Cosmética

Pañales biodegradables Swilet. ¡Ecológicos y compostables!

Pañales biodegradables Swilet

Esta segunda maternidad me está dando para infinitas pruebas de pañales. Los que más estamos usando este año son los pañales Pingo, de los que os he hablado ya varias veces en el blog. Pero ahora hemos tenido la oportunidad de conocer una súper novedad en España: los pañales biodegradables Swilet. En casa, hicimos una breve valoración para usar pañales de tela pero nos pudo la pereza: el desembolso inicial es alto, pero se supone que la inversión se recupera rápidamente. Sin embargo, tener que lavar más aún de lo que ya lo hacemos con los niños, siempre nos ha parecido una tortura lenta: y esperar a que se sequen; y qué pasa cuando estás fuera de casa; de vacaciones; sin lavadora; cuando hace mal tiempo. A poco que empieces a tener un poco de conciencia ecológica, descubres que hay crueldades planetarias como el de las botellitas de plástico, las compresas, y los pañales que pueden tardar hasta 500 años en biodegradarse. Lógicamente, este ritmo de contaminación es insostenible, pero nos falta mucha cultura ecológica y eso que hace ya años que vamos incorporando pequeños pasos en casa para contribuir al cuidado del medio ambiente. Por ejemplo, hemos dejado de usar agua embotellada y usamos botellas reutilizables. También me pasé a la copa menstrual hace años y por eso, me ha parecido interesante conocer los nuevos pañales biodegradables de Swilet, así es que os cuento nuestra experiencia con ellos por si os puede servir como alternativa a los pañales más tradicionales y contaminantes.

Pañales biodegradables Swilet compostables

1. ¿Cómo son los pañales biodegradables Swilet?

Diferentes. Sé que no es la palabra en la que pensáis a la hora de hablar de pañales pero a mí me han resultado raros. El interior es de celulosa ecológica certificada, blanqueada con agua oxigenada y totalmente libre de cloro y de otras sustancias químicas tóxicas habitualmente presentes en los pañales normales. Es suave al tacto, tienen muy buena absorción (aunque los Pingo que estábamos usando hasta ahora me parecen superiores en este aspecto) y son biodegradables en un 95%, por lo que actualmente no se comercializa en España otra marca que tenga este nivel de elementos respetuosos con el medio ambiente. Las únicas partes de los pañales Swilet que no se descomponen por sí mismas son los velcros de los cierres y las gomas elásticas que permiten adaptarlos a las piernas y a la cintura del bebé. El resto del pañal desaparece por sí mismo entre 3-6 meses después de ser desechado. Se pueden utilizar desde recién nacido hasta el final de la operación pañal porque abarca a niños de 2 a 25 kilos. Nosotros hemos probado la talla 5 con mi churumbelito, y le queda bien, aunque algo más justa que la de la marca que estábamos usando.

2. ¿Hay que ser una familia muy verde para usar Swilet?

Yo diría que sí. La facilidad con la que desaparece sin dejar rastro sí que me ha conquistado, pero por ejemplo, nosotros no tenemos compost en casa, por lo que los tiramos a la basura estándar y no aprovechamos esta virtud. Es cierto que de cara al cuidado del medio ambiente, independientemente de que en nuestro vertedero gestionen los residuos quemándolos o enterrándolos, los pañales Swilet no contaminan en absoluto, por la cantidad de ingredientes naturales que los componen. Esto y lo respetuosos que son con la piel del bebé me encanta: sin sustancias tóxicas en ninguna parte de su proceso de fabricación, con materias primas obtenidas de forma sostenible, con sellos que avalan su calidad y el cuidado del medio ambiente, permiten seguir disfrutando de la comodidad de los pañales desechables sin contaminar. Pero…

Pañales biodegradables Swilet ecológicos

3. Cosas raras pero necesarias para la ecología

Me ha sorprendido el tacto plástico del exterior, porque me recuerda a los antiguos pañales de hace décadas. Sin embargo, esto se debe a que están fabricados con bioplásticos obtenidos a partir del maíz y el trigo, que son completamente biodegradables, a pesar de que la sensación es rara. Al tacto es suave, no es el típico plástico que se te va a quedar pegado a la piel en pleno verano, y la transpiración es perfecta porque es microporoso, la ventilación funciona muy bien y no se producen irritaciones, pero cuesta acostumbrarse a la vista, al tacto ¡y al sonido! Sí, porque los pañales biodegradables Swilet crujen. Como los antiguos. Es un detector perfecto para saber que tu criatura anda moviéndose, aunque con sus 2 años y medio al mío le ha supuesto un shock y anda tocándoselos a cada instante para seguir con el concierto. Sería un punto a mejorar en el futuro, pero es un mal necesario para que puedan descomponerse de forma natural en muy poco tiempo. También son un poco más bastos y gruesos que otras marcas y la forma no es tan anatómica como los pañales que teníamos hasta ahora: me da la sensación de que la zona absorbente es demasiado cuadrada, sin expandirse nada hacia los laterales por la zona de la espalda. Nosotros no hemos tenido fugas escandalosas, pero estoy convencida de que sí las habría en caso de unirse un mega pipí con una caca de esas explosivas.

Como producto, los pañales biodegradables Swilet me parecen buenos de verdad. Sin embargo, sé que como familia de a pie no nos animaríamos a comprarlos de forma habitual. Primero, por el precio, porque incluso comprando en grandes lotes, cada pañal tendría un coste de 56 céntimos, que es bastante más de lo que hemos estado pagando por los pañales que han usado mis mochuelos hasta ahora. Y después porque al ser el niño ya mayor, y quizás estar cerca de la operación pañal, puede usarlo durante menos horas seguidas, además de que ese ruido del bioplástico entre sus piernas lo trae loco desde que los hemos estrenado. En nuestro caso, estos aspectos tienen mucho peso actualmente. Ya sé que el cuidado del entorno debería ser el primer punto de la lista, pero confío en que nos queden pocos meses de uso de pañal y en que dejemos de contaminar por este lado.

¿Cuánto valoráis vosotros lo ecológico y natural de un pañal? ¿Podríais pagar más por un modelo compostable y biodegradable como Swilet?

Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    Ana María Jiménez
    18 junio, 2019 at 15:05

    Hola Lucía

    Sabía que existían este tipo de pañales pero me imaginaba que eran caros; Esther en agosto hará 3 años y desde el verano en que cumplió 1 año hasta que tuvo 2 años y algo estuvimos usando pañales de tela (de día, de noche uno deshechable): dan trabajo pero yo estaba encantada porque no se le irritaba nada el culo, aparte de saber que no estaba tirando cientos de pañales al medioambiente. Nos cambiamos a los deshechables porque los de tela había que cambiarlos cada 2 horas y era muy poco tiempo, y aquí en Burgos el tiempo no da para secar todos los días pañales.

    A ver si con la nueva, que nacerá después del verano, nos animamos de nuevo con los de tela aunque sea durante un periodo de tiempo, o que en un tiempo haya más oferta en pañales que contaminen lo mínimo.

  • Responder
    Ana María Jiménez
    18 junio, 2019 at 15:13

    Se me ha colado esa h en desechable…

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.