Ocio y viajes

Destino, excursiones y el todo incluido a la hora de ahorrar al hacer un crucero con niños

ahorrar al hacer un crucero con niños

Seguro que me estoy dejando datos importantes, pero ya llevo varios posts con el tema de la logística del crucero al viajar en familia y tampoco me querría eternizar. ¡Que se acerca septiembre y tenemos la mente puesta en la vuelta al cole! Después de las razones por las que me parece una buena idea probar un crucero con niños, una lista de pequeños trucos para ahorrar al reservar, hoy os traigo otras consideraciones que deberíais valorar para que una vez hecha la reserva, el sacadero de dinero no sea infinito. Porque nuestra economía doméstica seguramente tendrá un límite y no vamos a hipotecarnos para pagar las vacaciones. Hay cosas que sí o sí, hay que decidir antes de montar al barco, y otras que pueden solucionarse sobre la marcha.

crucero con niños pisa

1. Elige itinerarios aptos para ahorrar al hacer un crucero con niños

Uno de los motivos de peso para elegir un crucero es la cantidad de ciudades que puedes ver en 8 días simplemente dejándote llevar. No tienes que estar pendiente de cuadrar transportes, de mover maletas, de perder conexiones… Eso sí, yo os recomendaría que los puertos a visitar fueran sitios abarcables para ir con niños. Por ejemplo, el nuestro paraba en un par de ciudades grandes: la gigantesca Roma y la moderada Mallorca. En Roma no hicimos ni el intento de organizar el viaje: si habiendo ido de novios durante 5 días completos aún nos habían faltado cosas que ver ¿cómo íbamos a lograrlo en 6 horas de tour con niños y teniendo que hacer una hora de tren para ir, desde el puerto a la ciudad, y otro tanto para volver? La opción fue dar un paseo por Civitavecchia, el puerto en el que atracan los cruceros para visitar Roma, muy pequeñita, con poco encanto, disfrutar de la tranquilidad ¡y del barco! Porque el barco tiene cantidad de actividades que lógicamente no puedes hacer cuando estás fuera de él. Lugares pequeños para ver en un paseo tranquilo y poder volver a bordo a no gastar ni un céntimo en comida ni en nada. Que hay que amortizar lo invertido. El resto de ciudades que hemos visitado Ajaccio, Génova, Cannes y Pisa se pueden ver muy dignamente con niños, entrando a museos, haciendo colas para monumentos e incluso con tiempo para ir a la playa.

crucero ajaccio playa con niños

2. Las excursiones organizadas de un crucero.

Yo no las pagaría para ir con niños. Ni siquiera las pagamos cuando íbamos solos en el viaje de novios. ¡Son carísimas! Y prácticamente todos los puertos tienen alternativas de transporte y visitas que te pueden costar 5 veces menos. Además, el ritmo con niños es el que es: que si estoy cansado, que si ahora tengo sueño, que ahora quiero parar para comer, ahora me enfado porque sí y ahora hago una sentada en medio de la calle y no muevo un pie, así se nos vaya el guía y el grupo entero. Por eso, cuanto más pequeños sean los puertos en los que atraquéis, más posibilidades de planificar vuestro viaje para hacer la escala solos y a vuestro ritmo. Con el niño, no teníamos problemas porque iba en el carrito, podía dormir cuando quisiera y cuando deseaba andar, todo transcurría a paso de tortuga. Con la niña, hemos descubierto que tiene su tope turístico en 4 horas de caminata seguida a buen ritmo a los 4 años. A partir de ese tiempo, comenzaba el declive, quería volver al barco, a la piscina, o ir al mar o que hiciéramos algo que le gustara más como niña que es.

crucero génova con niños

Por eso, los pequeños puertos del Mediterráneo me parecen fantásticos para recogerte en el barco en cuanto empiezan las señales de alerta. Puedes bajar andando del barco, y seguir andando directamente hasta el centro de alguna ciudade so coger autobuses urbanos por 2 euros. En el MSC Fantasía, las excursiones mñas económicas costaban 39 euros por persona, pero la media estaba en unos 65 euros por persona… ¡Echad cuentas! Si buscaís información sobre vuestros puertos antes de salir de casa, veréis la de opciones que tenéis a bajo coste si os preparáis con un poco de antelación.

crucero msc fantasía con niños

3. Todo incluido excepto…

Una de las ventajas de viajar en barco es que los paquetes suelen ser de todo incluido, por lo que pagas el precio antes de subir y supuestamente te olvidas de sacar la cartera a bordo. Esto no es totalmente cierto. Por ejemplo, si comes siempre en el bufet libre, comerás lo que quieras, incluso con postres, helados y un par de tipos de bebida (agua, té…). Pero si quieres refrescos, o cerveza, vino y demás, deberás abonar la consumición. Te lo cargan a tu habitación alegremente, o te puedes comprar packs de bebidas que puedes reservar al planear el viaje, durante el momento del embarque, o una vez dentro del barco. Nuestra ventaja y la de los niños, es que yo no bebo alcohol, lo que abarata muchísimo las consumiciones a bordo. Por unos 35 euros podéis tener packs de 14 consumiciones sin alcohol (cócteles, zumos, batidos, refrescos, agua), que os cundirán tanto como bebáis. Agua podéis comprar en tierra, que se puede subir a bordo sin problemas y siempre será más barata. Si siempre coméis y cenáis en el bufet, y optáis por el agua y las pocas cosas de beber incluidas, no necesitaréis gastar más, pero a poco que queráis probar los restaurantes temáticos y molones, algún desembolso en bebida tendréis que hacer. Otro gasto serán las propinas a bordo, o cuota de servicios. No vais a ir dando moneditas ni billetes a todos los trabajadores que os asistan, pero se establecen unas tarifas por adulto y niño y dependiendo de la duración del crucero, que pueden sumar 200 euros o más para toda la familia. Estos 2 gastos los tendréis como mínimo, y os los cobrarán en el momento de abandonar el barco. Lo demás dependerá del tipo de ocio que tengáis: si vais a la peluquería, al spa, al casino, a alternar con bebidas muy espirituosas, necesitáis un entrenador personal, o una canguro para los niños… Todo esos extras sí se cobran aparte.

Con esto, ya podéis echar vuestras propias cuentas de la forma más ajustada posible para que unas vacaciones familiares en crucero sean factibles y con un gasto controlado casi hasta el último céntimo. Igual me animo a escribir algo más sobre los entretenimientos dentro del barco, porque en realidad, se podrían pasar los 8 días completos sin bajar a tierra y sin aburrirnos. ¿Veis ahora más factible la posibilidad de hacer un crucero?

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    Nueve meses y un día después
    4 septiembre, 2018 at 07:07

    Cuando fuimos de viaje de novios contratamos un paquete que incluía bebidas para que no nos diera la estacada al irnos jajaja. Era un hotel pero es que la pensión completa no incluida todas las bebidas del día y claro.
    Oye, ¿200€ no es una barbaridad en propinas?

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.