Enseñanza/Colegio

Guardería para padres e hijos. ¿Otra forma de estimulación temprana?

Guardería para padres e hijos

Meses antes de que desde nuestro centro de atención temprana nos empujaran a apuntar al niño a la escuela infantil para ver si despegaba su lenguaje, su forma de relacionarse con el prójimo y todas esas maravillas que se supone que estos centros contribuyen a materializar, nos apuntamos a la lista de espera de una especie de guardería para padres e hijos. Lista en la que aún seguimos de cuerpo presente: apuntados pero aún no llamados para iniciar las sesiones allí. El caso es que hasta entonces, desconocía la existencia de estos centros: sé que hay ludotecas a las que se puede ir con los niños; que otras familias se organizan con madres de día; o en centros con enseñanzas no regladas. En fin, que las posibilidades son casi infinitas. Pero la guardería para padres e hijos depende del ayuntamiento y literalmente es igual que una escuela infantil, con la salvedad de que vives en un periodo de adaptación constante, puesto que desde que inicias la escolarización hasta que tu niño la acaba, el padre, la madre, o el familiar que corresponda, debe estar presente durante toda la jornada.

1. Guardería para padres e hijos. ¿Quién se la puede permitir?

En el Pueblucho Infernal, económicamente se la puede permitir cualquiera, porque las plazas son gratuitas. Aunque la lista de espera es infinita, porque nosotros vamos camino de los 6 meses y no hemos tenido noticias de ninguna vacante. Eso sí, gratis en dinero pero sacrificada en tiempo, porque por ejemplo, el horario que le correspondía a mi churumbelito por edad eran los lunes de 10 a 11:30. Como veis, no es un horario extendido, y tampoco puedes ir de lunes a viernes como en una escuela infantil normal. Pero el niño no se puede quedar nunca solo, con lo cual hay que hipotecar el horario laboral de alguno de los padres cada lunes ¡como para presentar la propuesta a la empresa!

2. Ventajas de las guardería familiares

Para mí, la principal era no tener que confiar el cuidado de mi mochuelo a nadie: poder estar presente durante toda la jornada, atendiendo específicamente sus necesidad, sabiendo que no se quedaría abandonado en un rincón pensando en sus cosas y que haríamos todo lo posible por seguir el ritmo de las actividades que se propusiesen. Además, para familias sin formación en estimulación temprana, me pareció un acierto, puesto que durante esa sesión semanal de hora y media los padres podríamos aprender juegos, actividades, técnicas de comunicación con los niños, trucos para establecer rutinas, para corregir comportamientos indeseados… Vamos, todo lo que a día de hoy logran las educadoras de las escuelas infantiles, pero siendo nosotros quienes lo interiorizásemos cada lunes para ponerlo en práctica en casa durante toda la semana. Por este motivo, las guardería para padres e hijos deben ser utilizadas preferentemente por padres, porque si mandamos a los mochuelos con los tíos, los abuelos o la vecina, luego te tienes que fiar de que estos hayan retenido toda la información necesaria, que nos la trasladen correctamente y que nosotros la interpretemos bien. Muchos pasos intermedios con riesgo de equivocaciones veo yo ahí.

3. Cosas positivas de estos centros innovadores

Te permite hacerte una idea de cómo se comportaría tu hijo si lo escolarizaras de forma precoz, antes de que esté en edad escolar, puesto que las instalaciones son idénticas a las de una guardería y el programa de actividades también, sólo que condensado en poco tiempo, sin comida, ni siestas, ni el resto de complementos. Podrás ver a tu hijo interactuando con muchos otros niños de la misma edad, pudiéndole dejar libre o ayudándolo a establecer relaciones si lo necesita. Te permite también conocer a nuevas familias que pueden estar allí por cuestiones de lo más variopinto: igual sus hijos necesitan atención temprana de otro tipo, o resultáis tener hijos con peculiaridades parecidas, puedes establecer una red de contactos de padres de niños pequeños, compartir experiencias y obtener ayuda por parte de otras familias en áreas en las que quizás lo necesites (petición de subvenciones, gestiones burocráticas, nuevas opiniones a la hora de elegir una escuela infantil definitiva o de dar el paso al colegio), etc. No hay periodo de adaptación, porque durante todas las sesiones vas a estar presente y vas a poder aprender lo necesario para lograr una mayor estimulación en casa.

4. Aspectos negativos de las guarderías para padres e hijos

Al menos aquí, la escasez de plazas pese a haber 2 centros dedicados a este fin (lo cual no es tan poco si tenemos en cuenta, por ejemplo, que escuelas infantiles municipales hay sólo 3). Te puedes pasar meses esperando plaza libre, por lo que hay muchas probabilidades de que se le pase la edad al niño y aún no hayáis puesto el pie en el centro. Los horarios son escasos (una hora y media a la semana aquí) por lo que o el sistema está muy bien organizado, o no tendréis ni el aprendizaje esperado ni los resultados que queráis conseguir. Además, en nuestro caso sólo ofrecen turnos de mañana, por lo que pueden resultar incompatibles con los horarios laborales de ambos padres.

¿Habéis tenido la oportunidad de probar alguno de estos centros para que vuestros churumbeles contacten con otros niños y conozcan la etapa escolar de una forma más progresiva bajo nuestra supervisión? ¿Os dio buen resultado o fue una pérdida de tiempo?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.