Decoración

Yo tenía 2 baños feos… Reforma sin obras pintando azulejos y con suelos vinílicos

Reforma sin obras pintando azulejos y suelo vinílico

El verano nos ha vuelto muy locos. Tanto, que hemos pasado de no ser capaces de hacer un DIY infantil a meternos en faena con una reforma sin obras pintando azulejos y cambiando el suelo. ¡Ole y ole! Vamos de un extremo a otro que da gusto. Cuando nos mudamos a este piso hace 2 años, los baños y la cocina eran lo que menos nos gustaba. El resto está estupendo, sin embargo esas 3 estancias siguen siendo útiles, funcionales, pero están mal distribuidas, con el espacio pésimamente aprovechado y a ojo no son de la posguerra pero tampoco una belleza. A pesar de la crisis en el sector del ladrillo, reformarlo de arriba a abajo nos costaría miles de euros ¡miles! Entre 10.000 y 15.000 tirando por lo bajo. Así es que entre la pereza de meternos en estos cambalaches con niños, que una obra se sabe cuándo empieza pero no cómo ni cuándo acaba, me fui a Pinterest a copiar ideas ajenas y oye ¡la de gente que ha hecho maravillas en su casa con una lata de pintura para azulejos y unas lamas de suelo vinílico! Total, que mis cuñados, los de la boda, también estaban con estos pensamientos, y hablando un sábado en una comida familiar ¡se me adelantaron! Como viven libres y sin niños, tienen todo el tiempo del mundo para hacer reformitas en casa, cuando vi su resultado ¡quise morir de envidia! Por lo bien que les quedó y porque ya lo tenían acabado. Les he pedido permiso y me han dejado enseñaros su antes y su después. Como veis, el mueble, la bañera y el váter siguen siendo los mismos, pero pintando sus propios azulejos de blanco y poniendo un suelo vinílico sobre su solería anterior ¿a que ya no parece lo mismo? Han cambiado de siglo en unas cuantas horas. Un mes después, empezamos nosotros con nuestro proyecto y así hemos escapado.

reforma sin obras de baño anticuado

1. Los preparativos. Lo primero es mentalizarse en que somos 4, que los niños no van a poder tocar y que teníamos que prescindir del baño durante 5-7 días hasta que se secara por completo la pintura de azulejos. Obviamente con este panorama, o lo hacíamos en verano o nunca. Este hombre se hizo cargo de las criaturas por horas, para que yo pudiera avanzar mínimamente. No sé cómo serán los vuestros, pero los míos no se iba a mantener alejados de la pintura ni por casualidad. Ni tampoco nos iban a dejar tomar medidas para el suelo, ni cuadrar, ni cagarnos en todo lo que se menea cuando algo no nos saliese bien. Luego empieza lo peor de las reformas, que es quitarlo todo de en medio, precintar con cinta de carrocero los bordes de las cosas que no queremos manchar con pintura, cubrir el suelo, los sanitarios… En fin, esos pasos previos en los que se va un tiempo importante y que parecen tan desagradecidos. Bueno, por no contar el tiempo de mirar ideas en internet, tutoriales, acosar al vendedor de la tienda, ir a elegir tono de pintura, tipo de rodillo, tipo de suelo, mirar muebles… A eso os podéis llevar a los niños ¡o no! Dependiendo de lo que disfruten con las compras.

reforma sin obras de baño pintura para azulejos

2. Reforma sin obras pintando azulejos. Mi principal temor era que la pintura quedara mal dada, que se notaran los brochazos, quedaran burbujas, chorreones y que no tuvieran aspecto de baldosa. Esto me frenaba bastante, pero la inversión eran tan escasa (45 euros por 2 litros de esmalte para azulejos de baño y se acabó, porque rodillos y cinta de carrocero ya teníamos) que no podía dejar de intentarlo. Antes de empezar, hay que limpiar muy bien las baldosas para que no tengan suciedad, ni restos de jabón, cal, grasa, polvo… En la tienda nos recomendaron limpiar con acetona, que es muy aromática, sí, pero se lo lleva todo y se seca en un visto y no visto. Después, con una brocha me entretuve en ir pintando todos los recovecos: esquinas de las paredes, junta con el techo, con el borde de la bañera, con los sanitarios… Vamos, todos esos espacios que no se pueden precisar con el rodillo. Y después ¡a pintar con libertad! Esta es la mejor parte, pero en la segunda vuelta, porque con una sola mano, y eso que nuestros azulejos originales no eran excesivamente oscuros, tú lo que piensas es que eso no te va a quedar blanco en la vida, y que mejor hubieras hecho pintando en negro, aunque tu genial idea de aumentar el mini espacio que tienes a base de luz y color se fuera al traste. Yo apliqué una primera mano en horizontal y la segunda en vertical. ¡Y magia! A medida que se iba secando el esmalte de azulejos ¡que parejo quedaba todo! En nuestra reforma sin obras pintando azulejos, sólo pintamos de blanco las paredes del baño principal, porque las del otro blanco ya eran blancas, pese a que el estilo tampoco nos gustase.

El rodillo que sea de espuma, que es una divinidad de material para pintar y deja un acabado finísimo. Nuestro esmalte para azulejos secaba al tacto en 8 horas, por lo que había que esperar este tiempo entre una capa y otra. A los 5 días, era resistente al agua, pero hasta que no pasan 3 semanas no se seca por completo y adquiere su dureza final, por lo que no se puede maltratar. Supuestamente, debería durar en perfectas condiciones al menos 5 años. Los azulejos se pueden seguir limpiando con productos habituales para baño, pero no se pueden frotar con estropajo, sino con esponjas, bayetas…

reforma sin obras de baño suelo vinílico autoadhesivo

3. Un suelo barato ¡pero precioso! El piso entero tiene suelo de parquet, menos la cocina y los baños. Yo siempre he sido admiradora de las baldosas, pero claro, no me iba a poner a levantar el suelo entero de madera para cambiarlo estando el piso recién comprado y en buen estado, así es que me aguanto con lo que tengo. Visualmente, el parquet me gusta, pero los cuidados ¡los odio! Y con niños ¡los odio aún más! Tengo un churumbelito ganándose su autonomía con la alimentación complementaría al que le gusta acariciarlo con las puntas del tenedor, y una niña que se trae el patio del colegio a casa en cómodos formatos de kilos de tierra escondidos en los zapatos. Da igual que la mandes directamente al lavadero a sacudir los zapatos en cuanto entra por la puerta ¡siempre queda más tierra arañando la madera! Por eso, el suelo vinílico fue una revelación. Un sistema adhesivo, que sólo hay que pegar sobre nuestro suelo actual, con garantías de mantenerse en buen estado incluso con un uso muy intenso durante 10-15 años (esto dependerá de las marcas, los acabados, calidades y precios) y encima puede imitar el parquet, el suelo hidráulico o lo que más te guste del mundo. Lo difícil fue ponernos de acuerdo en el tipo. Al ser el baño pequeño, un suelo negro (como proponía este hombre) nos hubiera asfixiado. Yo quería poner algo de color discreto simulando baldosas hidráulicas, a lo que él se negó por completo. Así es que acabamos con los suelos vinílicos de imitación a madera, eligiendo entre una variedad más escasa de tonos. Como teníamos tan pocos metros cuadrados que rellenar (sólo 2) tampoco nos agobiamos mirando precios y nos dejamos guiar más por nuestros gustos. Yo quería que fuese algo discreto, para no estar viendo cada pelusa que eche a rodar y, aunque no soy nada fan de los tonos grises, esta gama se convirtió en nuestra única opción. Además, ahora están muy de moda y hay bastante variedad entre la que elegir. Este suelo vinílico es de la marca Tarkett (lo compramos en Leroy Merlín, por 31 euros la caja con 2,05 metros cuadrados, pero lo venden también en Amazon), tiene un grosos de 2 milímetros y se corta con cútter o tijeras cuando hay que dividir lamas o bordear los sanitarios. Lo mejor es que además aísla los ruidos, porque cuando se te cae algo parece que cayera sobre una superficie blanca. Al tacto es cálido y muy agradable y se limpia súper bien.

reforma sin obras de baño antes y después

4. Los tiempos y los niños. Con niños todo cuesta el doble, el triple… Dejemos de contar. Si yo me pongo a colocar cinta de carrocero en las puertas y mi churumbelito me persigue despegándolas… Si doy la primera pasada con el rodillo y ya me avisa la niña porque tengo que ir a limpiarla al váter… Y así, con todo, pues lo que se puede solventar en unas pocas horas seguidas se alarga varios días. Pero esto no es lo peor. Lo peor es la mala leche que empieza a entrarte cuando ves que se te acaban los días de vacaciones, que parece que no avances, te cuestiones tu inutilidad como ser humano y reniegues de toda tu estirpe por obstaculizarte en tus proyectos urbanísticos. La preparación previa de limpieza, quitar de en medio todos los estorbos y precintar todo lo que no se puede manchar se llevó 2 horas por delante. Una mano de pintura a un cuarto de baño tan pequeño se puede dar perfectamente en 2 horas. Habrá que esperar 8 horas para dar otra más como mínimo. En 6 horas de trabajo real podríamos tener las paredes listas para volver a colocar todo lo que tuviéramos en ellas. El suelo… Dependerá de lo derecha o torcida que hayan construido toda vuestra casa. A ti te parecerá una habitación perfectamente cuadrada, hasta que te pongas a medir y te sobren y falten centímetros por cada lado. Aún así, este suelo vinílico autoadhesivo se coloca como una pegatina: retiras la protección, aprietas y se acabó. En un segundo tienes la lama colocada. Las horas se te irán haciendo recortes en las esquinas, midiendo, ajustando ángulos, bordeando obstáculos (váter, bidet y todo lo que no vayas a desmontar y esté apoyado en el suelo). En total, el baño quedó reformado con 15 horas de trabajo (continuado o a saltos).

reforma sin obras de baño pintar juntas azulejos

5. Trucos para que no metáis la pata como nosotros. Dad una capa de esmalte de azulejos y dejad secar lo que indique el fabricante. Con una sola mano seguramente no cubráis bien toda la superficie, pero con 2 ¡el panorama cambia por completo! Si lo queréis aún mejor ¡venga con 3! Yo en este punto prefiero invertir algo más en pintura de calidad, que cubran muy bien y me ahorren tener que dar más manos, pero si os sobra el tiempo… Sobre todo, no os agobiéis si vais pasando el rodillo y tenéis la sensación de que no queda parejo. Cuando la pintura se seca tiende a unirse, disimulando los restregones y dejando la superficie sorprendentemente uniforme.

Desatornillad todo lo posible (toalleros, enchufes, interruptores, radiadores, adornitos varios) porque es un gustazo pasar el rodillo y acabar de una vez con una pared completa en una sola pasada, en lugar de ir haciendo recortes a cada paso. Se tarda mucho menos en desmontar y montar que en ir esquivando obstáculos innecesarios. Como dice mi madre, si pintáis las juntas por separado, no hagáis esas pedazos de líneas que hice yo, que luego cuesta mucho disimularlas. Coged un pincel más fino y centraros en poner pintura sólo sobre la junta y no por todos los alrededores. En cuanto a la cinta de carrocero ¡quitadla cuando la pintura aún esté fresca! Porque si se seca, corréis el riesgo de que se levante cuando retiréis el precinto. Y ojocuidao con la silicona que podáis tener alrededor de las rejillas de ventilación, juntas de la bañera, del lavabo… Esta pintura de azulejos no cuaja sobre la silicona. La pones y se convierte en una hilera de gotitas que no agarra. Así es que hacedla desaparecer por completo antes de empezar o tendréis descalabros importantes.

Lógicamente, si pensáis hacer como nosotros con una reforma sin obras pintando azulejos y cambiando el suelo ¡pintad primero! La instalación del suelo vinílico no levanta polvo ni nada, así es que simplemente deberéis tener cuidado de no apoyaros contra una pared con mala leche y listo. No lo hagáis al revés y os pongáis a gotear pintura sobre el nuevo suelo. Encontraréis tutoriales como los de Bricomanía que os ayudarán a empezar a colocar el suelo siempre desde el centro de la habitación hacia los bordes, y a recortar las lamas que necesitéis alrededor de los sanitarios.

Lo siento por este hombre, que es fan de la luz cálida, pero en un baño y sobre todo siendo pequeño ¡cuanta más luz blanca mejor! Ya ahorraremos en la factura de otras habitaciones de la casa, pero en el baño poned leds a mogollón. Nosotros sólo hemos comprado leds de mayor potencia de los que teníamos, no hemos instalado más puntos de luz, porque sobre eso sí que no tenemos ni idea. Pero al tener ahora tanto blanco alrededor ¡las baldosas reflejan mayor cantidad de luz! Parece mentira que sin ser las anteriores demasiado oscuras, su chuparan toda la luminosidad. ¿Qué constructor las elegiría tan mal?

Respecto a las puertas, con un poco de suerte, no tendréis que rebajarlas. Las lamas vinílicas pueden ser de 2-3 milímetros de grosor, por lo que igual no os estorba para el recorrido de la puerta. Si no hay tanta suerte, tocará lijarle los bajos. En definitiva, hemos gastado 75 euros entre pintura y suelo, 15 horas de nuestras vacaciones y se acabó. Por poco que dure el resultado, desde luego no será nuestra ruina. ¿Os habéis lanzado alguna vez a hacer estas obras por vuestra cuenta? ¿Qué tal fue el resultado?

Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    Natalia S.
    17 agosto, 2018 at 14:45

    Yo no me he lanzado, pero sí que pinté un escritorio con pintura de tiza de calidad. Esa misma pintura vale para lo que tú has hecho en el baño (la marca es Auténtico). Y es algo que me planteo pero a largo plazo. Qué yo tengo 3 hijos. Por cierto, te ha quedado muy bonito.

  • Responder
    Izaya Una Mamá En La Cocina
    17 agosto, 2018 at 20:51

    Qué artista, te ha quedado genial y a los cuñados también. Yo ya te contaré nuestra reforma integral, ya están llegando los primeros presupuestos jaja

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.