Enseñanza/Colegio

¿A qué edad aprenden a leer los niños en España?

A qué edad aprenden a leer los niños en España

Durante las vacaciones de navidad he recordado mediante un flash repentino de mi memoria, aquel peregrinaje por las jornadas de puertas abiertas de los colegios del Pueblucho Infernal el año en que debíamos escolarizar a mi bichilla. Nuestro centro preferido a priori, fue descartado durante una entrevista personal con la directora por 2 puntos exactamente: allí no se admitían niños con pañales, porque en 35 años de historia ningún niño de 3 años se había orinado encima, jamás (la mía empezaría el colegio con 2 años y 10 meses y con 2 años y medio ni siquiera habíamos empezado la operación pañal, lo que nos generaba muchas dudas en este ámbito); y todos los niños de ese colegio sabían leer y escribir con 4 años. Ni un día más ni un día menos. Será porque soy de natural desahogado para esto de la crianza, pero este encorsetamiento de fechas tan estrictas me pareció tan poco razonable que ya no tuvimos nada más que hablar allí.

Acabamos en una comunidad de aprendizaje semi hippy donde los niños de 3 años podía mearse encima el tiempo que necesitaran, dormir la siesta si querían y aprender a leer sobre los 6 años, pero respetando el ritmo de cada uno. Cuando mi mochuela empezó a mostrar habilidades con la lectoescritura durante P4, yo me emocioné muchísimo, porque pensé que sin forzar, sin haberle puesto esa edad como la fecha tope para que aprendiera, al final lo había logrado igualmente. Pero no, ella aún no sabe ni leer ni escribir con 5 años, de ahí que me cuestione ahora a qué edad aprenden a leer los niños en España para descubrir que el proceso que sigue la mía es más que normal, aunque no vaya tan deprisa como exigía aquella escuela.

escritura de una niña de 5 años

1. ¿Qué sabe escribir mi hija con 5 años?

Poca cosa y con unas rarezas… Por ejemplo, domina su nombre, las palabras comunes como papá, mamá y todas las palabras cortas con las letras más frecuentes, tipo caca, casa, gato, bebé… Cuanto más se alarga la palabra, más probabilidad de que cometa errores como saltarse letras. Porque ella lo escribe todo de oídas: se va repitiendo a sí misma el sonido de cada una de las letras que cree que forman parte de la palabra en cuestión y tras familiarizarse con su sonido las transcribe. Esto da lugar a las típicas faltas de ortografía, como saltarse un H porque no suena, o poner una B en vez de V, G en vez de J… Lo normal. Pero también, el oído la lleva por unos derroteros curiosísimos en los que a ella la palabra “cena” le suena como “sina” y me compone unos textos por iniciativa propia que son de lo más originales. El tema del bilingüismo también hace de las suyas, al sonar diferente algunas consonantes en catalán y castellano.

escritura niño 5 años

2. ¿A qué edad aprenden a leer los niños en España?

Sé que a todos los padres nos encanta exagerar un poquito (o demasiado) las habilidades de nuestras criaturas, pero mi hija leer, lo que entendemos como leer, no sabe. Para empezar, en su colegio sólo trabajan las letras mayúsculas, por lo que cuando se topa con minúsculas, algunas las distingue y otras son un jeroglífico para ella. En cuanto a las palabras de uso habitual (su nombre, mamá, papá, casa, nombres de sus compañeros, etc.) las puede leer de un tirón. Pero si le das un texto o palabras sueltas ¡querrás morir antes de que logre avanzar 3 palabras! En su colegio la lectoescritura se aprende no por letras sino por su sonido, por lo que ella no deletrea (por ejemplo a la C no la llama CE, la llama KK), sino que va haciendo los sonidos sueltos que tendría cada letra si estuviera aislada, y de forma milagrosa, un rato después, enlaza todo lo que va verbalizando y lee la palabra. Me parece un proceso súper trabajoso, pero lo cierto es que puede leer casi cualquier palabra con este método, aunque a velocidad de tortuga, por lo que ni nuestra paciencia ni la suya dan para más de un par de palabras corridas. Y esto es lo habitual, ya que hasta los 6 años no van a hacerles sangre con el tema.

lectoescritura con manualidades 5 años

3. ¿Podemos motivarla en casa?

Actualmente, bastante poco. El primer día que le entregué unos cuadernillos de caligrafía durante un periodo de vacaciones, los cogió con mucha ansia y pensé que acabaría avanzando una barbaridad con la escritura. Pero fue un oasis en el desierto y al día siguiente ya no tenía ningún interés por “trabajar tanto, mami, que me canso”. Lo de obligarla queda descartado, porque no tenemos ninguna prisa, porque las cosas que se hacen de manera forzada nunca acaban bien, y porque curricularmente, hasta que no finalice 1º de primaria, con 6 años largos, no se espera de ella que tenga estas competencias. Así es que a veces, con algún juego de plastilina, o coloreando o dibujando, o rellenado su calendario para saber en qué día vive, y qué eventos se aproximan, logramos que escriba alguna palabra, pero poco más. También se ha aficionado a dejarnos mensajes secretos cuando quiere pactar algo, y esto sale de ella, que se va a buscar su libreta de hojas blancas y sus lápices para volver con una página arrancada y un misterio que descifrar. Tampoco los cuentos le inspiran para leer: ella quiere escuchar historias, muchas, cuanto más nuevas, mejor, y ser la encargada de pasar las páginas, pero no devanarse los sesos descifrando las palabras.

Vemos que hace avances poco a poco. A veces, pasan unas cuantas semanas sin que pongamos a prueba su aprendizaje en este terreno y nos sorprende con grandes progresos que ni siquiera sospechábamos. Por eso, ahora incluso más que cuando buscábamos colegio, me sorprende que se sigan utilizando métodos tan estrictos para que los niños logren aborrecer la lectoescritura, frustrados por exigirles resultados demasiado pronto. Como en tantas otras áreas de su aprendizaje, cada uno llevará su ritmo pero al final todos tendrán más o menos las mismas competencias. A mí me gusta pensar que la mejor parte de este tipo de conocimientos es que por mucho que tarden, una vez aprendidos ¡ya quedarán para siempre! No los van a desaprender. Ahí tenemos a algunos vecinos europeos, que no se preocupan por iniciar a sus mochuelos en estas cuestiones hasta los 7 años y viven divinamente. ¿A vosotros os abruma que no sean pequeños genios ni excesivamente adelantados en estas materias? ¿Tenéis motivos para preocuparos por un estancamiento auténtico?

Esto te puede interesar

8 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    10 enero, 2019 at 07:56

    Lo de la lectura dependerá, cómo todo de cada niño, unos tendrán más habilidades que otros y tampoco creo que pase nada. En teoría hasta los 6 años, en primero de primaria es cuándo deberían soltarse con la lectura, hasta entonces…
    Lo que pasa que es verdad que parece que a los colegios les gusta “avanzar” y suelen salir leyendo de infantil.

    En nuestro caso, la clase de Leo sabían leer todos cuándo salieron de infantil, unos lo harán mejor que otros pero todos leen. Pero por ejemplo con la clase de Gonzalo tengo mis dudas de cómo acabarán, tienen otro sistema, mucho más adaptado a los niños, a su ritmo, juegan mucho más, por ejemplo matemáticas utilizan ABN, no tienen tanta prisa y tampoco me preocupa, ya tendrán tiempo de aprender a leer correctamente aunque hay padres un pelín inquietos con este tema.

  • Responder
    Mari
    10 enero, 2019 at 08:10

    Hola, mis hijos están en un colegio concertado en Huelva. Pero creo k todos los colegios de la ciudad llevan el mismo ritmo.
    Al acabar infantil de 4 años tienen k saber leer, escribir y reconocer visualmente y de oído las vocales en mayúsculas y minúsculas.
    Al acabar infantil de 5 años tienen k saber leer y escribir fluidamente, aparte de una buena comprensión lectora. Ya k en 1 de primaria hacen sus exámenes, estudios, etc.
    Mi hijo mayor si salió de 5 años sabiendo leer muy bien, pero mi hija no, así k todo son tutorías, apoyo, logopeda y un sin fin de problemas k vamos arrastrando ya k aprendió a leer en 1 de primaria y claro ( vamos con un curso de retraso) el colegio nos agobiar mucho si no van todos los niños al mismo ritmo.

  • Responder
    Nueve meses y un día después
    10 enero, 2019 at 08:42

    Pues yo estoy totalmente de acuerdo contigo, prisa no hay. Es mejor que aprendan despacio, bien, sin sentirse presionados porque es un aprendizaje fundamental para la vida, para aprender,vamos.
    En teoría en Infantil no es un objetivo pero parece que aquí si un colegio se desmarca… Excepto casos como el tuyo que es otro tipo de educación en general. Por cierto, me gusta mucho el sistema que usan para el aprendizaje de la lectoescritura. Es más lento, pero definitivo y, como tú comentas, les permite leer cualquier tipo de palabra (eso previene dificultades futuras).
    Muchos niños se angustian en Infantil porque, aunque las maestras no les presionen, no son tontos y ven que los demás avanzan y ellos no. Esto mina su autoestima y se sienten incapaces. Así dicho, puede sonar excesivamente fatalista pero un mal comienzo puede derivar en un fracaso escolar o en muchas dificultades académicas. No soy partidaria, como ves, de que les enseñen a leer en esa etapa.

  • Responder
    Adriana
    10 enero, 2019 at 09:11

    En nuestro caso aprendieron sobre los 4 años, pero sin ninguna clase de presión, simplemente porque les gusta y en su cole, igual que se adaptan a los niños que no están preparados, se adaptan a los que sí, por qué frenarlos si tienen interés y están preparados.

    El método que sigue nuestro cole es parecido al vuestro, escriben y leen por el sonido de la letra, aunque sí que saben también cómo se llama la letra.

    Pasa parecido con las matemáticas, sobre los 4 años han sabido sumar, pero lo hacen con sistemas tipo ABN, que para ellos es un juego más que otra cosa, por lo que no veo problema tampoco.

    Yo soy partidaria tanto de no forzar al que no está preparado, como de no frenar a los que sí lo están, hay que aprovechar la curiosidad natural que tienen en esa edad por todo.

  • Responder
    Anónimo
    10 enero, 2019 at 10:29

    En el colegio de mi hija salen leyendo de P5 (3º infantil), no les veo forzarles, si no que aprovechan su curiosidad y el hecho de que sean como esponjas. A mi me parece que contra antes aprendan a leer, antes aprenderán a asimilar lo que leen. Porque ese el gran problema de nuestro sistema educativo actual, que de mayorcitos saben leer, pero pocos saben lo que leen.

  • Responder
    Carolina Mamá Ríe
    10 enero, 2019 at 11:00

    Cada niño tiene su ritmo, pero si que es verdad que depende mucho del interés que muestre el profesor. En nuestro caso, todos salieron de infantil sabiendo leer de sobra, mi rubio con 4 años y pico sabía leer. A veces nos quejábamos de la insistencia de su maestra, pero ahora, al pasar a primaria lo agradecemos muchísimo. Los han mezclado con los niños de la otra clase y se nota muchísimo la diferencia, ahora esos niños lo están pasando mal.

  • Responder
    Adriana
    10 enero, 2019 at 15:55

    Yo sinceramente pienso que cuando tengan 40 años el hecho de si aprendieron a leer con 4 o con 6 años no va a ser relevante ni en su vida, ni en su éxito profesional, ni en nada de nada. Me parece ridículo presionar a una criatura por aprender a leer un año a antes o después… En el colegio de mis hijos respetan los ritmos de los niños. Unos van mas avanzados que otros pero cada uno trabaja a su ritmo. De momento en P4 escriben su nombre y poco más y de leer nada de nada.
    A mi me parece mucho más importante que trabajen la inteligencia emocional, que leer y escribir tarde o temprano todos los harán pero hay gente que llega a la tumba sin un ápice de inteligencia emocional…

  • Responder
    Ana María - La Mamá y el Blog
    12 enero, 2019 at 20:21

    Hola!

    Mi niña tiene casi 2 años y medio y la verdad que cuando entre en Infantil el curso que viene me gustaría que respetaran su ritmo de aprendizaje en todos los aspectos. Es cierto que ella reconoce los números desde hace ya casi un año, porque lo aprendió sola con un teléfono de juguete, y yo a partir de ahí le he ido enseñando las vocales, que las reconoce, y algunas consonantes, pero porque ella tiene interés y veo que puede aprenderlo, que si no estuviera preparada para aprender no lo haría.

    De todos modos lo mejor es que los maestros no presionen y que la forma de enseñar esté adaptada a los niños. Y ya me veo yo para el curso que viene investigando un poco sobre los colegios de nuestro entorno para ver cuál es el que más nos gusta.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.