Juguetes

¿Qué piden vuestros hijos en la carta a Papá Noel? Juguetes disparatados y otros útiles

Qué piden vuestros hijos en la carta a Papá Noel

En casa siempre hemos sido de Reyes Magos, hasta que nació mi bichilla y decidimos ir alternado cada año en función de si su prima estaba de visita o no. Este año nos visitarán en la primera fase de las vacaciones de Navidad, por lo que el grueso de los regalos caerán en Papá Noel y los Reyes simplemente dejarán alguna cosita, para que no se diga que por error se saltaron la casa. Mi hija no tiene ni idea de que tradicionalmente el número de regalos depende del comportamiento que el niño haya tenido durante el año, así es que ella es consciente de sus buenas obras y de otras de más dudosa índole, pero aspira a que su lista de regalos venga por completo. La verdad es que le puse la tarea de escribirla como una de las actividades de nuestro calendario de adviento de última hora, por no esconderle cada día una chuchería, y por saber si allí se daban cita juguetes disparatados y otros útiles, o cosas que no fueran sólo juguetes. Vamos, que necesitaba orientación acerca de qué regalarle, porque pese a que para evitar el exceso de regalos voy a sacar alguno de otras ocasiones que andan por casa sin estrenar, igual me decía que había algo que era la nueva ilusión de su vida. Y si era una cosa medio factible podíamos valorar su compra. Pero las sorpresas han llegado por muchos frentes, así es que ahora me pregunto qué piden vuestros hijos en la carta a Papá Noel o a los Reyes Magos para comparar y ver si esto de la mía es medio normal.

furreal hasgro gato interactivo bootsie

1. Un animalito interactivo

Uno, cualquiera. Pasamos hace un par de semanas por el escaparate de una juguetería y la verdad es que no se le suele antojar nada prácticamente nunca. Pero se quedó mirando un mono de estos Furreal de Hasbro que yo no conocía de nada. A ojo, el muñeco parecía simpático, pero al ver el precio claramente tenía que hacer algo más que ser simplemente un peluche gracioso. Y sí, al llegar a casa me puse a investigar acerca de estos animalitos interactivos: que si aprenden palabras, que si hay que quererlos como a mascotas reales, que si hay que cuidar de sus necesidades. A los pocos días, vi un post sobre el tema en Refugio de crianza, que me vino estupendamente para ver otras opciones, con menos funciones pero también más económicas. Al principio, mi mochuela quería el mono. Al ser mega caro, me dijo que el tigre, que costaba aún más, y luego rebajó sus expectativas a un gatito. Total, que como no ha tenido uno en sus manos y no sabe lo que hace o deja de hacer cada uno, ya veremos si le hacemos caso o no, porque está la familia a la espera de que la chiquilla pida algo. La cuestión es que al principio me pareció un disparate de juguete, porque ella y los muñecos suelen tener un amor efímero de como mucho… 24 horas. Pero luego recordé que ahí está mi churumbelito, el hermano menor que acoge con cariño y entusiasmo todo lo que su hermana desprecia al poco rato. Ya le pasó el año pasado con la muñeca Pekebaby, que es una de las pasiones del niño, y como estamos en fase de estimulación del habla, no me parece mal que vengan a casa juguetes que vocalicen y al menos le digan cosas que vaya reteniendo en el futuro. Pero si sólo hacen cosas propias de animales ¡ya no me valen para el pequeño! Igual sí que hay suerte y se lo traen.

antón zampón juego de mesa

2. Juegos de mesa ¡nada educativos!

Ay qué ver cómo son las cosas. Después de que el año pasado me sorprendiera el hecho de que mi mochuela no pidiera nada para navidad y que no se entusiasmara con los regalos, creo que este año la publicidad de dos canales de la tele (sí, se me ha escapado el control de la publicidad que llevaba a raya gracias a Clan y Netflix) han influido decisivamente en sus peticiones. Pensaréis que elegir juegos de mesa siempre es una opción genial pero ¿estos? Nos pasamos el día buscando juegos colaborativos, educativos, pedagógicos, que ayuden con la gestión de emociones… y ahora ella dice que quiere una cosa horrorosa llamada Antón Zampón (que se basa en cebar a un cerdo hasta que le reviente la barriga. Todo por azar, ahí no hay técnica ni nada que pensar) y otro del mismo estilo llamado No asustes a la abuela… No hay manera de convencerla de que nos parecen un mojón tremendo.

bragas minnie mouse regalo navidad

3. Bragas, camiseta interior y camiseta con brilli brilli

¡Jajaja! En el fondo es una fashion pese a tener sólo 5 años, y sí, la ropa le hace ilusión. Lo que me ha alarmado es que no se limite a decir que quiere vestidos preciosos, zapatos de colores o camisetas con lentejuelas, sino que se haya parado a valorar la necesidad que tiene de bragas y camisetas interiores. Sí, la necesidad es real, porque no renovamos las bragas desde la operación pañal (madre mía, 2 años y medio con las mismas, que las compré grandes y compré muchas por eso de que se secaran y no sufrir si había muchos escapes, pero a la criatura algunas ya le dejan marcas dolorosas) y lo mismo le pasa con las camisetas interiores en talla de 3 años heredadas de su prima. ¿Veis? Cuando la necesidad aprieta, hasta los más pequeños piden cosas útiles para el día a día.

disfraz shimmer y shine niña 5 años

4. Disfraces y pelucas

Creo que ya tiene un fondo de armario más que digno de princesas, reinas, piratas, demonios, súper héroes y yo no sé qué más gente del mundo de la fantasía, pero aún así ¡ella quiere más! Sin embargo, no sabe decir qué disfraz quiere porque no hay personaje que le pase por la mente (en su cumpleaños se quedó esperando uno al estilo de Shimmer&Shine) que no tenga ya. No va a ser fácil buscar un disfraz que le guste con estas referencias, pero lo bueno es que siempre, siempre les da muchísimo uso. Por otro lado, está deseosa de la llegada de una peluca de Rapunzel que le arrastre por el suelo. La verdad es que cuestan tan poco que ya que nadie la eligió cuando hizo los 5 años, tendremos que volverla a meter en la lista esta vez.

valentina libro celos hermanos editorial sm

5. Un libro nuevo con risas

Esta expresión me ha encantado. La carta la escribí yo, porque su soltura con la lectoescritura aún es escasa, pero prometo que transcribí textualmente su lista y lo de que quería un cuento nuevo de buenas noches pero lo de que tuviera risas me mató. Su padre es el encargado de leerlos, y claro que tiene algunos más chistosos que otros, pero lo que a ella le gusta es la interpretación que este hombre le hace cada noche. Así es que tendrá un cuento nuevo, sólo faltaría, porque las risas ya sabemos que acabarán surgiendo solas y más con Valentina, un nuevo libro de la Editorial SM sobre la relación entre hermanas mayores y bebés. ¡Es que lo han clavado! Mi bichilla aún no ha experimentado celos terroríficos hacia mi churumbelito, pero sé que la forma en la que se describe ese malestar de un bebé que se queja, que trata de imponer su voluntad, que siempre parece estar por delante en las atenciones de los padres, lo va a identificar claramente, y en cuanto su padre le ponga el tono cachondo le divertirá mucho. Además, el hermanito de Valentina desaparece una noche y ella tiene que salir a buscarlo en un bosque fantástico y desconocido, corriendo una aventura que le hace ver lo mucho que quiere a ese bebé que tanto le estorba en el día a día. ¡Real como la vida misma de mi salón! Además de tener na edición preciosa, colorista y muy verde en plan navideño.

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.