Padres y bloggers

¡Mi blog es el mejor de 2017! Sarao y sorpresas en el Blogger’s Day de Madresfera

blog del año 2017 madresfera

¡Ayyyy! Sigo con el subidón de moral de este sábado. A ver, no es lo mío presumir de tener lo mejor en nada: más bien suelo irme al extremo opuesto y rebuscar los defectos en mi casa, en mis mochuelos, en todo lo que tengo. Pero aún me dura la emoción por haber recibido el Premio al Blog del Año dentro de la comunidad de Madresfera. Un lugar virtual maravilloso, lleno de madres, y ahora también con muchos padres, que empezaron a bloguear en sus casas, a compartir inquietudes, recetas, manualidades, sus actividades de ocio, a concienciarnos acerca de enfermedades, de causas sociales, de la infertilidad, a enseñarnos a usar la tecnología con los niños, algo de pedagogía y educación, de moda infantil, o simplemente a compartir cuestiones personales de lo más variopinto, su humor, llegaron los padres, los vblogs, los podcasts… Cada uno con sus temas, con sus ideas, de su padre y de su madre, pero una comunidad de 4.400 blogs bien avenida y amorosa (en general, que de todo hay en la viña del señor y en todos lados). Madresfera existe desde antes de que yo tuviera blog. Me uní a la comunidad en cuanto la conocí y sólo he obtenido cosas buenas por pertenecer a ella. Vamos, que aunque sólo fuera por puro egoísmo, no me movería de aquí.

1. ¿Por qué me gusta Madresfera? Cuando era una blogger principiante, me entusiasmaba que me escogieran para sus campañas de prueba de productos: desde mi humilde posición, aquello ya me parecía la bomba y yo era feliz con mi afición blogueril y con esas oportunidades que recibía de vez en cuando. Si no me escogían ¡no pasaba nada! Seguro que habría gente mejor, blogs más específicos para ciertos temas, más longevos, con una comunidad más afín. Después, empezaron a organizar saraos y ya llevan 5 fiestones. No fui al primero, porque mi blog era muy reciente y mi bichilla estaba prácticamente recién nacida. En el de 2015 empezaron a dar estos premios y me pareció lo más, lo disfruté muuuuucho, todo el día de jarana hasta con cena. En 2016 no pude evitar repetir. En 2017 pensaba ir embarazadísima de 39 semanas (como las locas, oye), pero mi churumbelito se tiró al mundo 5 semanas antes y me quedé compuesta y sin fiesta. Y aprendiendo en primera persona por qué no conviene irse lejos de casa durante las últimas semanas de la preñez. En 2018 iba dispuesta a desquitarme, con el billete comprado desde enero, a hacer un viaje de ida y vuelta para no dejar al niño solo por la noche. Había quedado con el ciento y la madre de compañeras para cotorrear por los pasillos. Pero una cuestiones familiares mi viaje se desorganizó por completo y sólo pude pisar el MBDay18 un par de horas.

2. La sorpresa del Premio al Blog del Año. Yo no sabía nada: nada de mi premio; nada de por qué una bruja mala me metía prisas para que llegara cuando aún estaba en el AVE, como si yo pudiera achuchar al maquinista; nada de por qué me sentaron sola en la segunda fila ¡si yo había ido allí a cotillear! Y nada más sentarme, indagar en mis bolsas de los patrocinadores, valorando lo que me iban a pesar los caldos de Aneto para la vuelta, y lo bien que me iría el paraguas de Juguettos por el día tan lluvioso que hacía en Madrid, la creadora de Madresfera dijo que iban a hacer entrega del Premio al Blog del Año. Que iba a ser un día con muchas sorpresas y que esa sería la primera, saltándose el orden lógico del evento (ay, zánganas, cómo lo he complicado todo sin saberlo) y comenzando a hablar de lo perfecta que soy, y lo mucho que valgo. Lo resumo así, exagerando un poco, por efecto del recuerdo y de la felicidad del instante.

Pero compañeras que valen hay muchas ¡muuuchas! Y yo no iba allí a recibir premios, porque no había participado en la campaña, no había presentado candidatura (pese a que por obra y milagros de la gente que me sigue aparecí en la categoría de Embarazo y crianza y hasta escalé posiciones sin mover un dedo. Sin embargo, esa tenía que ser para mi Carmen, No soy una drama mamá, como así fue), por lo que no podía estar como finalista en ningún sitio y por lo tanto el jurado no podría elegirme para nada. Vamos, que yo estaba de lo más tranquila, pensando en la hora del descanso y el desayuno, cuando allí se empezó a hablar de churumbeles y de una señora que posaba en Instagram con la bolsa de basura en la mano. Y esa era yo. Bueno, igual había otra prima hermana mía a la que no había tenido el gusto de conocer, pero todo lo que iban diciendo cuadraba con mi vida 2.0 y claro, me entraron los nervios. Me entraron porque yo había votado a compañeros a los que sigo, algunos de los cuales lograron ganar en sus categoría (Tecnología en familia, Un papá como Vader), pero ni siquiera recordaba la existencia de los premios a Blog revelación (a este ya no llego, porque con 5 años de andadura dicen que ya me he revelado bastante), Blog del año y Premio a la Trayectoria. ¡A este sí que aspiraba! No este año, pero como soy una perra vaga para seguir el sistema de votaciones de Madresfera y paciencia me sobra, pensé:

“Hala, me sentaré a esperar y en 5 o 10 años más seguro que logro este y ya me puedo quedar tranquila”. Son premios que otorgan la organización del certamen, los patrocinadores y los ponentes expertos que participaron en las charlas. Ganar en cualquier otra categoría mola muchísimo, porque son tus lectores los que te empujan hasta la final, momento en el que también decide el jurado. Pero lo de ganar por un jurado experto ¡también mola! Porque algo habrán visto en lo que hago para fijarse en mi blog, habiendo miles entre los que elegir. Bueno, a mí es que desde el sábado, me mola todo, así en general.

3. ¿Se me ha subido ya el Premio al Blog del Año a la cabeza? ¡Claro que sí! Digo, me hice la diva diciendo que el robot de cocina que me regalaba Worten no me lo iba a llevar de vuelta a casa, con las horas que me quedaban de viaje de un lado a otro, muertecita de cansancio ¡y con lo que pesaban ya los caldos! Pero como soy diva de pueblo, en realidad lo que pedí fue el favor de que me lo enviaran al Pueblucho Infernal, así tuviera yo que correr con los gastos. Es mejor portarse bien y no avasallar. La gente te acaba queriendo más. Luego me paseé por Madrid con el trofeo del premio en la mano. Como me había dejado al niño en casa, creo que echaba en falta tener algo que mecer, así es que fui la loca de la capital por unas horas. Mínimamente, presumí por WhatsApp ante mis familiares de lo que me había pasado. Lo primero que me dijo mi madre es que la foto que le estaba mandando era muy borrosa y que no parecía yo. ¡Ole y ole! Anda que se fían de mí en mi casa. Mi padre que muy bien, que qué lista soy, pero que si hacía frío en Madrid y que no comiera en Atocha, que me salía más barato coger el bocadillo en el AVE. El padre de mis criaturas quería saber si esto ya nos va a retirar de por vida, y mi bichilla que por qué me había ido a Madrid sin ella y si le iba a traer un regalito del viaje. ¡Me valoran una barbaridad, vamos, vamos!

Estos fueron los primeros momentos de no saber ni dónde estaba parada. Sin embargo, lo mejor de pertenecer a esta comunidad madresférica ha sido la de gente divina que he conocido, las amistades que han surgido, lo que me enriquecen día a día, personalmente, profesionalmente ¡y hasta me inspiran como madre! Porque como casi todas ejercen mejor que yo… Así es que desde aquí digo que lo de ser el Blog del Año 2017 de Madresfera quizás sea relativo, dependa del cristal con el que se mire, que la diversidad de opiniones siempre es bien recibida, y que mi maternidad de andar por casa no puede gustar a todo el mundo. Pero yo me he llevado un premio que me ha vuelto loca de contenta, que me anima a seguir arriesgando con mi no conciliación familiar, a continuar paso a paso, sin prisas, sin trampas, con una dosis enorme de paciencia y constancia, porque en esta vida las mejores cosas siempre me han llegado de esta manera, y no buscando atajos rápidos, abusando de otros en la subida o haciendo la puñeta al de al lado.

Si la cosa no se tuerce ¡creo que me queda blog para rato! Así es que sí, ya sólo me queda seguir con mi trabajo diario y cruzar los dedos para llegar al Madresfera Blogger’s Day 2019 en plena forma, sin percances y disfrutar de un viaje completo de fin de semana rodeada de tanta gente valiosa. ¿Alguna vez os habéis sentido así de queridos y valorados por una comunidad?

Esto te puede interesar

11 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    19 marzo, 2018 at 07:27

    Aunque ya te lo he dicho, felicidades de nuevo!!! A seguir trabajando!

  • Responder
    Alejandra
    19 marzo, 2018 at 08:30

    Guapa, te lo mereces!!! Para mí también eres el mejor blog! Me parto de risa contigo! Haces trabajos de investigación para cada post. Te informas a conciencia. Yo te doy al premio al blog más auténtico, original, informado, curvy y divertido!!

  • Responder
    Carolina mamá ríe
    19 marzo, 2018 at 09:35

    Y te vuelvo a requetetetefelicitar…ole tu y tu blog!! qué os quiero a los dos hija…

  • Responder
    Maite Sevilla del Pozo
    19 marzo, 2018 at 09:50

    pero qué alegría, te lo mereces

  • Responder
    anónimo
    19 marzo, 2018 at 10:42

    No comento nunca pero aquí tienes una fiel seguidora, Felicidades tu blogs me encanta me chifla, no hay día q no lo lea. Te lo mereces!!!!!!

  • Responder
    embarazadasymamas
    19 marzo, 2018 at 11:40

    lucia, de nuevo te felicito por aquí, muchísimas felicidades para ti, para tus mochuelos y tu pueblucho infernal que te acompañan en esta gran andadura llena de arte que estás realizando, por muchos años y premios más 😉

  • Responder
    minominohandmade
    19 marzo, 2018 at 11:41

    Muchas felicidades!! Un premio muy bien merecido 🙂

  • Responder
    Piezecitos
    19 marzo, 2018 at 11:53

    Muchas felicidades preciosa!! Super merecido y a continuar así de bien! que con lo salá que eres ya me hacía raro que no ganaras ningún premio!! Y lo de dejar el premio para carmen, todo un detallazoooo!! Besazos

  • Responder
    Petrabagar
    20 marzo, 2018 at 21:46

    Me alegro mucho por este premio.Te lo mereces por la naturalidad con que nos cuentas tus experiencias.
    Tienes “gracia” para dar y regalar.
    ¡¡Olé la Luci de España…Ole,ole y olé”

  • Responder
    nuevemesesyundiadespues
    23 marzo, 2018 at 09:21

    ¡Enhorabuena de nuevo! Fue estupendo podértelo decir en persona. Te lo mereces muchísimo, guapa. Me dio mucha alegría. Un besote.

  • Responder
    amordesmadre
    2 abril, 2018 at 10:42

    Merecidísimo premio. Yo hace un tiempo que he estado desconectada del blog y ha sido el único que he visitado en la sombra este tiempo, no habéis parado ni un momento y eso es de agradecer.
    Enhorabuena por ese reconocido premio.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.