Opiniones

Sin propósitos de madre para 2019. Nunca estaré a la última

propósitos de madre para 2019

Ni balance de 2008 y sin propósitos de madre para 2019. A mí un día me van a quitar el carnet de maternidad, nunca conseguiré el de moderna y el de mujer estándar creo que también se tambalea. Iba a empezar la temporada escribiendo sobre otros asuntillos, pero es que con tanta lista de buenas intenciones por todas partes, al final me han hecho mella. Primero, empezamos la navidad con aquella campaña del desconectar para reconectar: está muy bien que seamos conscientes de que las nuevas tecnologías nos absorben el seso una mijita (o una barbaridad) pero criatura, si no te has dado cuenta durante el resto del año ¡tú ya no tienes remedio! Por mucho que desconectes el móvil en la cena de Nochebuena. Que no sé cómo sería la vuestra, pero la mía, entre mi madre dando órdenes de cocina, este hombre de baja en casa y mis dos mochuelos sembrando el caos en salón ajeno, sin haber hecho ni un minuto de siesta, no me dejó oportunidad para estar enganchada a la pantalla, la verdad. Y cuando empezó el año nuevo ¡todo el mundo a ponerse metas! A ver, no soy una persona especialmente conformista, y claro que tengo planes que me gustaría lograr, pero vamos, que no les pongo fecha porque entonces me estreso y ¿de verdad quiero vivir el 2019 con una carga extra al ya pesadito día a día de la maternidad? Pues definitivamente no. Y sin embargo ya me he metido en el primer fregao ¡y los que preveo!

1. Quiero ser runner

¡Muramos todos! Yo, la criatura más chochona sobre la faz de la tierra, que no corro así se me escape el tren y tenga que esperar una hora al siguiente, de repente, el día 2 de enero, andaba yo al sol con mis mochuelos y pensé: oye, niña, has tenido que renunciar al zumba porque tu churumbelito y sus exigencias psicológicas te han dejado sin horarios compatibles, pero ¿y esto de correr? O sea, de andar. Que nos han hecho obra en la calle y nos han puesto unas aceras enormes, que puedo salir escopetada desde el portal, sin llevarme a todo el pueblo por delante. Y los minutos cuentan desde ahí, y los de vuelta también cuentan. ¡Todo ventajas! No voy a correr una maratón, ni media, ni nada digno, pero es que llevo sin actividad desde noviembre y ya lo echo de menos.

2. No tengo propósitos de madre para 2019 porque mis deseos no dependen de mí

A veces, creo que nos marcamos metas que nos frustran porque en realidad da lo mismo todo lo que nos esforcemos si las cosas vienen dadas de tal o cual manera. Ay, no soy pesimista por naturaleza, pero como en el tema anterior de un ratito semanal para mí misma y para mi salud, dependo de otras personas (de este hombre) para que se queden con los niños mientras yo logro mi objetivo. En un nivel de importancia aún mayor que el del deporte, están los progresos o no de mi churumbelito en cuanto a comunicación se refiere. Seguiré peregrinando al CDIAP, el cauce estándar que me marquen y tratando de hacer toda la estimulación temprana que sea posible, pero ya hay factores que se escapan a mi control, como el hecho de que en las últimas sesiones el niño no haya hecho mas que llorar intentando escapar de la sala, y que la psicóloga no me dé nuevas pautas, quizás porque nos ve estancados y sin avances que justifiquen un cambio.

3. Mi niños quieren viajar más

¡Y yo también! Pero la cuenta del banco no tiene los mismos deseos. Tengo un alista enoooooorme de lugares a los que me gustaría ir, tanto dentro de España como fuera. Pero no gano nada emperrándome en que tenga que ser este año. Por suerte, estos niños son mucho más callejeros que yo y el turismo me los espabila y a la vez me los amansa. Como terminan reventaditos de tanta caminata…

4. Mis inquietudes son infinitas pero ¿y mis oportunidades?

Pues eso, viajar, leer, tener más tiempo hasta para ir al parque tranquilamente y sin prisas (pese a lo poco que me gusta), o a las tertulias del colegio de mi mochuela, o al supermercado sin que sea a contrarreloj y jurando en arameo cuando la cola para pagar es infinita. Y hacer un curso de algo, y ganar más dinero… Pero ese es el problema, no la predisposición buena, mala o regular que yo tenga para emprender desafíos, sino el hecho de que mis criaturas me absorben y no me dejan minutos para prácticamente nada. Y cuando creía haber encontrado mi espacio ¡surge una complicación y vuelta a reorganizarse! A hacer malabarismos, a enfadarme y a renegar de toda mi progenie.

No es falta de ambición sino realismo puro y duro. Los días tienen 24 horas y cada familia se gestiona como buenamente puede. Y ese querer y no poder es tremendamente negativo, así es que seguiré con mis ideas rondando la cabeza, pero sabiendo que se irán materializando poquito a poco, y puede que su oportunidad no llegue antes de que acabe el año recién estrenado. ¿Vosotros os habéis hecho grandes planes o también andáis con vuestras ilusiones, pero en plan sensato y a la expectativa?

Esto te puede interesar

5 Comentarios

  • Responder
    Mony
    7 enero, 2019 at 07:05

    Alá a ponerse el día con tus deseos y contárnoslo mucho. 🙂

  • Responder
    Antonia
    7 enero, 2019 at 21:16

    Aquí otra andaluza (de Huelva) afincada en otro pueblucho infernal de Cataluña, jajajaja. Es que te leo y me siento súper identificada, tengo un churriti de 21 meses que me trae loca y lo de marcarse objetivos estresantes y poco realistas como que este año paso….

  • Responder
    Anónimo
    7 enero, 2019 at 23:29

    Yo también he dejado el gimnasio para dedicarme al niño, así que te entiendo. Vamos fuerte palante!!!!

  • Responder
    Natalia S.
    8 enero, 2019 at 07:19

    Pues lo único que me marco para este año es vivir la vida más relajadamente. Eso me dará todo lo demás. Odio las prisas y el estrés, porque me hacen peor persona. Así que ese es mi propósito. Ánimo con los tuyos. Qué como bien dices, cuando tienes niños y poca ayuda, no dependen de ti.

  • Responder
    Taisa 🌼 Las aventuras de Taisa
    8 enero, 2019 at 23:19

    Mucho ánimo con tus objetivos. 😊 Cada quien vadea con sus circunstancias.

    Yo intenté lo de correr una temporada antes de tener al mayor… Y no era para mí. Pero hay mucha gente encantada. A ver si soy capaz de organizarme en algún momento y hacer fitness o yoga de nuevo. Fíjate, que yo eso no lo he puesto en los propósitos del año porque lo veo crudo. De momento contaré correr detrás de los niños como ejercicio, que no es poco. Sin embargo en lo profesional tengo muchos planes y creo que tengo posibilidades de cumplirlos… A ver qué tal.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.