Juguetes

Probando los juguetes de bebé de Fisher Price. Robot Robi y mesa bilingüe

Probando los juguetes de bebé de Fisher Price. Robot Robi y mesa bilingüe

Ando dividida en lo que a la adquisición de nuevos juguetes se refiere, porque estos hijos míos no tienen gustos nada definidos. Eso por no hablar de que mi churumbelito ha encontrado un filón de entretenimiento sobre el robot aspirador, los tuppers de la cocina, la estantería de libros de su hermana, el cubo de la basura y el tambor de la lavadora que no tiene ojos para casi nada más. Casi, porque gracias a Madresfera hemos probado 2 nuevos juguetes de bebé de Fisher Price, Robi Robot y la mesa multiaprendizaje bilingüe. En cuanto vi el robot, supe que la hermana se apoderaría del invento, pasando por completo de la edad recomendada por el fabricante. ¡Me mola hasta a mí! Y en cuanto a la mesa de juegos, ese tipo de juguete sí ha sido un éxito en esta casa desde siempre. Mi bichilla tuvo una, que ha heredado su hermano, no tan completa como esta, pero nos ha hecho el apaño y propiciado años ¡años! De entretenimiento. Llevamos unos días de pruebas con ambos juguetes en casa, y si tenéis pensado comprarlos, os cuento nuestra experiencia con ellos por si os ayuda a decidir.

robot robi de fisher price

1. Robi Robot. ¡Y a bailar! Es un amor de muñeco. Tiene luz, música, colores ¡todo lo que tememos los padres! Pero un botón muy vistoso para apagarlo si nos pone la cabeza como un bombo. Es un juguete para niños de 9 a 36 meses, que ayuda a estimularlos sensorialmente. El mío creo que ya anda estimulado de sobras, con todo lo que deja su hermana a su alcance. Lo que más me ha gustado es la música, porque Robi Robot se contonea y anima a mis mochuelos a hacer lo mismo. Este no nos había salido muy bailón ¡hasta ahora! Más allá del festival de música, canciones y luces, es un juguete educativo que va enseñando a los niños los colores, los números y tiene una función especial que permite grabar una frase con nuestra propia voz de padres con la que el juguete hará un remix y creará una canción nueva. ¡La canción del verano en esta casa! La niña, camino d ellos 5 años, no para de mantener conversaciones con Robi Robot, así es que en pocos días se han hecho íntimos y no lo suelta. Una cosa que he detectado es que mi mochuelo empieza a comprender que si aprieta un botón, el robot hace una cosa, si aprieta otro hace otra… Hasta ahora, él solía aporrearlo todo a lo bruto y los juguetes sonaban por la violencia recibida, no porque él los activara con conocimiento de causa. Robi Robot tiene una hermana, Robita Robotita, que es exactamente igual que él pero para los fans del rosa. Cuesta unos 45 euros en Amazon. Tiene un formato curioso y nuestra experiencia con los juguetes de Fisher Price ha sido buenísima hasta ahora porque aguantan una de porrazos…

fisher price mesa multiaprendizaje bilingüe

2. Mesa multiaprendizaje bilingué Ríe y aprende. El nombre es largo, largooo. Vamos, que ya sabéis todo lo que se puede lograr con ella, porque más descriptivos no han podido ser desde Fisher Price. Mesas de actividades hay muchas en el mercado Y yo he conocido muy de cerca dos exactamente: la que teníamos hasta ahora y la mesa de aprendizaje bilingüe de Fisher Price. Esta es mejor que la anterior, o a mí me lo parece por varias cosas. Tiene 4 patas. Lo sé es lo normal de una mesa, pero la nuestra tenía 3 y en cuanto los niños, que son burros como ellos solos, desencajaban una ¡bye, bye mesa! Los míos han usado mesas de este estilo desde que han sido capaces de ponerse de pie y aporrear teclas. De hecho, creo que es un juguete que les incitaba a espabilarse en este sentido, en cuanto a la motricidad gruesa, para después trabajar también la motricidad fina al pulsar teclas con cuidado, abrir puertas, girar mecanismos, activar botones. A esta fase aún estamos llegando con mi churumbelito, que con 17 meses recién cumplidos es burro, burro. De vez en cuando, sí saca un solo dedito de la mano para interactuar con el juguete de forma consciente y activar un botón. Pero lo normal en él es que la aporree a dos manos, o peor aún ¡que coja otro juguete con el que aporrearla!

mesa multiaprendizaje y robot robi de fisher rice

La mesa de aprendizaje de Fisher Price es bilingué en español e ingles (por si alguien tenía dudas) y representa 4 escenarios (granja, zoo, mercado, caseta del perrito) para que el niño se familiarice con hasta 120 canciones, sonidos, melodías y frases distintas, además de con el vocabulario propio de estos lugares reales. Abrir y cerrar puertas, pulsar botones, activar un piano, girar rodillos, deslizar piezas… Es útil para bebés desde los 6 meses, porque se puede jugar simplemente con el panel principal apoyado en el suelo, hasta los 3 años. En cuanto sepa ponerse de pie, se montan las patas y así lo estimulamos en este sentido. Al abarcar una franja de edad tan grande, hay 3 funciones que podemos intercambiar los padres, activando los juegos que sean más adecuados para la edad de nuestros hijos, según queramos que exploren, que interactuen o que imaginen. Según los expertos y el fabricante, se trabajan los números, colores, la imitación, los contrarios, las formas, el abecedario… Yo sólo sé que al niño le encanta pasarse rato descubriendo sonidos y trasteando piezas. Además de subirse encima para trepar al sofá o para dormitar como si fuera una gallina. En Amazon tiene un precio de 60 euros ¡y no he visto niño que crezca sin una mesa así! Es más ¡no he visto familia completa que no tenga mesa! Porque haces la inversión con la primera criatura y, como son indestructibles, ya puedes llegar a familia numerosísima, que la mesa de aprendizaje pasará de generación en generación.

mesa actividades bebé fisher price

¿Tenéis juguetes de Fisher Price en casa? ¿Os han dado tan buen resultado como a nosotros? ¿Los mayores también se encaprichan de los juguetes de los pequeños?

Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    Vanessa
    28 junio, 2018 at 14:05

    En casa tenemos los dos juguetes! si si, los dos!! ambos regalados por familiares!! Y la verdad que despues de un año los juguetes aguantan y siguen funcionando divinamente (esto ya lo considero un logro teniendo en cuenta que mi pitufo de 2 años es bruto bruto jaja). El robot es monisimo y te anima a mover las caderas, y la mesa es lo que tu dices, un basico que todo niño debe tener, la verdad es que estamos super contentos con los dos!

  • Responder
    Iris
    28 junio, 2018 at 14:06

    Yo tengo la mesa bilingue. Y feten con ella. Al enano le pirra. Se tira media hora subiendo y bajando el interruptor. Eso si, hasta el peluquin de las canciones estamos. Se te mete el soniquete en la cabeza y te vas a dormir con el abecedario en la cabeza jajajaja

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.