Decoración

Vuestro dormitorio de padres merece un cambio. ¿Parece de los 70?

papel pintado resistente niños

No sólo de decoración nórdica infantil vive una familia. Nosotros hemos sido bastante espartanos con los muebles, los cuadros, los complementos, la pintura de las paredes… ¡Con todo en general! Con los niños, hemos tratado de crearles habitaciones adecuadas a sus edades, pero que no pasen de moda en cuatro días. Con vinilos, empapelando paredes y con los textiles, decidimos escoger muebles básicos de Ikea, en color blanco, atemporales, y darle rienda suelta a la imaginación en esos otros detalles, que son más baratos y más fáciles de cambiar, para que sus dormitorios vayan creciendo junto a ellos. Y por fin, le ha llegado el turno a nuestra habitación. Nuestro dormitorio de padres, anteriormente de matrimonio y ahora de colecho, consta de una cama con canapé, 2 mesitas de noche, un armario empotrado, un aplique luminoso y un cuadro sobre la cama. ¡Chimpún! Eso es absolutamente todo lo que hay. Además, yo tengo obsesión con las paredes blancas, y lo hubiera pintado completamente así si este hombre no hubiera sido muy, muy pesado, para que al menos la pared sobre la cama la pintásemos de un tono entre vainilla, beige, champagne… La verdad es que el resultado fue tan discreto que me dejó bastante indiferente: ni lo amo ni lo odio, pero al menos no me molesta. Sin embargo, no tenemos cabecero para la cama y en estos 3 últimos años, con el colecho junto a mi churumbelito, echo en falta una protección en esa zona. Por eso, cuando me escribieron desde Papeles de los 70 para convertirme en la moderna del barrio ¡no me lo pensé!

habitación antes de papel pintado

1. ¿Por qué utilizar papel decorativo para la pared?

En nuestro caso, porque ya lo hemos usado muchísimas veces y estamos encantados con el resultado. Hemos pasado de vinilos infantiles pequeñitos, a fotomurales adhesivos, fotomurales que había que encolar y finalmente al papel decorativo. Con cada cambio, creo que hemos ganado en calidad, en durabilidad y en diseño. Con los niños, proteger la pared cercana a sus camas, que es la que más rozan, ensucian y maltratan, me ha venido genial para mantenerla limpia con más facilidad y, a la vez, crear dormitorios únicos, con un toque original que es difícil que coincida exactamente con el de otras casas. En nuestro caso, hemos optado por un diseño de Papeles de los 70 llamado Tirion en color blanco, con relieve, y que crea un efecto óptico tridimensional discreto, a la vez que original. Dudaba entre un diseño geométrico, lanzarnos con una explosión de color que quitara el sentido, o mantenernos en nuestra moderación decorativa. Al final, hemos seguido nuestra línea de siempre, más que nada para no cansarnos de ver el papel cada día durante muchos años.

colocar papel pintado izquierda

2. ¿Cómo saber que elegimos un buen papel para nuestro dormitorio de padres?

Pues criaturas ¡pensad primero en los niños! En lo que ensucian, en lo fácilmente que lo rompen todo por lo que, siendo listos, hemos elegido teniendo en cuenta su resistencia, su facilidad de limpieza y también el que no contenga elementos tóxicos. Sí, ya sé que el papel de la pared no es una cosa que vayan a estar chupando los niños de forma continuada, pero de los míos ya me espero cualquier cosa. El modelo Tirion es de celulosa con fibras textiles y un refuerzo que hace que el papel te parezca tela a la vista y al tacto. ¡Una maravilla! Porque tiene una apariencia de calidad superior pero un precio mucho más ajustado. Nosotros hemos necesitado 2 rollos (por poquito nos hubiera bastado sólo con uno) para nuestra pared, que mide, 3,43 metros de una punta a la otra, así es que darle un aire renovado ha costado 150 euros. Eso sí, en Papeles de los 70 tienen miles de modelos, mucho más baratos y otros también muchísimo más caros. Este es súper resistente al lavado, ideal para zonas como baños, cocinas, pasillos, dormitorios infantiles, o sea, zonas de enmierdamiento máximo, por lo que aspiro a que al estar encima del cabecero de la cama, lugar que sólo se frecuenta para dormir, se mantenga intacto de por vida. Aún así, en caso de descalabro, con agua solo o con agua jabonosa sobre una bayeta o una esponja, su capa externa de vinilo repele cualquier mancha. Y esto lo he comprobado nada más estrenarlo, porque lo manché con el propio adhesivo durante el montaje. Lo limpié con agua y no ha quedado ni rastro.

colocar papel pintado fácil

3. ¿Es una odisea redecorar con papel pintado?

¡No! Yo creía que sí hasta este verano, cuando sin querer encargué el dibujo del espacio que quería para el dormitorio del niño en formato de papel y no en vinilo autoadhesivo. Cuando vi las instrucciones y me visualicé mezclando agua, polvos, fabricando la cola para encolar la pared y proceder con el pegado ¡me quise morir! A lo 2 minutos de empezar, estaba feliz de comprobar que me estaba costando menos trabajo ese modo de instalación que el formato de pegatina gigantesca que había usado anteriormente. Por eso, nuestro nuevo papel decorativo también se coloca encolando primero la pared y después pegando el papel recortado a medida. Nuestro rollo tenía una anchura de 70 centímetros y una largura de 10 metros, por lo que cada 70 centímetros debíamos volver a colocar una nueva tira de papel. Por su diseño, ha sido muy sencillo igualar las alturas del dibujo para que el patrón se repita una y otra vez, al mismo nivel, sin que se vean saltos y quedando bien encajado. Desde que desenrollé el papel hasta que acabé la faena, tardé exactamente 3,5 horas. Y eso porque en la primera parte perdí mucho tiempo con mediciones.

papeles de los 70 tirion

4. Algunos consejos para torpes que empapelan

Yo soy muy de hacerlo todo sola, sin la ayuda de este hombre, y definitivamente el papel pintado con este ancho se puede instalar divinamente siendo solo una persona, nada profesional y con mala mano para las manualidades. ¡Me ha quedado precioso y casi sin esfuerzo! Eso sí, os recomendaría que dejéis al menos un centímetro de pared libre por arriba, por abajo y a los lados, para evitar que las piezas de papel queden levemente torcidas e invadan la junta de la pared y el techo, la pared y el zócalo o la pared y las paredes laterales. Desde lejos, va a dar la impresión de que el papel cubre toda la superficie y os permitirá tener unos milímetros de margen en caso de no hacer la instalación completamente perfecta. Porque no sé cómo será la construcción de vuestras casas, pero la mía os aseguro que no la hicieron precisamente con tiralíneas ¡todo está torcido!

papeles de los 70 tejido

De forma general, el fabricante indica que el trabajo debe iniciarse colocando la lámina que irá en el centro de la pared y después avanzando hacia los lados. En nuestro caso, empecé por la parte izquierda, la más visible desde todos los ángulos, puesto que al ser un dormitorio en el que para ver la parte derecha tienes que entrar por completo, preferí empezar con un pliego completo de papel, ir avanzando y dejar los recortes para la parte menos visible. Además, por el tipo de patrón que tiene nuestro papel pintado, en realidad el centro exacto del dormitorio quedaba desplazado sólo 4 centímetros hacia la izquierda ¡eso no es nada! Y a ojo no se nota, porque la cama tampoco está centrada, ni los enchufes, ni las mesitas… ¡Es un dormitorio no apto para maniáticos de alinear las cosas!

papeles de los 70 tirion papel pared enchufes

Otro súper consejo es que gastéis más dinero en un papel que sea grueso. Por ejemplo, este nuestro tiene un gramaje de 365gr/m2 (un folio DIN A4 estándar tiene 80gr/m2, para que veáis que es casi como tener 5 papeles juntos), lo que hace que se maneje muy fácilmente, que no se arrugue, que se pueda pegar y despegar si no te ha quedado bien alineado a la primera, que parezca más tela que papel. Vamos, que en caso de un presupuesto ajustado, renunciaría a un diseño muy espectacular pero no escogería un papel fino y delicado. A la hora de encolar la pared ¡sed generosos! Yo creía que lo era, pero mi muro se chupaba la cola que daba gusto, por eso tardé tanto en dejar bien la primera tira de la habitación. Luego ya puse abundante pasta y corrí muchísimo. No escatiméis cola y más aun si escogéis este tipo de papeles pesados, que hay que sujetar a conciencia.

En el futuro, si nos cansamos de él y queremos cambiarlo por otro, si se estropea o si pasa cualquier cosa que requiera que lo arranquemos de la pared, simplemente tendremos que tirar de él, en seco, para que se desprenda. ¿Qué os parece el resultado? ¿Os animaríais a utilizar papel pintado? ¿O a darle un cambio radical a vuestra casa haciendo todo el proceso vosotros mismos?

Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    Sara
    3 abril, 2019 at 10:48

    Hola.
    Ha quedado genial!!
    Tengo una pregunta. ¿Valdría para paredes con gotelé o tienen que ser lisas?

    Un saludo

    • Responder
      Lucía, Planeando ser padres
      3 abril, 2019 at 10:57

      Hola Sara. A pesar de ser muy grueso, yo diría que sólo es apto para paredes lisas, porque la cola no iba a funcionar igual de bien sobre gotelé. Seguro que no quedaría bien fijado.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.