Eventos

Cumpleaños originales para pocos niños. Ideas para el futuro

Cumpleaños originales para pocos niños

Acabamos de pasar el cumpleaños de mi churumbelito, un bebé de 2 años que no se fija en esto de los saraos, al que le dan bastante igual los regalos, le tiene miedo al movimiento de las velas pero ¡ha aprendido lo que significa la palabra tarta! Y ahora la dice de maravilla y la exige a cada momento. ¿Estoy ya como madre loca organizando su siguiente fiesta, en la que será más consciente? ¡No! Eso no va conmigo ¡sino con su hermana. Ay, mi bichilla, que si por ella fuera viviría de sarao en sarao, cuanto más festivo y cuanto más precioso ¡mejor! Desde los 3 años sueña con una fiesta de pijamas, que no puede hacer por no tener edad, porque sus amigas no tienen edad y porque es una idea muy de los dibujos animados de la tele. ¿Cuántas fiestas de pijama tuve yo de niña? ¡Ninguna! Lo más parecido eran las vacaciones familiares, en las que los primos compartíamos sueño en un montón de colchones tirados en el suelo y tan felices. Esta navidad hicimos un intento para que se desquitase, cuando su única prima vino a pasar las fiestas al Pueblucho Infernal. Pero resulta que después de la primera noche ¡ninguna quería repetir! Y eso que se lo habían pasado bien, pero no sé si el cansancio de estar todo el día juntas, muy encerradas bajo techo y sin otra compañía que la mutua durante toda la semana de navidad, las hizo desencantarse. Este año cumplirá 6 años ¡y sé que me va a pedir la fiesta nocturna otra vez! No sé si ir haciendo indagaciones con otros padres del colegio, para saber cómo de predispuestos estarían a dejar que sus mochuelos durmieran con ella. Y a raíz de ese sin vivir que tiene la niña planeando su aniversario, hemos valorado otras alternativas de cumpleaños originales para pocos niños.

1. Fiesta de pijamas con tipi

Una de las causas por las que creo que nuestra fiesta de pijamas navideña no fue un éxito absoluto, fue por la decoración. No es igual traerte a dormir a tu casa a alguien y echarlo a un colchón, que esas decoraciones de ensueño que idean en Tipi Fiestas. Claro, mi mochuela también quiere refugios de tela de colores, colchones igualados, adornos molones y todos los complementos ideales que se usan en este tipo de de decorados. Desde los 3 años, cuando me vio mirando una foto de esta cuenta en Instagram, anda con la idea en la mente y le cuesta entender que es pequeña para que sus amigos puedan venir a casa. Por eso, hasta ahora hemos optado por las macro fiestas en las que no hay que hacer selección de público: que venga todo el que pueda y nos quitamos de elecciones, de compromisos, de herir susceptibilidades. Pero entiendo que según vaya creciendo y las piscinas de bolas dejen de ser su lugar favorito del mundo, querrá ir reduciendo el aforo de invitados, por lo que entonces las fiestas de pijamas seguro que se convierten en una buenísima opción. ¡Y se quedará descansando!

2. Al cine ¿y a merendar?

Sé que puede sonar a plan demasiado adulto, pero a mi mochuela le encanta ir al cine y comer, por lo que unir ambas aficiones en una celebración le parecería la mejor idea del mundo. Esta opción ya no es tan complicada, porque si algún padre no se fía de dejar solo a su mochuelo pequeño con otra familia, puede ir a las actividades también ¡sin problema! Y además incluso sería útil, porque echaría una mano vigilando al resto de chiquillos. La única parte un poco más complicada de la logística se daría si no hay un cine cercano al que acudir andando con los niños, o en transporte público, porque no te cabrán todos en el mismo coche, no vamos a andar con sillitas de seguridad para arriba y para abajo y puede que no todos los padres estén disponibles para desplazarse. El resto no tiene mayores complicaciones, aunque es cierto que al precio al que está el cine, las palomitas y el resto de complementos cinematográficos, barata, barata no nos va a salir la celebración.

3. Cumpleaños originales para pocos niños en un salón de belleza

La niña me lleva viendo con las cremas desde que nació. Incluso antes iba de higos a brevas a darme un masaje, que normalmente mis padres me regalaban para mi cumpleaños, o por alguna ocasión especial. Incluso una vez fuimos a una fiesta de madres e hijas en la que nos hicimos la manicura y una pedicura con peces de esos que te dejan los pies niquelados. ¡Le encantó! Para celebrar el cumpleaños así, tienen que alinearse los astros y que a todos sus amigos, ya sean niños o niñas, les guste tan precozmente el tema de la cosmética, porque si no, no podemos obligarles a sufrir de esa manera sólo por la ilusión de la cumpleañera. O sea, que o se busca amigas princesas y repipis o tendrá que cambiar de idea.

4. ¿A la piscina o el spa?

La primera vez que escuché que había niños pequeños que celebraban su cumpleaños en un spa ¡casi infarto! Como madre desquiciada me parece un planazo, pero ¿para niños? ¿Qué estrés tienen ellos? ¿Qué necesidad de relajarse? Además de que habría que buscar un spa adecuado para su edad, porque sólo faltaría que nos metiéramos en un oasis de relax para adultos a montar un cumpleaños infantil. Así es que se me ocurrió una idea mucho más sencilla para zonas como esta, donde la gente no suele tener piscina propia. Ir a la piscina en verano, con su grupo de amigos, merendar y pasar el día juntos puede ser otra alternativa. Los inconvenientes en nuestro caso son 2: el precio de la entrada de la piscina pública y que mis criaturas nacieron en otoño e invierno, por lo que deberían ir a una cubierta y esto pierde mucha gracia si no se hace al aire libre. Eso sí, habría que esperar a que todos los niños supieran nadar con soltura, porque si tenemos que estar pendientes de los posibles ahogos se nos va a ir la vida en un suspiro.

5. Escape room para niños

Este hombre y yo celebramos nuestro primer aniversario a solas desde que somos padres yendo a comer sin los niños y a un escape room que nos encanto. En navidad repetimos con mis cuñados y la verdad es que lo veo un plan muy diferente para hacer con niños. Eso sí, deben poder leer con cierta soltura y en la mayoría tienen que estar acompañados al menos de un adulto que los controle para que no rompan nada, principalmente. Según he estado averiguando, los hay ya para niños de unos 8 años, por lo que en cuanto mi mochuela crezca un poquito ¡esto lo haremos seguro! Aunque sea en familia.

¿Cuál es el cumpleaños infantil más original que habéis organizado o en el que habéis estado?

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    Chitin
    15 febrero, 2019 at 09:51

    Todo lo que comentas ya está inventado…y por tierras castellanas donde vivimos no es un desembolso grande.
    Lo de las fiestas molonas de pijamas lo organizan en un parque de bolas, en el que montan una especie de tiendas de campaña donde duermen los peques, les dan la cena y el desayuno y hay monitores con ellos toda la noche, no sé exactamente, pero es a partir de una edad.
    Lo de cine + merienda, también lo hacen en un par de centros comerciales por aquí, y te sale por unos 10-12€ niño, compras la entrada de cine y te dan un vale para merendar, se puede elegir entre varios sitios con merienda ya cerrada según el sitio, tipo menú infantil de hamburguesa, crepes, sandwich…
    Lo de la piscina también, en centros de ocio y gimnasios, los socios pueden contratar un monitor para una tarde (aprox. 2.5horas) para celebrar el cumple, no te puedo decir coste, pero mi hijo ha ido a este tipo de cumples de invitado y lo pasan de maravilla.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.