Ocio y viajes

Montpellier en navidad con niños pequeños

Montpellier en navidad con niños pequeños

¡Se acabó el puente de diciembre! Por segundo año consecutivo hemos tratado de organizar un plan navideño con el objetivo de que los niños vean los mercadillos tradicionales de estas fechas, que se encuentren con Papá Noel, hacer toda la parafernalia de entrega de la carta… El año pasado estuvimos en Montreux, en Suiza y esa vez nos hemos decidido por ir a Montpellier en navidad con niños pequeños. Debo admitir que del mismo modo en que el año pasado tenía las más altas expectativas depositadas en aquel viaje de ensueño, en el que al final lo mejor fue el alojamiento porque no logramos encontrarnos con Papá Noel, para visitar Montpellier, Béziers y Narbona partíamos con unas ilusiones más comedidas: por la cercanía; porque íbamos en coche, que para los niños puntúa menos que el avión; porque tiene menos fama a nivel mundial. Pero hemos tenido una suerte maravillosa con el tiempo y con lo preciosas que estaban todas las ciudades imbuidas de ambiente navideño. Desde Barcelona, Montpellier nos pilla a la misma distancia que Zaragoza o Valencia ¡y lo que le está luciendo a la niña decir que ha estado en Francia! Seguro que la gente piensa en Disneyland y no en la zona del sur, pero ese es otro cantar. Os voy a hacer un resumen muy resumido de lo que hemos visitado porque Montpellier en diciembre ha sido un planazo e igual en otra épocas del año también merece mucho la pena.

montpellier apartamento booking con niños

1. Montpellier en navidad con niños pequeños

Nos alojamos en un apartamento (Appart T2 – Centre Historique & Tram) que encontramos en Booking y que elegimos simplemente por ser más barato que los hoteles que estaban dentro de nuestro presupuesto y mucho más céntrico. Tanto, que estaba a espaldas de la catedral y podíamos ir andando a todas partes, pero las camas eran incomodísimas, con colchones de cama plegable hasta en la de matrimonio. Una tortura. De hecho, en los 2 días en que estuvimos allí no movimos el coche para nada, porque por el centro no es nada práctico y para lo demás está el tranvía, una obra colorista y preciosa a la que la niña se moría por subir. Además, por 5,4 euros tienes un pase familiar que dura 24 horas y puedes subir del tranvía y del autobús todas las veces que quieras. ¡Un dinero muy bien invertido.

Montpellier en navidad con niños pequeños jardín botánico

Lo primero que hicimos nada más llegar fue ir al jardín botánico, porque nos lo encontramos según salíamos del parking. Es precioso en otoño, pero inmenso, así es que no lo vimos todo, pero en primavera tiene que ser una divinidad. Además de la enorme ventaja de que los niños pueden correr a lo loco, sin peligro, meterse por veredas y laberintos, encontrar cabañas de cañas y yo no sé cuántas cosas más ¡todo gratis!

Montpellier en navidad con niños pequeños catedral

La catedral y las iglesias tampoco cuestan nada, así como el paseo por la Plaza de la Comedia donde se ubican algunas atracciones de feria navideñas. Oye, por 2-3 euros se pueden subir los niños, que en un tiovivo chungo que tenemos en el Pueblucho infernal ya nos cobran esos precios. Y los de Montpellier son preciosos. La plaza finaliza en la explanada de Charles DeGaulle y ahí se ubica el mercadillo navideño de Montpellier. 160 puestecitos de comida, regalos, artesanía decoración, más atracciones infantiles, patinaje sobre hielo, además del buzón de Papá Noel y el propio señor al que no logramos encontrar. Al lado tiene un parque con un lago enorme, con sus patos, su hoja caída otoñal y todo lo bucólico que os pueda venir a la mente.

Montpellier en navidad con niños pequeños mercadillo

A continuación empieza la zona más moderna de Montpellier, con un centro comercial que tiene absolutamente de todo (Polygone se llama) y donde comimos en una especie de panadería-cafetería llamada Sant Paul por un precio muy módico. A la espalda del centro comercial comienza la zona nueva de edificios, Antigone, que si bien tiene una arquitectura clásica y llamativa, no tenía nada del otro mundo para ver con los niños. Además, mis criaturas son lentas en levantarse, por lo que raramente pisamos la calle antes de las 10 de la mañana, y como son pequeños se cansan y sobre las 5-6 de la tarde ya no tienen cuerpo para seguir de turismo. Vamos, es que la niña lo primero que hacía al pisar el apartamento era enfundarse el pijama y decir que ya se quedaba allí tranquilita.

narbona en navidad con niños pequeños

2. Narbona con niños

La elegimos como segunda ciudad porque pasar 3 días completos en Montpellier nos parecía demasiado. Además, Narbona estaba de camino a casa, hora y media más cerca de Barcelona. Narbona es una ciudad mucho más pequeña que Montpellier, con un centro histórico bien delimitado por el canal de agua que la rodea, por lo que se puede visitar tranquilamente lo importante en una mañana: la catedral, el ayuntamiento, decoradísimo para navidad, con una calle repleta de árboles de diferentes colores, con un alumbrado que luce incluso de día y un montaje con trono de Papá Noel para posados fotográficos espectacular. En la plaza del ayuntamiento había una pista de patinaje sobre hielo y todas las callejuelas del centro lucían muchísima decoración. Además de estos edificios, nos animamos a ver el Horreum romano, un almacén de la antigüedad, bajo tierra, que me pareció súper misterioso para que lo disfrutara la niña. Pero a ella no le gustó la oscuridad de la caverna y me abandonó antes de acceder al recinto. Llevamos una rachita en la que la oscuridad y ella no hacen buenas migas, pero por 4 euros la entrada de adultos es un lugar curioso para ver.

narbona en navidad con niños pequeños studio du convent

En Narbona, el alojamiento que encontramos era más barato que en Montpellier y absolutamente espectacular. El Studio du Convent (también lo encontramos en Booking con 15 euros de descuento) es una antiguo convento del siglo XVIII que están restaurando para rescatar la iglesia, el claustro y reconvertir el resto en apartamentos. ¡Y qué apartamentos! Por 58 euros un espacio, una modernidad y una comodidad alucinante! Sí, soy de entusiasmarme mucho con los alojamientos ¡y la niña ha salido a mí! Tanto, que volvió enfadada porque no había tenido tiempo de usar los chorritos de la ducha de hidromasaje. En fin…

béziers en navidad con niños pequeños

3. ¿Y por qué parar en Béziers?

Pues porque mirando el mapa vi que estaba muy bien situado entre Narbona y Montpellier, además de que encontré unas fotos alucinantes de su zona amurallada vista desde abajo de la ciudad. La verdad es que es una localidad hermosa, con una catedral al borde de la muralla y un río que la bordea. El centro es cómodo para recorrerlo con niños, las callejuelas tienen mucho encanto y había una feria tremendamente grande montada, no sé si por la navidad, porque eran las fiestas del pueblo o por qué motivo. El caso es que entre que llegamos casi a la hora de comer y la feria, simplemente dimos un paseo rápido por los puntos principales antes se seguir hasta Narbona. Es un sitio al que no iría expresamente, pero estando de camino no me ha parecido mala opción para parar. Eso sí, nuestro recuerdo quedará enturbiado por las 2 horas y media de corte de carreteras de los chalecos amarillos, con los niños encerrados en el coche ya tarde y temiendo no llegar al alojamiento de Narbona. En fin…

A la niña le encanta ir a otros países, encontrarse con gente que habla otras lenguas y lucirse con sus 4 palabras aprendidas al momento. Y la verdad es que el sur de Francia tiene cantidad de ciudades preciosas para visitar. A este ritmo, creo que vamos a instaurar la costumbre de visitar mercadillos navideños durante estas fechas ¡porque se esmeran mucho poniendo bonitas las calles! ¿Qué otros sitios recomendáis para visitar durante el mes de diciembre con niños? Que yo ya he empezado a hacer la lista para el año que viene.

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    Nueve meses y un día después
    13 diciembre, 2018 at 08:31

    Qué planazo. No conozco ninguno de esos sitios así que tomo nota.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.