Opiniones

Te compadezco. La desgracia de los niños nacidos en enero

Oye, no debe estar tan mal el mundo cuando una de las peores cosas que te pueden pasar en la vida es la de tener niños nacidos en enero. Si este es el mayor drama que nos va a tocar vivir ¡yo firmo ahora para la posteridad! Recuerdo que hace unos años leí esta experiencia de una madre a la que casi le dan el pésame por tener a una hija nacida a principios de año. ¿Nacer en enero? ¡A quién se le puede ocurrir! No había pensado en la casuística de cara a mi churumbelito, que debiendo haber nacido casi en marzo, acabó adelantándose al 23 de enero, y ahí está, empezando a recibir los primeros comentarios de gente que me dice que ya me queda menos para llevarlo al colegio. Pero de pronto ¡maldición! Que el tuyo es de enero y el colegio empieza en septiembre. Vas a tener que aguantarlo en casa casi un año completo más. Entiendo que la conciliación hoy en día es inexistente, pero nunca me ha preocupado esta coyuntura. Es más, como madre primeriza, a mí me alarmaba mucho más que mi bichilla fuera de finales de noviembre, que empezara demasiado pronto el colegio, que no hubiese superado la operación pañal, que no se adaptase al ritmo de los mayores… Pero, al contrario ¡si mi mochuelo debería ser el rey y señor de la clase! Así es que justo estos aspectos que me quitaban el sueño con la niña, son los que más tranquila me dejan respecto al niño.

1. Separación más tardía. Si con ella llegué a plantearme no escolarizarla hasta los 6 años, que es cuando en realidad es obligatorio, el hecho de que mi churumbelito empiece el colegio con casi 4 años, y no con menos de 3, lo veo como algo positivo. De entrada, es de esperar que sea más maduro, más autónomo, que esté más que acostumbrado a ver diariamente a su hermana ir y volver del mismo sitio, e incluso que se le haya despertado el interés por poderse quedar allí él también. Además, es un niño mucho más cariñoso y demandante de lo que lo fue ella, por lo que aunque aún faltan más de 2 años para vernos en esa tesitura, supongo que ese tiempo extra en casa le será beneficioso para ganar seguridad. Ojalá el periodo de adaptación lo viva de una forma muy diferente al de su hermana y la entrada sea más feliz.

2. La guardería como castigo. Es una de las propuestas que la gente hace así, a lo loco. Mi bichilla no fue a la guardería, y nuestra idea con el niño es exactamente la misma. Pero muchos piensan que deberíamos llevarlo porque ¡va a estar en casa casi 1 año más que la otra! ¡Horror! Lo peor es que lo proponen como si fuera un castigo: los niños de enero merecen ser separados de su entorno lo antes posible por haber nacido tan temprano, no como los de diciembre, angelitos, que les toca hacerlo todo demasiado pronto y sin preparación. O sea, que lo que no queremos para uno sí lo aconsejamos para otros. En fin… La gente tiene razonamientos cojos o es que directamente no razonan.

3. La obsesión con la operación pañal. No puedo saber si esta etapa del niño será exitosa y sencilla como la de su hermana, o un camino tortuoso y sin fin. Pero, de entrada, si sobre los 2 años y medio (que es cuando lo logró la niña) vemos indicios de que su cuerpo está preparado para dar ese paso, tendrá un margen de más de un año para lograr controlar los esfínteres por completo. Sin presiones, sin prisas, no como con mi mochuela, con la que teníamos la amenaza de la entrada en el colegio siempre rondando. De hecho, hubo colegios que directamente descartamos a la hora de preinscribirla precisamente porque no ponían ninguna facilidad para niños que aún usasen pañal y nosotros no teníamos ni idea de si ella sería autónoma para septiembre o no. Ella entró al cole con 2 años y 10 meses y sin pañales ni escapes. Este entrará con 3 años y 8 meses ¡la diferencia es abismal! Así es que confío en que este proceso sea aún más sencillo para él.

4. Los niños nacidos en enero son los mayores de la clase. Sí, es una obviedad que nunca me ha preocupado, pero he visto a padres realmente obsesionados con este tema. Como la niña es de noviembre y siempre ha seguido un ritmo de aprendizaje y desarrollo normal, sin diferencias con otros compañeros de la misma edad, nunca le he dado importancia a este asunto. De lo que deduzco que al ser la madre del niño más grande de la clase ¡voy a vivir como una reina! Irá por libre, lo captará todo al momento, no tendrá ninguna dependencia, se gestionará por sí mismo mejor que los demás. ¿O no? En realidad, no tengo ni idea de cómo va a ser mi hijo ni qué ritmos tendrá, pero a priori la gente te da a entender que para los niños nacidos en enero el mundo es fácil. ¿Será verdad?

Lo que realmente me asombra es que el vivir unos meses más en casa con el niño sin escolarizar, asuste a otras personas. Yo los veo tan pequeños cuando los plantamos en el colegio en torno a los 3 años, que me tranquiliza pensar que a este podré vigilarlo de cerca un poco más. Y si es cuestión de incompatibilidad de horarios, laboral y demás, es de suponer que si ya habíamos encontrado solución para organizarnos durante los meses anteriores, podamos seguir funcionando de la misma forma (guarderías, abuelos, reducciones de jornadas, excedencias, etc.) durante esos pocos meses más ¿no? Y si deben aprender a un ritmo mayor o menor a edades tan tempranas ¡tiempo tendrán de conocer el número 2 con 4 años si no lo han dominado con 3!

¿A vosotros también os han dado el pésame por haber parido en enero o a principios de año?

Foto slide niños en la nieve de MNStudio vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

20 Comentarios

  • Responder
    Naragm
    11 junio, 2018 at 07:34

    Mi hija mayor es de enero y yo elegí que así fuera porque me puse de parto un 31 de diciembre. A las 23.20 tenía ganas de empujar y le dije a la matrona que si la niña estaba bien yo prefería que fuera la mayor de la clase y no la pequeña. También es verdad que aquí infantil empiezan con 2 años en el cole y que estuvo conmigo en casa hasta que empezó. Para mí q fuera de enero ha sido toda una ventaja cuando la mayoría de los niños entraron con pañal, chupete y casi sin hablar, yo no me tuve q preocupar por nada de eso 😅

  • Responder
    Ana
    11 junio, 2018 at 07:48

    Al final es que, como bien dices, la gente no razona. Uno dice una chorrada y los de alrededor a aplaudir. Ainssss. Cada niño es un mundo y lleva un ritmo, da igual cuando nazca. Mira, solo le veo un pero a lo de nacer en enero y es que te pillan los regalos de cumpleaños con la cada inundada por los de reyes 😱😅😂😂😂

  • Responder
    Lucía
    11 junio, 2018 at 08:03

    En Países Bajos, donde yo vivo, los niños empiezan el cole el día que cumplen los 4 años. Así que no hay estas diferencias 🙂

  • Responder
    Shasha
    11 junio, 2018 at 08:06

    Personalmente el handicap de los de enero es que se les acumulan todos los regalos en la misma epoca, navidad/reyes/cumple y segun la familia pues hacen un pack todo en uno.
    Por el resto como dices entran en el cole siendo ya mucho mas maduros (en general) si decides quedarte en casa con ellos los disfrutas un año mas… Todo son ventajas

  • Responder
    mamá puede
    11 junio, 2018 at 08:14

    Pues a mi me parece más una ventaja que una desventaja si es que las hay, que porque al final todo depende de cómo sea el niño.

    De todos modos, gente pesimista y agorera te va a dar “el pésame” sea cuando sea jaja

  • Responder
    ISABEL
    11 junio, 2018 at 09:05

    Mi pequerrecho es de enero y ya me estaba asustando con el post! El pobre va a ir a la guatde con 8 meses y q mí me parece una barbaridad, pero es imposible quedarlo en casa, con que ojalá pudiera tenerlo más tiempo conmigo si pudiera!! Yo soy maestra, y siempre dije que no quería que fuera de diciembre, pero al final, como dice una amiga mía: con 10 años todos son iguales.
    Menudas bobadas hay que escuchar!

  • Responder
    Sandra
    11 junio, 2018 at 09:27

    Mi hija nació en Enero y como bien dices es una ventaja más q una “desgracia” tengo otro hijo q ha nacido en Octubre y este año empieza…estoy un poco “preocupada”por lo q a todas nos perturba(o a casi todas)la temible operación pañal😱en cuanto a lo demás,sinceramente estoy tranquila porque es un niño muy espabilado,habla perfectamente y le encanta estar con otros niños(suerte de tener a su hermana)así q yo desde luego estoy encantada de haber parido en Enero😊mi hija con 6años es la mayor de la clase,sabe leer,escribir….etc
    Lo mejor q me pudo pasar 👌🏼😘gracias por el post

  • Responder
    Chitin
    11 junio, 2018 at 09:53

    Mi niño mayor también es de Enero y yo siempre le he visto más ventajas que inconvenientes:
    – En casa lo de conciliar era inviable, así que el pobre mío fue a la guardería con 16 semanas, ¡que no son 4 meses!, nació un 11/enero y el 2/mayo empezaba en la guarde, ya no hacía el frío de invierno y la dosis de virus fue menor, primera ventaja.
    – Al empezar el cole el tema del pañal estaba superado desde hacía casi un año, así que no hubo presiones para el tema, segunda ventaja; eso sí, él no entendía el horario de adaptación, un rato en el cole y otro en la guardería (de pequeños), al final mi padre que aún no se había jubilado y era autónomo por esa época, se cogió los días libres para estar con mi niño y que no tuviera que volver a la guardería.
    – En Infantil el ritmo de maduración se nota en los niños de principio de año y en los de final de año, uno de sus amigos nació el 25/diciembre, es decir se llevan casi un año y se notaba bastante, en el vocabulario, la independencia a la hora de ponerse el abrigo, etc.

    Yo soy de finales de año y creo que es mejor cumplir los años al principio de año, no necesariamente en Enero, mi niña es de Abril y en verano puede participar en muchas más actividades (talleres infantiles, ludotecas, etc.) al haber cumplido los años, que niños de su mismo curso q no los cmplen hasta finales.

  • Responder
    Jesica
    11 junio, 2018 at 10:21

    Pues mi pequeña es de enero, si es verdad que se nota muchísimo la diferencia de los nacidos a principios que en octubre o diciembre(como hay alguno en clase de nahia). A lo único que yo Le veo mucho problema es que a la pobre se Le acumulan los regalos y las celebraciones, y hasta que vuelve a llegar su cumple se Le hace eterno.
    Nosotros en Euskadi empezamos con dos, y está hija mía lo del pañal lo tenía superadisimo, hablaba genial, tenía mucha autónomia así que todo eso que me tuve que ahorrar en disgustos. No hagas caso, que la gente con tal de hablar y ser agorera hace lo que haga falta. Disfruta casi un año más de churumbelito que luego el tiempo no vuelve. Besos!

  • Responder
    Maria E.
    11 junio, 2018 at 11:44

    La gente dice cada chorradas… yo nací un 13 de enero por lo que casi siempre he sido se la smayores de mi clase y encantada. De hecho quería que mís hijos nacieran tambien en los primeros años porque lo veo más una ventaja a la hora de la escolarización y demás. Los dos son de abril y he estado muy tranquila con la operación pañal porque sabía que tenía tiempo de sobra y como bien dices, el pequeño ha entrado al colegio mucho más consciente. Sabiendo que era el sitio donde tambien iba su hermano, conociéndolo perfectamente y no ha tenido ningún problema. Vamos, que no ha llorado ni un solo día!!!

  • Responder
    lidia
    11 junio, 2018 at 12:55

    jejeje mi hija también es de enero y asi lo buscamos precisamente por las ventajas q tu comentas.
    Peeeero en Alemania aparte de q empiezan el cole con 6 años el corte no lo hacen por año el año en el q nacen (por ejemplo todos los niños nacidos en 2016) sino q hacen el corte en septiembre o algo asi (todavía no lo tengo claro), asi q no será la mayor de la clase.
    Lo q aquí nos han dado el pésame por el tema de celebrar el cumpleaños, al ser en enero y hacer frio, los cumpleaños se tienen q celebrar dentro de casa y no pueden salir al jardín. A esto yo les respondo q mi cumple es en julio y los últimos 4 años ha llovido ese dia.

  • Responder
    Madre Maya
    11 junio, 2018 at 14:28

    Yo sólo veo ventajas, qué quieres que te diga, porque los niños de principios de año, quieras o no, van a tener un rodaje que no tienen los más pequeños, y eso les beneficia. Con sólo pensar que sus compañeros de noviembre/diciembre no estaban ni en planes el día que nació tu niño, la diferencia es abismal en esas edades, y se nota. Los míos son de marzo los dos, muy planificados y buscados para que fueran de principios de año (y tuvimos suerte), porque yo prefiero que entren con bastante ventaja para que ellos se sientan más seguros y entiendan un poco más lo que está pasando. Que luego nunca hay garantía de nada y cada niño es un mundo, pero yo no veo ninguna desventaja en ser de los mayores, todo lo contrario.

  • Responder
    Amp
    11 junio, 2018 at 15:30

    Al mio le tocaba nacer en Diciembre y nació el 5 de Enero.
    Nunca lo he visto como un problema !

  • Responder
    Lucilu_86
    11 junio, 2018 at 16:35

    El mio es de Enero y del 6 además!así que la gente me da el pésame por haberlo traído a este mundo el día de reyes y dejarlo sin un regalo 😂😂,por lo demás estoy contenta de que haya nacido en ese mes,por lo que dices de que sea un poco mayor para el colé,que nunca sabes igualmente como se va a adaptar,pero de primeras esta una mas tranquila.

  • Responder
    Ana
    11 junio, 2018 at 17:29

    Nosotros vivimos en Estados Unidos y el requisito para comenzar el curso escolar aquí es que el niño tenga 3 años cumplidos el 1 de septiembre, que es cuando empieza el cole. No va por año natural, y creo que tiene más sentido.
    Dos o tres meses más de margen cuando son taaan chiquititos puede suponer un gran avance en su desarrollo.
    Abrazo!

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    11 junio, 2018 at 18:24

    Ya sabes que hay madres que no quieren estar con sus hijos. Que en fin, cada una a lo suyo, pero como tu, tampoco lo entiendo. Yo

  • Responder
    Nueve meses y un día después
    11 junio, 2018 at 21:28

    Pues hija, yo, al revés, como tú, solo le veo ventajas. Nunca lo había pensado… De hecho, aunque no es tan tempranero, acuérdate que del segundo estábamos a la par para parir pero tú metiste el turbo, el peque nació a finales de febrero porque el mayor también. Nos gustó la fecha y repetimos. Para mí es mucho mejor que tengan más tiempo antes de hacer todo en general. Así, si no van muy rápidos en el desarrollo tienen más margen.

  • Responder
    Silvia
    11 junio, 2018 at 21:56

    Por mi experiencia te diré que los niños de enero sí van “más sobrados” que otros compañeritos de mas entrado el año. A estas edades se les nota mucho la coordinación, psicomotricidad, habla, atención … por no hablar del control de esfinteres, que desde luego para mí ha sido una gran ventaja si lo comparo con su hermano mayor que entró al cole con el pañal recién quitado (y el agobio que eso me suponía).

    Como mamá de una niña de enero yo solo veo ventajas. Además del hecho de poder disfrutar de más tiempo juntos 🙂
    Pero es cierto que hay gente a la que le cuesta verlo, e incluso lo interpreta como un lastre.
    Tu churumbelito va a ganar mucho! 😜

  • Responder
    Bertakhum
    12 junio, 2018 at 08:32

    Pues yo al contrario: no entiendo las desventajas de enero! Entiendo las de diciembre! Los de enero, más tiempo para practicarlo todo, para asentarlo… Yo estaba para el 5 de enero y se adelantó más o menos como el tuyo, 3 semanas, así que nos plantamos en diciembre.
    A los niños de estas fechas (en realidad como a todos pero me lo vas a permitir) hay que cuidarlos y no etiquetarlos ni por más mayor ni por más pequeño, ni que unos se aburran ni que otros se queden atras, etc etc. Tú vas a tener las dos experiencias.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    12 junio, 2018 at 11:38

    Yo debo ser de las pocas que tiene prevista su fecha de parto a finales de diciembre y prefiero que no se retrase y no nazca en enero… Si los tres que tengo han empezado el cole sin cumplir 3 años (todos son del último trimestre) y no han tenido problemas ni con pañal ni con nada, vamos, con el espabile que va a tener el cuarto hijo, cómo para que nazca en enero!! ahora mismo, si Gabriel hubiera nacido un mes más tarde y fuese a la guardería o estuviese en casa, creo que estaríamos los dos de psiquiatra, si este crío ya sólo le falta prepararse solo el desayuno!!! Yo le veo ventajas a lo de nacer a finales y es que se hacen super autónomos! Pero bueno, que yo, con lo que pasé, creo que estar planificando si las criaturas nacen antes o después, es indiferente..que nazcan bien y dejémonos de tanta planificación los adultos de cuándo quedarnos preñadas, jajaja

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.