Moda

Vestir a conjunto en familia en navidad. ¿La cursilada del año?

Quién nos ha visto y quién nos ve. La ñoñería la intentamos tener a raya, pero yo no sé qué me pasó hace unas semanas, que bicheando unos modelitos para que mis zánganos vistieran un poco navideños e ideales durante las fiestas, y comprando con antelación para evitar las prisas de última hora y la falta de tallas, acabé embarcando a estos tres en la terrible idea de vestir a conjunto en familia en navidad. ¡Sí! ¡Nosotros! La moda de los mini me no la he inventado yo, ni ganas de hacerlo, pero reconozco que de higos a brevas me hace gracias llevar a los niños conjuntados entre ellos (cosa que no se me da bien) y me hace aún más ilusión que vayan a conjunto conmigo (cosa que rarísimamente ocurre). Este hombre tiene menos desvelos con este tema, pero yo lo he llevado por el mal camino de la conjugación indumentaria, y tiene alguna camiseta de Malas madres y de Ni azulito ni rosita, a conjunto con los pimpollos. Luego no suele coincidir con ellos, y se las ponen por separado ¡así de poco ideales somos! Pero este invierno había una necesidad básica que cubrir en 3 de los 4 miembros, y es que necesitábamos pijamas nuevos. Acabábamos de finalizar con los jolgorios de Halloween cuando me adentré en la preparación de la navidad: revisé nuestros adornos de cada año, encargué alguna tontería nueva y barata para decorar y acabé con 4 pijamas para vestir a conjunto en familia en navidad, comprados on line sin apenas consultar al resto del censo de esta casa.

pijama navidad en familia

1. ¿Y por qué el pijama?

Pues para pasar la vergüenza en casa, obviamente. Dice este hombre que las cursiladas esas de salir con un jersey de reno todos a la calle no lo vamos a vivir en nuestras carnes (es más sosito el pobre…) y como tampoco tiene paciencia para pasarse los ratos muertos (esos que casi no tenemos) rebuscando modelitos a conjunto conmigo, teniendo clara la premisa de que renos no y de que hacer el ridículo en público tampoco ¡el pijama era la solución! Además ¡estos niños siempre necesitan pijama! Y él mismo también tenía sus carencias. Así es que busqué esta cosa tan colorista y divertida ¡y aquí estamos! Esperando a que nos llegue el paquete para pasar el otoño-invierno no excesivamente abrigados (la tela no es que sea precisamente polar) pero todos coordinados, que era lo que me hacía ilusión. El precio ¡muy barato! Por 35 euros nos vestimos los 4 a la vez.

2. Si os queréis lucir en navidad…

Escoged prendas para la calle y os las podréis poner cuando vayáis a las comidas familiares y demás saraos. Los jerséis no me han resultado fáciles de encontrar para las diferentes tallas que tenemos, pero las sudaderas sí estaban por todas partes. El problema de la sudadera es que son más para el día a día que para celebraciones festivas. No es que nosotros tengamos una etiqueta estricta en las comidas navideñas, pero el nivel de la sudadera sí lo solemos sobrepasar. Incluso he encontrado una opción con vestido para madres, hijos a conjunto y jersey de la misma tela para el padre pero ¡el problema es la talla! Estas florituras suelen ser muy chinas y aquella gente tiene centímetros más pequeños, se pongan como se pongan. En los comercios tradicionales no me he encontrado con este tipo de colecciones familiares, y no me ha importado traerme los pijamas chinos a casa pero ¿de qué tallas? Con deciros que el mío es el modelo de padre porque la talla más grande de mujeres, con muchas XXXL me hubiera quedado ridículamente pequeña… Este punto es algo muy a tener en cuenta si tenemos la iniciativa de vestir a conjunto en familia en navidad, porque de lo contrario te puedes llevar cada chasco… Y es muy frustrarte pasar y pasar anuncios sin que las tallas se correspondan con tu realidad. Así es que si el tema de los estampados navideños en ropa de calle veis que se complica y no parece tener visos de solución, podéis probar la táctica siguiente.

jersey navidad en familia

3. Básicos al poder para vestir a conjunto en familia en navidad

Ya os lo conté hace mucho tiempo: con este cuerpo es dificilísimo encontrar fabricantes que diseñen ropa de bebé, niño y madre, todo uniformado. Así es que siempre nos quedarán los básicos. Los estampados son difíciles de encontrar, pero jugando con los tonos de la navidad (blanco, rojo, verde, dorado, plateado) podemos elegir prendas sencillas en esos colores, aunque tengan un corte diferente para cada miembro de la familia. El efecto será de conjunto y así podremos elegir tejidos más cómodos para los niños pero más elegantes para los padres, además de poderse reutilizar con facilidad durante toda la temporada si huimos de lo estampados propiamente navideños.

4. ¿Qué piensan los niños?

Pues aún estoy a la espera de recibir nuestro paquete pero yo visualizo que la primera reacción será de sorpresa y realmente buena. Mi bichilla, una vez superado el shock de que el suyo no sea rosa ni de brilli brilli, también lo aceptará bien, y sé que después tendremos que negociar los posibles pases por la lavadora que habría que ir dándoles. Verás que al final acabamos por ir desconjuntados hasta dentro de casa, porque la periodicidad del lavado del pijama de cada uno varía muchísimo de uno a otro.

Me ha parecido una idea divertida y económica para adornar de forma especial la casa estas navidades. Con la ventaja de que podremos seguir usándolos hasta primavera y si salen buenos (que de entrada, lo dudo) incluso repetir modelitos en las próximas navidades. ¿Vosotros hacéis estas locuras navideñas?

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    Monica
    23 noviembre, 2018 at 07:05

    Oye que me va genial este post. Qué quería darles una sorpresa como esta a los míos, me parece muy divertido

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.