Cosmética

El primer cepillo de dientes para bebés

El primer cepillo de dientes para bebés

Con la segunda paternidad parece que hay temas que tenemos peor aprendidos que otros y lo de comenzar a usar el primer cepillo de dientes para bebés con mi churumbeltio es algo en lo que nuestra constancia brilla por su ausencia. Con la niña, su padre era el encargado de esta tarea. Es cierto que cuando le salió su primer diente aún no teníamos ni idea de que desde tan temprana edad, e incluso desde antes de que hubiera hecho acto de presencia esa pieza en su boca, deberíamos estar ya higienizando la zona para tener un futuro feliz de salud bucodental y evitar problemas venideros. Por aquel entonces, usamos un cepillo de dedo sencillo, pero que nos pareció el inventazo del sigo cuando lo descubrimos, y a partir de aquel llegaron el resto de cepillitos, hasta encontrarnos hoy con esas miniaturas para niños de 5 años, hechas a imagen de los cepillos de adultos pero a escala. No soy una experta en temas dentales, para eso podéis leer sobre lo divino y lo humano en blogs como el de Una madre en el dentista, que se dedica a esto profesionalmente y todo lo sabe. De lo que hoy os voy a hablar es de los artilugios que hemos usado con ambos niños, sus dificultades y los resultados que hemos podido observar, o no, como padres.

nuby cepillo dientes dedal

1. El cepillo dedal

Como os decía, con mi bichilla este fue el primer cepillo de dientes para bebés que entró en esta casa. Ella debía tener en torno a 1 año, y no, no le habíamos estado cepillando desde que nació, ni siquiera desde que esos primeros dientecitos empezaron a surgir a los 7 meses. Al año, leyendo no sé qué cosa, descubrí que ya íbamos con atraso en el tema de la higiene dental, así es que corrimos para buscar algo que ella pudiera usar por sí misma. ¡Ilusos! Con 1 año no iba a cepillarse nada, así es que este invento nos pareció la revelación del siglo: es una especie de dedal de silicona que un adulto se coloca en el dedo para frotar los dientes tras la comidas. O al menos una vez al día. No se debe usar pasta de dientes ni nada especial. Es práctico, porque los niños, siempre se han mostrado colaboradores y no han tenido arcadas, ni han llorado ni se han negado en redondo a la limpieza. Lo cierto es que como a veces giran la cara, se mueven, se cansan de dejarnos acceder a la boca, suelen surgir dudas acerca de si los estaremos limpiando bien o no. Por el momento, la niña no tiene ninguna caries ni ninguna tara dental, pese a lo mucho que se ha esforzado por quedarse mellada antes de tiempo a causa de su devoción por los golpes en los dientes de leche. En cuanto aparecieron los 2 primeros mini dientes del mochuelo, allá que compramos el mismo artilugio que habíamos usado con la niña, pero ¡aún no lo hemos estrenado! Ni lo haremos ya, porque este pasó directamente a la siguiente fase.

nuby cepillos de dientes masajeadores

2. Masajeadores de encías y cepillos de dientes de goma

Tienen la forma de un cepillo de dientes en miniatura, con su mango y un cabezal, pero en lugar de cerdas tienen diferentes acabado: bolitas de goma, púas de goma… A ojo parecen cepillos de dientes extraños, como estos de Nuby que tenemos en casa desde las navidades de 2017, pero en realidad no sirven para limpiar. ¡Error! Son masajeadores para que los bebés los manipulen libremente, con esa tendencia que tienen de llevárselo todo a la boca, los chupen, los metan y saquen y se acostumbren a lo que será el uso de un cepillo de dientes de verdad poco tiempo después. Vamos, que es más un entrenamiento anti arcadas y facilitador de la tarea de los padres, que un instrumento de dentista propiamente dicho.

cepillo de dientes peppa pig

3. Cepillos de dientes infantiles

Suelen haber 2 tamaños, uno para niños de 1 a 6 años y otros a partir de esta edad. Por la edad de mis criaturas, aún estamos usando los primeros del todo, por lo que no tengo ni idea de las ventajas de los junior. En cuanto al primer cepillo de dientes para bebés de 1 a 6 años, he notado que los hay de tamaño bastante diverso. Son pequeñitos, adaptados a su tamaño de boca, con mangos simples, o ergonómicos, de marcas caras y baratas, pero el cabezal suele variar muchísimo de tamaño. Dentro de lo pequeños que son, hay marcas que fabrican verdaderas miniaturas y otras que casi duplican ese largo. En casa triunfan los que tienen dibujos de Pocoyó, Peppa Pig y cualquiera que reconozca la niña. Y si encima vienen con la pasta de dientes a conjunto ¡mejor! Estos de PHB no son caros (unos 6 euros) y hemos repetido varias veces con ellos.

PHB cepillo de dientes eléctrico ladybug

4. Cepillos de dientes eléctricos para niños

Personalmente, el cepillo eléctrico para adultos me cansó bastante pronto. Lo usé más o menos durante un año tras el primer embarazo, pero me daba una pereza infinita estar posando con ese cacharro giratorio en la boca y volví al cepillo de dientes tradicional. No sé si será suerte, genética o qué, pero no he tenido trastornos dentales graves a mi edad. Ni cuando usaba el cepillo manual ni el eléctrico. De cara a los niños, estuve tentada varias veces de comprarles uno eléctrico de este estilo, porque pensaba que a la niña le haría gracia el hecho de que funcionen solos (el otro aún casi no ha tenido tiempo ni de enterarse de lo que es el cepillado y su mayor pasión es ir chupando los cepillos d ellos demás) y que sí le facilitaría la tarea de tener una correcta higiene, con independencia de que haya entendido bien el proceso de limpieza o que sea de mente dispersa: solo tienen que ir sujetando el cepillo de diente en diente y dejar que el cabezal rotatorio haga su trabajo. No son caros, así es que desde hace unos meses tenemos uno de PHB en casa con Ladybug y hacemos pruebas con ellos, pero lo alternamos con el manual, porque igualmente son pequeños y necesitan supervisión constante por nuestra parte.

¿Pensabais que los dientes de leche necesitaban menos cuidados que los definitivos? ¿A qué edad empezaron vuestros churumbeles a preocuparse por este tema?

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    Ana María - La mamá y el blog
    4 febrero, 2019 at 18:15

    Hola!

    Nosotros empezamos con el cepillo ese que es como un dedal, sobre el año (a la niña le salió el primer diente a los 9 meses) y luego hemos usado un cepillo infantil con una gota de enjuague por recomendación de nuestro dentista, y ahora con casi dos años y medio la cepillo decentemente y se deja, aunque sin pasta aún.

    Saludos 🙂

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.