Cosmética

Cosmética para embarazadas. ¿Tú qué usas? ¿Te ha funcionado?

Cosmética para embarazadas. Tú ¿qué usas? ¿Te ha funcionado?

2 embarazos 2 y con poca cosmética para embarazadas de la que hablar. Sí, he usado algunas cremitas, pero tampoco me he vuelto loca con los productos específicos para esta etapa de la vida. He intentado gastar primero los que ya estaba usando en casa (si eran compatibles con la gestación) y después hacer elecciones de marcas que me transmitían confianza y que tuvieran productos a buenos precios. Porque otra cosa no ¡pero panzón ya tengo mucho de serie! Por lo que no estaba para dilapidar una fortuna en litros de cremas premamá. Más allá de la obsesión por las estrías en la barriga y el pecho, no me he preocupado por grandes cosas. Sí por las cremas solares cuando llegaba el verano (mis dos preñeces han transcurrido en época estival) ya que ahí se me rebelaban algunas hormonas y con la niña una pequeña marca me ha quedado en la cara por un despiste de un momento. En el mercado hay cosmética para embarazadas hasta aburrir. Decenas de marcas, de productos, subproductos con pequeñas variaciones, cuando lo que más necesitamos es el tiempo del que a veces no disponemos ¡y la constancia que también brilla por su ausencia! Os cuento algunas cosas de utilidad que he aprendido estos años en cuanto a los productos para el embarazo.

mustela maternidad embarazo

1. Antiestrías. Decir que estás embarazada y que pasas de la crema anti estrías es poco menos que pecado mortal. Sí, por barata y de poco fiar que sea la crema que elijas, una tienes que elegir. Yo estoy contenta con las que más he usado durante el embarazo, que fue la gama premamá de Mustela. Os lo detallé todo en su momento, pero a día de hoy quiero seguir destacando su crema antiestrías y el aceite para el mismo fin. Yo tengo miles de estrías previas a los embarazos por todo el cuerpo, pero la barriga no es que la tuviera muy afectada. Las tenía más en las caderas, incluso en el pecho. Tras las dos preñeces y siendo súper constante en la aplicación de la crema, la maternidad se ha saldado con dos estrías mega recortejas pero anchas encima del ombligo y nada más. El resto ya vivían ahí desde siempre.

bella aurora embarazo

2. Protección solar. Lo decía al principio, pero mi primer embarazo se saldó con una mancha veraniega a la altura del moflete que se ha disimulado con el paso del tiempo, pero no ha desaparecido. Con el segundo ¡me convertí en una obsesa de la protección solar! Bueno, tampoco tanto, pero sí que me aseguraba de que mis cremas de día tuvieran factor de protección (casi todas suelen tener al menos un 15 FPS) y también probé cremas específicas antimanchas de Bella Aurora. Me sentaron divinamente y no me ha vuelto a salir ningún defecto más a causa del sol. Hay pieles que son más sensibles que otras a los cambios hormonales del embarazo, así es que debéis mirar más allá de las estrías de vuestra panza, porque a veces no tenemos ni idea de estos otros desperfectos que podemos sufrir.

freshly cosmetics embarazo

3. Cosmética natural. Soy de piel agradecida y he usado marcas de todo tipo para mi cosmética anterior y posterior al embarazo. Con el segundo, descubrí algunas marcas de cosmética natural como Freshly Cosmetics, que no son específicas para el embarazo, pero sí plenamente compatibles y de verdad ¡eso es otro nivel de tratamientos! Los precios no son desorbitados y, sin embargo, sentía que mi cuerpo vivía a todo lujo con aquella explosión de olores y texturas. Los efectos de la cosmética 100% natural en la piel se notan muy deprisa. A posteriori, he seguido alternando productos de todo tipo pero a poco que pueda, lo natural me tiene conquistada. Eso sí, tened en cuenta que hay ingredientes como la cafeína que sí son naturales, pero no recomendables durante el embarazo ni la lactancia. Vamos, que algunos tengo sin estrenar 4 años después del primer embarazo por tener siempre un niño colgado de la teta.

mustela anti estrías embarazo y post parto

4. Piernas cansadas. De esto no he padecido durante el embarazo, pero la crema para piernas cansadas de Mustela me enganchó igualmente. ¡Era un vicio! Sobre todo en verano, con el calor, ponérmela y que al momento se me quedaran las piernas heladas y fresquitas ¡era un gustazo! Sé que funciona fuera del embarazo porque se la presté a mi madre y acabamos yendo a la farmacia a comprar lotes para ella y sus varices de señora. Decía que había notado alivio al instante y que le salía más barata que otras específicas para lo suyo y no de embarazadas. Si las piernas os martirizan durante la preñez ¡tenéis que probarla! La verdad es que cunde mucho porque se distribuye muy bien, aunque cuanta más cantidad se usa más alivio produce.

5. Ojito con los aceites esenciales. ¡Ay, los masajes! Son mi debilidad. Durante el primer embarazo me hice muchísimos, porque tenía bonos de regalo atrasados de mi cumpleaños, navidades… Desde que nació mi churumbelito ¡sólo uno en más de un año he podido hacer! El caso es que tenéis que vigilar mucho el lugar al que vayáis y los aceites esenciales que se utilicen. Parece una tontería a ojos de embarazada inexperta, pero los aceites esenciales se van derechitos al torrente sanguíneo y algunos pueden tener propiedades abortivas. No queremos pasar sustos, así es que avisad siempre de vuestro estado y si los vais a hacer en casa, consultad los componentes en la web de e-lactancia para no cometer un error.

¿Habéis tenido algún descubrimiento cosmético epectacular durante el embarazo? ¿O habéis seguido utilizando vuestros productos de siempre?

Foto slide vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    ISABEL
    3 abril, 2018 at 07:43

    Yo he usado la anti estrías de Trofolastin y aceite de almendras del Mercadona. Y ni media estría. De piernas cansadas ni idea porque no tuve que usar. Y la protección solar importantísima!!! Siempre, pero con las hormonas revolucionadas, más.

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!