Moda

¿Y ahora qué? Buscando sábanas para camas Montessori. ¡Y nórdico!

sábanas para camas Montessori

Yo me creía una madre moderna, o más bien una madre limitada por el diminuto espacio del dormitorio de mi churumbelito. Por eso, decidimos dar el paso de recrearnos con todas las mini camitas monísimas de estilo Montessori, pero al final, decidirnos por un modelo de cama extensible de Ikea, para disfrutar del espacio ahora y supuestamente del ahorro según vaya creciendo el niño. Pintamos la habitación, montamos la cama, colgamos los cuadros y esa misma noche me veía poniéndole cualquier protector de colchón de cama grande de todos los que tenemos. Remetiendo bien por debajo no quedaría tan mal. Pues sí, quedaba aún peor de lo que había imaginado. Mi gozo en un pozo, porque yo ya tenía funda nórdica molona e infantil de Burrito Blanco pero para una cama de 2 metros y definitivamente, además de la cuestión antiestética, aquello no era práctico: fundas que no cuadran y se salen con el movimiento, niño atrapado entre telas… Al ser una mini cama de 80 centímetros de ancho y 140 centímetros de largo, se me iluminó la cabeza ¡a lo mejor los conjuntos de la cuna le servirían! Pero ni por casualidad. Si ya quedaban tirantes en la cuna, enganchar las 4 esquinas del nuevo colchón era imposible, así es que tocaría comprar. Provisionalmente, la mejor opción fue usar una sábana encimera de la cuna como sábana bajera. El ajuste no era con elásticos pero el colchón queda bien presionado contra la estructura de la cama y no se movía. El defecto graves es ¡que no es impermeable! Y con este niño aún tenemos que vivir la operación pañal, pese a que es verdad que no ha tenido un escape de orina durmiendo desde hace muchos meses. Os cuento mis averiguaciones en este tiempo, por si os veis buscando sábanas para camas Montessori, por ser unos modernos que tampoco habíais imaginado este despropósito antes.

 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Planeando ser padres (@planeandoserpadres) el

1. Acude a Ikea

Lógicamente, como nuestra cama extensible es de los suecos, ellos me harían el apaño. Y si lo tienes al lado de casa pues bien, pero si no, desplazarse a Ikea sólo a por sábanas da pereza. En cualquier caso, ellos sí tienen ropa de cama apta para camas extensibles. Yo no la he probado, y en la web no he sabido encontrar el protector para un mini colchón, pero se rumorea que existe. El problema es que los estampados de Ikea son los que son: van por temporadas, puede que no te cuadren con nada, los colores básicos y sencillos no son su fuerte… Con lo cual, de precio están estupendos pero de diseño igual no te convencen. Y esto fue lo que me pasó a mí, que me ha tocado una época de selva amazónica en Ikea que no me cuadra con la decoración espacial del niño.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Planeando ser padres (@planeandoserpadres) el

2. La maxicuna o súpercuna ¡tu salvación!

Nuestra cuna ha sido siempre una cuna estándar de 60×120 centímetros. Hay maxicunas que ya se consideran estándar también, de 70×130. Pero existe una maravilla de cuna mega gigante que desconocía por completo: la maxicuna o súpercuna. Un invento ideado como para criar a quintillizos, cuyo colchón mide exactamente 80×130 y a veces 80×140 centímetros. ¡Ole y ole! Mi salvación. Sí, porque al estar enfocado a bebés, los colores son más neutros, menos agresivos y más sencillos de combinar. El problema es que no he podido encontrar tantos fabricantes que trabajen este tamaño, pero es la medida ideal de sábanas para camas Montessori y para las extensibles de Ikea. Yo empecé comprando lo básico, ya que estando en verano no tenía necesidad de nórdico, así es que encargué un par de sábanas bajeras 100% algodón a 8 euros (hay de muchos colores) y un protector de colchón apañado por 16 euros. Eso sí, siempre con medida de maxicuna, si bien las bajeras son de 80×140 y quedan súper bien, pero el protector es de 80×130 y queda ideal también. No lo entiendo, porque hay 10 centímetros de diferencia, pero mira, esa suerte que hemos tenido.

funda nórdica cama montessori

3. Sábanas para camas Montessori cuando el niño no se tapa

Igual cambia este invierno, pero desde que nació, mi churumbelito no se tapa ni con mantas, ni sábanas, ni nórdicos. El simple roce lo predispone en contra, empieza a moverse, lucha contra la cobija y se despierta. Por ahora, las sábanas de la cuna me valen. No cuelgan por el lateral de la cama, es el único fallo, pero como nuestra cama no está pensada para que cuelgue nada, sino para tenerlo todo remetido, quedan bien. El embozo de la parte superior es algo corto, pero al menos podemos seguir usando los juegos de cuna que tenemos hasta que la extendamos a la siguiente medida, de 160 centímetros de largo. Si tenéis que comprar juegos nuevos de maxicuna y lo queréis todo conjuntado, el único handicap suele ser que son diseños muy de bebés, bastante infantiles, con estrellitas, ositos…

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Planeando ser padres (@planeandoserpadres) el

4. ¿Y la funda nórdica?

La de la cuna no nos cuadra, pero teníamos una de maxicuna, un regalo aún sin estrenar ¡que nos servirá! Remetida por los pies, queda a buena altura y el ancho no es problema con la edad de este niño ¡si apenas hace bulto! En Carrefour, también he visto modelos de funda nórdica y sábanas para camas Montessori. Por internet, he encontrado esta web que ofrece sacos nórdicos para súpercunas. Es una opción que no he probado, pero no me parece mala idea porque me da la sensación de que con el sistema de cremalleras quedará todo más tirante y más estético cuando se haga la cama, además de que evita que los niños se destapen tan alegremente. No sé qué calidad tendrán, pero al menos los precios no son excesivos y tienen diseños más modernos y de niños ya no tan bebés. En cuanto al relleno, nosotros vamos a seguir usando el de la cuna. Es cierto que no cubre la totalidad de la funda, pero el niño no es tan grande y por unos centímetros de menos no compraremos nada más por el momento. En Carrefour, Amazon e Ikea venden también rellenos nórdicos de supercuna y en Ikea para mini camas extensibles. Si queréis usar fundas nórdicas de cama de individual de 1,90 o 2 metros, igual también podéis aprovecharla. Va a depender mucho del tipo de dibujo que tengan, ya que habrá que remeter mucha tela bajo la cama y puede que no quede divino. A diferencia de la sábana bajera y la funda de colchón, que si no quedan bien ajustadas es un trastorno, el tamaño de las sábanas encimeras y los nórdicos o edredones es menos problemático.

Y así, saldremos del paso hasta que estiremos la cama otros 20 centímetros. En ese momento, no sé si la ropa de cama individual normal ya podrá valernos o si deberemos seguir buscando opciones intermedias. ¿Dónde habéis encontrado juegos de sábanas y nórdicos para estas camitas?

Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    María del Mar
    18 septiembre, 2018 at 21:13

    En Ikea. Venden paquetes sueltos de 2 bajeras del tamaño de apertura pequeña y mediano. Protector y colcha también de Ikea. Nórdico le pongo uno de cama normal y lo arremeto mucho por los pies. Todo lo primero es relativamente económico. Pero el nórdico no y preferimos comprar uno de cama normal bueno que le sirva para muchos años.

  • Responder
    María del Mar
    18 septiembre, 2018 at 21:15

    Se me ha olvidado comentarte que Montesorri está muy bien hasta que el niño te pide que te acuestes con él porque no puede dormir o está malito. No hay fisio que te cure todas las contracturas por contorsiones imposibles en esa mini cama. Eso sí. En cuanto crece un poco y puedes extenderla al formato mediano es un lujo. Al menos ya solo te cuelgan los pies 😉

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.