Libros

Mamá, quiero deberes. Cuadernos de vacaciones para 5 años

Cuadernos de vacaciones para 5 años

Os contaba hace unos días en Instagram, que a la vuelta del colegio mi bichilla me había exigido hacer deberes en casa. Su escuela es una comunidad de aprendizaje bastante innovadora. Tanto, que los niños de ningún curso llevan deberes a casa. En principio, no sabía a qué se refería la niña con lo de los deberes y tareas, puesto que como no las ha tenido nunca, y no creo que haya entablado este tipo de conversación con niños de otros colegios, no creía que se estuviese refiriendo a trabajo de verdad. Pero sí, resulta que lo tenía bien clarito a causa de Nobita, el protagonista de Doraemon, que por lo visto es un desastre en este tema y que no aprueba sus asignaturas ni para atrás. Tanto buscarle un colegio avanzado y respetuoso y ahora resulta que ella quiere obligaciones tradicionales. En aquel momento, lo primero que se me ocurrió fue ponerle unas cuantas sumas en un papel y hacerle una especie de dictado y hala ¡matemáticas y lectoescritura súper repasadas! Sí, como podéis ver, mucho fascinarme con las inteligencias múltiples, pero a la hora de la verdad aún vuelvo a los conocimientos de toda la vida cuando se me habla de deberes y colegios. El caso es que para el largo verano que se nos avecina, sí que voy a aprovisionarme de cuadernos de vacaciones con deberes para hacer en casa. Recordando mi infancia, yo adoraba este sistema; mi hermano lo detestaba; en la librería quería que mi madre se trajese todos los números de cuadernos de mi edad, pero a la hora de la verdad, a la mitad del primer libro ya estaba cansada de tanta faena. Los cogía con mucha intensidad y los rechazaba igual de deprisa.

Cuadernos de vacaciones para 5 años sm

1. Cuadernos de vacaciones para 5 años clásicos

En mi época, sólo existían los editados por Santillana. Tienen cuadernos de vacaciones para 5 años y para todas las edades, y no sé si es porque era la única editorial que hacía publicidad en la tele sobre ellos, pero ahí tengo mentida la cancioncilla a fondo. Hoy en día esa aparente exclusividad ya no existe y aunque por un precio similar al de otras editoriales Santillana ofrece el doble de paginas de actividades, podréis encontrar también cuadernos de vacaciones de SM (personalmente me encantan los libros de esta editorial, y por unos 10 euros podéis probar sus cuadernillos). También en Disney se han sumado al carro de los cuadernos de deberes de verano, con un buen precio y con los protagonistas preferidos de los niños. Las opciones son infinitas, ya sean en un formato más tradicional o en plan súper divertido con sus personajes de dibujos animados. Eso sí, yo os recomendaría comprar sólo uno, para probar. Si la cosa marcha, siempre estaréis a tiempo de volver a por más, pero si no, que no se vayan a quedar en casa sin tocar, porque para el año siguiente ya serán contenidos desfasados para vuestros churumbeles.

2. Nuestros cuadernos de vacaciones modernos

El año pasado ya usamos los Cuadernillos Rubio y nos fueron genial. También durante las vacaciones de navidad hemos recurrido a ellos. Tienen muchas menos páginas, son de los más económicos y tienen la ventaja de poder estrenar libro cada pocos días. O cada día, porque seguro que algunos niños serán muy disciplinados y grandes entusiastas y se fundirán os cuadernos de vacaciones Rubio de una sentada. Los tradicionales, de caligrafía, matemáticas, etc. finitos y ligeros, los encontraréis desde 1 euro. Pero además, también venden unos cuadernos de vacaciones modernizados más extensos por menos de 6 euros, específicos según el curso escolar de tu mochuelo. También hay versiones para colorear mandalas, de caligrafía creativa… ¡La oferta es tremenda!

cuadernos rubio mandalas 3 años

3. Los cuadernos de vacaciones descargables ¡y gratuitos!

Si os sobra el papel y la tinta de impresora ¡buscad por internet! En casa hemos usado imprimibles sueltos de Aprendiendo con Julia y nos han venido estupendamente para repasar las letras. Eso sí, después somos un desastre con folios esparcidos por todas partes, lo que a mí me da una sensación de menos trabajo hecho, cuando en realidad hemos invertido el mismo tiempo y esfuerzo que en un cuaderno tradicional. Si os decantáis por esta opción, no sería mala idea ir coleccionando los deberes de alguna manera para tenerlos archivados y que los niños sean conscientes del volumen de tarea que están haciendo. Encontraréis actividades no sólo de lectoescritura y matemáticas sino también de otras materias como idiomas, geografía, naturaleza ¡de lo que queráis! Porque seguro que antes que vosotros hubo otros padres imaginativos que se lanzaron a diseñar sus propios recursos.

4. Las versiones DiY

Efectivamente, este es el modelo que seguramente no usaremos. Vendría a ser un poco la versión que os he contado al principio: ese aquí te pillo, aquí te mato cuando os encontráis sin saber qué hacer con los niños y sin posibilidades de comprar algo más elaborado. Os podéis inventar actividades con números, con letras, crear vuestros propios pasatiempos, acertijos, resolución de misterios, unir puntos para obtener dibujos ¡lo que se os ocurra! Como madre poco imaginativa que soy, mi opción sería salir corriendo a la tienda y volver con un cuaderno ya elaborado, pero vosotros sois quienes mejor conocéis a vuestros hijos, e incluso si habéis tenido alguna mala experiencia con los cuadernos de vacaciones tradicionales, podréis encarrilar las actividades en función de sus puntos fuertes y débiles, para que no se frustren nada más empezar el verano. No hace falta ni imprimir, con una libreta y un bolígrafo haréis el apaño. Es más simple, menos atractivo pero os puede sacar de un apuro en algunas situaciones de aburrimiento máximo.

En general, yo no soy partidaria de los deberes, y mucho menos de imponer las materias sobre las que los niños se deberían interesar. Pero cuando el querer hacerlos sale de forma voluntaria de ellos ¡aprovechemos! Porque un ratito sentados en tranquilidad y refrescando conocimientos ¡no tiene precio! ¿Vuestros niños son aficionados a los cuadernos de actividades para el verano? ¿O reniegan de todo lo que tenga que ver con estarse quieto y recordar la etapa escolar?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.