Opiniones

5 años, mi diferencia de edad perfecta entre hermanos ¡y lo descubro ahora!

diferencia de edad perfecta entre hermanos

Cuando este hombre y yo nos metimos en faena en esto de tener descendencia sólo teníamos claras un par de cosas: si el azar no nos truncaba los planes tendríamos 2 niños (aquí había diversidad de opiniones, pero bueno, era un acuerdo razonable) y como máximo estarían separados por 3 años de edad. Nada de tener hijos muy dispersos en el tiempo, pero tampoco tan seguidos que muriésemos de agotamiento en sus primeros años. ¡Ja! Pues a día de hoy confieso que éramos muy inocentones, y que si bien cada familia cree tener más o menos clara cuál es la diferencia de edad perfecta entre hermanos, y unos la cumplen a rajatabla mientras otros se encuentran con imprevistos que la acortan o la distancian, yo creo que ya no recularé más y que no definitivamente, en nuestro caso, los hijo ¡cuanto más separados mejor! Sí, otro de esos “yo nunca…” de la crianza que se han cebado con nosotros. Nuestras ideas del pasado ya las reflejé en su momento en otro post, sobre por qué tener hijos con 2-3 años de separación era lo más cuerdo del mundo. Así es que no lo repetiré hoy. Por eso y porque ya no pienso lo mismo. Tener un bebé cuando los hermanos mayores ya están medianamente centrados ¡es un mundo de color de rosa!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Planeando ser padres (@planeandoserpadres) el

1. La mayor es una segunda madre

Sé que hay hermanos mayores que se desviven por los pequeños desde que los ven llegar al mundo. Ese extremo también es agotador, porque como no te puedes fiar de su raciocinio, su incapacidad para medir la fuerza, sus ideas peregrinas.. esos padres también tienen que estar muy alerta para que los primogénitos no amenacen la integridad física del recién nacido. A pesar de que mi mochuela tenía 3 años cuando nació mi prematurito, en esto nos lo puso muy fácil, porque pasó olímpicamente de su hermano durante el primer año y medio. Y sí, un bebé de año y medio es infinitamente más resistente que uno acabado de hacer. Sin embargo, no ha sido hasta cumplir los 5 años cuando ella se ha transformado en la hermana que todos querríamos para nuestros retoños. Bueno, a ratos también tiene sus momentos de adolescente prematura, con intereses y un discurso que excluye al bebé “porque es pequeño y no sabe de nada, mami”. Pero para compensar, trata de ayudarlo muchas veces: cuando reclama algo, cuando quiere estar junto a ella, lo peina, le da agua, le acerca el pan, lo baja del mueble de la tele, lo pasea de la mano por la calle, lo lleva en brazos el poco rato que puede soportar su peso, le hace cosquillas, lo acaricia y lo trata muy, muy bien en general. Por eso, hasta que no hemos llegado a este punto de nuestra existencia como padres, no hemos sabido que para nosotros, la diferencia de edad perfecta entre hermanos era la de los 5 años ¡y de ahí en adelante! Vamos, ahora visualizo hermanos que se lleven 10 y se me cae la baba, mientras antes me parecía un inconveniente tremendo. ¡Qué mala es la ignorancia y el no haber vivido las situaciones en tus propias carnes!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Planeando ser padres (@planeandoserpadres) el

2. Sólo una cabra loca por turno, por favor

Cuando nació mi churumbelito, mi bichilla ya dormía del tirón, tenía 3 años recién cumplidos, pero no estaba nada centrada. ¡Nada de nada! Un temor constante en mi vida, por los viajes de trabajo de este hombre, era que los dos me demandaran llorando a la vez por la noche (por mocos, toses, por vete a saber qué). A día de hoy, sólo he vivido esa situación 2 veces y sí, en un primer momento crees que no vas a salir con vida de ella, porque el bebé no atiende a razones ¡y la otra tampoco! Con 5 años, por mucho que necesite de nosotros ante una pesadilla, un dolor del crecimiento o una nariz atascada de moco, es fácil de tranquilizar con palabras, sabe esperar su turno y al menos se la puede convencer para que no arme más escándalo que el pequeño. Lo mismo pasa en las cuestiones diarias: necesidad de que la ayudemos en el váter, o con alguna comida, o a alcanzar alguna cosa… La paciencia de una niña de 5 años no tiene nada que ver con la de la nuestra cuando tenía 3. Ni el número ni el nivel de los enfados, ni la falta de empatía o comprensión. Siguen siendo niños muy pequeños, pero empiezan a sentir compasión cuando ven a un adulto en apuros. ¡Al fin!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Planeando ser padres (@planeandoserpadres) el

3. No es el doble de trabajo

Cuando vas a tener el segundo hijo, la mayoría de la gente te dice que el trabajo no se duplica, sino que aumenta exponencialmente, mucho más. Los que tienen un tercero sostienen que es ahí donde se dificulta la cosa. Los que tienen un cuarto lo ven todo fácil hasta llegar a este… O sea, que hay tantas opiniones como familias, formas de criar y características de cada niño. Yo nunca tuve la sensación de que el trabajo se duplicase al tener al segundo hijo. Incluso con la cabra loca de 3 años enfadosa y con tendencia a la frustración constante. Sí, estábamos desbordados por el trabajo que implica cualquier recién nacido, pero no más que cuando la teníamos sólo a ella. Eso sí, la cosa fue medianamente llevadera gracias a la instauración de la corresponsabilidad al 100% en esta casa, sino claro que hubiera sido muy diferente. Con lo cual, siendo mis mochuelos muy movidos, muy demandantes, muy absorbentes, y aún así no habernos matado a disgustos por el camino, si se hubiesen llevado 5 años o más, hubiéramos evitado todas las situaciones de estrés. Todas, todas. Porque la mayoría venían dadas por las demandas habituales de un bebé y las de una niña en pleno periodo de adaptación escolar.

4. Desventajas de mi diferencia de edad perfecta entre hermanos

¡Que yo no la he disfrutado desde el principio! Claro, como era bimadre primeriza, venga a tener prisas por procrear de nuevo. Ojo, es un riesgo distanciar tanto los embarazos, porque como cada vez parimos más tarde, tenemos más problemas de fertilidad y nunca vemos el momento adecuado, a poco que nos descuidemos nuestra biología se negará a acompañarnos y nos echará en cara tanta planificación. Pero en lo que se refiere a cuestiones logísticas ¡esto es un lujazo! Contar casi con 2 padres y medio en casa ¡no está pagado! Sí, hay que retomar otra vez los asuntos de bebés y la etapa de crianza más estresante, que podríamos haberla compactado en pocos años, se dilata en el tiempo, pero a mí dadme dilatación con paciencia y quitadme tiempos rápidos y apelotonamientos tortuosos.

¿También cambiasteis de opinión en este aspecto cuando os convertisteis en padres? ¿Y al ampliar la familia?

Esto te puede interesar

6 Comentarios

  • Responder
    Mimi
    7 febrero, 2019 at 09:08

    En mi caso, mi segunda vino por accidente (no la buscamos, ni pensaba tener más niños) al año y 4 meses de tener a mi mayor superdemandante. Las noches sin dormir, chupetes, biberones se multiplicaron y el cansancio aun más. Mi marido fue un sol, porque me ha ayudado y me ayuda todavía (mi mayor tiene 3 años y 4 meses y mi chica 2) ya que estamos saliendo aun, pero la complicidad entre las 2, el saber que se tienen y tendrán siempre no lo cambio. Si agota tenerlos tan seguidos, no disfrutas al 2 como disfrutaste al 1, pero lo que tu pierdes lo ganan ellos, bajo mi humilde punto de vista.

  • Responder
    Miriam
    7 febrero, 2019 at 11:10

    Jaja, ahora tienen la edad perfecta para el tercero!
    Yo tambien los he tenido seguidos, 2 años justos, y no creo que sea mas estresante, un poquito hasta que te apañas, ni que me pierda a la segunda, aunque el primero haya pasado por la etapa de dejar el pañal, rabietas, tambien yo es que los bebes bebes son mas aburrido. Ahora con 9 que empieza hacer autenticas monerias y está superbonita y superdespierta, que se desvive si su hermano le dirige una mirada o palabra; y el otro, que el otro dia intentaba colorcala en su regazo, o los besos que le da cuando sale de la guarde, que ni a mi, o los baños juntos, ay no se, me parece supergenial, y ahorro en material, porque tengo claro que ya espues de dos años, tres de usar productos de puericultura, ese casi es la caducidad de los mismo. la trona esta para tirarla, el cojin este para evitar vuelcos, no sobrevira a un tercero si lo hubiese, el carrito, lleva un trote, que bueno, la silla del coche otro tanto de lo mismo, material de guarda leches, hasta el sacaleches, bueno sacaleches es el segundo que tengo perdona y no contar las piezas de sustitucción, en fin, sigo pensando que 2 años es muy buena edad, para los padres y para ellos.
    Preguntame cuando la segunda empiece a andar, o sea dentro de 6 meses maximo, estara la cosa.

  • Responder
    Piruli
    7 febrero, 2019 at 15:11

    Pues ya sabes, cuando el pequeño tenga 5 años ¡familia numerosa! Y tendrá dos padres y dos medios padres jajajaj
    Yo creo que todo tiene su lado bueno y malo pero también era de las que decía seguiditos por favor y ahora me imagino con dos y pienso Noooooo

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    8 febrero, 2019 at 12:33

    Mis hijos se llevan 4 años y medio, y aunqur no lo planeamos a propósito, ha resultado ser ideal. La mayor tardó un año en reconocer la existencia de su hermanito, eso sí, pero ahora es una gran ayuda. Solo de pensar en tener dos hijos seguiditos me da algo. Las que lo hacen tienen toda mi admiración!

  • Responder
    Irama
    8 febrero, 2019 at 22:35

    Yo le di muchas vueltas a la diferencia de edad, pero tenía claro que no lo quería seguidos por poder disfrutar de la primera, aunque a veces dudaba de tener un segundo, la verdad sea dicha….
    Pues se llevan 5 años las niñas y te puedo decir que ha sido de gran ayuda, desde que le vio por primera vez se desvive por ella y ella de su hermana mayor. He disfrutado de la segunda muchisimo, sin agobios, sin miedos como con la primera. No he visto ni un ápice de celos y en tal caso de la pequeña a la mayor, algo q no me esperaba. Imagino que cuando sean mayores cada una tomara su camino y tendrán sus propias amistades, pero se tendrán la.una a la otra, yo con mi hermana también me llevo 5 años y sí que es cierto que a cierta edad se nota la diferencia, pero ya de adultas no.
    Está claro que sea la diferencia que tengan se tira para adelante como sea, pero los.cinco años también los veo muy apropiados si se pueden permitir

  • Responder
    Clara
    10 febrero, 2019 at 22:25

    Los mios tienen 9, 7 y 1. Yo era de las de 3 hijos y que se llevaran 2-3 años como mucho cada uno. Por circunstancias el tercero se tuvo que retrasar. Y que acierto!! Estoy disfrutando al pequeño al que más con diferencia. Los mayores disfrutan de él, él de sus hermanos. Y aunque no hagan mil perrerias juntos (que tambien las haran) la carita con la que se miran y el amor que se tienen creo que es lo que más les va a alimentar en ma vida. Los mayores a toratazo limpio todo el día los tengo….

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.