Decoración

Color mint en la ropa de cama de invierno. ¡Nos modernizamos con Burrito Blanco!

mint en la ropa de cama de invierno

Mi madre siempre dice que ella sería incapaz de dormir en unas sábanas negras. Con el cansancio acumulado que llevo desde que soy madre, yo me dormiría hasta sin sábanas, sin protector de colchón ¡y hasta sin colchón! Un lugar acogedor en el que hacerme un ovillo y descansar 8 horas del tirón y me daría igual el resto de los complementos. Pero como los astros no se van a alinear para darme esa oportunidad, desde hace un par de años estamos usando los textiles para dar alegría a nuestras vidas. No, no dormiremos a pierna suelta, pero nos están quedando las camas monísimas. Esta temporada hemos dado el paso de elegir el color mint en la ropa de cama de invierno. Porque es muy Pinterest, porque parece ser el único color de moda, porque prefiero los tonos suaves a los oscuros y porque mi bichilla me vio contemplando en la pantalla del ordenador las novedades de Burrito Blanco para esta época y lo señaló como el color que más le gustaba. En la pantalla veía un nórdico de color liso con puntitos en blanco, sin nada más, pero con la explosión de tonos que ella tiene en su dormitorio, dijo que para la cama de mami ese era su preferido. A este hombre no le hemos dado ninguna oportunidad de opinar, porque siempre suele contradecirnos y porque es expulsado de la cama casi cada noche, así es que ¡otra vez será!

funda nórdica burrito blanco mint topos

1. Fundas nórdicas y el color mint en la ropa de cama de invierno

Al fin he empezado a usar las fundas nórdicas sin sábanas debajo. O sea, tenemos protector de colchón, sábana bajera, fundas de almohadas y directamente la funda nórdica sobre nosotros, sin sábanas intermedias, ni mucho menos mantas, porque no vivimos en una zona tan fría. Hasta el invierno pasado, era partidaria de usar sábanas, pero acabé quitándolas porque mi churumbelito, el niño que quiere colechar pero no quiere estar tapado, impedía que nos tapásemos los demás, daba patadas y al final quedaba enrollado entre ellas. Se despertaba, nos molestaba… En fin, que vimos que era más práctico intentar que soportara el nórdico directamente encima, porque al ser más grueso no se pierde en él y de una patada puede desplazarlo por completo. Este nuevo sistema hizo que pasáramos de tener un par de fundas nórdicas con una década de antigüedad, a ir ampliando la colección para poderlas lavar y secar sin prisas, porque el niño a veces mancha con escapes de pipí, caca, o mocos pegados en ellas, pero sobre todo por renovar el ambiente del dormitorio cada semana.

burrito blanco algodón orgánico

Nos hemos quejado mucho de la decoración de nuestra casa hasta que hemos descubierto las maravillas que puede obrar el cambio de los textiles. Esto nos animó a tener también fundas y sábanas diferentes para cada temporada: en verano hemos tenido colores más atrevidos, pero en otoño me han entrado ganas de volver a lo dulce y agradable. ¡Qué ñoña me estoy poniendo! De ahí esa búsqueda del color mint para la ropa de cama de invierno: con topos irregulares en blanco y una bajera ajustable (en esta casa no concebimos las bajeras sin elástico) con el diseño invertido, en blanco con mini puntitos en turquesa. O sea ¡en mint! Que me caigo del carro de la modernidad. Además, entre las novedades de este año tienen los juegos de cama de algodón orgánico, y tras experimentar la suavidad de ese material en las muselinas y ropa de bebés ¡yo quería algo así para mi cama!

funda nórdica mint algodón orgánico burrito blanco

2. Las ventajas de Burrito Blanco

Lo que más me gusta de Burrito Blanco es la calidad de sus tejidos y que muchos de ellos no se arrugan apenas nada (aquí somos enemigos declarados de la plancha por nuestra evidente falta de tiempo para todo). Las novedades de otoño-invierno no son infinitas, siempre sacan a la venta colecciones pequeñas pero que pueden encajar con todos los gustos, y no hemos tenido problemas para encontrar diseños más atrevidos, más clásicos y una gran variedad de colores. Además, tienen unas medidas que cuadran con las típicas camas españolas (individuales o de matrimonio en diferentes tamaños) que te permiten abarcar la cama de un extremo a otro, sin quedarte corto de tela para cubrir ningún resquicio, pudiéndolas remeter cómodamente bajo el colchón o dejarlas caer hasta el suelo ¡hay tela suficiente para todo! Suelen incluir tanto la funda, como la sábana bajera y las fundas para almohadas. Porque en más de una ocasión me he topado con juegos que en lugar de fundas de almohada llevaban unas para cojines decorativo ¡y se me arruinó el conjunto! O con otros que no están preparados para los colchones tan gruesos que se fabrican actualmente, y que se adaptan fatal a ellos. Si os animáis a comprar en la shop online de Burrito Blanco os dejo este cupón con un 10% de descuento (planeandopadres1018), válido hasta el 22/11/2018.

burrito blanco nórdico infantil

3. ¿Y para los niños?

¡Pues también hemos hecho cambios! Lo cierto es que pese a los 5 años de mi bichilla, ella sigue prefiriendo los diseños muy infantiles ¡para la ropa de cama! Porque para sus modelitos de calle tiene una preadolescencia adelantadísima. Al enseñarle diferentes opciones, eligió esta funda nórdica con estampado casi de bebé, y en color celeste, cuando lo habitual es que no haya quien la baje del carro del rosa. Me ha venido genial que haya sido ella misma la que haya hecho la selección, porque ya comenté que sólo tenía una funda nórdica como está mandado. El recambio que compramos era de un largo rarísimo, y no abarca toda la largura de su gigantesca cama, por lo que tenemos que dejar fuera tanto la almohada como los pies ¡un despropósito! Porque al no poderla sujetar a los bajos de la cama, a poco que se mueva la niña por las noches se destapa.

burrito blanco infantil bebé

De hecho, casi me ha hecho un favor con esta funda nórdica de animalitos del bosque, porque me valdrá para su hermano cuando ella se canse, cuando cambie la decoración de su dormitorio o cuando el otro decida dejarse tapar. Aunque pueda parecer una tontería, el hecho de que la funda de almohada y la sábana bajera tengan el mismo estampado de nubes y los mismos tonos que la funda, ayudan mucho para que este hombre no mezcle las piezas con ropa de cama de otros juegos y luego no haya forma humanamente posible de saber dónde ha puesto cada parte tras recogerlas de la lavadora.

¿Vais a cambiar de funda nórdica este otoño? Seguro que encontraréis inspiración y juegos de calidad en Burrito Blanco.

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.