Ocio y viajes

Nuestros 4 días en Múnich con niños pequeños ¡pequeños!

Nuestros 4 días en Munich con niños pequeños ¡pequeños!

Se acabó lo bueno de las vacaciones de Semana Santa, de rumbear por Europa, cambiar de aires, conocer mundo, pasarnos en la calle el día completo, conseguir que los niños llegaran reventados al hotel y descubrir Múnich. Una ciudad que tiene fama de family friendly, de tener espacios culturales y callejeros adaptados para los niños, no ser excesivamente cara, tener un clima soportable en esta época del año (nosotros es que no estamos hechos para los fríos polares). ¿Y todo esto nos llevó a decidir pasar 4 días en Múnich con niños pequeños? ¡No! Bueno, eran puntos a valorar, desde luego, pero la elección se basó en que al hacer una búsqueda de vuelos relativamente cercanos para salir desde Barcelona, este era el destino con mejor precio. Y hala, a organizar el resto del viaje ya que habíamos logrado ahorrar algo en los billetes. Buscamos algo de información antes de salir de casa, aunque debo reconocer que desde que viajamos siendo padres organizamos poquísimo nuestras escapadas: primero, porque los niños no nos dejan tiempo en casa, y segundo, porque una vez en el destino, sus ritmos son tan variables que así no sufrimos frustraciones si nos lo dejamos casi todo por ver. Ya nos pasó con Ginebra, que en tamaño es una ciudad bastante pequeña, turísticamente hablando, y en 2 días no logramos ver ni la plaza del ayuntamiento. Vamos, como para poner el listón muy alto. Por eso, creo que no es lo mismo decir que vamos a pasar 4 días en Múnich con niños pequeños como los míos (de 4 años y poco más de 1, respectivamente) que con niños algo mayores, que troten a mayor ritmo, que requieran menos paradas técnicas… Esto es lo que nosotros logramos ver en la ciudad germana.

jardín inglés múnich niños pequeños

1. Jardín inglés. Llegamos en tranvía, porque Múnich es una ciudad grande incluso sin moverte del principal núcleo turístico. Con deciros que el Jardín inglés es un parquecito que mide 4 kilómetros de punta a punta… Sí, siempre digo que mi bichilla anda mucho, pero si se me hubiera ocurrido salir del hotel dando un paseíto esta no me hubiera aguantado ni la primera hora turística. Así es que para los desplazamientos durante 4 días en Múnich con niños pequeños el metro, el tranvía, el autobús y hasta los trenes serán tus mejores amigos a buen precio. Pero esto ya os lo contaré en otro post con truquitos para sobrevivir en la ciudad alemana en versión low cost. Del Jardín inglés vimos poca cosa, porque hacía un viento frío que era difícilmente soportable. Atravesado por riachuelos, en uno de los cuales había gente haciendo surf (una cosa asombrosa), sólo vimos la zona en la que se recrea una casa de té japonesa y una especie de mini templo griego. Patos y cisnes que campan a sus anchas y vuelta a refugiarnos entre edificios. La primavera en Múnich es demasiado fresca para retozar en el parque.

olympiapark múnich con niños pequeños

2. Olympiapark y torre olímpica. Sí, su nombre proviene de ser la zona creada para albergar los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972 ¡y qué maravilla ha quedado! Un parque impresionante, llenito de colinas en las que te da la sensación de que te va a salir uno de los Teletubbies al paso ¡o todo ellos! Lo bueno de pasar 4 días en Múnich con niños pequeños es que si el tiempo acompaña se puede hacer muchísima vida al aire libre sin repetir espacio. Colina, embarcadero, feria, lago, más patos y cisnes… Además, se conserva la torre olímpica, que es un mirador en 360º sobre la ciudad de Múnich y cuyas vistas llegan hasta los Alpes alemanes. A casi 300 metros del suelo, con un restaurante giratorio (ahí no se nos ocurrió entrar con los niños, tranquilos) pero donde por 7 euros puedes impactar mucho tus churumbeles quienes, según mi bichilla, creerán estar tan altos como un avión.

bmw welt gratis múnich con niños pequeños

3. BMW Welt. Está junto a Olympiapark, delante de la misma estación de metro. El BMW Welt no es el museo BMW, sino una exposición permanente en un edificio aledaños de la gigantesca y espectacular sede que la marca de coches tiene en Múnich. A mí los coches ni fú ni fá. Este hombre tampoco es que se desviva por ellos, por eso optamos a ver esta parte que es de accesos gratuito y a la niña le encantó. Se creía la reina del mambo forzando puertas de deportivos y subiéndose con desconocidos a presumir de coche. También había exposición de motos de la marca, un torneo de mini golf para adultos y niños. Está bien para dar una vuelta y dejarlos tocarlo todo. Y si sois fanáticos de la automoción aquello será el paraíso para vosotros.

deutsches museum múnich con niños pequeños

4. Deutsches Museum. Pese al nombre, el Deutsche Museum es el museo de la ciencia de Múnich. Es tan grande, tanto, tanto, tanto, que dicen que se necesitarían 8 días completos para visitarlo. Me parece una exageración, sobre todo porque yendo con niños os aseguro que no os vais a parar en todas y cada una de las placas explicativas. Lo mejor es elegir una de sus temáticas e ir a ver ciertas áreas, porque es realmente divertido para ir con niños, ya que pueden tocarlo todo y experimentar por sí mismos (un poco como nuestro Cosmocaixa de Barcelona pero en dimensiones gigantescas). La mejor parte para pequeños de hasta 8 años es la zona infantil, con artilugios adaptados a su edad. Después visitamos la zona de los metales, sin pena ni gloria, la de matemáticas y la de navegación, que fue la preferida de la niña. Eso sí, teníamos la suerte de que al ser este hombre ingeniero entendía muchos de los cacharros con mirarlos a ojo, porque la mayor parte de la exposición estaba descrita sólo en alemán, y claro, en 4 días nuestro conocimiento del idioma era bastante escaso. 2 horas pasamos dentro y creo que con otra más hubiéramos podido abarcar el resto de zonas que nos quedaron pendientes.

museo del juguete múnich con niños pequeños

5. Museo del juguete. Nos decepcionó. Estaba muy entusiasmada con llevar a la niña porque la localización del Museo del juguete de Múnich es espectacular, en la torre del antiguo ayuntamiento, que desde fuera parece un torreón sacado de un cuento. Pero el museo está en la 4ª planta, se sube por una escalinata enrevesada y no se puede acceder con carrito de bebé ni tampoco hay acceso para minusválidos. Así es que me tuve que quedar en la calle con mi churumbelito. Una vez dentro, en media hora estaba todo visto. Es simplemente una sala con juguetes antiguos expuestos en vitrinas y nada más. No se puede tocar, no se puede averiguar gran cosa sobre ellos… Es barato: 3 euros los adultos, 1 euros los mayores de 6 años y el resto de niños entran gratis. Pero no os perderéis nada grandioso si os lo saltáis.

ayuntamiento múnich con niños pequeños

6. Ayuntamiento y Marienplatz. El Ayuntamiento es gótico y recargado a más no poder ¡ideal para niños y románticos! Tienen un carrillón que todo el mundo va a ver, así vayas a Múnich con niños pequeños o con una excursión del IMSERSO. Los muñequitos danzando al son de la música molan, pero hay que estar allí, en el Neus Rathaus muy puntuales a las 11 o a las 5 de la tarde. Desde allí se accede caminando al Viktualienmarkt, una especie de mercadillo gigantesco para comprar cosas de comida, bebida y comer en la misma calle, o llevártelo a tu casa. Pues pasamos 4 veces por sus puestos ¡y siempre lo encontramos cerrado! En Múnich hay poco abierto más allá de las 5 de la tarde y el mercado cuenta como tienda estándar.

hofbrauhaus múnich con niños pequeños

7. Cervecería Hofbrauhaus. Creo que Múnich es de las pocas ciudades que hemos visitado en las que no hemos tenido que comer ni cenar en restaurantes de cadena de comida rápida. El sitio más especial en el que comimos fue la cervecería Hofbrauhaus, en pie desde hace más de 500 años. Dicen que acogen diariamente a unas 35.000 persona ¡una burrada! El sitio es súper festivo, con gente que come y bebe en cantidad, todo alegremente, con camareros y músicos con el traje regional y precios de todo tipo. Se hizo muy popular por ser el lugar en el que a Hitler le gustaba soltar sus discursos. Yo no entiendo que le apasionara un sitio así. Debe haber cambiado muchísmo con el paso del tiempo, porque no me imagino al señor del bigotito rodeado de turistas gritones y hartitos de comer. Es cómoda incluso para ir con niños porque las mesas son amplias y tienen zona en la que te sientas en unos bancos de madera largos como si estuvieras de pícnic bajo techo.

El resto ¡mucho pasear por las calles y ver edificios grandiosos! Alimentarnos a base de salchichas, cerdo asado y puré o ensalada fría de patatas, pretzels y todo lo típico de allí. En jornadas de 9 de la mañana a 6 de la tarde, sin descanso, esto es a lo máximo que hemos llegado. Teníamos en mente alguna escapada a sitios como el Playmobil Fun Park o el castillo en el que se inspiró el de Cenicienta de Disney, pero con trayectos de 1-2 horas fuera de la ciudad, imposible siendo ellos tan pequeños y dedicando medio día sólo a viajar. ¿Os estresáis mucho si salís de vacaciones con los niños y se os quedan muchas visitas en el tintero?

Esto te puede interesar

3 Comentarios

  • Responder
    Lou
    6 abril, 2018 at 13:00

    Jo ¡qué ganas de hacer un viaje con mis fieras a Munich! tiene que ser una pasada, me lo apunto todo

  • Responder
    Juls
    7 abril, 2018 at 05:07

    De parte de una lectora emigrada a Munich, te comento que es muy completo lo que has visto! A lo mucho visitar el castillo Neuschwannstein, pero es cierto que está a dos horas en tren, y con niños puede ser una buena paliza. Me alegro de que te haya gustado Munich!!

  • Responder
    Martina
    11 abril, 2018 at 13:02

    Para visitar el Playmobil Fun Park, que es más que genial, lo ideal es quedarse en Nüremberg, que también es una ciudad 100% Family-friendly, con el Parque de los Sentidos, las murallas, el castillo… Estuvimos con 3 niñas de 7, 4 y 2 años este verano y vale mucho la pena. Todo accesible andando

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.