Lactancia

La Seguridad Social no apoya la lactancia materna

seguridad social no apoya la lactancia

Soy una ilusa. Cuando el pasado verano me topé con aquel médico de cabecera que me recomendó destetar a mi criatura, que ya tenía 7 meses, o sufrir, como madre lactante en plena crisis de ahogo no se sabe por qué motivo, inicié mi periplo de quejas contra el Servicio Catalán de Salud (Catsalut). Siempre dicen que nos quejamos poco, que si no ponemos reclamaciones no saben que se está obrando mal y no pueden poner medidas para solucionarlo. Yo estaba súper entusiasmada visualizándome como una heroína, como la salvadora de otras futuras madres de teta que se topasen con esta situación, y que por una tos o 2 mocos fueran obligadas a destetar a sus mochuelos. Y en mi camino, he llegado a la conclusión de que la Seguridad Social no apoya la lactancia materna. Ay, soy tonta del culo. Ya me advirtió este hombre que el sistema sanitario es muy de taparse errores, de amiguismos, vamos de todos esos pecados que se atribuyen a cualquier sector, pero que a título personal considero que en relación con la salud son más sangrantes. Mucho grupo de apoyo a la lactancia en centros de atención primaria, mucho hospital supuestamente comprometido para que las mamás se atrevan a dar el pecho, pero cuando te vas a tu casa y surge la menor complicación ¡desteta que lo tuyo no tiene arreglo! Total, que vengo a exponer mi caso de nuevo, porque ya no sé a quién más recurrir para que esto no se quede en nada.

1. Mi palabra contra la de ese médico de cabecera. Supongamos que yo soy una talibana de la teta (que no lo soy) y una loca que cree saber más que este buen hombre, que lleva toda su vida ejerciendo la medicina de familia. Supongamos que yo no necesitaba ningún medicamento para poder respirar de noche, y que soy poco más o menos una drogadicta que necesita una sola dosis de Salbutamol durante 3 días cada 8 meses, porque me dan estos ataques que no tengo diagnosticados, pero que mi médico de cabecera cree que pueden ser ataques puntuales de asma (y tan puntuales, 1 o 2 veces al año). Supongamos que soy la peor paciente del mundo, la más desinformada, la más burra y la que sólo piensa en poder respirar para seguir viviendo, sin importarle los efectos secundarios que el Salbutamol pueda causar a su bebé. Pues como madre encabronada puse una queja por negarme la receta para el Salbutamol, pero sobre todo porque la Seguridad Social no apoya la lactancia materna. Porque el argumento del médico no era que yo estaba sanísima, sino que dando el pecho no me podía recetar eso, ni hacerme radiografías de tórax, si no lo destetaba al menos 2 semanas tras la prueba.

2. Primera respuesta del Servicio Catalán de salud. Unas breves líneas para decir que trasladan mi queja al Servicio comarcal que me pertenece. Esto debe ser como haber apelado al Tribunal Constitucional habiéndome saltado antes los juzgados ordinarios. En fin, que desde el Servicio comarcal me degradan aún más la queja y la devuelven a la dirección de mi centro de salud. La señora subdirectora me responde con que el médico niega lo ocurrido (faltaría más) y hasta aquí puedo comprender ese compañerismo insano que se ve en los centros médicos. Pero, para dejarme en evidencia, además apostilla lo siguiente en su carta de respuesta (os traduzco el fragmento, que está en catalán pero yo soy ya muy bilingüe):

… También os queremos comentar que en la actualidad se desconoce si el Salbutamol se excreta por la leche materna y sus posibles efectos adversos para el lactante, por tanto, es recomendable suspender la lactancia materna o evitar la administración de este fármaco, a no ser que los beneficios superen a los posibles riesgos.”

¡Y esto es completamente falso! Ole y ole. Desde luego el riesgo de muerte por falta de oxígeno de la madre y orfandad del lactante debe ser mucho menos perjudicial que una inhalación de Salbutamol de higos a brevas. ¿Cómo sobreviven las madres asmáticas que dependen de medicamentos similares durante todo el embarazo, la lactancia y el resto de sus vidas? ¿Ninguna ha dado el pecho? ¿Jamás? Lo que me lleva a elevar mi segunda queja, reabriendo mi primer expediente ante el Servicio Catalán de salud. Y les expongo lo siguiente:

Habiendo recibido respuesta a mi queja por parte de mi Centro de salud, no quedo conforme con ella, puesto que insisten en indicar que el Salbutamol no es compatible con la lactancia y en recomendar el destete, cuando sus efectos sobre el bebé sí se sabe que son inocuos y es un medicamento completamente seguro.

Me parece lamentable ese afán por desinformar, por truncar lactancias a la menor oportunidad, cuando por otra parte se intenta sensibilizar a la población acerca de los enormes beneficios de la lactancia materna. Por favor, si no conocen la web e-lactancia ¡hagan lo posible para que los profesionales médicos la utilicen! Es una herramienta de trabajo muy prestigiosa ¡y gratis! Al alcance de todo el mundo, para saber si realmente un medicamento o principio activo puede dañar a un lactante o no. Adjunto el archivo con la respuesta de mi centro de salud (párrafo 4, el que os he traducido antes) y su nulo conocimiento sobre este asunto.

3. Segunda respuesta del Servicio Catalán de Salud. Semanas después de recibir mi alegación, me informan de que vuelven a rebajar mi queja al Cervicio comarcal de salud ¡y de vuelta a mi centro médico! Desde donde nadie se ha dignado a responderme ya desde octubre. Me queda claro en ese momento que no les importa ni lo más remotamente el hecho de tener a un señor completamente desinformado, prohibiendo lactancias con argumentos peregrinos. Y ahora ¿qué debo hacer? Porque si vuelvo a quejarme con los mismos argumentos, la queja volverá a mi centro de salud de nuevo y nadie va a llamarle la atención a este médico, ni a sus compañeros, ni siquiera les van a colocar el marcador de e-lactancia entre los favoritos destacados de sus ordenadores para que sólo tengan que hacer clic, e investigar medio segundo antes de recomendar un destete porque sí.

Total, que estoy de muy mala leche. Porque me siento impotente. Porque me parece una chorrada que se invierta en grupos de lactancia y en llenarse la boca con esas supuesto cumplimiento de las recomendaciones de la OMS, y esas alabanzas a los beneficios de la lactancia materna ¿para qué? ¿Para que demos la teta 2 días y nos olvidemos al salir del hospital? De lactancias prolongadas ya ni hablamos, porque ahí seguro que me dirían que estoy eligiendo la muerte por querer mantener el vicio del niño. ¿Habéis puesto alguna reclamación de este tipo alguna vez? ¿Qué otros cauces se pueden seguir?

Foto slide vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

11 Comentarios

  • Responder
    Jis
    7 marzo, 2018 at 07:59

    Bravo. Tal cual como la vida misma . Pocos profesionales lo conocen y lo primero que te dicen es desteta. O cómo a mi me dijeron con una operación de la vista… vuelve cuando ya no amamantes.

    Quejas en saco roto. Y la lactancia prolongada poco menos que te la puede prohibir la señora que compra el pan que se mete en medio de una conversación en la panaderia😠

  • Responder
    Cristina
    7 marzo, 2018 at 09:16

    En mi caso si quedé sorprendida al ver a mi médico de cabecera consultar la web de e-lactancia para recetarme un médicamento. Pensé Olé! Un médico informado! Incluso me habló de la web sin saber que ya la conocía. Te aconsejaría seguir quejándote y acudir dónde haga falta. Bss!

  • Responder
    TheSpanishFamily
    7 marzo, 2018 at 09:18

    Si te cuento… Cuando el enano tenía 4 meses fui a mi doctora de cabecera a renovar receta del hierro. Resulta que llego y me habían cambiado de médico. Aproveche (ya que mi doctora anterior era bastante pasota) para decirle que se me había empezado a caer muchísimo el pelo, era pasarme la mano por la cabeza y quedarme con un señor mechón. Pues me dice la tía que ya si eso vuelva cuando deje de dar el pecho porque eso será que tengo anemia por la lactancia y que si se me sigue cayendo entonces me vuelve a hacer analítica a ver que pasa. Osea que según esta señora mientras de pecho me jodo y sigo con la anemia… Ah, la receta del hierro me la renovó hasta que el peque cumpla 9 meses y ya haciendo un esfuerzo. Si la llego a decir que también le doy teta al mayor yo creo que le da un cortocircuito o algo. A ver que me encuentro el mes que viene cuando vaya a renovar otra vez la receta… Por cierto, un centro de salud en una localidad con un hospital famoso por promover el parto respetado y la lactancia materna y con varios centros de salud con grupos de apoyo a la lactancia…

  • Responder
    Chitin
    7 marzo, 2018 at 09:42

    Lo mejor es publicarlo, pero no sólo en el blog, si metes a la prensa es cuando realmente te van a hacer caso, triste, pero cierto. Hasta q no sale “en los papeles” no es cierto.
    Además matas varios pájaros de un tiro:
    – les pones en evidencia, con lo cual ya se cuidarán muy mucho de no volver a meter la pata.
    – haces publicidad a e-lactancia, q se la merecen, son unos excelentes profesionales, yo también he tenido mi experiencia al respecto de los inhaladores en las lactancias de mis hijos, de hecho mi niño mayor se quedó sin teta por esto mismo, menos mal q con la peque ya tenía otra doctora q me dijo algo así como: “mejor será q tu nena esté un poco adormilada (como posible efecto secundario), a q tú te ahogues!”.

    En fin, ánimo!!

  • Responder
    alegría alegría
    7 marzo, 2018 at 09:53

    Vaya! Qué pena, a mi la web me la descubrió mi cuñado que es médico pero la he visto consultar al pediatra en ocasiones que han surgido dudas y se la enseñé a usar a mi médico de cabecera que aceptó el consejo rápidamente.

  • Responder
    nuevemesesyundiadespues
    7 marzo, 2018 at 15:14

    Yo puse una porque cuando nació El Santo se negaron en urgencias a hacerle la prueba del talón alegando que no era una urgencia. Efectivamente no lo es pero en el folleto que nos dieron en el hospital Lídia que se hiciera con preferencia el 3er día creo que era y que sí era festivo se hiciera en urgencias. Pero no enseñando el panfleto quería la enfermera hacérsela. Un día lluvioso con un bebé de días… es de ser mala gente estando además en un servicio de urgencias en el que, en ese momento, había una persona esperando. Pues con toda su mala leche accedió pero amenazando con que habría que esperar una hora… Al solicitar poner una reclamación, no por la espera sino por la negación ya no hubo ni que esperar.

    Respuesta del responsable: al final se hizo, ¿no? No así pero casi, vamos. A la enfermera ni la mencionó en la respuesta, sino al enfermero que finalmente hizo la prueba.

    Con Renfe tengo otra pendiente por comprar 4 asientos en mesa y que no hubiera mesa porque habían cambiado el sentido del tren. Así, y te jodes. Pero pagar lo has pagado. Y me dicen que es lo que hay. Y yo solicité 4 asientos necesitando 2 porque iba sola con un bebé de escasos meses (y su maxicoxi y demás) y con un niño de 3 años y poco.

    En fin../ hay que reclamar aunque no respondan admitiendo porque yo creo que algo queda. Sobre todo si se repiten las mismas reclamaciones por las mismas cosas o personas.

  • Responder
    Anónimo
    7 marzo, 2018 at 15:39

    Escrito de responsabilidad patrimonial! Pa que se enteren

  • Responder
    Piruli
    7 marzo, 2018 at 15:58

    Me parece lamentable, porque lo primero que he hecho yo ha sido mirar en elactancia y oyes sale en verde. Que los profesionales médicos no sepan eso me parece lamentable.
    Desafortunadamente, no sé a dónde más puedes acudir, pero creo que has actuado correctamente.

  • Responder
    Nerea
    7 marzo, 2018 at 21:38

    Pffff, qué rabia. Yo pienso que no es la SS en sí, si no que te tocó un médico muy cafre. Yo me he pensado poner una reclamación similar porque el grupo de apoyo a la LM de mi pueblo es la risión y dan consejos que flipas: introducción de la AC a los 5 meses porque el niño engordaba “solo” 100 gr semana; reducir las tomas deun bebé de 2 meses q regurgita y no dejar que el bebé se duerma al pecho. Todo eso el mismo día en media hora que estuve. Pero no lo hice ni lo haré, pk se van a limpiar el culo con ella y la que lleva el grupo es la enfermera de mis hijos … Y no quiero malos rollos.

  • Responder
    Shasha
    7 marzo, 2018 at 22:07

    Quizas poner la denuncia en el sindic de greuges. Y por supuesto una publicacion en algun periodico como carta de los lectores a veces asi hacen mas caso

  • Responder
    Rebeca Esteban
    8 marzo, 2018 at 23:03

    Vaya, no sabes cómo lo siento! Yo también empecé a poner reclamaciones el año pasado, ya harta de tanta ignorancia. Del primero con 6 meses , yo tuve un gripòn descomunal y fiebre alta no me recetaron nada por estar lactando. Mi madre me ayudaba a sujetar al bebé porq no podía con la fiebre. Del segundo me llevo mi móvil con e lactancia y se lo digo al médico q me toque.
    Ánimo y sigue reclamando!!

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.