Juguetes

Colorear de una forma original. ¡Que parezca que hacen otra cosa!

Colorear de una forma original

Tengo una sobrina que es una bendita y con un alma de artista tremenda. Desde muy, muy pequeña, se podía pasar horas sentada delante de un papel con unos cuantos colores. Mis mochuelos no han seguido los pasos de su prima, por desgracia, y hasta que mi #bichilla decidió sentarse por voluntad propia a dibujar, colorear, o mover un lápiz sobre un papel durante más de 2 minutos seguidos pasaron años. Muchos. Casi 5 completos. El pequeño continúa con la tradición de movilidad instaurada por su hermana. Con 2 años, si le pones un lápiz de color en la mano, te traza 3 rayotes y un círculo y en 20 segundo se come el lápiz o rompe el papel. Punto y final de la actividad. Como madre negada para buscar alternativas de ocio tranquilo y casero con los niños, esta situación me desquicia bastante. Con el pequeño puedo entender que su capacidad de atención es aún limitada y bastante selectiva, porque incluso con las actividades que le gustan de verdad, cada pocos minutos cambia de una a otra. Lo mismo que hacía la mayor a su edad. Pero con la niña, mis aspiraciones empiezan a verse cumplidas desde que esto de pintar le llama la atención. Es una actividad que propone hacer por sí misma, sobre todo con rotuladores de punta fina, y se puede pasar más de una hora creando su arte. ¡Por fin! El caso es que ahora que se interesa por dibujar, he estado explorando nuevas opciones para colorear de forma original. Que no nos limitemos sólo al rotulador sobre un folio en blanco, sino tener la posibilidad de experimentar con otro tipo de pinturas, de soportes y de materiales complementarios.

Colorear de una forma original lápices acuarelables

1. El grosor de los rotuladores

Cuando los niños empiezan a colorear, la originalidad no es lo principal: ceras de colores que no manchen, incluso con formas ergonómicas para que manipulen mejor los lápices, lápices de madera, rotuladores de punta gruesa, de punta fina, de punta redondeada, lápices acuarelables (una vez acabado el dibujo, se humedece el resultado con un pincel y se transforma en una acuarela)… En realidad, existe mucha variedad en el formato de los colores que consideramos más básicos. La mía sólo quiere rotuladores de punta fina, pese a que muchas veces colorea dibujos imprimidos con superficies que exigen mucho uso de un mismo color, y le cundiría mucho más, y el resultado sería mucho mejor, si esas partes las rellenara con algo de punta gruesa. Pero se niega, porque cree que esos colores son sólo para bebés y sobre todo, no quiere salirse de los bordes. Si los vuestros son menos tiquismiquis, simplemente teniendo varias opciones de colores en casa, se animarán a colorear de una forma original.

témpera que no manche

2. La témpera y la acuarela

Son grandes clásicos de las manualidades infantiles, pero a mí me han dado mucho pánico hasta que la niña ha sentado un poco la cabeza. Sé que los modelos de témpera actuales prometen no manchar de forma drástica los tejidos, pero yo veo cómo vuelve la bata del colegio, que ni con lejía desaparecen los colorines, y claro, desconfío mucho de lo que me aseguren los fabricantes. Eso de embadurnarse las mano y dejarles pintar grandes superficies en casa está descartado por el momento. Y eso que tenemos un rollo de papel continuo que de vez en cuando les pongo en el suelo para que dibujen los 2 a la vez sobre una superficie distinta, pero sólo les dejo al alcance sus lápices, ceras, rotuladores normales y como mucho… Del colegio de la niña he copiado una técnica que mola una barbaridad y con la que podemos controlar bastante bien los posibles daños colaterales de la acuarela. Se trata de poner pintura muy diluida (pero con el color vistoso, que si no a los niños no les va a interesar nada) sobre un papel y dejarles soplar encima de ella con una pajita. La pintura se ira deslizando por el papel, el cartón o lo que sea, y se crearán formas originales, se mezclarán colores… Ojo, la pintura estará ya sobre el papel, no la tienen que sorber los niños con la pajita. Ellos sólo soplan aire encima, que nos conocemos.

témpera sólida témpera seca

3. La tempera seca

Este inventazo nos llegó a casa como un regalo de mi cuñado y ya os hablé de ella el año pasado. Son como barras de pegamento infantil pero de colorines. Las preferidas de mi bichilla son las que llevan purpurina o tienen colores metalizados. Son ideales para colorear de forma original si ellos pueden dibujar libremente o si tienen dibujos pre hechos con superficies grandes que cubrir. La punta de las barras de témpera seca es muy ancha (imaginaos dibujar con una barra de labios el doble de gruesa que las normales, para que entendáis que no se puede ir al detalle, sino a lo bruto) y al aplicarlo tiene un tacto cremoso, por lo que corre fácilmente sobre la cartulina, el papel, el cartón… Mientras se aplica puede manchar un poco, pero aquí siempre han salido divinamente las manchas de la ropa, del mantel y de todas partes. Cuando se seca, el color queda bien fijado al papel y ya no mancha nada.

pintar con números

4. Pintar con números

De pequeña hice algún pasatiempos de este estilo, pero a escala diminuta. A raíz de buscar ideas de regalo para mi sobrina, la artista, a la que ya le hemos regalado todo lo que tenga relación con la pintura que ya esté inventado, me topé con este sistema de pintar con números, perfecto para niños algo mayores, Son kits que ya se venden con un lienzo, tela, o póster, con un dibujos impreso donde cada zona está numerada y se corresponde exactamente con un color de los que ya se incluyen en la propia caja. Los niños deben saber reconocer los números, claro, y tener una psicomotricidad fina bien desarrollada, porque hay zonas muy pequeñas para perfilar y el resultado final dependerá mucho de la destreza que tengan con el manejo del pincel. Lo bueno es que la obra está preparada para ser colgada al acabarse, con o sin marco, lo que dará un valor especial al trabajo que ha realizado el niño. También podemos encontrar opciones para los más pequeños, pintando con números pero en papel imprimido en casa y usando lápices o rotuladores básicos en lugar del pincel.

colorear, foam autoadhesivo

5. Colorear de forma original decorando con foam, perlas…

¡Con lo que sea! Teníamos en casa un kit con corazones, formas geométricas, letras, ojos de muñecos, pompones, algunos autoadhesivos y otros para pegar utilizando cola. Cuando los compramos, pensé que el uso que le daríamos sería de manualidades clásicas: pegarlos todos sobre un soporte y crear lo que la niña quisiera: monstruos, robots, princesas… Al principio, eso fue lo que ocurrió, porque ella no imaginaba más posibilidades y mis ideas tampoco daban para más. Pero un día, dándole forma a una princesa, vi que el hecho de pegar estos materiales, le daba pie a buscar los rotuladores para terminar de completar la obra. Por ejemplo: creaba el cuerpo de la princesa, su cara y cabeza, y luego le dibujaba los brazos, las piernas, el pelo, complementos, o un escenario en el que posar.

¿Conocéis otras técnicas con daños controlables para pintar en casa?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.