Inventos útiles

La ciencia del churro de piscina

la ciencia del churro de piscina

El churro, el churro de piscina, el churro de natación, el churro de flotación, el macarrón, el espagueti, el cilindro de espuma, el cilindro de piscina, el cilindro de foam, el churro de foam… ¿sigo? Pocas cosas en la vida conozco yo con más nombres que el churro de piscina. En mi infancia, esto no existía. Los conocí en la distancia, porque los usaban los niños de los desconocidos, mucho tiempo después. Como usuaria, mis clases de aquagyum fueron el terreno ideal para que yo experimentara lo muchísimo que se puede flotar, incluso siendo adulta, con la ciencia que esconde un churro de piscina. Nunca habíamos tenido uno propio, pero con las dificultades a causa de todas las prohibiciones que nuestra piscina municipal ha impuesto este verano, he acabado por comprarle un par a la niña. Son la única opción que me han permitido para no tener que llevar a mis mochuelos en brazos. A estas alturas del verano, creo que después del inventor del churro de piscina, yo soy la siguiente persona más entendida en el mundo en cuando al churro, sus funciones y sus complementos. Así es que compartiré mis grandes conocimientos con la humanidad, porque vaya veranito llevamos.

churros piscina manguitos

1. El churro de piscina a secas. Para todas las edades. Una medida de seguridad no es. Pero es una ayuda para la flotación y para aprender a nadar de lo más barato que hay. Incluso por menos de 2 euros los he visto en los bazares chinos de barrio. A mí me resulta chocante que nos obliguen a usarlos como manguitos en la piscina, porque tienen un tamaño nada cómodo. O sea, si ya los manguitos inflables impiden a los niños mover los brazos con libertad, ni os cuento las hechuras que adquieren cuando los llevan enrollados en metro y medio de churro de piscina anudados por una madre de forma artesanal. Sí es cierto que el churro de piscina es muy versátil: para niños que ya saben agarrarse a él, sosteniéndolos simplemente bajos los brazos; para personas de todas las edades que los usen a modo de caballito de flotación ¡qué aguante tienen! Con un churro y una mijita de habilidad flotas bien, pero con 2 eres el rey del cotarro; como elemento para hacer ejercicios anaeróbicos y de resistencia en el agua… Pon un churro de natación en tu vida y muchas parcelas se solucionarán por sí solas.

conector para churro de piscina

2. Los complementos el churro de piscina. Un churro de piscina es un invento de tal magnitud que es fácil de comprender que semejante éxito haya disparado el comercio colateral. Imagino que habrá más cosas por descubrir, pero por ahora me quedo con estos dos sistemas que me han vuelto loca del todo: El conector del churro de piscina: un invento ideal para poder convertir el churro en un flotador. ¡Muero de la emoción! Un conector de gomaespuma de estos cuesta unos 2 euros y así puedes tener un flotador para bebés y niños que aún no pueden usar el churro, porque no se agarran, porque les faltan metros en la largura de los brazos… ¡Por lo que sea! Simplemente hay que conectar a esta pieza ambos lados de un churro y se acabó. Si la circunferencia queda muy grande, pues cortas el churro a la medida ideal para tu mochuelo. Lo peor que te puede pasar es que para el verano que viene el niño ya no te quepa y debas gastar otros 2 euros en un churro nuevo para conectar. Ningún drama, vamos.

conector churro de piscina varios agujeros ajustables

Pero no hay que preocuparse, porque incluso si este precio te parece un dispendio, existe otro modelo de conector para churros de natación con varios agujeros, para varias medidas de churro, de forma que lo podrás ajustar alrededor del cuerpo del niño como si fuer aun cinturón, e ir agrandándolo a medida que lo necesite. En principio, ambos conectores quedan muy firmes, el churro no se resbala en esos agujeros y ayuda de verdad a flotar.

asiento bebé churro piscina

3. El churro de piscina para bebés. Es el uso de mayor complejidad, porque al menos el mío, con año y medio, sólo quiere el churro para ver los suave que está y aporrear el agua con ellos. Los conectores del apartado anterior… En fin, a mí me da la sensación de que no queda ni seguro, ni cómodo, porque tienen el torso muy cortito, queda demasiado cerca del agua y me da cosa que se cuele por el agujero. He visto esta especie de sillón flotante, también con churro, porque sin churro no nos dejan usar nada, y la verdad ¿eso se puede considerar práctico? Un flotador con su asiento inferior y su padre vigilante, será un millón de veces más cómodo que esta rejilla flotante en la que al menos movimiento se te cuela el niño por uno de los agujeros y se te va al fondo del agua. De verdad, antes que comprar esto prefiero seguir con él en brazos y ya descansaré en octubre. También me han dicho que para bebés, los que hacen matronatación suelen idear barcas hechas con churros de este estilo. Para ir con un solo bebé, no me parece mal el artilugio, pero teniendo que vigilar a 2 en 2 piscinas diferentes ¡no lo acabo de ver!

barca para bebé con churro de piscina

Foto Gabriel Ortiz Rubio en el Diario El comercio

Hasta aquí, las maravillas con las que me han ilustrado para hacer del churro de piscina nuestro aliado veraniego. ¿Conocíais todos estos usos y adaptaciones? ¿Se os ocurre alguna otra modernidad que aún no hayamos descubierto?

Foto slide bebé nadando de Dmitry Naumov  vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    18 julio, 2018 at 07:21

    No tenía ni idea de la existencia de todos estos complementos!!
    Yo también descubrí el churro hace poco, con la llegada de los niños porque en mi época no había, pero no sabía que tenía tantas opciones

  • Responder
    Ana
    19 julio, 2018 at 12:59

    Si que tiene ciencia el churro de piscina!!! la verdad que no hay nada como tener uno o dos 😉 para los peques. Gracias por darnos a conocer sus complementos que no conocía.

    http://www.aprendizdemama.com/

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.