Inventos útiles

Calendarios infantiles. Aprendemos a medir el tiempo en navidad

aprender a medir el paso del tiempo

¡Ayyyy! Los minutos, las horas, los días, los meses y los años son una de las asignaturas pendientes que tenemos con mi bichilla. Con 5 años recién cumplidos se ha pasado desde su cuarto cumpleaños tratando de calcular cuándo llegaría el quinto. Es desesperante. No comprende las nociones de mucho y poco, o para ella tienen otra magnitud. Si le dices que para un día determinado faltan 2 semanas, se pone contenta, pero si al día siguiente vuelve a salir el tema y cambias la fórmula para decir que faltan 14 días ¡horror! Según su lógica ¿Cómo puede ser que un día después el número sea mayor? Y en esas andábamos hasta que hemos visto la necesidad de rebuscar calendarios infantiles que guíen nuestras vidas. Personalmente, me he acostumbrado a tenerlo todo en la agenda del móvil. Los calendarios de pared los perdí hace tiempo, aunque hasta el año pasado mantenía uno de sobremesa que ya tampoco uso. Pero claro, mostrarle la pantalla a la niña no termina de aclararnos nada. Así es que en nuestro afán por no acumular trastos inservibles, de cara a navidades hemos buscado calendarios infantiles que la ayuden a medir el tiempo. Lo tenemos ya en casa, pero para un mes que le queda a 2018… ¡Resistiremos! Con este de 2019 estamos haciendo las primeras prácticas para que no desespere en la cuenta atrás hasta las vacaciones de navidad.

calendarios infantiles personalizados

1. Recomendación del colegio

En la reunión de inicio de curso, el maestro de mi mochuela nos sugirió que nos hiciéramos con un calendario en el que marcar todos los eventos de sus mini vidas: cumpleaños de todo su entorno, puentes, vacaciones, excursiones… Pero no hicimos caso. ¿Por qué? Pues ni idea, porque no tenemos nada en contra de ellos. Desde entonces, tenemos conversaciones en bucle sobre los días que faltan para todo. No distingue los días de las semanas, de los meses, no se hace a la idea de cuándo llegan los cambios de estación (cosa que le interesa enormemente por ese apego que tiene a la ropa) y al final notamos que no avanza en este aprendizaje.

calendarios infantiles personalizados pegatinas

2. ¿Qué tipo de calendarios infantiles pueden venirnos bien?

Lo de que que sean para niños o no realmente no es lo importante. Si os han regalado uno en la carnicería y cumple unos requisitos mínimos ¡usadlo! Al menos os servirá para probar y decidir qué diseños os facilitarán la vida en casa. En nuestro caso, yo quería que estuviera personalizado, al menos con una foto por cada página que representase el evento más importante de cada mes. Así, de paso, me serviría para estimular al pequeño a señalar y reconocer a las personas cercanas en el calendario. ¡2×1! Además, no son caros y como llevamos años comprando calendarios personalizados para mi madre por navidad (es una señora que hace un uso de lo más intensivo de estos elementos) sabíamos exactamente que los modelos de Regalos personales nos harían muy buen apaño. Y a vosotros también, porque además os ofrecen un 30% de descuento en todos los artículos de la web con el código PLANEANDOSERPADRES (menos en joyas, cuentos y estores) hasta finales de año.

calendarios infantiles personalizados números grandes

3. Cuestiones de formato

Además de la foto, nosotros necesitamos que el número sea grande, la tipografía clara y que haya espacio para escribir. Un recuadro en blanco, delimitado con líneas, para ir anotando manualmente los eventos. Aunque tengo un montón de pegatinas de agendas propias que no he utilizado, que me ayudan a decorarlo para que sea más intuitivo para la niña: poniendo dibujos de cumpleaños, de navidades, de excursiones. Ella aún no sabe leer y escribir con soltura, sólo trata de unir letras, imitar sonidos y parece que esté descifrando un enigma, así es que las pegatinas nos ayudan. Tampoco es que escribamos mucho, más bien palabras clave, ya que hemos comprado uno de tamaño hermoso, como un doble folio (los hay de tamaño DIN A4 y también inmensos en formato XXL) pero con el tamaño de caligrafía de mi criatura, no da para tanto el hueco blanco. Como las hojas son 12 (impresas a doble cara para recoger los 12 meses) independientes y unidas en una anilla de espiral, podemos ir arrancándolas y guardando las fotos grandes para el recuerdo, además de aligerando el peso, porque cada día lo cambiamos de sitio entre su dormitorio y la cocina, por lo que el blu-tack aguanta lo que puede. Lo que sí domina la niña a la perfección es el arte de contar, y como más allá del número 31 ya hay cambio de página, creo que le está resultando muy clarificador esto de los calendarios infantiles para saber cómo avanza el tiempo en el mundo.

calendarios infantiles personalizados regalos personales

¡Ay! Otra cosa a tener en cuenta es el tipo de acabado de la impresión. En el nuestro se puede escribir con bolígrafo, lápices o rotuladores normales. Lo comento porque hace años, le regalamos a mi madre uno con las páginas impresas completamente en papel fotográfico y claro, necesitaba un rotulador permanente para poder anotar las cosas. Y un niño con un rotulador permanente en la mano… ¡Yo no lo querría rondando por mi casa! Sé que es un regalo muy simple, pero también lo podéis personalizar con sus dibujos animados favoritos o con cualquier temática que les apasiones, y la verdad es que tiene mucha utilidad y evita miles de preguntas a diario. Que conversar con nuestros churumbeles está rebién, pero con las cuestiones temporales aquí ya habíamos entrado en un bucle muy cansino y sin fin. ¿Usáis calendarios con niños pequeños? ¿De qué tipo? ¿Cuándo aprendieron los vuestros a ser conscientes de la división del tiempo? Si os ha parecido buena idea, aprovechad el 30% de descuento con el código PLANEANDOSERPADRES de Regalos personales.

Esto te puede interesar

3 Comentarios

  • Responder
    Mamá Puedo
    3 diciembre, 2018 at 08:08

    Justo de esto hablaba el sábado en Instagram.

    A nosotros nos está funcionando muy bien el típico calendario pegado en el frigorífico

  • Responder
    Ainhoa
    3 diciembre, 2018 at 10:04

    Es increible, en el colegio de mis hijos trabajan mucho ese tema, todos los días miran el calendario. Con tres años les enseñan los días de la semana,las estaciones, los meses.Cuando el mayor empezó el cole me sorprendió lo muchísimo que eso le ayudaba a ubicarse y a entender las cosas, hasta me sentí mal por no haber caído en explicárselo.

  • Responder
    Refugio de crianza
    5 diciembre, 2018 at 12:27

    Yo los hacía ya hace años con fotos de todos mis hermanos, y ahora hago de esos, y de bolsillo con su foto también. Van genial para que ellos mismos vean como pasa el tiempo.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.