Opiniones

Publicidad para adultos en canales infantiles. ¿Por qué nos complican la vida?

Publicidad para adultos en los canales infantiles. ¿Por qué nos complican la vida?

Aún recuerdo cuando hace unos años os contaba que mi bichilla no tenia ilusión por los regalos, y que cuando llegaba la navidad o su cumpleaños no pedía nada expresamente. Sí esperaba tener la oportunidad de abrir paquetes, pero no se le antojaba nada en concreto y creo que era justamente porque sólo veía dibujos en Clan TV y algunos directamente desde el DVD, por lo que no tenía la posibilidad de toparse con publicidad de ningún tipo. Como no sabía los juguetes que se suponía que debían interesarle, no podía pensar en ellos, ni desearlos, ni frustrarse por no conseguirlos. Todo era crianza fácil y en feliz. Pero mi mochuela fue creciendo, y saliéndose del famoso canal de televisión sin publicidad: llegó Netflix a España y nos faltó tiempo para contratarlo para nosotros, pero cuando descubrimos su catálogo infinito de dibujos animados ¡punto positivo! Porque ahí tampoco había que tragarse la publicidad. Sin embargo, siguió creciendo y localizando nuestro talón de Aquiles actual: Boing y Disney Channel ¡horror! Estas novedades nos traen locos porque los contenidos ya no son de niños y porque cuelan de forma descarada publicidad para adultos en los canales infantiles. A día de hoy, sólo tenemos 2 anuncios con los que nos echamos a temblar de verdad y eso que su contenido no es que sea no apto para menores, pero el mensaje de fondo pone en tela de juicio los hábitos de esta familia.

1. Publicidad para adultos en canales infantiles con productos de adelgazamiento

¡Esta era la batalla que me faltaba por librar! Como madre soy consciente de que me sobran muchos, muchos kilos. Y no porque la maternidad me haya echado a perder, porque en mi caso es al contrario y desde que tenemos niños tengo en mente una cantidad de teoría sobre alimentación sana, vida sana, busco mis ratitos para actividades deportivas… Pero yo estoy gorda. Puedo salir a correr e intentar volverme vegana, pero los kilos no se me van a caer así como así y aunque baje mucho de peso, el caos vital que tenemos actualmente no me pone las cosas fáciles en este sentido. Los niños comen más sano que yo y, como no paran de moverse de la mañana a la noche, todo lo queman y siempre tienen hambre, pero mi metabolismo no es así. A la niña, por ser la mayor, llevamos haciéndole entender el mensaje de “La bella y la bestia” de que la belleza está en el interior desde que aprendió la palabra gorda: que el peso no es lo importante, que hay que estar sanos, que estaré gorda pero preciosa, y soy más lista que nadie y que tiene que valorar otras cosas por encima del físico ajeno. Y hasta ahora la cosa funcionaba, con su madre gorda y con los gordos ajenos, hasta que empezó a aparecer la publicidad para adultos en canales infantiles y el conocimiento de XLS Medical llegó a su mini mente. Ella ve a una señora entrada en carnes como su madre, que se toma ese potingue (cápsulas, polvos o lo que sea) y sale divina por el otro lado de la caja. ¡Más sencillo imposible! Y claro, como si yo no me hubiera topado en mi vida con los productos y dietas milagro, viene toda entusiasmada a decirme que con el XLS estaría más fina y sería mejor para mí no tener una barrigota tan grande. ¡Ay! Suerte de mi carácter y mi pasotismo para este asunto, pero esto se lo suelta a otra madre más afectada por su tipín post parto ¡y la hunde!

Esto nos ha obligado a meternos en unos berenjenales tremendos a sus 5 años, para explicar qué son este tipo de estafas, complementos alimenticios dudosos, lo caros que son y lo poco controlados que están. Y eso que ella tiene un peso súper normal, pero pienso en alguna criatura de estas edades que ya haya empezado a sufrir por el sobrepeso o la obesidad y seguro que se entusiasmarán pensando que tomándose el potingue puede seguir comiendo lo que quiera y estar más mono. Además ¿qué hace este producto en canales que tienen programación exclusivamente para niños? Si ellos no son el público objetivo, van interiorizando el mensaje y en unos años nos estaremos dando de cabezazos con los trastornos alimentarios y la mierdi imagen que tengan los niños de sí mismo con los mensajes que tengas ahí acumulados.

2. No eres nadie si no viajas a Marina D’Or, Ciudad de vacaciones

Este modelo de publicidad inadecuada para niños casi me parece de risa en comparación con el anterior. Pero el caso es que en casa nos está tirando por tierra todos los planes vacacionales. Y no será porque hacemos lo que podemos por tener nuestros viajes a lo largo del año, que los niños se me han montado ya casi más veces en avión que en coche, que han ido de crucero con lo miniaturas que son. Pues todo es un mojón vacacional al lado de lo que tienen en Marina D’Or. A ver, no es que sea una publicidad tan agresiva ni dañina para su imagen ni la salud como la del producto dietético, pero es que no tiene competencia en los canales infantiles y parece que si eres niño y no vas a Marina D’Or ¡tus padres no te merecen! Nosotros estamos muy a favor de organizar los viajes contando con los gustos de los niños, y hemos cambiado muchísimo nuestra forma de organizar las vacaciones, desde el alojamiento, a las distancias o las comidas, pero me parece fatal que le metan a los niños un destino en concreto por los ojos 20 veces al día. Que si además fuera el viaje de sus vidas, la gran cultura por descubrir… Pero es un cacho de playa con un horror urbanístico como los miles y miles que tenemos en todas la costa española, aunque con menos nombre.

¿Qué anuncios os dificultan las conversaciones con vuestros churumbeles? ¿Los ven en los canales infantiles o en los generalistas?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.