Ocio y viajes

Una serie realista sobre maternidad. The Letdown ¡lloremos todos!

Una serie realista sobre maternidad. The Letdown ¡lloremos todos!

Creo que he comentado alguna vez que en el trabajo que perdí al ser madre ¡me pagaban por ver series de televisión! Entre otras cosas. Siempre he sido aficionada a la comedia y estaba especializada en representación de familias en los formatos televisivos. ¡Ay! De todo aquello hace ya mucho tiempo, y aunque en parte tiene relación con el blog, no es algo a lo que le encuentre encaje fácilmente al tratar temas de embarazos, hijos, crianza. Hasta que de repente me he topado con una serie realista sobre maternidad. Pero realista hasta el extremo de poder hundirte en la depresión más profunda si ya te has convertido en madre, o quitarte las ganas de procrear de por vida, si aún andas en la búsqueda del embarazo. La obra en cuestión se llama The Letdown, y la descubrí en Netflix por casualidad, una noche en la que este hombre estaba de viaje, la niña se me había dormido y el mochuelo estaba a punto de trasponerse también en la teta. Antes de ser madre ¡veía series a todas horas! De la mañana a la noche, por motivos laborales y por afición personal. Las veía cuando cocinaba, cuando hacía tareas del hogar… Ahora pensad que he tardado un año completo en ver las 7 temporadas de The Good Wife, que me ha encantado pero ¿por qué no os la he recomendado? Porque como tengáis los mismos minutos de televisión al día que tengo yo ¡no la acabaréis jamás! Sin embargo The Letdown de Netflix sólo tiene 7 capítulos de 28 minutos ¡apta para padres sin nada de tiempo e incluso con niños que trasnochan! ¿Por qué me parece una serie realista sobre maternidad? Pues por todo esto.

1. La protagonista. Audrey es una madre primeriza y reciente, con una bebé de 3 meses que se siente completamente desbordada por la maternidad. Me enganchó desde el primer minuto de la serie, cuando la encontré aparcada en un callejón peligroso, reyertando con un camello porque se negaba a mover el coche ahora que la niña se le había dormido dentro. Audrey duerme mal, está completamente dejada físicamente, agotada, se siente frustrada y cree que el momento álgido de su vida lo tuvo a los 13 años. Desde ahí, todo ha ido cuesta abajo y la maternidad es algo que cree que se le resiste. Vamos, lo que hemos vivido todas más o menos: que si cualquiera puede hacerlo mejor que nosotras, el millón de dudas acerca de tipos de crianza, de si teta o biberón, de si colecho o no, de si cógelo en brazos o déjalo para que no se malacostumbre. Todos, todos los tópicos de esta fase de la vida están presentes en la vida de Audrey. Sinceramente, ella me da ternurita, porque la pobre ha quedado para el arrastre y con el ánimo por los suelos. Pero oye, como serie realista sobre maternidad es un lujo. No hay nada almibarado, todo es descarnado, cruel y real. Lo malo es que igual se pasan con los aspectos negativos. A mí me hace gracia verme reflejada entre tanta miseria, pero a otros igual les parezca una exageración o el súmum del paradigma materno deprimente.

2. El padre de la criatura. Jeremy es la pareja de Audrey y representa al hombre comprometido con la crianza pero que no puede renunciar a su faceta laboral, mientras que la madre sí lo ha hecho. Se ve abrumado por ambos mundos: la paternidad y nuevas responsabilidades en el trabajo, por lo que también vive un drama constante. En ocasiones, es capaz de mantener la calma mejor que Audrey, si bien la saca de sus casillas por ¡el sexo! Sí, Jeremy es esa pareja amorosa y respetuosa que no comprende en absoluto la revolución hormonal y vital que nos sobreviene tras el parto. No entiende que ella prefiera dormir a una juntera sexual y visualiza un futuro muy negro en el que cree que tardará 30 años en recuperar a su pareja en este terreno.

3. El grupo de crianza. ¡Me encanta! Allí se dan cita todos los tipos de madres: la muy leída, la muy estricta, la completamente perdida, la que no tiene tiempo para nada, la madre soltera, la de familia numerosa, la aparentemente perfecta, el padre que es más que una madre… Lo mejor es que se reúnen bajo el lema de “No juzgar”. Y lo que ocurre es que cada día se juzgan en uno u otro aspecto y rozan con sus diferentes formas de crianza. ¡Es lo más divertido! Las de porteo contra las de carrito, las que juran que sus bebés duermen toda la noche mientras Audrey tiene que sacar a la suya de paseo nocturno con el coche para poder lograrlo, las que se han tomado una copa de vino y siguen dando el pecho, las que parecen tenerlo todo bajo control y son madres alfa que en realidad esconden sus problemas de autoestima derivados de lo maltrecho que les ha quedado el suelo pélvico tras el parto… Te tienes que reír. Bueno, eso o te ofenderá gravemente cuando te veas reflejada en alguno de los personajes de los que la serie se cachondea.

4. Su entorno laboral y social. ¡Perdido por completo! Sí, la comedia lleva al extremo el hecho de que los amigos que no han sido padres te den de lado, aunque supongo que el distanciamiento es siempre evidente cuando ya no vivimos todos al mismo ritmo. Pero más allá del cambio en las formas de ocio, The Letdown se ensaña con el cambio en las relaciones entre personas que comienzan a alejarse sin remedio por tener puntos de vista diferentes y sobre todo, temas de preocupación diaria muy distantes. Cuando tu hijo no duerme, a ti ya no te preocupa que te nieguen el acceso en el bar de moda. Por poner solo un ejemplo. Lo mismo ocurre en el entorno laboral, sobre todo en el femenino, al ser madre y notar que tus responsabilidades empiezan a recaer en otras mujeres más jóvenes ¡sin hijos! Y cuando llega la temida reincorporación laboral y ves pasar las horas en el reloj, ese momento de volver a casa que parece que no va a llegar nunca. En una serie realista sobre maternidad, la falta de conciliación no podía estar ausente.

5. Tus capacidades como ser humano. Tu hijo es lo primero, lo que te hace sonreír cuando crees que las hormonas y el post parto eterno te han llevado a tocar fondo. Pero al mismo tiempo, echas de menos la persona que eras: te notas menos ágil mentalmente, te da la sensación de que todo lo que sabías sobre infinidad de temas han pasado a la historia y que muchas de tus habilidades se perdieron en el paritorio. Te sientes el eslabón perdido de nuestra especie y la única incapaz de criar con confianza.

Si os animáis a verla (está sólo en inglés pero los subtítulos se pueden elegir en español) ¡espero que os riáis mucho! No hay nada como ver nuestros defectos en el espejo para relativizarlos y tomarnos la vida de otra manera. Espero que os divierta, que os sirva para normalizar vuestra maternidad y os dé esperanzas para el futuro. ¿Habéis visto The Letdown? ¿O alguna otra serie o película sobre maternidad que os haya impactado?

Esto te puede interesar

3 Comentarios

  • Responder
    Mamá Universitaria
    5 julio, 2018 at 07:33

    A mí me encantan las series. Yo soy adicta. Yo me vi good wife en nada… Y con dos niños! Todo el rato la ponia! Me gustan más las cortas por eso de no estar semanas/meses detrás de ellas. Así que está la pongo en mi lista, tiene muy buena pinta.

  • Responder
    Refugio de crianza
    6 julio, 2018 at 17:58

    Yo es que soy de esos bichos raros que no tienen Netflix así que me temo que no podré verla aún jeje.

  • Responder
    Ama_Nece
    11 julio, 2018 at 23:12

    Q buena pinta!! Me la anoto!! A mí me gustó mucho la de Berto Romero (perdona q no recuerde el título, la falta de sueño jajaja)

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.