Juguetes

Juegos de mesa para no pelear. Inventando reglas

Juegos de mesa para no pelear

Ni juegos cooperativos, ni colaborativos, ni todas esas buenas palabras que ahora se asocian con algunos juegos de mesa que no desatan desde el principio el ansia por ganar de nuestras criaturas. Con el carácter de armas tomar de mi bichilla, y su poco afán por sentar el culo y quedarse quieta hasta pasados los 4 años, los juegos de mesa han estado bastante olvidados en esta casa. En el colegio juegan casa semana en esa actividad de grupos interactivos a la que asistimos los padres, y también en los rincones y ambientes que tienen desperdigados por todo el edificio. Pero aún así, ella quiere ganar y muchas veces ni siquiera tiene paciencia para esperar a entender las instrucciones del juego: va moviendo fichas y trastocando todos los preparativos para ver si siendo tan adelantada gana algo. Lo que sea. Acudí el año pasado a una charla de Haba sobre juegos de mesa en las aulas escolares en el evento de Bloggers&Family y salí entusiasmada con las posibilidades para el aprendizaje de los niños. Pero luego, en casa, con mi realidad actual, esa teoría no cuadra. Así es que en lugar de encontrar juegos de mesa para no pelear, hemos optado por inventarnos las reglas de muchos de los juegos que ya teníamos previamente. Lo sé ¡los fabricantes me van a quitar la custodia de las cajas! Pero es que esto es un quiero y no puedo si no lo hacemos exactamente así.

emo park juguetes cayro

1. Emo Park

Os hablé hace unos meses de Emo Park para que los pequeños vayan familiarizándose con las emociones. Desde entonces, mi bichilla ha avanzado muchísimo en este tema, y va reconociendo a gente triste, enfadada, contenta, y hasta tímida, avergonzada y yo no sé qué otras variantes más por el mundo. La cuestión es que casi desde el inicio se convirtió en uno de nuestros juegos de mesa para no pelear, pero hemos adaptado las normas de una manera alarmante. Para ella, el juego consiste exclusivamente en mostrar un guante con el color de la emoción que haya que localizar, y describir la escena que está siendo protagonizada en algún punto del tablero. Nada más. Como aún no sabe leer, el tema de las palabras prohibidas le resulta complicado, así es que hemos reducido el juego a la mínima expresión, pero aún así echamos el rato divinamente y sin competir.

haba la princesa hadamaga

2. La princesa Hadamaga

Se lo regaló una compañera del cole para su cumpleaños y oye ¡es un inventazo! A este no tenemos ni que cambiarle las normas, aunque también he de decir que no hemos logrado acabar ni una partida. Lo principal es que hay que dibujar en el aire, o en la espalda del compañero, una de las imágenes de las diferentes cartas del juego. En realidad sí hay bandos, y cada cual va reuniendo sus puntos según acierte, pero también hay en el centro un duende malo, que si logra completar su círculo antes que el resto de jugadores ¡perderemos todos! Creo que al no ir avanzando casillas y al estar el duende ahí, ocupando esa posición relevante, la niña no tiene la sensación de estar compitiendo con el resto de participantes, por lo que los pocos minutos de partida son siempre de felicidad. La princesa Hadamaga es un juego de Haba y con un precio bastante económico.

party&co disney

4. Party&Co Disney

Le regalaron este juego el año pasado y al principio lo cogió con mucho entusiasmo, porque aparecían los dibujos de las películas de Disney que le gustaban. Nosotros habíamos jugado muchísimo al Party de adultos, así es que nos pareció una idea buenísima traer a casa el Party&Co en versión Disney. La cuestión es que entre su falta de atención, su edad (aún tenía 4 años escasos) y el mal perder, hemos ido desmenuzando el juego. Lo primero que eliminamos fue el reloj de arena, porque la presión le podía y al final acababa enfadada por no haber podido lograr una prueba a tiempo. Después desapareció el muñeco de Mickey: sin trofeo que conseguir parece que la idea de ir realizando pruebas sin un objetivo fijo lo hacía más llevadero y menos polémico. Al final, dejamos de lado hasta la colección de tarjetas superadas y de puntos ganados, por lo que simplemente giramos la ruleta para ver qué tipo de prueba debemos realizar y las vamos haciendo sin esperar nada a cambio. A veces, ni siquiera usamos la ruleta y la dejamos elegir la prueba que más le apetezca directamente. Todo sea por pasar un rato en paz con el universo.

lince juego mesa niños

5. Lince

Nuestra versión de Lince trae hasta un dvd que no hemos usado nunca, porque como los ordenadores portátiles ya no incluyen lector… Bueno, por eso y porque si jugamos a un juego de mesa es para huir precisamente del dominio de las pantallas. Con Lince no podemos cambiar muchas reglas, porque de entrada ya son bastante sencillas: sacar una ficha y encontrar una igual en el tablero del juego. Fin. Lo que sí modificamos es la parte de no hacer recuento final de las fichas ganadas por cada uno, y como adultos, tratar de no ganar manos, una tras otra, porque entonces la niña se nos pone hecha una fiera. Si juega con otros niños ¡que gane el mejor! Si juega con adultos, vamos dosificando nuestras habilidades para alargar el juego un poco sin que haya enfados.

¿Vosotros también hacéis este tipo de trampas y apaños para que los niños no discutan con los juegos de mesa? ¿O los vuestros son más pacientes y comprensivos si pierden? En esta casa, el mensaje de que lo importante es divertirse y participar, aún no ha calado a fondo.

Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    Mamá Puede
    19 diciembre, 2018 at 07:08

    Nosotros también vamos “adaptando” los juegos según la edad.
    Pero si pueden entenderlo bien prefiero no tocar las reglas.
    Lo que dices de no escuchar las reglas me suena! Eso lo hace mucho Gonzalo y no para de decir que mejor jugamos con sus normas, es imposible con él! Jaja pero entiendo que es porque para según qué juegos aún no está preparado, así que intento evitarlos.

    Cada uno se va a apañando como puede…

  • Responder
    carol
    2 enero, 2019 at 20:29

    Me encantaaa!!!

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.