Inventos útiles

Jarra de aclarado y helados caseros para bebés. Probando nuevos inventos

Jarra de aclarado y helados caseros para bebés. Probando nuevos inventos

Un día os cuento que gran parte de la puericultura puede ser prescindible, y otro se me cae la baba con pequeños inventos que no nos salvarán la vida, pero la pueden hacer más fácil y hasta divertida. Con mi bichilla, he conocido una cantidad de marcas y de cachivaches de puericultura, que creí imposible de superar. Pero la industria no para de darle al coco y al final, con mi churumbelito sigo haciendo grandes descubrimientos, tanto para bebés, como para niños algo mayores, como para criaturas de todas las edades. El pasado verano hicimos una de descubrimientos en lo que a la hora de la comida y del baño se refiere ¡necesitados estábamos! Los juguetes de la bañera de cuando mi bichilla era bebé se habían puesto tan mohosos, que ni en tratamientos agresivos con lejía hemos podido recuperar muchos de ellos. Otros han quedado desparejados con el paso del tiempo, y sólo son piezas sueltas sin ningún sentido. Y en cuanto al menaje de bebé y los utensilios para comer, creo que son los que más desgaste han sufrido a la hora de ser heredados. Igual es que estas criatura mías zampan mucho, pero hay cubiertos, vasos y platos que ya no tienen ni buen aspecto, y que toca renovar. Además, hemos podido probar otros artículos muy molones que aún no habíamos tenido en casa para los niños, así es que hemos intentado hacer que nuestro día a día sea más fácil con cacharritos como estos.

jarra de aclarado nuby

1. La jarra de aclarado para el pelo

A simple vista, parece una tontada, o a mí me lo pareció la primera vez que la vi. ¿Una jarra de aclarado para el pelo de los niños? Vale que no se queden quietos cuando les enchufo con la ducha, pero para tirarles agua por encima de la cabeza, con un vaso de plástico me basto y me sobro. ¡Pues no! Eso será si tus hijos no simulan un ahogamiento en cada lavado, o si tu mochuela no grita como si la estuvieran desollando viva cada vez que el agua le chorrea por encima de un ojo. Que es agua niña, no ácido. Con jabón de bebé, que ni irrita ni nada. Cuando la desesperación me llevó a valorar la jarra de aclarado de Nuby, vi que la gracia no estaba en la jarra en sí, sino en el borde de goma flexible, que se adapta al contorno de la cabeza de los niños, de forma que les puedes volcar todo el agua de sopetón, sin dejarlos momentáneamente ciegos ni sin respiración. En casa me funciona tanto con la niña, como con el bebé. Ella incluso le ha cogido el truco y ahora es capaz de aclararse la cabeza sola, algo que con la ducha era impensable, porque se le corta la respiración bajo el agua. Es un invento muy simple, pero nos ha quitado un dramón en cada hora del baño. No hay que hacer presión sobre la cabeza de los niños, pero sí lograr que se queden un poco quietos para que funcione bien. Además de para la cabeza, yo les tiro un par de jarras a traición sobre el cuerpo ¡y hala, aclarado completo de pies a cabeza! En Amazon se pueden encontrar por 9 euros.

2. A pescar en la bañera o en la piscina

Además de la necesidad de darle a los niños algún juguete de bañera que no fuera un bote vacío de champú, me di cuenta de que en la piscina también eran los únicos que no llevaban nada. Intenté solucionarlo con una pelotita de bebé, pero no flotaba, y la niña logró una pistola de agua diminuta, pero estorbaba mucho al personal. Así es que el set de pesca de Nuby lo estuvimos llevando de un lado a otro durante todo el verano. Lo mismo jugaban en casa que en la calle, con el único inconveniente de que la mayor lo acapara y al pequeño apenas le deja acceso a la cesta. Como mucho, le presta alguna pieza, que el otro mete con la mano en el cazapeces, pero no lo deja participar más. De este juego me gusta el hecho de que las piezas no tengas recovecos para el moho, sean grandes, para que no se las trague el niño, y no ocupen nada de espacio cuando hay que recogerlo.

set dental nuby

3. La higiene dental del bebé

Ay, tanto conocimiento de odontopediatría ¡como para ignorar las recomendaciones que nos han dado! La niña ha probado ya un ciento de cepillos y pastas de dientes, pero para el niño seguíamos usando un dedal, hasta que hace dos navidades compramos de regalo de Reyes, este set dental con dedal, masajeadores y mini cepillito. El problema es que a este niño le encanta chupar estos utensilios, así es que los ha usado todos como mordedores y los tiene perdidos entre sus juguetes. De vez en cuando localizamos alguno, pero en cuanto lo pilla lo vuelve a extraviar. Le gustan tanto los cepillos, que al ver a su hermana lavándoselos cada noche, aprovecha la oportunidad y en cuanto ve que nos dejamos la puerta del baño abierta, corre a chuparle sus cepillos. Ya los he tenido que hervir para que no se peguen bacterias de unos a otros, pero tiene tal fijación que este nuevo modelo ha ido directamente a parar a él. Sólo con lo que se rasca sus pocos dientes y sus nuevas muelas, creo que ya está más que higienizado.

bote snacks bebé nuby

4. Para comer…

El primer cacharro asombroso que heredó mi churumbelito fue un dosificador de snacks que compramos cuando su hermana empezó con la alimentación complementaria. Podíamos ponerle dentro trozos de frutas, de pan o cualquier alimento en porciones, con la ventaja de que no los volcarían todos de golpe y que podrían gestionárselos por sí mismo de uno en uno. Pero mis mochuelos son brutos a la hora de comer, y sacan, y sacan, y sacan cantidades ingentes de comida para atiborrarse de golpe. Cuando empezó el niño con la alimentación complementaria, recurrí a estos mini túppers para congelar dosis súper pequeñas de comida. Mientras la niña se había comido purés de 250 gramos desde siempre, este a duras penas llegaba a los 50 al día, por lo que tras unas semanas de intentos me cansé de tirar comida. Estos envases de 118 ml. me arreglaron la papeleta durante casi 1 año completo por menos de 5 euros. Hora, aún los uso aunque deba descongelarlos de 2 en 2. Otro descubrimiento ecológico han sido las vajillas modernas de bambú y fibra de maíz son súper ideales. Las conocí el año pasado en Puericultura Madrid 2017 ¡y me enamoré! Pero hasta ahora, habíamos seguido utilizando platos de plástico de la niña para que los manejara el bebé. No soy muy estricta en este sentido: si voy a estar pendiente de él, incluso pongo platos normales de los nuestros, porque sé que no los romperá, pero para fomentar su autonomía ¡este material es ideal! No pesa absolutamente nada, los dibujos son preciosos y difícilmente podrán romperlos. Se pueden lavar en el lavavajillas pero no calentar en el microondas. Los nuestros son este modelo de Nuby y cuestan unos euros.

set helado bebé nuby

Y para complementar las libertades veraniegas ¡los helados! Hace 2 años tuvimos unos moldes para polos de hielo de propaganda que eran imposibles de desmoldar. Había que derretir el helado completo para poder sacarlo del envase. Con este set de helados caseros para bebés que estrenamos el pasado verano ¡cómo hemos mejorado! Los hago en casa con frutas, yogures naturales sin azúcar o simplemente con fruta triturada y congelada ¡y lo que les gusta el fresquito! La niña tiene ya un paladar más refinado, por tanto helado artesano consumido. Pero para el mochuelo, que sólo había conocido hasta ahora los helados de leche materna ¡son una perdición! Salen helados diminutos, como cubitos de hielo, pero con una forma más ergonómica y el palo es súper fácil de coger para los bebés. Es un artículo bastante económico, ya que el set de 4 helados cuesta unos 10 euros, y funciona a la perfección.

¿Cuál es el último descubrimiento sencillo para bebés y niños que habéis hecho y que os ha enamorado? ¿Estará ya todo inventado?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.