Eventos

Una boda pensada para niños. ¿Qué tiene de especial?

boda pensada para niños

¡Todo! Sé que hay novios que desean un sarao sólo para adultos. Otros que no están ni a favor ni en contra de los niños, pero que tratan de acogerlos como buenamente pueden y otros que se desviven por organizar una boda pensada para niños. ¡Esta es la que hemos tenido la suerte de vivir con mis cuñados! Como padres, agradecemos cualquier gesto para lograr que nosotros también disfrutemos, en las 3 bodas a las que hemos ido. Pero es que en esta ocasión ¡los únicos niños eran los nuestros! Que sí, que los novios lo sabían, era una celebración íntima pero pensaron en ellos hasta límites insospechados. En las dos bodas anteriores a esta, a las que hemos acudido con mis churumbeles, la suerte fue muy dispar, y la esclavitud tras las criaturas muy grande. Como no hemos sido de dejarlos al margen de nuestras actividades de ocio, han venido con nosotros a bodas, graduaciones universitarias, cenas de navidad de empresa… ¡A todo! Pero a medida que crecen se vuelven más fáciles en unos aspectos y más complicados en otros. De bebés, se pueden molestar por la música, el escándalo, la gente que los toca, pero es relativamente fácil alejarse de los follones y vivir el evento con dignidad. Mi bichilla se estrenó en su primera boda con 2 años y medio, en plena fase de rabietas ¡y aquello fue mortal! Ni en broma hubiéramos vuelto a repetir sarao con ella al poco tiempo. Así es que desde la escasa experiencia que me han otorgado estas 3 celebraciones con niños y a lo loco, os dejo un listado de las cosas que nos hemos encontrado que han hecho de estos eventos una opción factible para ir con ellos.

boda pensada para niños con piscina

1. La piscina

¡Jajaja! ¿A que empieza fuerte la cosa? Esta última boda pensada para niños ha sido un acontecimiento digno de la realeza, con un fin de semana de 3 días y 2 noches en una casa rural preparada para la ocasión. El atractivo principal para haber escogido este espacio para niños en el mes de julio fue la piscina. Súper divertida pero algo retirada, en las alturas, pensada para que un mochuelo no me desapareciera a traición en un abrir y cerrar de ojos. Suerte que no la vieron en los alrededores mientras duró la ceremonia protocolaria porque de lo contrario ¡se me hubieran arrojado al agua hasta con el traje de vestir! Pon una piscina en tu boda pensada para niños ¡y olvídate de lo demás!

boda pensada para niños confetti

2. Mesa infantil en una boda pensada para niños

El uso o no va a depender mucho de la edad de los niños, de la autonomía que tengan, de la capacidad para alternar con extraños sin la presencia de sus padres. La mía ha ido a la zona infantil de las bodas desde los 3 años: con ese menú fácil para ellos, chucherías, monitores que vigilan que todos coman y que nos quitan preocupaciones al menos durante algunos minutos. Porque ni por casualidad los niños se van a quedar allí sentados a perpetuidad. Pero oye, solo los padres sabemos el valor que tiene poder comer con las dos manos sin tener que levantarnos de la mesa entre un bocado y el siguiente. Si tienes muchos invitados que van a acudir con niños, plantéales esta opción, ya que muchas organizaciones la incluyen sin coste adicional y es un respiro para que tanto los peques como los mayores disfrutemos más de la fiesta. En esta última boda no ha habido mesa infantil porque sólo había una única mesa. Pero era upo bufet y lo de poder levantarse a coger comida y sobre todo ¡comer en un salón delante de Bob Esponja! Con eso ya hemos tenido más que de sobra.

boda pensada para niños siesta

3. Ocio y guardería

Si les pones un castillo hinchable y unas camas elásticas ¡aquello será un fiestón! Pero supongo que no apto para todos los bolsillos. Así es que una opción más económica suele ser tener a algún monitor (varios, dependiendo del número de niños y la diferencia de edad entre ellos) para que organicen juegos tradicionales, bailes, concursos y ellos también se diviertan. Yo estoy muy mal acostumbrada, porque mis criaturas disfrutan zampando, y con comida y un entorno diferente suelen ser felices, pero no todos los niños sienten esta pasión gastronómica y claro, horas y horas en un lugar en el que sólo vamos a comer por toneladas, no les parecerá el mejor plan del mundo. En nuestro caso, los novios habían pensando en la hora de la piscina, comprando colchonetas y distracciones variadas para todos.

boda pensada para niños con ping pong

4. Recuerdos aptos para niños

El abanico y el bolígrafo están rebién como recuerdo clásico para los invitados, no iré yo en contra de la norma, pero los niños no van a llevarse nada a casa. Cualquier tontería como una libretita y colores, o una bolsa de chucherías (que un día es un día) o un juguetito pequeño, los mantendrá entretenidos para que todos podamos desfasar en el momento del baile tras la comida.

boda pensada para niños con jardín

5. De primera necesidad

¡Cambiadores, por favor! Con lo que cuesta una boda, y lo que cuesta un menú, yo exigiría la presencia de cambiadores para bebés en los baños. Que sí, que todos podemos hacer un apaño en el carrito, o en el alféizar de una ventana, o echarnos a la florida hierba del precioso jardín. Pero no hagamos que esos padres invitados deban revolcarse por los suelos vestidos de domingo, por no haber tenido en cuenta una necesidad tan básica y tan sencilla de conseguir.

Con los tipos tan diversos de familias que hay hoy en día, si además sois vosotros los que celebráis una boda teniendo ya a vuestros propios hijos ¡como para no incluirlos como protagonistas del momentazo! ¿Soléis ir con los churumbeles a las bodas? ¿Qué es lo mejor y lo peor que os habéis encontrado en ellas en relación a los niños?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.