Cosmética

Crema solar de Mustela. Bebés y niños protegidos del sol

Sol, calor, lluvia, días nublados, fresco. ¡Estamos en primavera! Con un disloque de condiciones atmosféricas que no es ni medio normal. Aquí salimos de casa unos días en manga corta, otros larga, otros con chaqueta y otros en los que nos sobra hasta la camiseta. Al recoger a mi bichilla del colegio por la tarde, nos pega un solazo de frente que parece que el niño se me vaya a chamuscar en el carrito. Con esa piel tan blanquita que tiene, y con unos pocos de minutos de exposición al sol, hemos tenido que empezar a protegerlo ya con la crema solar de Mustela, que es la que también usó el verano pasado. Como de costumbre, os hago un recordatorio de lo que nos gusta esta marca por indicación de mi madre, la mujer que sólo compra Mustela, por lo bien que me fue a mí durante el embarazo y porque mis hijos, que son de piel normal, la han aceptado a la perfección desde el primer día. Este año, volvemos a confiar en la crema solar de Mustela por varios motivos.

1. Nos va a dar mucho el sol. Nuestros planes de vacaciones escolares incluyen piscina a diario ¡por fin! Así es que vamos a gastar protector solar de bebés y niños por litros. Empezaremos con estos 3 productos que os enseñaré ahora, pero tendremos que reponerlos muchas veces si queremos vivir un verano seguro bajo el sol. Lo bueno es que nuestros planes de piscina empezarán por la tarde, a partir de las 5 más o menos, por lo que los rayos del sol más perjudiciales no nos darán de pleno, pero ¡hay que protegerse igualmente! Para las vacaciones ¡playa! Y mucho callejeo turístico por lugares que también se prevén soleados, así es que vuelta al aprovisionamiento de crema. Es más, incluso para las excursiones del colegio de la niña, nos piden que los mandemos ya encremados de casa, porque los rayos empiezan a apretar.

2. ¿Qué protectores solares tenemos para este año? Pues vamos a ver si con 3 tipos salimos adelante. El primero es la crema solar de Mustela para todo el cuerpo. Un envase grande, con dosificador y que espero que nos cunda como siempre, porque tengo 2 grandes cuerpos con carnes que proteger. Personalmente, me gusta más el formato en crema, así salga en loción, o spray, pero que cubra. Hay aceites y otras fórmulas que deben proteger también, pero me dan la sensación de menos pastosas y menos efectivas. Entre el sudor, el roce con la ropa, con otros cuerpos por tener que llevar aún al niño mucho tiempo en brazos, y la cantidad de tiempo a remojo, cuanto mejor se adhiera la crema a la piel ¡más confianza me dará! Esta crema solar de Mustela tiene un factor de protección de 50+, huele bien, se extiende con facilidad, no te deja al niño pintado de blanco y tiene un tacto agradable. El bote trae 300 ml. Que hay que dosificar en porciones generosas, así es que en nada ¡tendremos que encargar otro! Sirve tanto para el cuerpo como para la cara, incluso para niños con pieles sensibles, con tendencia atópica y bebés desde el nacimiento. Aunque para la zona facial, especialmente delicada y que está mucho más expuesta, usaremos la crema solar de muy alta protección de Mustela, especialmente destinada para este fin. Es un envase más pequeño, que podremos llevar siempre encima, y también tiene tapón dosificador para que no desperdiciemos producto a lo loco.

3. ¿Y después del sol? Pues más crema solar de Mustela pero para aliviar la piel, calmar, refrescar… Lo que viene siendo un after sun de toda la vida, pero para niños. El olor es mucho mejor que los que yo he conocido para adultos y así nos aseguramos de que mantienen una buena hidratación durante todo el verano, reparando el exceso de exposición solar que hayan podido tener. Ojo, hasta los 3 años lo recomendable es que los niños no estén tomando el sol como lagartos, pero siempre hay ocasiones inevitables: desplazamientos, despistes, criaturas que quieren vivir al aire libre en sitios sin sombra… En fin, que trataremos de que al menos estén seguros mientras siguen viviendo en la calle. El envase es capaz de sacar crema incluso estando boca abajo (esto interesa para no tener que estar desenroscando el bote por las poses de nuestros mochuelos) y se puede usar también desde el nacimiento. En casa, dejaremos de lado la crema hidratante normal de Mustela tras el baño y nos pasaremos a la crema post solar de Mustela cada día de playa o piscina.

La niña es muy fan de los potingues (tiene a quien parecerse) así es que se aplica toneladas de crema por sí misma, y luego solo tenemos que preocuparnos de retocar las zonas que se haya podido dejar. Pero el mochuelo ¡ese es otro cantar! Muy amoroso, muy demandante de contacto físico, pero ni siquiera con masajes a conciencia lo convencemos para dejarse encremar sin liarla. ¿Estáis bien concienciados acerca de las precauciones que debemos tomar antes de que los niños paseen bajo el sol? ¿Habéis tenido alguna vez algún descuido en este sentido y lo habéis lamentado?

Foto slide niña con crema solar de Linavita vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    mamá puede
    31 mayo, 2018 at 07:25

    Llevo años usando esta marca como protector solar de los niños y estoy encantada, lo que no he probado ha sido el after sun.

    Y llevo semanas dándoles crema solar antes de ir al cole si veo que sale el sol, eso si, tampoco he gastado mucho de momento porque con el tiempo que hace…

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.