Enseñanza/Colegio

¿Los niños de la guardería enferman más?

niños de la guardería enferman más

Nuevo capítulo de la madre conversa y creyente respecto al uso y disfrute de las escuelas infantiles por parte de los bebés. Tras mi rechazo frontal a las guarderías durante mi primera maternidad, lo que llevamos vivido desde que mi churumbelito empezó a ir en marzo no ha podido ser más positivo. Es feliz, tiene avances más que evidentes, me ha liberado de una intensidad en la crianza que ya se estaba haciendo muy cuesta arriba… Y eso que sólo va 3 horas por las mañanas, pues aún así, ahora mismo no volvería ni loca a nuestro encierro juntos en casa. La cuestión es que en septiembre va a pasar de su escuelita infantil privada y de pijos a una publica, que también es una belleza, pero que cuenta con atenciones extra para niños con necesidades especiales. Además del drama imaginario por la separación de mi pimpollo que yo ya había estado viviendo dentro de mi cabeza, el motivo de mayor peso para no llevar a mis churumbeles a la escuela infantil era el pánico terrible a las enfermedades. Porque está en la sabiduría popular el conocimiento de que los niños de la guardería enferman más y yo no conocía familia con niños escolarizados y sanos: que si unos mocos, unas diarreas, unas bronquitis, unos ingresos hospitalarios por cosas diversas, semanas pagando la cuota y sin poderlos llevar a la guardería por infecciosos… Y claro, con este panorama ¡ni loca sacrificaría a mi criatura! Pero camino de los 4 meses desde que el pimpollo empezara a ir a clase, el chiquillo sigue sano y feliz. ¿Es posible?

1. Un resfriado y unas cacas en 4 meses

El resfriado apuesto a que ni siquiera vino de la guardería, pero ante la duda se lo vamos a achacar al centro. 4 mocos mal contados de los que el niño ha tenido normalmente sin salir de casa: porque lo contagia su hermana, nosotros y la gente del entorno. Lo de la diarrea fue raruno. La verdad es que hasta el momento no había tenido ninguna y tampoco es que fuera una cosa escandalosa, porque hacia su caca habitual (1 ó 2 veces al día) solo que con una textura más suelta y apestosa, durante un par de días. Sin fiebre, sin malestar por su parte… Vamos, que no fue una tragedia, ni un desarreglo logístico exagerado en casa y a la escuela infantil sólo faltó un día, porque ya enlazó el fin de semana y el lunes estaba recuperado. O sea que en total ha estado un día de baja en 4 meses. Yo creo que podemos dar palmas e incluso organizar fiesta de celebración.

2. Los niños de la guardería enferman más porque son muy pequeños

Creo que los tiros pueden ir por ahí. No es lo mismo el sistema inmunitario de una criaturita de 4 meses que el de mi bicharraco que tenía más de 2 años cuando empezó a ir a la escuela. Esto es así. Estoy convencida de que si hubiera ido allí siendo más bebé, todo le hubiese afectado más, pero con su edad y desparasitado de todo con todas las vacunas reglamentaria, más las optativas, el niño ha sobrevivido con dignidad. De hecho, mirándolo en perspectiva y debido a sus fechas de nacimiento, su hermana fue al colegio con pocos meses más de los que tenía él al empezar la guardería, y no ha sido hasta los 5 años y medio cuando ha cogido una bacteria importante que la ha dejado para el arrastre (una neumonía que acabamos de superar). Pese a que mucha gente defiende que esto de las infecciones en la escuela infantil es beneficioso, porque así se inmunizan, a mí dejadme de tontadas que yo prefiero 1.000 veces antes a un niño de 3 años del colegio enfermo, que a un bebé que ni habla ni me puede orientar en nada. Los achaques, cuanto menos y más tarde ¡mejor!

3. Nuestras precauciones para mantener los males a raya

Hacemos con él exactamente lo mismo que con su hermana cuando llega del colegio. Lo primero es quitarse la ropa que traen y ponerse la de estar en casa, que suele ser el pijama. Esa ropa va a la lavadora del tirón, porque no sé cómo serán los vuestros pero los míos jamás vuelven a casa con la ropa medianamente limpia. Creo que así, además de las manchas eliminamos los bichos que viajan desde el colegio. Después, todo el mundo a lavarse las manos a conciencia. ¡Y milagro! Porque no hacemos nada más, con lo cual, o son un par de pasos muy sencillos pero de mucha utilidad, o realmente mis criaturas están fabricadas casi a prueba de bombas y sobreviven porque sí.

A su alrededor, he visto a muchos niños de clase enfermos de verdad: niñas que han faltado 3 semanas seguidas por recomendación del pediatra; criaturas que van con sus medicinas a la escuelita; sus mocos verdes asomando por doquier; sus toses bien agarradas al pecho… Y claro ante esta situación, como madre hago la vista gorda, porque si además de los males de mi mochuelito tuviera que curar los de sus compañeros, entonces sí que no pisaríamos el centro escolar ningún día del año.

¿Cómo vivisteis vosotros el primer año de escolarización de vuestros churumbeles? ¿Tuvisteis muchas batallas víricas que librar?

Esto te puede interesar

3 Comentarios

  • Responder
    Teresa
    10 junio, 2019 at 08:38

    Yo creo que cada caso es distinto, no sé si depende tanto de la edad como del niño en cuestión, la época en la que empieza a ir a la escuela u otros muchos factores.
    Mis hijos por ejemplo han empezado la escuela sobre el año de edad, y se han cogido contadas cosas, hemos tenido mucha suerte.
    Sin embargo, tenemos amigos que han tenido que sacar a los niños de la escuela porque no paraban de ponerse malos, y también tenemos cerca el casos de niños que han ido directamente al cole con tres años, y ese primer año se lo han pasado prácticamente en casa, siempre enfermos.

    Con este tema es que es muy complicado generalizar.

  • Responder
    Pipirrana
    10 junio, 2019 at 22:20

    Pues la mía fue a la escuela infantil con poco mas de cinco meses y también hemos tenido mucha suerte porque en todo este tiempo (en breve cumplirá 3 años) no ha cogido nada grave que la haya impedido ir a la escuela. Algún resfriado suelto y poco mas. Creo que depende del nivel de defensas de cada niño, mas que del lugar en si.
    Desde luego si tuviéramos otro bebé repetiremos experiencia y escuela porque nos ha ido estupendamente bien.

  • Responder
    Miriam
    11 junio, 2019 at 11:48

    La mía empezó con 13 meses y en este curso habrá cogido sobretodo resfriados/gripe
    Creo que he estado yo más mala que ella realmente jajaja
    Ha tenido días de fiebre si, però más por lo que comento, resfriados o muchos mocos, sobretodo garganta mal. A parte una otitis que ella ni se quejó y fue porque me lo pilló a mi y ella en 3 días perfecta y yo semana y media de baja porque no veía nada de nada y según el médico aun tuve suerte, que suele durar en adultos tirando al mes! :O

    Mocos y tos eso desde inicio de curso que van con ella, qué le haremos.

    También creo que afecta el hecho de ser hermano menor en tu caso. Aunque tu hija no le afecte un virus, seguramente lo porta y lo habrá pegado estando en casa, así que tal vez también es resistente y le habrá afectado poco antes de clases pero algo si, de manera que un poco inmunizado está jeje

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.