Crianza

¿Qué sueñan los niños de 4 años? Las películas nocturnas de la mía

¿Sabéis en qué momento de sus mini vidas vuestros hijos empezaron a ser conscientes de que sueñan por las noches? Aquí el acontecimiento se ha producido con 4 años exactamente. Antes de esto, mi bichilla se había levantado alguna vez, siendo mucho más pequeña, con la sensación de haber tenido una pesadilla, seguir dormida mientras lloraba y necesitar que la despertásemos, para que viera la luz encendida, cambiara el chip y se volviera a dormir sin mayores complicaciones. Pero hace unos meses, coincidiendo con una noche de toses de esas infernales que nos afectan a ella y a mí (vaya peculiaridad que ha ido a heredar), al despertarme para hacer el desayuno e ir al cole, la niña empezó a contarme esta historia. Me la encontré de pie en el salón, y deduje que por la tos igual su padre la había sacado de la cama, se la había llevado al sofá para que durmiera más incorporada, tosiera menos y acabara de dormir lo máximo posible. Aquel día no entendí lo que me quería decir, porque generalmente se expresa con bastante fluidez y claridad, pero a veces entre lo que se inventa y lo que no acaba de saber describir, el lío es monumental. Pocos días después descubrimos qué sueñan los niños de 4 años. Mi mochuela ha comenzado a identificar sus sueños así.

1. Me paso la noche viendo películas. Aquella primera vez, me dijo que estaba en el salón porque había estado viendo películas de noche. Yo interpreté que igual habían puesto un rato la tele porque a fin de cuentas había madrugado más que de costumbre. Pero no le di mayor importancia. Vamos, tenía clarísimo que no se había pasado la noche a solas en el salón, cambiando canales, ni conectando Netflix (que aún no sabe hacerlo) ni nada por el estilo. Pero ella sonreía mucho al explicar este asunto, se recreaba en lo que recordaba y me daba la sensación de que se estaba inventando parte de la historia. Con las prisas del desayuno, las carreras para el cole y demás, lo dejé pasar sin indagar en el asunto.

2. Esta noche he visto películas otra vez. Esta segunda vez fue su padre el que descubrió a lo que se refería la niña. Para ella, los sueños que había tenido esa noche y los recuerdos que le quedaban al despertar, no eran sueños, sino películas en su cabeza. Claro que no habrían durado 10 horas, pero esa es la sensación que tenemos todos, la de que un mismo sueño dura toda la noche, porqu ey ano recordamos nada más. Estaba súper feliz con su espectáculo cinematográfico nocturno, así es que le preguntamos acerca del contenido. Y nos dijo que había soñado que se subía sola en el ascensor. ¡Vamos, vamos! Una súper juerga lo que sueñan los niños de 4 años. Como parezco nueva, se me ocurrió preguntarle si le había dado miedo o si le había gustado. ¿Miedo? ¿Qué miedo? Aquello había sido súper chulo, así es que me ahorré el ponerme a explicarle qué son las pesadillas. Ya que vive tan feliz, dejémosla hasta que se cruce con la primera.

3. Ventajas de los sueños felices. Ahora, la niña se acuesta a diario pensando en ver esas películas de su cabeza. Mira, tenemos cine nocturno gratis y encima feliz ¡a ver si le dura la pasión por el descubrimiento! Al pensar en posibles pesadillas o terrores nocturnos, comprendo por qué hay niños que si lo pasan mal de noche se nieguen a cerrar un ojo. Nosotros estamos ahora justo en la situación contraria, puesto que mi mochuela disfruta tanto de esos sueños recién descubiertos que cada noche se acuesta antes, pasa de los dibujos y hasta del postre para sumergirse en ese mundo ideal de ascensores en libertad que tanto parece disfrutar. Oye, y cuando le sacas el tema de las películas que ve por las noches en su cabeza ¡lo contenta que se pone! Le encanta hablar de ello, exponer los detalles, se queda como embobada, aunque con el paso de los días se le van olvidando las temáticas.

Todos solemos soñar con cosas cotidianas. Para los niños, dicen que si se les somete durante el día a experiencias qu no son adecuadas para su edad, sus sueños serán también complejos y puede que no los disfruten ni los comprendan. Sin embargo, si sueñan con actividades infantiles, juegos, familiares cercanos y vivencias propias de su edad, los sueños les ayudan a construir su conocimiento y entendimiento. Como la mía tiene fijación por los ascensores, deduzco que no es un tema inapropiado para sus 4 años. ¿Pasaron los vuestros por un proceso parecido? ¿A qué edad descubrieron que podían soñar?

Foto slide niña soñando de Pressmaster vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.