Crianza

¿Qué es el CDIAP? Primera visita cuando tu hijo no se desarrolla al ritmo esperado

Atención temprana qué es el cdiap

No tuve ni idea de qué era el CDIAP hasta que empecé a escucharle la palabra a otras madres del cole. Algunos compañeros de clase de mi bichilla iban allí por retrasos en el habla a los 3 años, otros tenían bebés que con 1 año aún no gateaban, o ni siquiera se daban la vuelta cuando estaban tumbados… Así comprendí que debía ser un lugar en el que se trataban estos retrasos en los niños. Lo que nunca tuve claro es si esa falta de desarrollo se recuperaba por completo, si esos niños estaban sanos y simplemente había algunos aspectos en los que se habían estancado y necesitaban madurar, cuánto duraba el tratamiento, qué tipos de cosas les hacían, si sería doloroso, si los marcaría de por vida… Vamos, que mi desconocimiento era total. Entonces, llegó la temida revisión de los 18 meses de mi churumbelito, la aparición del M-Chat en nuestras vidas, el espectro autista que nos sobrevolaba y el niño que no decía ni una palabra comprensible. Y el pediatra nos derivó al CDIAP del pueblo. El primer contacto no ha sido tan desolador y deprimente como habíamos imaginado en un principio, así es que lo comparto con vosotros por si os toca peregrinar por estas dependencias, a ver si es posible que no sufráis ni le deis a la cabeza más vueltas de la cuenta.

1. ¿Qué es el CDIAP?

Literalmente, son las siglas de Centro de Desarrollo y Atención Precoz. Una vez descifradas, ya dan menos miedo. En el nuestro trabajan neuropediatras, logopedas, psicólogos, asistentes sociales que valoran a los niños a quienes el pediatra ha diagnosticado algún tipo de retraso. En el caso de mi churumbelito, como a los 18 meses no decía ni una palabra, consideraron que podía deberse a un retraso en el habla. También podría ser parte de su desarrollo normal, por eso de que cada bebé tiene unos tiempos, no todos aprenden a la misma edad a hacer las mismas cosas, este fue prematuro tardío y quizás habría que darle un margen más amplio… Pero ante la duda, el pediatra se cura en salud y te deriva al CDIAP para que allí te hagan una valoración completa y empiecen el seguimiento en caso de ser necesario. Son organismos públicos y gratuitos. Algo que no sabíamos es que el inicio de la evaluación en un CDIAP no depende exclusivamente del pediatra, sino que también podemos acudir los padres voluntariamente, si hay algo en nuestro hijos que no acabamos de ver como normal, o incluso que nos recomienden ir otros profesionales como los maestros de nuestros hijos en el colegio.

2. ¿Qué bebés o niños tratan en el CDIAP?

En nuestro centro atienen a niños de 0 a 6 años que no se desarrollan correctamente en alguno de los ámbitos del crecimiento y necesitan una atención más personalizada, unas pautas concretas o una estimulación precisa, que cuanto antes comience antes veremos los resultados. Algunos niños no tienen ningún tipo de retraso motor ni en el aprendizaje, pero viven en núcleos familiares problemáticos y también van para prevenir futuras complicaciones. No tienen por qué tener dificultades más adelante, pero mientras antes se decía eso de “mi hijo no empezó a hablar hasta los 3 años y ahora no calla”, actualmente se cree que para el niño es más beneficioso que estos retrasos se atajen precozmente, ya que a los bebés les resulta más sencillo avanzar. Simplificándolo mucho, en el CDIAP enseñan a estos niños a hacer cosas que otros niños aprenden por sí mismos, sin necesidad de que nadie haga nada extra ni se les estimule de manera especial.

3. ¿Qué esperar y que no de las primeras visitas al CDIAP?

Puede que os resulte chocante que haya que ir a algunas citas sin el niño, pero pensad que hay que elaborar un historial detallado y con nuestros mochuelos por allí alborotando sería una odisea. Además, dependiendo de la edad del niño, estos se van a dar cuenta de que estamos hablando de ellos, expresando nuestros miedos, considerando que algo en él no es como debería, por lo que sólo faltaría causarle un trauma o generarle desconfianza hacia nosotros mismos al hablar en esos términos con un especialista desconocido. En la primera visita no habrá ningún diagnóstico, y puede que no lo haya de forma clara durante años. Esto tiene una ventaja: que no etiquetaremos a nuestro hijo bajo ideas preconcebidas. Y una desventaja: que sentiremos que seguimos en tierra de nadie, que no tenemos una pautas claras que seguir para ayudarle por no saber qué le pasa exactamente. Pero no tengamos prisa, porque lo bueno de la atención temprana es que ya estaremos en el buen camino para ir modificando esas dificultades poco a poco. Tampoco penséis que os van a juzgar como padres. Al menos en nuestro caso, la atención ha sido estupenda, nos han interrogado educadamente, nos han escuchado con atención y nos han transmitido una confianza tremenda. De la primera visita, salimos muchísimo más optimistas de lo que entramos ¡ojalá hubiéramos tenido que esperar menos tiempo para tener esa tranquilidad! Las visitas van por orden de prioridad: no es lo mismo haber detectado a nuestro mochuelo que no hablaba con 18 meses, que un niño de 3 años con dificultades al caminar, por poner un ejemplo. Cuanto mayor es el niño, más rápida suele ser la intervención. Nosotros hemos tardado exactamente 2 meses en lograr nuestra primera cita, que ha sido esa entrevista en exclusiva con los padres, sin el niño. Posteriormente, nos programaron otra a los 15 días para verlo a él por primera vez, a la que aún no hemos ido y que ya os iré contando.

Y hasta aquí, nuestro conocimiento del CDIAP por ahora. ¿Alguno de vuestros hijos ha hecho uso de este servicio? ¿Descartaron cualquier problema o notasteis deprisa los avances?

Foto slide estimulación temprana de Oksana Kuzmina vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

5 Comentarios

  • Responder
    Almudena Fernández
    27 septiembre, 2018 at 09:48

    Destacar la labor de los excelentes fisioterapeutas que ayudan y guían al niño al alcanzar el máximo desarrollo psicomotor posible 🙂

  • Responder
    Tanins
    27 septiembre, 2018 at 12:41

    Mi hija va, ella hablaba como un loro y derrepente dejó de hablar 🙄(se aguantaba el habla) y además se aguantaba la caca durante días, semana y pico aveces… 😤😤😤
    En fin… q lleva 6 meses y le va de maravilla.
    Pq hacía eso?? Celos a su hermano? Unos ovarios muy gordos?? Otra cosa?? 🤷‍♀️🤷‍♀️🤷‍♀️Pues ni idea!!! Pero nos están ayudando mucho que es lo importante…
    Ánimo y todo vaya bien 😘😘😘

  • Responder
    Vanessa
    27 septiembre, 2018 at 13:23

    Aquí en Asturias es la Unidad de Atención Temprana, y es gratuito hasta que empiezan el cole a los 3 años, luego ya es de pago, pero abarca más edad, no hasta los 6. Y también se pone en contacto a niños ciegos, sordos… con las asociaciones que les pueden ayudar, o siguen la recuperación de algunas operaciones. Nosotros tenemos el hijo de un primo que se operó del corazón con un mes y ahora va para hacerle masajes la fisio para recuperar tono muscular y valorarle. Y otro niño que conocemos le valoraron como Asperger. Hay logopeda, fisioterapeuta, pedagoga y psicóloga. Bueno, en nuestro centro son todo chicas jajaja. Nosotros sólo tratamos con la fisio y la directora para hacerle la ficha de entrada y hablar del peque. Majísimas y estupendas. Nos mandó la pediatra al mes de nacer por un bulto que tenía en la cabeza (presumiblemente era del parto y luego se le quitaba) no se acababa de quitar y para prevenir y no hacer una radiografía tan pequeño nos mandaron a la fisio a valorarlo. Fuimos hasta los 10 meses, una vez cada 2 meses más o menos. La primera cita en 15 días desde que solicitó la pediatra, nosotros con bebé aunque sólo para hacer el informe y la ficha, para hablar del parto y del niño y tal, no para verle a él hasta la segunda cita, pero al tener 1 mes me imagino que no había problema en que nos escuchara hablar. Jajaja En total iríamos 5 veces hasta que nos dieron el alta. En bulto se absorbió y sus capacidades eran perfectas con su edad, o más adelantado. Ellas valoraban y luego la pediatra tomaba la decisión de si hacerle o no radiografía, al final fue que no, y nada más. Nuestro peque iba encantado, le daban juguetes, masajes y le encantaba ir. El último día que fuimos a buscar el informe del alta, como no le sacamos del carrito menudo disgusto!!! Jajaja Él quería gatear y jugar y quedarse en body por allí como siempre. Ellas muy atentas, te dan información sobre las distintas fases y capacidades del desarrollo del bebé según su edad, y sabemos que si en un futuro vemos algún problema o retraso podemos volver a consultarles sin ningún problema, incluso por teléfono. Tranquiliza saber que hay unos profesionales pendientes de cualquier problema que pueda surgir. Nosotros no sabíamos que existían estos centros, ni qué hacían hasta que llegamos.

  • Responder
    Macarena
    27 septiembre, 2018 at 16:03

    Yo tambien estoy llevando a mi niño a a.temprana por problemas con el habla.Tiene 28 meses y solo dice 5 palabras contadas.Llevamos solo una sesion pero por ahora muy bien, el va encantado porque son majisimos.

  • Responder
    Vicky
    28 septiembre, 2018 at 23:06

    Pues por aquí no conozco ese tipo de centros, al menos por lo público. En caso de detectar algo está todo repartido…por cierto un apunte, se dice Trabajadores/as sociales, no asistentes sociales, es un término muy antiguo que no representa la formación actual. ( Lo siento, tengo que barrer para casa ejje)

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.