Ocio y viajes

Planes fáciles para hacer en navidad. En casa ¡o cerca!

Planes fáciles para hacer en navidad

Las vacaciones de navidad desatan un fiebre similar a la del verano o semana santa, en busca de planes espectaculares para hacer en familia. Planes diferentes, planes originales, planes de ensueño, planes únicos, planes extravagantes, planes que cuestan un ojo de la cara, planes no aptos para todos los municipios… Como madre torpona en la organización de la diversión con churumbeles, suelo leer muchas de estas listas de cosas para hacer con niños en estas fechas, pero al final tengo que buscar planes fáciles para hacer en navidad. Porque algunas ideas molan mucho pero no nos cuadran por cantidad de razones. Así es que aquí vengo con mi listita de ideas caseras, tradicionales y nada novedosas, pero oye, como tengo más que asumido que no soy una madre molona, y la experiencia me ha demostrado que los niños no suelen necesitar tanta parafernalia para disfrutar de muchas cosas ¡que no se diga que no lo intento! Dentro de mis posibilidades, claro.

1. Al cine ¡todo lo que se pueda!

A la niña le encanta, e incluso con el bebé hemos ido de vez en cuando, hasta que comenzó a caminar, a perseguir las luces de los pasillos y se acabó la tranquilidad con él en la sala. Así es que en nuestros planes fáciles para hacer en navidad cerca de casa, el del cine lo disfrutamos sólo la mitad de la familia. Es más, con el precio que tienen las entradas, además de ir a las sesiones matinales para ahorrar algo, es una de las cosas que solemos regalar para Papá Noel y para Reyes. Si por mi bichilla fuera, estaríamos todo el día viendo películas ¡con palomitas! Eso sí, porque si no hay comida de por medio, el cine le llama menos la atención. Una dificultad añadida será la presencia de su prima aquí durante las fiestas, porque ambas tienen gustos cinematográficos bastante diferentes. Pero bueno, esperemos que haya entendimiento, porque ante el frío del invierno, una sala de cine cerquita de casa es un lugar por el que apetece pasar. Y si no ¡montemos la sesión en el salón!

2. Parques de navidad

No me refiero a los parques de la calle de todos los días, esos que a mí me hacen tan poca gracia. Sino a parques especiales de navidad que se montan en ciertos pueblos. Normalmente, tienen presencia 3-4 días, y presentan una mezcla de piscinas de bolas, castillos inflables, pruebas atléticas, manualidades, espectáculos musicales, laberintos, juegos de mesa, desafíos físicos… El precio de las entradas es muy variable. Aquí, por ejemplo, existe la opción de ir sólo medio día por unos 6 euros, porque con 3-4 horas de trote en un espacio nuevo, los míos ya tienen diversión de sobra. Muchas veces, están gestionados por los ayuntamientos y puede que sean gratuitos, cosa que en este pueblo no pasa casi nunca. Pero por si acaso ¡estad pendientes de las acciones especiales de vuestra ciudad de cara a navidad!

3. Cocinar y comer

Ya sé que fuera de las fiestas de guardar, como nochebuena, navidad, nochevieja, año nuevo y reyes, deberíamos cortarnos un poco a la hora de seguir engullendo, pero si vuestros niños son zampones, como los míos, y el tiempo no acompaña para andar de callejeo, nunca pensé que diría esto, pero uno de los planes fáciles para hacer en navidad, sin salir de casa, es preparar alguna receta entre todos. Generalmente, lo que más divierte es la repostería, y con mis escasas dotes para la cocina no logro salir de las galletas, los bizcochos básicos y alguna napolitana de chocolate. Eso sí, trato de utilizar ingredientes de calidad, huir de lo precocinado, rebajar las dosis de grasas y azúcares de las recetas originales y ¡usar moldes divertidos! Nosotros tenemos los moldes para masa de galletas de las pasadas navidades y me estoy planteando comprar algún molde de estos con formas navideñas para que mi soso bizcocho al menos tenga una apariencia impresionante. Si es que sube, no lo achicharro, no se me queda crudo… Mejor dejo ya de pensarlo, porque al final me voy a desmotivar antes de empezar y pensaré que no me merece la pena hacer la inversión en nuevos artilugios de cocina.

4. Juegos de mesa y disfraces

Reconozco que estas dos actividades le gustan cada vez más a mi bichilla ,y por falta de tiempo en el día a día, se tiene que disfrazar ella sola. Los juegos de mesa también quedan muy relegados, ya que son para jugar en grupo y ¿dónde está ese grupo? Pues corriendo detrás de mi churumbelito, acabando trabajos de última hora, haciendo cenas… Como en navidad vamos a tener muchos días de vacaciones juntos, creo que vamos a apagar más la televisión y a dedicarnos a rebuscar entre estas otras alternativas. A mí no me importa sacar los 2 o 3 disfraces que tengo y pringarme de maquillaje, sufrir tirones en el peinado y hacer poses o imaginar historias. Lo que no suelo tener son minutos para poder hacerlo tranquilamente, sin estar pensando que mientras estoy metida en el juego tengo otras 1.000 cosas pendientes de atender. Y lo mismo con los juegos de mesa. Además, tendremos a la familia también disponible ¡y seremos muchos más para jugar!

5. Abandono familiar

¡Jajaja! Me río sólo de pensarlo, porque nosotros esto lo hemos practicado una sola vez en 5 años, dejando a los niños 3 horas con los abuelos y tíos para ir a celebrar nuestro último aniversario. Pero oye, es que ellos se lo pasan divinamente sin la presencia paterna ¡ten hijos para que estén mejor en cualquier parte que contigo! Sin embargo, pensado fríamente, es de agradecer que no nos echen en falta y que se vayan felices casi con cualquiera. Tienen sus preferencias, claro ¡incluso la miniatura! Pero si vais a disponer de mucha familia cerca y os podéis permitir un desahogo como adultos ¡hacedlo! Unas horitas en las que se queden con personas que no los disfrutan a diario, y con quienes también lo pasarán bien, mientras redescubrís que antes de tener hijos disfrutabais poquísimo con cosas sencillas que ahora os apasionan.

Para planes espectaculares, grandes escapadas y otros lujos ¡seguid buscando en internet! Porque nosotros este año nos vamos a quedar estancados en la sencillez máxima. ¿Qué tipo de planes tenéis en mente para estos días? ¡Que empezamos ya!

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    Nueve meses y un día después
    20 diciembre, 2018 at 08:35

    A mí me parecen planazos, qué quieres que te diga. 😂😂😂😂 Yo creo que a los peques casi siempre les aporta más algo sencillo con sus padres tranquilos y haciéndoles caso.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.