Ocio y viajes

5 razones para hacer un crucero por el Mediterráneo con niños

crucero por el Mediterráneo con niños

¡Se acabaron nuestras vacaciones! Siempre pensé que viajar en crucero era para la tercera edad, así es que sí ¡soy una crucerista conversa! Cuando este hombre y yo planeábamos nuestro viaje de novios queríamos ir a Egipto, justo cuando se desató la Primavera árabe, así es que hubo que pensar un nuevo destino. Las agencias de viaje no fueron de ninguna ayuda. Por aquel entonces (2011), los destinos de moda para recién casados eran Vietnam y Camboya, al módico precio de 12.000 euros la escapadita. Me salió del alma, y tal cual lo pensé le dije a la señora que me atendía que para ver arrozales me iría al Delta del Ebro, que me saldría mucho más barato. Y así se pareció la idea del crucero en nuestras vidas. Como nos casamos en octubre, había terminado la temporada alta, así es que elegimos un itinerario sencillo por las islas griegas. La experiencia me encantó. Allí había gente de todas las edades, el ambiente no era viejuno ¡y había bebés! Aún no teníamos planes de tener descendencia, pero salimos del barco convencidos de que hacer un crucero por el Mediterráneo con niños sería una idea buenísima. El único obstáculo sería ahorrar para pagarlo. Y por fin ¡este verano hemos dado el paso! Embarcamos el 25 de julio en Barcelona en el MSC Fantasía. Los detalles de ese barco y de las ciudades que hemos visitados, os los contaré más adelante, pero hoy quiero centrarme en las razones para hacer un crucero por el Mediterráneo con niños ¡y animaros a probar!

crucero por el mediterráneo con niños camarote familiar

1. El precio. ¡Lo sé! Seguro que pensáis que este es precisamente el peor punto para enfocar el post pero de verdad, con previsión, tiempo y echando cuentas, hacer un crucero es más caro que ir a la casa del pueblo de los abuelos, eso seguro. Pero si estáis acostumbrados a hacer turismo normal, de hoteles, apartamentos, aviones y trenes arriba y abajo, alquiler de coche, comidas en restaurantes, etc. ¡Echad cuentas! El precio de un crucero asusta, porque de golpe haces todo el pago de un dineral. Pero cuando sumas todas las mini cositas que vas gastando en otro tipo de viajes que te parecen muy low cost de entrada, verás que la comparación te sorprende por lo mucho que se gasta sin saber que lo estás haciendo. Viajar no es especialmente barato, en ningún sentido, pero los cruceros tienen una enorme ventaja que es la reserva con antelación ¡con mucha antelación! Para viajar en julio, nosotros reservamos en octubre del año anterior. Pues bien, llegado el momento de hacer el pago en mayo, ya no quedaban camarotes como el nuestro, capaces de albergar a 2 adultos, un bebé y una niña, y las únicas opciones disponibles casi duplicaban el precio que habíamos conseguido nosotros. Así es que ¡reservad por adelantado!

crucero mediterráneo con niños piscina msc fantasía

2. Comodidad. Este punto se lleva la palma y justifica todo el precio del crucero al viajar con bebés y niños. Decidimos elegir un itinerario para embarcar directamente en Barcelona, y no tener que coger avión hasta el puerto de embarque, quitándonos así otro punto engorroso ¡el aeropuerto con niños! Bajar del coche, subir la rampa de acceso al crucero, recibir las maletas en tu camarote ¡y no volverlas a tocar hasta 8 días después! Nada de traslados, de transportes acarreando con todas tus pertenencias, cambios de hoteles al cambiar de ciudad. Simplemente te instalas y el barquito te llevará cada día a un nuevo lugar que descubrir. Te levantas ¡y allí la tienes! Bajas caminado y te vuelves al barco cuando quieras, según el ritmo de tu familia. Es como tener un chófer gigantesco que se mueve muy deprisa de noche. Y tú sólo tienes que preocuparte de dormir.

3. ¿Por qué elegir un crucero por el Mediterráneo con niños? Pues porque desde España es el destino más cómodo. Además, el Mediterráneo es un mar tranquilo, y hasta yo, que me mareo en coche de casa al supermercado, sobrevivo sin medicación y sin atenciones especiales mientras vivo a bordo. El clima es bueno, se puede disfrutar de las playas casi en cualquier época del año, de la vida en el barco. Hay destinos espectaculares por descubrir alrededor del mundo, pero para hacer las primera pruebas yo no me iría más lejos.

crucero mediterráneo con niños baby club msc fantasia

4. El barco también es una aventura. Mi bichilla no daba crédito al tamaño del barco. De hecho, la primera vez que subió a un crucero, creyó que la estábamos metiendo engañada en un edificio, porque era tan grande que no se correspondía con la imagen de barquito velero que ella tenía en mente. De esto hace un par de años y estas vacaciones ha estado encantada con el tamaño del barco. Es cierto que hay tantas, tantas cosas que hacer a bordo, que hay que elegir entre ver ciudades y andar de actividad en actividad sin salir del buque. Yo soy de ver ciudades y la niña hubiera preferido no moverse del barco, así es que hay que llegar a un término medio, igual que cuando vamos de turismo con niños a ver cualquier otra cosa: tenemos que adaptarnos si para ellos es un aburrimiento ver piedras antiguas y prefieren quedarse en la piscina o en la zona infantil del barco. Hay teatro, conciertos, magia, circo, cine ¡hasta se puede ir de excursión a ver las cocinas o los entresijos del barco!

crucero mediterráneo con niños bufete

5. ¡A comer! De la mañana a la noche, la cocina del barco funciona casi las 24 horas del día. En el MSC Fantasía creo que paraba 3 horas de madrugada ¡y vuelta a empezar! Hay bufets libres en los que comer platos sencillos aunque nada basultos (hamburguesas, pasta, perritos calientes, etc.) a cada momento. El desayuno tiene muchísima variedad y las cenas son más formales, igual que las comidas de mediodía, donde te sientas en plan restaurante de bien a degustar distintas especialidades gastronómicas. Con los niños, es relativamente fácil organizarse para hacer todas, todas las comidas en el barco ¡y ahorrar! La gente suele hablar de gastronomía de lujo, y yo no la veo así. Tampoco es comida de batalla, pero vamos, que dar de comer a 5.000 personas a la vez es un trabajazo y tiene mucho mérito la creatividad y presentación de los platos, pero en casa de mi madre se come mejor. Lo bueno, es que mis bichos comen de todo y no le hacen ascos a nada. Si los vuestros son delicados, con tanta opción algo siempre tendrán para comer. Todas estas comidas, en restaurantes, en otro tipo de viaje en los que comáis siempre fuera, os costarían un dineral, así es que en esta partida el crucero es un ahorro.

La vida a bordo da para montones de consejos, así es que prepararé otros posts que puedan solucionaros las dudas si nunca habéis viajado de esta forma en familia y os permita ahorrar al máximo. ¿Entra dentro de vuestros planes la opción de viajar en barco con los peques?

Esto te puede interesar

3 Comentarios

  • Responder
    Nueve meses y un día después
    13 agosto, 2018 at 09:06

    A mí me pasaba un poco como a ti pero desde hace tiempo tengo muchas ganas de hacer un crucero. Igual es un poco paleto esto pero el tema seguridad de los niños me preocupa. En plan qué sentido me caigan por la borda jajaja. Me alegro de que os haya ido tan bien.

  • Responder
    Bego
    13 agosto, 2018 at 10:08

    A mi lo que no me deja decidirme del todo a un crucero con tarzanillo es el tema de las excursiones y recorrer las ciudades, hay que adaptarlos muy bien a los niños para que no se cansen y no se aburran.

  • Responder
    Aprendiz de Mamá
    14 agosto, 2018 at 09:11

    Gracias por compartir tu experiencia, estoy deseando poder hacer algún día un crucero con mi familia!!! lo hice hace muchisimos años con mis abuelos y ahora estoy deseando poder hacerlo con mi hija y marido…estaré atenta a las ofertas anticipadas que comentas!!

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.