Enseñanza/Colegio

Embarazo bilingüe y bebés bilingües. ¿Todos podemos lograrlo?

Hace unos días conocí a Tania, responsable de English4Families, una mamá emprendedora que entre otros recursos relacionados con el aprendizaje del inglés para niños y familias, además de las clases normales y las sesiones presenciales que desarrolla en Valencia, ha tenido la genial idea de lanzar un curso on line sobre Embarazo bilingüe. En un primer momento pensé ¿y para qué queremos contarle al ginecólogo y la matrona lo que nos pasa en inglés? Si visto el nivel del idioma en España igual ni ellos nos entienden. Pero una vez comprendí en profundidad el proyecto de Tania, me pareció una idea genial para lograr que nuestros hijos se familiaricen con el inglés y les cueste menos trabajo que a nosotros interiorizarlo. Mis primeros contactos con esta lengua creo que llegaron sobre los 12 años, que era cuando en mi colegio empezábamos a tener unas horitas de lengua extranjera a la semana. No tengo queja de lo que he aprendido, dado lo tardío y escasa que fue mi adquisición del idioma. A día de hoy, inglés sé, lo practico poco pero cuando me paran los turistas en el Paseo de Gracia les doy indicaciones divinamente, y cuando viajamos al extranjero no muero de hambre y logro llegar a donde me propongo. El acento andaluz, las muletillas, la falta de vocabulario o errores gramaticales ¡es todo secundario! No lo digo yo, me lo dice este hombre, que es mucho más experto y se gana la vida hablando en inglés a diario. Desde antes de nacer mi bichilla, teníamos grandes planes para que ella adorase el idioma desde pequeña. ¡Ojalá hubiésemos conocido el curso de Embarazo bilingüe antes!

1. Dibujos animados en inglés. Y canciones, y cuentos y a veces hablarle porque sí y enseñarle palabras sueltas. Lo que le ha venido mejor ha sido viajar. Bueno eso y el bilingüismo que vive en Cataluña. En el colegio todo se lo dicen en catalán, en casa todo en español, pero cuando era más pequeña usábamos más el inglés. La cuestión es que la niña no se relacionó en catalán hasta pisar el cole con 3 años, y antes de acabar el curso era perfectamente bilingüe. Al viajar (no es que estemos todos los días de sarao, pero ya ha estado en Suiza, en la parte de habla francesa, conviviendo con niños de habla inglesa, en Múnich con el alemán) ya tiene claro que hay mundo más allá del español y del catalán. Ahora, si le decimos que vamos a visitar Logroño o Madrid, lo primero que pregunta es cómo hablan allí, y si es un idioma nuevo empieza a preguntar frases típicas para poder manejarse por sí misma. Lo bueno es que tiene una predisposición extraordinaria para aprender nuevos idiomas a sus 4 años. Lo malo es que con el inglés empezamos muy motivados, pero al final lo hemos relegado casi en exclusiva a al hora de actividad extraescolar que hace un día a la semana en el comedor, y a la hora lectiva del colegio.

embarazo bilingüe bebés bilingües no nativos

2. Embarazo bilingüe para tener bebés bilingües. Al conocer este proyecto, he pensado en ella. Que tiene 4 años y sigue estando en una etapa de la vida excelente para aprender idiomas sin dramas, de forma divertida, sin forzar. Pero también en mi churumbelito, que con 16 meses aún tiene el cerebrito más modelable. Lo principal para interesarnos por este curso ha sido el deseo de que los niños no sufran de mayores teniendo dificultades con una lengua extraña, que tiene visos de seguir siendo la principal a nivel mundial. Saber cómo es el desarrollo del cerebro del bebé, entender el bilingüismo, los métodos de aprendizaje óptimos para cada familia, los beneficios de hablar más de una lengua para un bebé, descartar los mitos falsos en torno al bilingüismo y adquirir confianza en nuestras capacidades como padres impulsores del bilingüismo en casa, incluso sin ser nativos, con nivel de inglés del instituto, son las claves de Embarazo bilingüe. La formación gira alrededor de la afirmación de que los niños interiorizan mucho mejor el idioma compartiendo actividades cotidianas con sus padres, en vez de acudiendo a una academia con más edad, unas horas a la semana.

3. ¿Se puede criar bilingüe sin ser nativo? No debemos preocuparnos por el acento, que es una cuestión cultural, y sí por comunicarnos poniendo énfasis en la pronunciación. En Embarazo bilingüe se nos proponen 4 métodos posibles para que decidamos cuál se adapta mejor a nuestro grado de compromiso con el idioma, nuestros conocimientos y nuestra situación personal. El más exigente es el método OPOL. ¿Puedes comunicarte todo el día en inglés? Sinceramente, creo que no podría. Hicimos la prueba con la niña, dejando que su padre le hablara en inglés, yo en español, y al final acabábamos mezclando todos los idiomas sin ton ni son, hasta que al final el inglés acabó por desaparecer. El método Minority language at home hace diferenciaciones por lugares, tratando de hablarle a los niños en español fuera de casa e inglés siempre que estemos dentro. No discrimina por personas sino por espacios. No me parece mala opción ¡sobre todo para que no nos tachen de elitistas ni de gente rara de puertas para afuera! El desconocimiento es una cosa malísima. El Método Time and place es el que me parece más factible: usar el inglés, por ejemplo, solo por la tarde, o sólo los fines de semana, o sólo al jugar, a la hora del baño, al leer cuentos. Es decir, realizar actividades cotidianas en inglés, de forma que los padres nos concentremos, no vayamos saltando de un idioma a otro, y los niños reconozcan que esas tareas siempre van a estar vinculadas a esta lengua. La cuarta opción es Mixed language policy, que consiste en ir cambiando de idioma dependiendo de la situación: mezclando idiomas porque sí, sin motivo aparente, o en relación a un tema. En realidad, eso es lo que pasa aquí con el catalán, pero no es práctico si no se vive en un entorno en el que se hable inglés de forma cotidiana. El curso nos facilita un cuestionario para saber qué método se adapta mejor a nuestra familia.

embarazo bilingüe bebés bilingües sin padres nativos

4. Desterrar los mitos del bilingüismo. Como madre de niña bilingüe porque el mundo lo ha querido así, os aseguro que no se aprenden peor los 2 idiomas. En Embarazo bilingüe nos muestran estudios acerca de cómo el bilingüismo mejora el cerebro del niño, nos produce una satisfacción personal a la hora de viajar y poder comunicarnos con libertad, accediendo a una riqueza cultural que sería imposible de otra manera. Los bebés y niños no se van a liar, no van a hablar más tarde que si sólo tuvieran una lengua. Mezclar idiomas es común, que se inventen palabras o las formen y deriven según el idioma que no corresponda ¡no pasa nada! Son peculiaridades propias de este aprendizaje. Nunca se es demasiado pequeño para aprender un nuevo idioma, ya que de 0 a 3 años es el momento ideal para hacerlo, y de 3 a 6 también es una etapa adecuada, pero se aprende ese segundo idioma de forma diferente. A los 6 meses un bebé ya distingue idiomas. A partir del año nos entendemos mejor y suelen decir las primeras palabras. Entienden lo que les queremos comunicar unos 2 meses antes de que ellos puedan copiarlo, imitarlo y reproducirlo ellos mismos.

5. ¿Y por qué un Embarazo bilingüe? Se cree que los bebés pueden oír a sus madres desde la semana 25, por lo que empezar a hablarles desde el embarazo ayudará a que se familiaricen con esta lengua, además de que nosotros podremos ir cogiendo fluidez, perdiendo la vergüenza y comprobando si seremos capaces de comprometernos con el método. El curso Embarazo bilingüe consta de 5 temas, con teoría acerca de los beneficios del bilingüismo en los niños, estudios y resultados en relación a este tema, de la forma en que los padres estamos capacitados para lograr que se críen con esta formación extra, sin salir de casa. Ofrece las primeras pautas de trabajo en casa. Lo indico porque no es un manual en el que se nos guíe constantemente para improvisar juegos en casa, para relacionarnos con los niños en inglés… Sí se ofrecen listas de vocabulario básico para empezar, canciones, y demás, pero a fin de cuentas la idea es que debemos hacer vida normal en esta lengua, no vivir como si estuviésemos en una clase de inglés infinita. Cada bloque temático consta de una serie de vídeos cortos (entre 2 y 23 minutos) sencillos, muy bien explicados y con dossieres de información en PDF con nuevos artículos, libros, aplicaciones para el móvil, vídeos y recursos para complementar la parte teórica y práctica del curso. También trucos para mejorar nuestra pronunciación, con errores típicos de los españoles que hablamos inglés, con indicaciones del ritmo en canciones, de gestos que les gustarán y aprenderán a imitar.

¡Me he alargado mucho! Pero es que el tema me ha motivado al máximo. El precio del curso on line es de 29,95 euros, con un 15% de descuento con el código planeandoserpadres desde hoy hasta el domingo 10 de junio de 2018. Lo veo baratísimo, porque os da acceso a todo este material tan útil y a la ayuda puntual de Tania si tenéis alguna pequeña duda. El acceso al material del curso es de por vida, porque ya sabemos que luego nos apuntamos a cosas que no logramos hacer en el tiempo que pensábamos. A nosotros nos ha servido para decidir que volveremos a elegir ciertas actividades para hacer en ingles con los niños ¡porque aún estamos a tiempo! ¿Vosotros intentáis facilitar el aprendizaje del inglés en casa? ¿Creéis que no tenéis el nivel o las dotes para hacerlo?

Foto bebé sabio de Donot6_Studio vía Shutterstock. Foto bebé con libros de Africa Studio vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

7 Comentarios

  • Responder
    Karina
    7 junio, 2018 at 09:55

    Hola guapa, yo soy psicóloga infantil y también profesora de inglés como segundo idioma. Mi nene tiene 10 meses y nosotros hemos elegido algunas horas del día específicas para hablar inglés (el baño, cada cambio de pañal, hora de comida) etc…

    Está demostrado que los niños que están expuestos a más de un idioma SI que tardan más en comenzar a hablar, pero una vez que comienzan a hacerlo lo hacen ya en los varios idiomas… yo creo que la tardanza es superada por el hecho de que hablarán más de un idioma. Diría que lo más importante al introducir un segundo idioma es la consistencia con la que se haga, los resultados se verán de repente y es increíble.

    Saludos

    • Responder
      Tania E4F
      7 junio, 2018 at 13:09

      Estimada Karina! Qué bien que también estéis con la práctica del bilingüsimo, me alegra mucho ver cuántas familias se están animando. Sin embargo, me gustaría realizar una puntualización. Uno de los objetivos del curso online Embarazo Bilingüe, es clarificar mitos y sobre todo dar acceso al público sobre las últimas investigaciones. Te puedo confirmar, ya que he hecho un estudio amplio y en curso os ofrezco la recopilación sobre estos últimos estudios realizados por neurolingüistas, que los problemas relacionados con el lenguaje (ya sea tardanza, dislexia, etc….) NO están relacionados con el bilingüismo/plurilingüismo. Es una creencia obsoleta y a día de hoy hay biografía científica de sobra que lo demuestra. Desgraciadamente, hay bastante confusión en estos temas, una razón más para haberme lanzado a hacer este curso 🙂
      Cheers!! Tania E4F

    • Responder
      Jennifer
      7 junio, 2018 at 22:56

      No creo que el hablar más de un idioma retrase el habla. Los míos son trilingües y todos han hablado muy pronto. El tercero, desde los dos años habla con total claridad, con frases bien construidas y palabras bastante complicadas para la edad (por la influencia de los hermanos).

  • Responder
    Elizabeth
    7 junio, 2018 at 11:37

    Hola, mi hija de 3 años es trilingüe (español, inglés y holandés), dada nuestra situación, ya q vivimos en Luxemburgo, terminará hablando 6 idiomas cuando empiece el colegio (+alemán, luxemburgués y francés). Parece un poco locura xo de momento con 3 todo sale muy natural. En casa el idioma q hablamos entre nosotros es el español, su padre holandés y en la guarde inglés. Es verdad q los mezcla mucho, hay veces q en una frase utiliza los 3 idiomas. No tardó xa nada más tiempo en empezar a hablar, de hecho empezó a hablar muy pronto. Su idioma principal era el español aunque ahora está cambiando y es más el inglés, ya se da cuenta de q con ese, todos nos entendemos. Pero si me habla en inglés yo intento siempre responderle en español y hay veces q le digo q si no me lo dice en español mamá no la entiende y me lo suele traducir. Con esto quiero decir q no debemos subestimar la capacidad y potencial de los niños xq es inmenso! A mi me costó mucho aprender inglés, y ahora francés, darles la oportunidad de aprender idiomas desde pequeñitos es maravilloso.

    • Responder
      Tania
      7 junio, 2018 at 13:02

      Enhorabuena Elisabeth!! Le estáis dando un gran regalo a vuestra hija!! Tania E4F

  • Responder
    Lau
    8 junio, 2018 at 09:39

    Mi hijo es bilingüe alemán-español porque su padre y yo tenemos esas lenguas maternas y vivimos en Alemania. Además usamos mucho el inglés para comunicarnos entre nosotros (yo y el padre) y él tiene mucha curiosidad y hace preguntas, que por supuesto contestamos. Pero usar otra lengua que no sea el español para comunicarme con mi hijo no me parece ni natural ni positivo. Primero, por mis propias limitaciones en un idioma que domino (soy traductora) pero no es mi lengua materna, con la que soy capaz de expresar todo mi mapa mental y segundo porque estaría creando una barrera emocional entre él y yo. El lenguaje configura también quiénes somos y no nos relacionamos igual en un idioma que en otro, lo sé porque mi marido no habla español y a menudo me resulta extremadamente frustrante no poder compartir con él algún chiste, juegos de palabras o simplemente demostrar lo brillante que puedo ser en castellano 🙂

    • Responder
      Lidia
      12 junio, 2018 at 09:17

      Estoy 100% de acuerdo.
      También soy de la opinión que es muy importante una persona – un idioma.
      He conocido de cerca el caso de un niño al que le intentaron enseñar 4 idiomas a la vez (padre danes, madre española, y entre ellos hablan indistintivamente ingles o alemán) se referian a cada momento al niño en un idioma distinto y con 7 tenía serias dificultades en el habla que no podía avanzar en el colegio. Lo primero que dijo el logopeda al que le tuvieron que llevar fue establecer esta norma: Una persona – un idioma!
      No digo que no se pueda aprender varios idiomas en esa edad pero es importante que los niños relacionen que “x” persona habla esto o en este otro Lugar “y” se habla lo otro.
      Nosotros también somos español y alemán y yo solo le hablo en español y mi marido en alemán a pesar de q ambos dominamos la lengua del otro.

      Saludos!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.