Enseñanza/Colegio

Escuela infantil para necesidades especiales. ¿Pública o privada?

escuela infantil para necesidades especiales

Como sabéis, mi churumbelito empezó a ir a su escuelita en el mes de marzo, por aquello de que le vendría bien socializar cuanto antes para ver si se va soltando en cuestiones comunicativas. De entrada, no tuvimos muchas opciones entre las que elegir porque en el pueblo sólo hay 3 guarderías municipales, el resto son privadas, todas estaban llenas y en esta que teníamos cerca de casa y que nos pareció una divinidad, había plaza para él. Encima, lo pondrían con niños algo mayores, pero sólo serían 9 en clase. En 2 meses, ya eran 14. De aquí a final de curso ¡no van a caber! Las instalaciones son fantásticas, el personal es de lo más cariñoso con los niños, pero al fin y al cabo la escuela privada es un centro que está ahí para hacer dinero: los niños aumentan pero no el personal. Simplemente por las fotos que nos llegan a diario a través de la app de la guardería, ya vemos que mi mochuelo va muy, pero que muy a su aire: no suele aparecer con los demás niños ni haciendo actividades, ni jugando, ni atendiendo a cuentos. Como mucho, nos mandan fotos de él en soledad, o se le intuye por allá perdido en algún rincón del aula, o del patio. Él se lo pasa estupendamente, porque el juego libre es lo que más le gusta del mundo, pero eso ya lo hacía conmigo en casa. Al escolarizarlo teníamos alguna aspiración más y eso que sí hemos visto avances en su comportamiento durante estas semanas. Por eso, la semana pasada dimos el paso de rellenar la preinscripción para una de las escuelas municipales, y es que en esto de la escuela infantil pública o privada, sí puede haber diferencias notables, en nuestro caso, a favor de los centros públicos.

1. Menor ratio de niños por maestra en la escuela infantil para necesidades especiales

¿A que parece increíble? En la escuela infantil pública que nos gustaría para mi churumbelito hay un máximo de 24 niños por clase, con 2 grupos para cada edad. Es la misma cantidad de alumnos que acepta su guardería pero con la tremenda diferencia de que en la pública hay 2 maestras en cada clase más un técnico de apoyo. En la privada hay una maestra y la técnico de apoyo rota entre las 6 aulas de la escuela. La diferencia de personal es de casi el triple, pese a que a mí me sigan pareciendo muchos niños para cada profesional. Además, si se adapta la escuela infantil para necesidades especiales (como por ejemplo el TEA de mi mochuelo), estos niños cuentan como si fueran 2 alumnos, por lo que habrá aún menos criaturas en clase. A la fuerza, esto tiene que traducirse en estar más encima de cada niño, sobre todo si notan que tienen alguna dificultad. En el centro privado nunca va a pasar esto. Su maestra actual es un encanto, pero comprendo que mi pimpollo no es su única misión en la vida, que tiene que repartirse entre cada uno de sus compañeros y claro, al final el mío, como no es molesto y se entretiene solo, se termina quedando apartado y sin integrar. Vamos, si ya me pasa a mí cuando vuelve su hermana del colegio ¿cómo no le va a pasar a ella con esa caterva de criaturas a su cargo?

2. Más control por parte de atención temprana

Nuestra guardería actual tiene una psicóloga que nos encanta, porque ha puesto el contrapunto a la terapeuta del CDIAP y nos ha dado un respiro como padres. Sin embargo, ella sólo pasa por allí una vez cada 15 días para supervisar a toda la escuela, por lo que aunque me consta que con el mío ha tenido una dedicación especial, es muy poco tiempo de observación. Si siguiera escolarizado en este centro privado, la psicóloga del CDIAP visitaría al niño como mucho un par de veces al año, o sea, prácticamente nada. Sin embargo, en las escuelas infantiles públicas, el personal municipal de atención temprano entra y sale de las aulas con mucha frecuencia, por lo que el seguimiento sería más cercano, también darían directrices más concretas a las maestras de la guardería y en principio, la comunicación y el trabajo conjunto sería más fluido y mejor. Incluso aunque tu hijo no ocupe una plaza de necesidades especiales (porque no la haya disponible, porque no tengáis aún reconocimiento oficial de la discapacidad, porque el diagnóstico aún no sea firme…) esta supervisión extra la va a tener igualmente.

3. Instalaciones igual de estupendas o mejores

En este punto creo que hemos tenido una suerte que ni siquiera sospechábamos. De hecho, este hombre no quería ni oír hablar del posible cambio de guardería del niño, porque como en la actual se ha adaptado tan bien, es tan preciosa y nos gusta tanto… ¡No veas la impresión al ver las tremendas instalaciones de la pública! Íbamos pensando que aquello sería un antro anticuado, oscuro, un aparca niños que nos dejaría el alma en los pies. Así es que cuando nos topamos con un centro aún mejor que el privado que estamos pagando a mucho mayor precio ¡qué descanso! Sólo por el tremendo patio para el niño ya merecería la pena, pero es que las aulas son tan luminosas, espaciosas, cuidadas, hay tanto material nuevo, que no es que no parezca inferior a lo que nos ofrece la privada ¡es que es aún mejor! Todos queremos lo mejor para nuestros hijos, de eso no cabe duda, pero incluso aunque las instalaciones hubieran sido algo peores que las de la privada, creo que nos compensaría el hecho de tener más personal a su disposición.

Y todo esto ¡para 3 horas escasas que pasará el niño en la escuelita! No me quiero ni imaginar la que liaríamos si se pasara el día completo. Pues la suerte está echada. En el mejor de los casos, podremos tener una plaza mejor atendida en la escuela pública. En el menos optimista, seguirá yendo a su escuela actual, con un empujón de estimulación extra durante las vacaciones de verano para que el pobre no se quede siempre al margen de todos los saraos que allí se monten. ¿Qué tal ha sido vuestra experiencia personal en este terreno? ¿Habéis encontrado mejores condiciones en los centros públicos o privados para la escolarización de los menores de 3 años?

Esto te puede interesar

8 Comentarios

  • Responder
    Queca
    13 mayo, 2019 at 11:54

    Buenos días,
    Aseguraros de toda la información, preguntar a otros padres que realmente esas cosas se cumplen… yo confio en la educación pública y mis hijos van a la pública excepto que por cuestiones de comodidad y de plazas la “guardería “ le han hecho en un centro privado y por mi experiencia estan mucho más vigilados en cuanto al cumplimiento de ratios y como el tema de los profesores va en funcion de los niños sino llenan plazas de niños no tienen el personal correspondiente hasta que las plazas estan llenas y eso pasa en la pública y en la privada. En el tema de la psicóloga municipal y tal, preguntar tb si realmente las visitas sob las que tocan, porque en nuestro caso por recortes de personal, elecciones y otros que haceres no se han presentado cuando tocaba…

  • Responder
    Desirée
    13 mayo, 2019 at 12:13

    Buenos diasss!!! Estoy muy de acuerdo con Queca.. preguntar si de verdad usan todos los recursos que tienen!!.. aseguraros xq a veces dicen mucho y luego no hacen… las guarderias es como todo , que tengas suerte y te toque un buen profesional y una buena dirección!!! Un besote.

  • Responder
    raquel
    13 mayo, 2019 at 16:46

    Buenas tardes Mi hijo tiene 5 años y tiene autismo empezó en la guardería en nuestro caso tuvo que ser privada porque nos cambiamos de población y las públicas estaban llenas. Como teníamos una derivación del CDIAP de Barcelona vinieron a la guardería desde el EAP a visitarlo para supervisar el caso y nos recomendaron directamente la escuela pública y dentro de ellas las que contaban con un equipo específico o USEE.De todos modos en la prescripción visitamos varias escuelas y desde luego estamos encantados con la profesionalidad de las profesoras de la USEE de la escuela pública de nuestro hijo, ya después del tema CDIAP y ahora con el CESMIJ te podría explicar de todo..

  • Responder
    Maica
    13 mayo, 2019 at 17:52

    La mía va a una guardería pública y te aseguro que no está mejor que en la privada a la que iba. Esto de que esperas que al haber menos niños estarán más por él, pues a la realidad no se traduce en esto desgraciadamente.

    Sobre lo del CDIAP esto sí, almenos a la mía van una vez al mes, pero tampoco creas que se tiran allí toda la mañana,…

  • Responder
    Núria
    13 mayo, 2019 at 20:00

    Como profesional de la educación y docente que ademas hace srguimiento de practicas del alumnado que seràn en un futuro educadores y educadoras infantiles, te corroboro la mayor calidad de las llars d’infants o escoles bressol (no guarderias )publlicas sobre las privadas. Al fin y al cabo las publicas no són un negocio, las privadas si. En general las publicas tienen mas recursos y menores ràtios y personal formado debidamen te y que ha tenido que aprobar una oposicion, ganarse la plaza. És cierto que hay privadas buenas, pero. ..

    • Responder
      Queca
      15 mayo, 2019 at 11:55

      Bueno, como dicen más arriba todo depende del profesional que te toque, en mi caso, mi experiencia en escola bressol ha sido mejor en la privada, a parte de que tienen cocina propia, la flexibilidad horaria sin recargos o simplemente la posibilidad de tener “acojidas” fuera de horario lectivo… como cada municipio y zona es un mundo, yo recomiendo siempre no quedarse con lo que te dicen en las puertas abiertas sino que hables con padres que hayan ido a ese centro.

  • Responder
    morddor
    18 mayo, 2019 at 15:58

    En vuestra guardería pública Dan la opción de ir solo 3 horas?? En las de mi ciudad debes llevarlo mañana y tarde o dejar la plaza para familias que necesitan dejar a los hijos toda la jornada laboral. Nos avisaron a principios de curso que si el niño no iba de tardes perderíamos la plaza.

    • Responder
      Lucía, Planeando ser padres
      18 mayo, 2019 at 16:03

      Hola, aquí si te permiten ir sólo unas horas, Aunque la plaza hay que pagarla completa. Lo pregunté expresamente y me confirmaron que tienen actualmente muchos niños que lo hacen así. 😉

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.