Decoración

¿Primavera o verano? Decoración infantil y juvenil de Burrito Blanco

Decoración infantil y juvenil de Burrito Blanco

Entre que llega y no llega la primavera, en casa hemos tomado la decisión de saltarnos esta estación por completo y poner las miras de cara al verano, porque ¡vaya indefinición climática! A este paso vamos a aterrizar en el verano con el nórdico aún en la cama, y con los pijamas de invierno, pero sin calefacción. ¡Qué poco hemos cambiado! Yo estaba súper ilusionada con ir variando ya el aspecto de todos los dormitorios, sacando la ropa de cama veraniega, pero al final he optado por seguir usando fundas nórdicas todo el año. Primero, porque mi bichilla ha pasado de ser incapaz de taparse para dormir, a dormir tapada hasta en plena ola de calor, con su correspondiente ola de sudor y la necesidad de lavar sábanas con mayor frecuencia. Y mi churumbelito, el eterno niño destapado, resulta que ahora tolera mejor el abrigo en la cama, y como he encontrado decoración infantil y juvenil de Burrito Blanco, súper molona y completamente a juego con su papel de pared ¡no me he podido resistir a la tentación! Desde hace unos años, Burrito Blanco es nuestra marca preferida para la ropa de cama: primero, porque es una marca de calidad conocida desde siempre, pero sobre todo porque se ha modernizado mucho y tienen diseños que nos encantan.

funda nórdica furgonetas paz hippy burrito blanco

1. ¿Funda nórdica o sábanas?

Mi eterno dilema. Hasta no hace mucho, en cuanto subían las temperaturas, guardaba toda la ropa de abrigo y hacía las camas simplemente con sábanas. Ni colcha de verano, ni ningún tipo de decoración vistosa que, a fin de cuentas, era sólo para hacer bonito y acabar arrumbándolo a los pies de la cama. Porque ¿quién se iba a cubrir con eso en pleno verano? Además, a la hora de hacer la cama simplificaba muchos pasos: estirar las sábanas y se acabó. A vaga no hay quien me gane, y total, bonito quedaba, puesto que con diseños coloridos como los que encontramos siempre en las nuevas colecciones de Burrito Blanco ¿quién iba a venir a decir que nos faltaban piezas decorativas? Pero desde que la niña cumplió 3 años, tiende a taparse muchísimo en cualquier época del año, y claro, quitar el nórdico de un día para otro y dejarla con una sábana sencilla ¡le entraban todos los fríos por el cuerpo! Así es que pensé que sería buena idea seguir usando fundas nórdicas todo el año pero sin el relleno. De este modo, el cobertor era más grueso para ella, sin ser agobiante. Lo malo era que entonces nos pasábamos todo el año con los mismos diseños, pero era un mal menor, porque además, con lo que ensucian mis criaturas ¡mejor tener fundas de sobra y no que nos faltasen! Y con este mismo pensamiento, esta temporada me he volcado en las fundas nórdicas de furgonetas vintage de Burrito Blanco. Sinceramente, me gustaban para el dormitorio del niño, pero cuando ella vio que el otro iba a estrenar también una colección espacial y ella nada, tuve que cedérselas.

2. ¿Qué tonos elegir para una decoración infantil y juvenil?

¡La pregunta del millón! A mí me gustan los colores alegres, ya sean en tonos pastel o más cálidos, pero siempre he huido de los tonos tierra, grises y los oscuros tanto para los niños como para nuestras cosas. Sin embargo ¡qué gran diferencia marca un buen diseño! Y es que sobre todo desde que nació el niño, me he ido modernizando y dejando de ponerle una cruz a todos estos colores. Para empezar, elegimos un vinilo decorativo del espacio sideral a fin de evitar los roces en la pared junto a su cama, y claro, cuando vi esta funda nórdica de planetas, la primera que me combinaba al 100% con su habitación ¿cómo iba a dejarla escapar aunque el fondo fuese azul marino? Me encantó en la web, pero es que en casa me ha gustado aún más. Sobre todo porque los colores oscuros quedan en el exterior, pero la bajera es blanca con adornos en todos claros. Aunque debo reconocer que con lo que babea, moquea y otras cosas primorosas que hace mi mochuelo, una almohada estampada en tonos que disimulen ¡es un acierto!

funda nórdica espacial burrito blanco

3. Pequeños ajustes para una mini cama

Ya os conté que debido a lo extra pequeño que es el dormitorio de mi churumbelito, optamos por ponerle una mini cama extensible, para no ocupar ahora todo el espacio con metros de cama que son sus 86 centímetros de altura no necesita. Sin embargo, para adaptarnos al colchón, he tenido que optar por sábanas bajeras de maxi cunas, ya que actualmente el suyo mide 1,30 metros. Con la almohada no tengo problemas porque usa una de cama individual normal de 90 centímetros de ancho, pero la funda nórdica sí tengo que remeterla muy bien por debajo del colchón para que no sobre de forma exagerada por los pies. Por eso, para que abulte menos y no incline el colchón del niño hacia la cabeza, sigo usando el relleno nórdico de su cuna, y no uno de cama individual. De esta manera, el colchón queda plano y la zona de abrigo le tapa sólo a él, sin sobrar a lo tonto por todas partes. La bajera preciosa de estos conjuntos individuales sí que se me queda sin usar por el momento, pero con lo molones que son los diseños y la vida eterna que tienen los productos de esta marca, sé que podremos recuperarlas cuando el niño crezca y estiremos su cama.

¿Habéis empezado primero con el cambio de armario o con el cambio de decoración de cara al buen tiempo?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.