Crianza

¿Cuándo eligen los niños a su mejor amigo?

Cuándo eligen los niños a su mejor amigo

Como adulta, me doy cuenta de que nunca he sido una persona de mejores amigos para la posteridad. Siempre he socializado con todo el mundo, no he tenido archienemigos, una relación cordial con muchos, más intimidad con menos, pero no un apego tan tremendo que el hecho de perder una amistad por el camino me haya supuesto una pérdida irreparable. Cuando mi bichilla empezó a ir al colegio, mi madre no paraba de incordiarme porque la niña jugaba por libre, mientras muchos compañeros de clase ya se habían unido en pequeños dúos o trío, o grupos pequeños y parecían inseparables desde la más tierna infancia. Tanto es así, que cuando teníamos las reuniones trimestrales con sus tutoras, no perdía oportunidad de interrogarlas sobre este aspecto. ¿Mi hija es normal? ¿Cómo se lleva con los otros niños? ¿Vive sola y aislada del mundo? ¿Por qué si le pregunto por su mejor amigo me dice uno diferente cada día? ¿Por qué no vive ya adosada a otro niño del que no se quiera separar? Al contrario que mi madre, las maestras no veían en su actitud un problema: me decían que con 3 años muchos niños siguen jugando por libre, cerca de otros pero no realmente con ellos (juego en paralelo) y que suelen tener más problemas precisamente para separar a esos que se agarran el uno al otro para convertirse en una unidad y se cierran al contacto con el resto del grupo. Que ese aire volantón de la mía era hasta beneficios,o porque todos los niños le podían parecer bien un día y mal el siguiente, pero no discriminaba a ninguno y con todos tenía oportunidad de relacionarse.

1. ¿Quién es tu mejor amigo?

Esta pregunta se la he hecho muchas veces a mi mochuela. En el fondo, no quiero que tenga un mejor amigo en exclusiva, y menos a estas edades, donde la amistad es aún una cosa tan voluble. Pero ella es muy dada a hablar todo el santo día de que sus amigos esto, sus amigos lo otro, qué van a decir sus amigos, cuándo se acabarán las vacaciones para volver al cole con sus amigos. Y siempre habla de amigos, en general. Son niños de 5 años, y no me voy a poner a fiscalizar amistades infantiles, pero claro, algo de curiosidad por saber qué tipo de niños son los que le caen en gracia, sí que tengo. Y por eso pregunto tanto. Me da igual a quién elija, y que cambie de parecer a la media hora, que sean niños o niñas, pero que concrete en algún compañero determinado. Esto me ha llevado a recibir respuestas asombrosas en estos meses. Sí es cierto que hay unos cuantos niños de la clase que suele nombrar casi cada vez que surge la conversación sobre la amistad y la elección del mejor amigo, aunque suele cambiar de uno a otro de esos 4 o 5 nombres, pero ya no se sale de ahí. Con 3-4 años, ante la misma pregunta, creo que me llegó a nombrar a toda la clase dependiendo del día.

2. ¿Es normal que no se tengan amistades tan intensas a estas edades?

Pues ni sí ni no. Ya os digo que el tema de que fuera de una amistad a otra hasta hace poco nos preocupaba más por los comentarios de mi madre que por lo que nosotros mismos observábamos. Ella iba al colegio feliz. No estaba excesivamente apegada a ningún niño en concreto ni a un grupo, pero iba cambiando de compañeros de una forma muy natural. A lo largo del curso, sí ha tenido compañeros unidos para siempre, inseparables desde que se ven en la puerta del colegio: entran juntos, salen juntos, van al patio juntos, intentan juntarse para hacer las tareas, para ir de excursión, para realizar actividades especiales… Son como gemelos de distinta familia. Y se hablan, y se hacen confidencias y tienen una complicidad desde muy pequeños, que en la mía no hemos visto hasta los 5 años. En su colegio favorecen lo contrario: la relación cordial con todo el mundo y no lo apegos excesivos a un único compañero. Es más, hay escuelas en las que incluso separan a los niños que comparten tanta vida escolar juntos, poniéndolos en otras mesas e incluso redistribuyendo las clases de nuevo conforme avanzan de curso. A mí este extremo no termina de gustarme. Si tanto se quieren y tan bien están juntos, no veo por qué haya que separarlos y hacer que lo pasen mal.

3. ¿Cuándo eligen los niños a su mejor amigo? ¿Y cuánto les va a durar?

Hay niños que en la guardería forjan esa amistad eterna. Se conocen casos de amigos muy peliculeros, que se unieron en la escuela infantil y fueron los mejores amigos de por vida, o que incluso a la larga se enamoraron y casaron. Madre mía, yo pienso en toda la vida, literalmente, pegada a las mismas personas, y me siento hasta incómoda. Pero esos casos no son los habituales. Por mucho que se nos caiga la baba con ellos, lo más normal es que los niños sean egoístas y vayan por libre hasta pasados los 3 años, es entonces cuando unos antes y otros después comenzarán a buscar a esos amigos, ese grupo del que formar parte y en el que sentirse aceptado y valorado. La mía ha experimentado este cambio al acabar P4: se pasó todas las vacaciones de verano echando de menos a esos niños que el año anterior le habían dado completamente igual. Con 5 años, hasta las vacaciones de navidad se le han hecho eternas por no tenerlos a mano. Lo de la duración de estas primeras amistades ¡es un misterio! Les queda toda la vida por delante; algunos cambiarán de colegio, o de domicilio, o se separarán al llegar al instituto, o a la universidad, o cuando emprendan vidas laborales distintas, lejanas, o formen familias no se sabe dónde. Otros permanecerán unidos a pesar de la distancia, de los cambios vitales y de cualquier evento en el futuro.

Mi marido sigue conservando buenos amigos del colegio, a quienes no ve a diario, pero con quienes tiene un cierto contacto. Mi caso es diferente, y más bien he ido cerrando etapas por completo y cambiando de relaciones con el paso del tiempo. Así es que si se inspirase en nosotros, mi hija tendría todo un abanico de posibilidades para vivir. Y el pequeño ¡ese aún está por estrenar en la primera fase de la amistad! ¿Cómo se han ido desarrollando las amistades de vuestros hijos? ¿Habéis temido alguna vez que se quedaran al margen del grupo? ¿Que no se integraran felizmente con sus compañeros?

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    Ella
    13 marzo, 2019 at 13:40

    Yo, como tú, tengo curiosidad por saber con quién de sus compañeros siente más afinidad mi hija de 4 años y medio. Saber si tiende a buscar niños parecidos a ella o diferentes, con caracteres complementarios al suyo o no… No porque tenga intención de inmiscuirme, sino porque me parece que los niños dicen mucho de sí mismos con las amistades que eligen. Por ejemplo, mi hija, que es una niña un poco tímida, a la que le cuesta dar el primer paso a la hora de entablar conversación o juego, tiene una primera mejor amiga que es la niña más carismática y simpaticona de su clase. Supongo que por compensar.
    Creo que a estas edades chiquitinas lo importante es supervisar que no tienen problemas para integrase (luego cada niño tiene su personalidad), que no se obsesionan con nadie ni cogen manías absurdas. Y dejarles que experimenten con diferentes niños y grupetes.

    PD. En su cole –que abarca de 2 a 18 años- mezclan clases cada cambio de ciclo: al acabar Infantil, en 4º de Primaria y en 1º de ESO (a partir de 3º ya se mezclan solos con la elección de optativas e itinerarios). No sé cómo nos irá, pero a priori no me parece mala práctica.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.