Puericultura

Torre de aprendizaje barata para cocinar con niños ¡y para muchas cosas más!

Torre de aprendizaje barata kutuva

Al fin nos hemos decidido. Resulta que mi bichilla tiene esa afición desbocada por participar en las tareas de la cocina, porque quiere ser chef de mayor (chefa, según sus propias palabras) y aunque es bastante alta para sus 4 años, la encimera, el grifo, y los utensilios no quedan aún a su altura. Bastante tiene con lograr meter sus platos y cubiertos en el fregadero cuando acaba de usarlos. Como no estamos a la última de casi nada, el conocimiento de la torre de aprendizaje de Kutuva no hace mucho que llegó a nuestras vidas. Conozco a Lee, una de las creadoras de la marca, porque tiene un maravilloso blog para familias, Babytribu, porque tiene un libro con ideas de ocio con niños geniales, porque coincidimos en saraos diversos y porque mi churumbelito la ama y le encanta estar con ella y con sus adornos de bisutería. Justo ahora que mi criatura menor ha empezado a andar y tiene afición por trepar a sitios más altos, ha sido el momento en el que nos hemos lanzado a probar la utilidad o no de una torre de aprendizaje en casa. Igual ya lo sabéis todo sobre estos inventos pero, por si acaso, os cuento lo que estamos viviendo en estos primeros días con ella.

torre de aprendizaje barata kutuva blanca

1. Una torre de aprendizaje barata para cocinar con niños. El modelo de Kutuva es de los más económicos del mercado. O he comprobado yo y un montón de gente que me ha ido preguntando por Instagram a raíz de los stories que he ido subiendo. El diseño es muy sencillo, se pueden elegir 3 acabados (la pintura lo encarece un poco, pero por tal de que nos cuadre con la decoración de casa merece la pena invertir) y es justo lo que nosotros necesitábamos: una torre de aprendizaje que no sea un trasto inservible, ligera para poder trasladarla por la casa sin esfuerzo (esta de Kutuva pesa 5 kilos), e incluso para que los niños la muevan. Que a medida que vayan creciendo aprendan a usarla sin nuestra ayuda, que nos podamos fiar de que se colocan, suben y bajan con seguridad y sobre todo ¡que nos libere la mente de preocupaciones! La primera gran ventaja para la torre de aprendizaje la vi al cocinar con la niña. Siempre se ha subido a una silla normal, unas veces con el respaldo apoyado en los muebles de la cocina y otras con el respaldo hacia atrás, para que no volcara de espaldas. En estos 4 años se me ha caído varias veces al suelo. Nada grave. No hemos vivido dramas insalvables de lesiones y sangre, pero estaba claro que lo de usar la silla no era el método más seguro. Sobre todo, porque la usaba con nosotros delante, pero no nos fiábamos de dejarla sola, con la falta de equilibrio que parecía tener. Ahora tampoco es que la hayamos liberado por completo, pero más tranquilos sí que entramos y salimos de las habitaciones confiando en ella, porque parece que está más estable.

torre de aprendizaje barata kutuva niña 4 años

2. ¿Me vale para un bebé de 16 meses y para una niña camino de los 5 años? Sí, me vale. Obviamente a estas alturas de la película es de suponer que será el niño el que la acabe usando durante mucho más tiempo ¡muchos años! Porque para su hermana ya ha llegado un poco tarde, pero a día de hoy ella es la fan número 1 de la torre de aprendizaje de Kutuva. Ambos son candidatos ideales porque el artilugio es regulable en altura. La niña sabe usarla ya por sí misma: se agacha por el hueco, se sube, se coloca, hace lo que tiene en mente y baja. Al pequeño hay que colocarlo, aún no trepa hasta ella con esas mini piernecitas que tiene, pero está alucinado al verse en las alturas, casi al nivel de los demás. Esto me ha liberado los brazos, porque él quiere estar metido en todos los fregados, pero el porteo no es su fuerte y ya pesa mucho para poder manejarme en la cocina con él ocupándome un brazo. Me daba miedo que al tener unos andares inestables y ser tan bajito, en un traspiés se me colara por los agujeros laterales de la torre de aprendizaje, pero por ahora no ha pasado nada. Él se deja colocar, se agarra a la zona superior, y aunque hace cosas de niño loco como intentar balancearla de lado a lado ¡por suerte no la vuelca!

3. ¿Qué necesidad hay de tener una torre de aprendizaje? Pues ya sabéis, que si no no seréis unos modernos pro Montessori y demás. ¡Jajaja! Fuera de bromas, que además nosotros somos más de Pikler, la mayor ventaja de tener una torre de aprendizaje es poder confiar en las habilidades de los niños sin sufrir por posibles accidentes. Fomenta su autonomía de forma segura, no sólo para que puedan ayudarnos a cocinar, sino que en seguida ellos verán que llevando la torre de un lado a otro llegan a lugares inimaginables hasta ese momento: pueden abrir la nevera y los muebles superiores (eso sí, os vais a tener que asegurar de que todo lo que esté a su alcance sea adecuado para ellos), pero es un gustazo saber que les puedes mandar a cogerse el yogur, el pan de la encimera o un vaso sin tener que estar allí, controlándolo todo). Lo mismo para el baño: lavarse las manos con seguridad, rebuscar en los muebles su cepillo de dientes, sus adornos del pelo. Sí, nosotros procuramos tener sus cosas a su altura, pero en ocasiones no hay baldas inferiores suficientes para albergar todas sus pertenencias, por lo que toca trepar arriba. La niña le ha encontrado una nueva utilidad en su armario, ahora ya no se le resisten los pijamas ni la ropa de manga corta que tenía más apartada para cuando acabara de llegar el buen tiempo. Se ha hecho una experta y alcanzar todo lo que quiere por sus propios medios, y luego ya empezaremos la negociación para ver si puede lucirlo o no. También suele arrastrarla y traerla al salón para conectar la videoconsola sin permiso. En fín ¡que la libertad la están aprovechando pero bien!

torre de aprendizaje barata kutuva autonomía

4. ¿Qué ventajas tiene este modelo de torre de aprendizaje de Kutuva? La torre de aprendizaje de Kutuva es barata porque sus precios empiezan en 75 euros, que no es mucho si tenemos en cuenta que puede durarnos desde que el niño sabe caminar hasta los 6 años ¡y para varios hermanos! Está hecha en madera de pino y abeto, en color natural, o barnizada, o con pintura blanca, pero siempre con productos no tóxicos y al agua. Porque no sé los vuestros, pero los míos son muy aficionados a roer la madera con los dientes y comerse todo lo que pueden. La inversión me parece razonable, aunque al principio teníamos dudas de si la usaríamos para algo o no. Por ese motivo, descartamos modelos más caros, con diseños más espectaculares, y le dimos una oportunidad a la silla de la cocina que ya estaba aquí cuando compramos la casa. Después de ver cómo la niña usaba la silla, ya estábamos convencidos de que una torre de aprendizaje barata sería una gran inversión. De los modelos que he visto, la de Kutuva es de las menos aparatosas: no pesa, es estrecha, se puede dejar aparcada junto a la pared sin que se coma media habitación… Y otra cosa es que permite que el niños suba y baje solo. Subir de frente a los muebles y bajar de frente al suelo. El mío aún no lo hace solo, pero yo creo que en nada le habrá cogido el truco. Vamos, que es una torre de aprendizaje barata, con el precio justo, pero está muy bien pensada y no le falta detalle para ser súper práctica. Está hecha de forma artesanal, con amor para los niños y pensada por una madre amorosa, a favor de la crianza respetuosa, de adecuarnos al ritmo de aprendizaje de los niños y de los artículos útiles y diseñados especialmente para ellos.

¿Vuestros peques han tenido torre de aprendizaje? ¿Estáis pensando en comprar alguna para fomentar su autonomía? Aquí seremos ya fans de Kutuva para siempre, porque además tienen otros muebles infantiles que son igual de amorosos que este. Y si no, mirad sus camitas de inspiración Montessori.

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    mamá puede
    24 mayo, 2018 at 07:23

    La verdad es que es un buen invento.
    Yo no la tengo y a estas alturas no merece la pena salvo que la comprase para mi misma que siempre me ando subiendo a los taburetes para coger cosas de los armarios de arriba jaja

    No en serio, Leo ya llega a prácticamente todo así que no necesita nada y Gonzalo pronto le pilla así que en casa ya no sería útil pero cuándo son más pequeños si que la veo práctica por lo que dices, nosotros siempre les subimos en el taburete pero claro, no les puedes dejar solos ni un segundo.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.