Crianza

Última dosis de Bexsero. Nuestra experiencia completa

Última dosis de Bexsero. Nuestra experiencia completa

¡Se acabó! El farmacéutico del Pueblucho Infernal ya ha encargado la placa conmemorativa por ser la mejor clienta de la historia. La que compró 6 dosis 6, de Bexsero entre 2017-2018, cuando no estaba financiada de ninguna manera, las listas de espera eran hasta de 9 meses y no se había visto odisea semejante desde que escaseó la vacuna contra la varicela. Ay, la gente por ahí en Europa, dejando de vacunar a los niños y con afición a que cojan sarampión o yo no sé cuántos males graves más, y nosotros aquí, cruzando los dedos para que los niños me hayan quedado inmunes de por vida y a un paso de ser casi indestructibles. Ahora, la enfermera nos ha dicho que hay novedades: que a los bebés a quienes se vacunan desde el inicio como a mi churumbelito, ya no hay que ponerles 4 dosis sino 3 (oye, cómo cambian las reglas en año y medio) por lo que ese ahorro que tendrán las nuevas familias. Os conté cómo habían sido nuestras primeras experiencias con la vacuna del Meningococo B tanto con el bebé como con mi bichilla, a quien vacunamos cumplidos los 3 años porque no habíamos estado informados hasta entonces de lo dramática que puede ser esta enfermedad. A mí me concienció esta noticia (ni miréis la foto si sois sensibles) porque al ver a esa criatura en pleno embarazo de mi churumbelito, decidí que un hijo mío no podría pasar por algo así, por cara que fuese la dosis, así tuvieran que renunciar a todos los regalos de cumpleaños, de navidad, vacaciones y demás cosas superfluas. Total, que me fui derecha a la farmacia a ponerme en lista de espera.

1. ¿Merece la pena invertir nuestros ahorros en Bexsero?

Lo ideal sería que estuvieran financiadas claro, pero como es una enfermedad rara en España, pese a lo tremendo de sus consecuencias (secuelas graves de por vida y la muerte como la peor de ellas, cosa que en el primer mundo se nos olvida de vez en cuando, porque nos hemos acostumbrado a vivir súper bien gracias a las vacunas) no tuvimos dudas acerca de comprarlas. Si no hubiéramos tenido ese dinero, os aseguro que lo hubiéramos recaudado en vez de tanto regalo y juguete de cumpleaños, tanta ropa y tantas otras cosas que son menos necesarias. De hecho, ya os dejé una vez una lista de regalos ideales para bebés en los que la gente no suele pensar. En muchas farmacias existe ya hasta el cheque regalo para vacunas, así es que no he sido la primera en tener semejante idea, ni mucho menos. La enfermedad será poco habitual, pero sólo tienes que tener la pésima suerte de que ese ínfimo porcentaje caiga en tu familia. A mí me merece la pena vacunar de todo. No sé el motivo por el que otras familias vacunan o dejan de vacunar. Nosotros lo hacemos para evitar que mis churumbeles enfermen y mueran por causas evitables. Y por nada más. Con lo cual, sí nos merece la pena hasta el último euro de inversión.

2. Las opiniones personales sobre la vacuna Bexsero

Como hoy en día tenemos acceso a tantísima información procedente de las fuentes más diversas, cada vez cuesta más discernir de qué voces fiarnos. Cuando las primeras vacunas contra la polio, el sarampión, la varicela empezaron a llegar a España, seguro que si tu médico te hablaba de las maravillas de ellas y la de muertes que se iban a poder evitar (datos más que contrastados, donde no hay lugar para la opinión personal de cada uno) a ninguna persona se le ocurría contradecir al especialista. Además de que seguramente habría vivido de cerca algún desenlace dramático causado por alguna de estas enfermedades, y ya quedaba convertido en un defensor de las vacunas para siempre. Pero nosotros vivimos en una época en la que la vacunación universal es lo normal, y como somos unos modernos que sabemos de todo, pues nos parece que inyectar estas sustancias en los cuerpecitos de nuestros churumbeles es una salvajada desfasada, cosa de los antiguos. Porque las vacunas tienen efectos secundarios y los de la Bexsero pueden ser malísimos.

3. Los efectos secundarios de la última dosis de Bexsero

En mi churumbelito de 18 meses han sido exactamente cero. Ninguno. Ni un malestar, ni fiebre, ni quejas, ni siquiera inflamación del brazo en la zona del pinchazo, ni aquel quiste que le salió tras la segunda dosis. Nada de nada. Con 4 dodss, lo peor fue el quiste que tardó un par de meses en deshacerse: un bultito en la pierna que ni le molestaba, pero que estaba allí. Para la niña, la segunda dosis le dejó el brazo dolorido por debajo de la zona del pinchazo durante 2-3 días. Y nada más. Claro que sé que puede haber efectos secundarios más graves que los que han vivido mis criaturas, pero voy a lo que me importa ¿cuántos niños han muerto en el mundo a causa de la vacuna Bexsero y cuantos a causa de la Meningitis B que previene? Porque por lo general, cuando recurro al médico es para fiarme de lo que me dicen: cuando voy a parir y pido la epidural y les firmo un consentimiento de los riesgos que conlleva ¡firmado queda! Lo hago creyendo que me va a ser de utilidad y no para fastidiarme la vida. Si tengo un accidente y suplico una operación de urgencia ¿me voy a poner a cuestionarles sus métodos? Mira, ojalá les pille en un día lúcido, lo hagan lo mejor que puedan y me dejen volver a la vida. Si llevo a los niños al pediatra es porque confío en que las revisiones les ayudan a mantenerse sanos y descartar problemas mediante la prevención. ¿Por qué iba a dudar precisamente de las vacunas y no del paracetamol o de los antibióticos? ¿Es que soy experta en medicina y farmacia para unos temas y tengo fe ciega en otros?

Yo misma me vacuné contra la varicela siendo muy adulta, justo antes del segundo embarazo, y de la tosferina en el tercer trimestre de la preñez, hace año y medio solamente. Y si viajara a países en vías de desarrollo o con enfermedades tropicales y desconocidas para mí ¡iría vacunada sin dudarlo! Con lo que nos gusta decir eso de que ojalá se encontrara una vacuna para el cáncer,o para el alzheimer y después ¿qué? Toda la vida pidiéndolas para luego desprestigiarlas. Los precios de las dosis de Bexsero me parecen un abuso, los chanchullos farmacéuticos, que seguro que existen a espuertas, no me dan confianza, pero al final se trata de evitar la muerte a cualquier precio. Y nunca mejor dicho. ¿Habéis puesto la vacuna Bexsero a vuestros mochuelos? ¿Os ha suscitado más dudas que otras vacunas? ¿Han tenido efectos secundarios muy molestos?

Foto slide de Africa Studio vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

7 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    4 septiembre, 2018 at 10:22

    Vacunas puestas! Yo vacuno de todo lo que recomiendan.

    Y estás en concreto también las he comprado sin financiación, es una vergüenza que sean tan caras pero al igual que tú si económicamente no hubiésemos podido hubiesen sido un gran regalo de reyes.

    No sabía lo del cheque regalo para vacunas pero me parece una gran idea

  • Responder
    Martina
    4 septiembre, 2018 at 22:40

    Mil gracias por este artículo. Yo también he vacunado a mis tres hijas haciendo un esfuerzo, estoy convencida de que es la mejor inversión: no creo que ningún padre pueda perdonarse perder un hijo habiendo podido evitarlo. Supongo que te caerán comentarios de muchos anti-vacunas. Gracias por tu valentía en exponer tu posición a favor.

  • Responder
    Raquel
    4 septiembre, 2018 at 22:59

    Tengo un peque de 9 meses y por supuesto ya lleva 2 dosis, también me cuesta mi esfuerzo pagarlas, pero si le pasa cualquier cosa no me lo perdonaría.

  • Responder
    Isabel
    5 septiembre, 2018 at 00:15

    El mes pasado me dejé 500 euros en la farmacia. 2 hijos menores de 18 meses. Pagaríamos eso y más por curarles si contrajeran la enfermedad, cómo no íbamos a pagarlo por prevenirla?

  • Responder
    María E.
    5 septiembre, 2018 at 00:39

    Mi pediatra fue claro en su opinión al preguntarle: “ a mis hijos se las pondría” y como tenemos Fe ciega en él pues puestas están. Así como también les pusimos las de prevenar cuando tampoco las pasaba la seguridad social.
    Es una vergüenza que sean tan caras porque seguramente mucha gente no pueda acceder a ellas pero sin esas vacunas que tenemos también de forma gratuita, muchas enfermedades no se considerarían casi erradicadas

  • Responder
    María
    5 septiembre, 2018 at 12:25

    Yo con las bexero tenia mis dudas y encima eran 5 dosis, 2 para la grande y 3 para el bebé. Como no lo tenía claro me puse en lista de espera de las de la mayor, luego me quedé embarazada,, nació el peque y en la farmacia me ampliaron el pedido y me las trajeron todas de golpe.
    Sin estar 100% convencida de la necesidad de esta vacuna en concreto, prefiero pagar el dineral que valen a llorar.

  • Responder
    Lidia
    5 septiembre, 2018 at 12:54

    100% de acuerdo en todo lo q dices. Yo pondría lo de vacunar a los niños obligatorio
    Por supuesto hemos vacunado y pagado el Bexero. En Alemania no ha habido ningún problema en conseguirla porq nadie la quiere. De mi entorno soy la única que la he puesto. Por cada vacuna (4 tuve q poner) pague 110€ y bien a gusto.
    Por aquí son bastante anti-vacunas, ya no de no poner esa, sino ninguna! Y no lo entiendo la verdad. En Muchas guardes te piden el libro de vacunas para asegurarse q las han puesto.
    Yo si tengo un caso más o menos cercano que murió de Meningitis B con 18 años y en 3 dias sin que se pudiera hacer nada…asi q cuando me enteré de que existía esta vacuna no me lo pensé

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.