otro cuarto. Pero nadie apoya mi idea. Es cierto que tenemos 4 habitaciones, no muy grandes pero sí separadas decentemente unas de otras: nuestro dormitorio y el de mi bichilla son del mismo tamaño. Las otras dos más pequeñas son actualmente un vestidor (porque ya estaba así, lleno de armarios cuando compramos la casa, y cualquiera renuncia al espacio de almacenamiento con lo de moda que está) en el que ahora se ubica el cambiador, el carrito y las pertenencias del bebé, y otra algo más pequeña donde tenemos el despacho-cuarto de invitados-futuro dormitorio del niño. Si los hermanos comparten habitación ¡todo se quedaría como está! De lo contrario, tampoco habría mayores problemas en hacer un despacho-vestidor y que cada uno tuviese su propio espacio (porque es de suponer que en esta casa ya no entrarán más niños). Pero incluso así ¿tan mala idea es proponerles que duerman juntos?

1. ¿Aceptará al nuevo en sus dominios? Esta es mi única inquietud, la verdad. No saber si la niña, que actualmente nos tiene sorprendidos con su falta de celos hacia el pequeño y su forma de ir civilizándose poco a poco, aceptaría la propuesta o pensaría que bastante bien se porta ya como para que encima el nuevo venga a invadirle su espacio y romperle sus cosas bonitas. Porque él no sabe, mamá, porque es pequeño y me lo rompe… O que se hiciesen ruidos nocturnos y se molestasen para descansar, porque en realidad, de día ¡siempre están juntos! Generalmente en el salón, con lo cual esto no marcaría una gran diferencia y para dormir, una vez que caigan en el sueño profundo ¿cómo se van a incordiar? Vamos, que no creo que fueran ellos quienes pusiesen pegas a la propuesta.

2. Hermanos que comparten habitación ¡voluntariamente! Esta experiencia de otras familias me ha dado esperanzas para afianzarme en mi idea. Y es que hay padres que nunca valoraron la opción de que los niños durmiesen juntos, y tras montar muy dignamente el dormitorio de cada uno, con todas sus pertenencias, toda la decoración molona y todos sus metros para cada mochuelo ¡van estos y se reúnen para dormir en una sola habitación. ¡Ole y ole! Vamos, esto es como para haberlo sabido antes. Porque a ver si estamos este hombre y yo debatiendo sobre lo divino y lo humano de darle espacio personal a cada niño, y luego resulta que una vez desmantelada media casa se me juntan los dos bajo el mismo techo y hasta en el mismo colchón. Que me dan ganas de quedarme quietecita con los muebles hasta que el niño no haya puesto punto y final al colecho para asegurarme de por dónde van los tiros. Pero otros días me pueden las ilusiones decorativas, y ya están entrando cosas en casa

3. Y en el futuro ¿qué? Este el el argumento principal de este hombre para que los niños duerman por separado, que cuando lleguen a la adolescencia y a otras etapas de la vida venidera, cada uno querrá su intimidad. ¡Pues divinamente! Si yo no lo me niego, pero vete a saber si dentro de 10 años seguimos viviendo aquí, o no, y para entonces ya podríamos hacer los cambios que fueran necesarios a fin de que todos estuviésemos lo más cómodos posible. Sin embargo, mientras tanto ¿es necesario perder metros en favor de nuevas camas para estar preparados para la revolución hormonal? Yo creo que no, vamos, que la decoración se quita y se pone según modas y necesidades y no nos compromete a nada de por vida.

4. Vivir mejor en menos metros. Si las casas de hoy en día fueran casi palacios, o al menos pasaran de estos pocos metros ramplones que tenemos en casi todas las familias, el asunto no me supondría tantos desvelos ¡habitaciones extras para todos y a vivir la vida loca en libertad! Pero no es lo mismo vivir apretados, con pocos metros en los que moverse, jugar, trabajar… Igual podría someterlo a votación, pero siendo ellos tan pequeños, y teniendo este hombre y yo opiniones enfrentadas ¿sacaríamos algo en claro acerca de si prefieren ser hermanos que comparten habitación?

Por ahora, no me agobia el tema, porque no parece que el fin del colecho esté cerca, y desde luego no quiero tener montada una habitación de bebé de mera exposición, que nadie utilice para absolutamente nada, mientras nos apretamos en las demás sólo para lucirla mona. Pero es cierto que ya empiezo a fantasear con ella, y tras un año con el niño en casa, el día menos pensado se me cruza un cable, o me encuentro una oferta, o unos muebles monos, y me lío a redecorar como si no hubiera un mañana ¡y sin saber qué nos deparará el futuro! ¿Vosotros creéis que es tan dramático que compartan habitación cuando son pequeños?

Foto slide vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

14 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    6 marzo, 2018 at 07:07

    Yo lo tengo claro y lo he escrito varías veces en el blog, los hermanos duermen juntos y están felices de hacerlo!

    Ahora están felices pero cuando Gonzalo se instaló en lo que era la habitación de Leo la decisión fue nuestra y ha ido genial.

    Tenemos una habitación extra que ya usarán cuando ellos quieran pero de momento no tienen intención de separarse

  • Responder
    Adriana
    6 marzo, 2018 at 08:34

    Pues yo al revés, en mi entorno muchísimos hermanos duermen juntos aunque haya habitaciones de sobra. Y en nuestra casa es así, comparten habitación habiendo otras libres, y que se te ocurra sugerir separar.

    Cuando yo era pequeña compartía también, y feliz.

    Yo solo le veo ventajas: ellos felices, generan un vínculo precioso, y puedes destinar el o los cuartos de sobra a otras cosas, como por ejemplo cuarto de juegos, que una vez que dejan de ser bebés de los que tienes que estar pendiente todo el rato, es super útil, y encima consigues sacar juguetes del salon.

  • Responder
    Carmen Asecas
    6 marzo, 2018 at 09:08

    Yo tengo niña (4 años) y niño (2años) y nunca tuve dudas. Tenemos habitaciones de sobra, una decorada para ella y otra decorada para él…pero eso si, duermen juntos.
    La habitación de ella es mi estudio-vestidor-habitación de invitados, y cuando decida cambiarse a su dormitorio lo pondremos mas al gusto de ella, quizás de una adolescente. Duermen encantados, cuando se van a la cama hay un poco de juego, y mas de una vez me he encontrado a ella en la cama de él. De momento ninguno de los dos quieren separarse!! Para nosotros y para ellos fue la mejor opción. Suerte!

  • Responder
    Mamá de un prematuro
    6 marzo, 2018 at 09:18

    Los míos han compartido habitación hasta hace unos meses, que les separamos sólo para dormir. Porque el pequeño se despierta mucho antes que el mayor, llora por la noche y claro, despierta al mayor, que necesita más horas de sueño que el pequeño. Pero solo duermen separados, sus cosas (juguestes, ropa, etc…) siguen compartiendo dominios.

  • Responder
    Miriam
    6 marzo, 2018 at 09:38

    Pues yo tengo 4 habitaciones
    la de matrimonio grande, otra muy grande ideal para compartir pero que es la librería, estudio y zona de ocio…. y luego otras dos de medidas similares, pero una en la otra punta de la casa de las otras tres y las dos bastante juntas que da justo para la cama y armario y no daria para otra cama al lado por ejemplo… hacen unos 2×3 metros aprox o menos

    entonces… si no tuviéramos los libros y cosas que tenemos iban directos a la grande los dos y las otras dos una de juegos y la otra despacho… pero pasar todo eso a las dos peques es imposible si no inventan alguna cosa para encoger xDDD

    si me sale otra niña tal vez me planteo más poner litera pero quedaría todo super enano… si son sexo diferente no sé porque pero creo que pueden preferir cada uno el suyo y más si se llevan los 4 años o así que quiero, de manera que entre el tiempo que esté el/la peque en nuestra habitación, etc etc tal vez ya puedo pasar a la mayor a la habitación de la entrada aunque no me guste tan lejos…

    y sino será hacer cálculos a ver si es viable trasladar las cosas de la habitación grande a las dos pequeñas con algún sistema de doble estanteria, no sé!

    por ahora la niña no hace nada por separarse de mi teta y pobre de mi que la deje en la cuna de colecho (que debemos devolver en un mes o dos xD)….

  • Responder
    Naiara
    6 marzo, 2018 at 10:04

    Pues yo tengo pensado que duerman juntos. La pequeña es muy pequeña (3 meses) pero vaya, al mayor ya se lo decimos que si quiere dormir con su hermana y dice que si e incluso si por el fuera ya dormiría con ella. Y además, no solo en la misma habitación, si puede ser incluso en la misma cama que tenemos una cama de matrimonio de postín y no me apetece comprar otra individual.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    6 marzo, 2018 at 10:19

    Mi intención es que mis hijos duerman en habitaciones separadas ( el enano aún no he conseguido sacarlo de la nuestra).
    Yo ni me plantee la posibilidad de que durmieran juntos porque en mi caso compartí habitación con mi hermana hasta que nos fuimos de casa a pesar que había otras 2 habitaciones más y fue un infierno.
    Primero porque el sentido del orden que teníamos cada una era muy diferente, luego por la falta de un espacio propio y sobretodo porque nunca nos pusimos de acuerdo con luz encendida o no.
    Mi hermana tuvo una época en que tenía que dormir TODA la noche con la luz encendida y para mi era un horror. Pero cuando yo fui más mayor y quería leer en la cama entonces le molestaba la luz para dormir y era motivo de conflicto.
    Es verdad que teníamos momentos muy chulos de explicarnos cosas y que venían nuestros padres a pedirnos que nos callásemos, pero creo que eso lo hubiéramos podido crear igualmente.
    Así que a no ser que ellos lo pidan cada uno tendrá su espacio.

  • Responder
    delunaresylunas
    6 marzo, 2018 at 10:38

    pues mi idea es que compartan habitación, al menos los primeros años, y luego, como dices, siempre hay tiempo de reubicarles, ¡y lo mismo en otra casa! quién sabe… pero de peques juntos.. hombre salvo que se viera que no hay manera porque no se acoplen al dormir o algo… 🙂

  • Responder
    Miriam
    6 marzo, 2018 at 10:52

    Yo soy de las de casa pequeña, pero con las habitaciones que hay tan monas para hermanos, quien se puede resistir a formar castillos entre literas, yo creo que es muy buena opción. Pero claro sobre gustos….

  • Responder
    No sin mis patucos
    6 marzo, 2018 at 11:38

    Juntos sin duda. Para mi es genial que los niños se hagan compañia. Mis hijos, chicho y chica, llevan durmiendo juntos desde siempre y la verdad es que están de maravilla porque charlan por las noches, se rien y se cuidan.
    Es verdad, que ahora que la mayor tiene 9 años, a veces se plantea lo de su propia habitación, pero cuando llega la noche les gusta estar juntos.
    Así que tienen la habitación de dormir para los dos, y otra para estudiar y jugar.

  • Responder
    Laura
    6 marzo, 2018 at 12:02

    Hola guapa, pues yo pienso igual, tenemos habitaciones para todos, pero prefiero que duerman juntos, cuando tengamos el segundo claro, por ahora tengo una “churumbelita” de un año que no me deja en toda la noche, debe ser cosa de los nacidos en 2017, jeje. Besos!

  • Responder
    Nerea
    6 marzo, 2018 at 21:37

    Pues a mí me gustaría que durmiesen juntos en un par de años y una de las habitaciones sea un salón de juegos. Peeeerooo me agobia bastante el tema litera, me parece un coñazo máximo.

  • Responder
    Carmela
    16 marzo, 2018 at 13:52

    Mis tres hijos duermen juntos, es verdad que son muy seguidos (nacieron en menos de 3 años), y tengo otra habitación como cuarto de juegos, lo cual es un lujo y favorece muchísimo el orden! Es verdad que a los tres les di el pecho hasta los 6 meses y luego a la cuna grande a dormir con sus hermanos. En general, es una buena experiencia! Duermen del tirón (salvo dientes o enfermedades), y se vuelven “sordos” a los llantos del hermano que protesta, así que no se despiertan unos a otros. De hecho ahora vienen gemelos y prefiero desmontar el despacho (los 5 no cabrían en el mismo cuarto 😅) para ellos antes que sacrificar el cuarto de juegos. Y en un par de años haré habitación de chicas y de chicos, cuando ya vayan teniendo una edad.

  • Responder
    dulcematernidad
    4 abril, 2018 at 07:31

    Pues yo tuve que separarlos al cabo del año de estar juntos, pues la habitación donde dormían era pequeña y mi Terri era muy terrible se llevan 4 años casi 5 y cuando mi hija quería jugar con sus nenucos, el tambien los queria etc. pero luego terminaban tirados por allí, así que decidimos separarlos, por una parte mejor pues mi hija está en la preadolescencia tiene casi 10 años, y a veces quiere estar sola en su habitación haciendo experimentos o escribe en su diario y mi Terri pasa olímpicamente de esas cosas él es feliz con su pelota y haciendo chuts prohibidos por donde no debe.:-) Un abrazo.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.