Libros

Nuestros libros para trabajar la atención temprana en bebés

libros para trabajar la atención temprana en bebés

Con la edad de mi churumbelito, 22 meses ahora, su hermana se sentaba durante largos ratos a ojear sus cuentos infantiles, los remiraba, pasaba páginas, imaginaba la historia… Él es completamente diferente y justo hace pocas semanas que acaba de empezar a interesarse por los cuentos. Tanto si los leemos con él como si los usa por sí mismo, su atención es mucho más escasa que la que mostraba la niña. También hemos variado el tipo de material que ponemos a su alcance, ya que estábamos tratando de estimular su comunicación, no simplemente dárselos para jugar por libre, y necisitábamos dibujos grandes, escenas cotidianas, aunque también hemos permitido algo de fantasía. ¡No todo va a ser trabajar! Hace unos meses, antes de empezar la ruta por el CDIAP y tener el diagnóstico provisional de sus marcadores de TEA, empezamos a crear su primera biblioteca de bebé, con títulos que también nos valen en esta fase, como el de Mi primer libro-puzzle Colores. Otros hemos tenido que dejarlos para un futuro, porque claramente aún no están pensados para sus habilidades actuales. Cada sábado os voy mostrando en Facebook los diferentes libros que vamos teniendo en casa, pero hoy os hago un recopilatorio de sencillos libros para trabajar la atención temprana en bebés.

descubre el mundo formas editorial bruño

1. Descubre el mundo. Formas

Un libro de la Editorial Bruño con las primeras formas geométricas básicas. Sinceramente, mi mochuelo no distingue aún nada: ni el círculo, ni el cuadrado, ni los colores, ni me señala los dibujos relacionados con estas formas. El tema de señalar lo está empezando a desarrollar ahora, pero suele hacerlo para llamarnos la atención sobre algo, no para relacionar palabras con imágenes. Descubre el mundo. Formas es un libro del tamaño de la palma de la mano, hecho con páginas gruesas de cartón rígido que el niño se afana en mordisquear. Aprender no aprende, pero está bien alimentado. Cada 2 páginas aborda una forma básica (círculo, cuadrado, rectángulo, triángulo, óvalo, rombo y estrella) destacando esta forma en mayor tamaño, con un color llamativo, rodeada de otros pequeños dibujos en los que la forma resalta como uno de sus elementos principales. Por ejemplo, un círculo rojo rodeado de pequeños botones, un yoyó, un sol esférico, una pizza perfectamente redonda, un reloj de pared, una pelota o una rueda. Para que los niños se familiaricen con la forma, se les anima a pasar el dedo alrededor de su borde y dibujarlo imaginariamente una y otra vez. Además, para cuando ya sepan contar, les pide que hagan recuento del número de lados que tiene cada forma.

Para finalizar por todo lo alto, Descubre el mundo. Formas, tiene un desplegable en el que se representa una escena de pícnic campestre para que los niños logren encontrar las formas geométricas aprendidas, pero en un contexto nuevo, no simplemente reconociéndolo en las páginas en las que han ido trabajando el aprendizaje. Es un libro que está indicado desde el nacimiento, pero creo que será más o menos de los 2 a los 3 años cuando un niño pueda dominar todas las actividades que propone el libro. Por ahora, el mío se conforma con pasar páginas y señalar a lo loco, no lo que le pedimos sino lo que le llama más la atención. Los dibujos son muy vivos, bien representados y no conceptuales, por lo que la identificación de objetos cotidianos resulta muy sencilla. En Amazon tiene un precio de 7,55 euros así es que el coste es genial, tanto por el contenido como por el tamaño y la calidad del libro. ¿Recordáis cómo aprendieron estos conceptos vuestros peques?

hablamos antes de dormir editorial bruño

2. “Hablamos… Antes de dormir”

Este cuento, también de Bruño, lo hemos incluido en la mini biblioteca de mi churumbelito para estimularle el habla, por lo que no podría tener un título más apropiado. Es un libro ideal tanto para establecer rutinas con bebés de 0 a 3 años, como para fijar conceptos relacionados con actividades cotidianas, o para enseñar un vocabularios muy básico que pueda permitirle empezar a comprender mensajes sencillos, e imitarlos para comunicarse con nosotros. En “Hablamos… Antes de dormir” unos padres siguen la rutina nocturna que podría llevar cualquier bebé desde el momento en que se empieza a preparar para la hora del sueño: quitar la ropa, hacer cosquillas o jugar la cucu trás en esos momentos de tranquilidad, preparar el baño, secarse, poner el pijama, taparse en la cuna, elegir un libro para que los padres lean un cuento, tomar el último biberón (o la teta), deleitarse bajo el gira gira y despedirse de mamá y papá cuando el bebé aún no está del todo dormido. Efectivamente ¡estas rutinas pueden cuadraros o no! Pero muchas valdrán para la mayoría de familias, aunque no las hagamos exactamente en este orden. Por ejemplo, aquí es imposible dejar a ningún niño despierto ni en la cama ni en la cuna, porque se vuelven al salón. Ni aunque les conectásemos proyectores y demás parafernalia. Pero la idea base del libro es buena: vamos a tomarnos un respiro, al menos durante la fase final del día, para establecer un contacto directo y relajado con nuestros hijos, mientras vamos afianzando costumbres y aprendiendo palabras sencillas de uso diario.

Las ilustraciones de este cuento son básicas y felices. Las páginas son gruesas y se pueden limpiar fácilmente. El texto alterna diversas tipografía: letras de mayor y menor tamaño, mayúsculas y minúsculas, negritas… Y no por pura casualidad, ya que al final de todo el cuento, se incluyen unas orientaciones para que los padres y educadores podamos sacarle todo el partido posible a estos libros para trabajar la atención temprana en bebés. Nos detalla cómo deben respetarse las rutinas, cómo vocalizar con claridad, mirar a los ojos al niño, usar las manos para comunicar, divertirnos, hacer ruidos graciosos, repetir sonidos y palabras simples, cantar canciones… Todos son trucos estupendos para facilitar el aprendizaje del niño sin que se dé ni cuenta.

“Hablemos…Antes de dormir” ha sido ideado por especialistas en lenguaje infantil, a fin de promover el desarrollo del lenguaje, fomentar la observación y estimular la imaginación de los más pequeños. En la misma colección, existe “Hablemos… En el parque” otro libro idéntico en formato pero en un entorno de ocio diferente. En casa estamos intentando explotarlo al máximo, dado el retraso en el habla de mi mochuelo, aunque es difícil lograr que le preste atención. Más bien suele intentar pasar deprisa las páginas, sin atender a la historia. En fin… nos queda trabajo con él. El librito cuesta unos 7,5 euros y podéis encontrarlo así de barato en Amazon.

el carnaval de los animales editorial bruño

3. El carnaval de los animales

Ahora sí ¡el primer libro con el que mi churumbelito ha sentido algo especial! Los cuentos habían pasado bastante desapercibidos por su vida y de repente El carnaval de los animales de Bruño nos ha devuelto la esperanza en que el niño logrará interesarse por la literatura infantil si seguimos incidiendo en este tipo de ocio. Como en otras ocasiones, lo que más valoré del libro fueron sus páginas rígidas, su formato pequeño y manejable con el extra de ser un libro musical. El mecanismo es muy simple: en diferentes zonas de cada página hay una especie de agujerito escondido que actúa como botón. Al posar el dedo encima, se activan diferentes melodías para acompañar la narración. El niño sólo sentía interés por la música, y en dos ratos aprendió el manejo de los sonidos. Sin embargo, esta atracción le hacía quedarse pendiente del hilo de la historia, y el libro se ha convertido en su compañero inseparable. Lo lleva de una habitación a otra, nos lo muestra, nos lo abre por la página que quiere que le leamos ¡interactúa con nosotros gracias a él! Que es algo que a día de hoy estamos trabajando especialmente, porque no le sale con facilidad.

El argumento es sencillísimo, puesto que simplemente relata una fiesta de carnaval en el jardín del castillo, en la que el rey león sale a pasear y disfrutar de las sorpresas que le han preparado los demás animales. La trama se desarrolla en las dos páginas que quedan a la vista, que se dividen de forma que una parte muestre la escena que se relata en el texto y otra, delimitada por un fondo blanco, acoge las figuras de mayor importancia de la trama en ese momento. Así facilita el aprendizaje de nuevas palabras, sacándolas del colorido escenario y presentándolas en solitario, sobre fondo blanco. Los peces, el elefante, el canguro, la tortuga, el caballo, el conejo, los pájaros, las ardillas y los cisnes van acompañando al rey león en su día de fiesta.

El niño era feliz simplemente apretando los botones musicales (incluso se tumbaba encima del libro, pegando la oreja a la caja de música) y viéndonos imitar los sonidos de los animales protagonistas del cuento. Y digo era, porque en un arrebato de cansancio nocturno, su hermana le pegó un pisotón al libro y nos hemos quedado sin sonido. El pobre sigue buscando los círculos musicales con el dedito, y aún nos lo muestra para que lo leamos, pero la otra le ha arrebatado parte de su gracia en un visto y no visto. Así es que si os decidís a probarlo ¡cuidad mucho la contraportada! Porque ahí se esconde el mágico secreto musical de este libro. En Amazon cuesta unos 12 euros y como el niño siga pegadito a él, tendremos que hacernos con otro sustituto del averiado. ¿Los vuestros también disfrutan más con los libros musicales?

¿Qué otro tipo de libros habéis usado si habéis tenido que estimular a vuestros hijos de una forma especial?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.